Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Mapama: “La administración pública está impulsando la transformación digital de las empresas”

Léalo en 5 - 6 minutos
Guía Tecnología Alimentaria
Fernando J. Burgaz, director general de la Industria Alimentaria del Mapama, destaca en este artículo que, aunque queda mucho camino por recorrer para integrar las tecnologías 4.0 en la industria alimentaria, “un número significativo de empresas punteras vienen incorporando, desde hace algunos años, estos nuevos modelos de trabajo, con gran éxito”. Estas compañías “con tan buen resultado” son el referente para que otras se vayan incorporando a la era 4.0. También, desde el Ministerio se están promoviendo iniciativas para activar el cambio

Antes de acercarnos a considerar el camino a recorrer por la industria alimentaria en nuestro país para incorporarse a la nueva era 4.0, debemos detenernos brevemente en algunas consideraciones sobre la realidad actual del conjunto del sector, ya que en ellas encontraremos algunas claves sobre las fortalezas y debilidades con que nos encontraremos en ese camino a recorrer.

Sus principales fortalezas son evidentes si tenemos en cuenta que su nivel de facturación alcanzó, en 2016, los 96.500 millones de euros, lo que supone el 17% del total de la industria facturera o el 2,8% del PIB nacional. A todo ello debe añadirse la importancia que se ha logrado en las transacciones exteriores, con un valor en las exportaciones que, en 2016, alcanzaron los 27.550 millones de euros, equivalente al 11% del total de bienes, y que se generó un superávit comercial de 7.240 millones de euros.

Pero sus grandes debilidades radican, por un lado, en su escasa dimensión, de las 28.038 empresas existentes cerca del 95% son pymes y casi un 80% tienen menos de 10 empleados, y por otro lado, en que las posibilidades de crecimiento del consumo en nuestro país son muy reducidas, como consecuencia del proceso de reducción de la población, por lo que el futuro de las industrias está muy ligado a la innovación y especialización, así como a su capacidad para fortalecer su presencia y éxito en el mercado exterior.

Pero junto a lo anterior, la industria debe hacer frente a nuevos retos y tendencias en el consumo, que vienen a alterar las tradicionales condiciones del mercado y de la forma de operar del sector. Son muchos y bien conocidos estos nuevos retos, derivados en su gran parte de un consumidor cada vez más exigente, mejor informado e hiperconectado, que está exigiendo productos de alimentación que se vinculen a la salud, la transparencia, la personalización o la garantía de su calidad.

Para dar respuesta adecuada a esta nueva situación, lograr la sostenibilidad y ganar el futuro, la industria alimentaria debe llevar a cabo un cambio en sus paradigmas y procedimientos de trabajo, conceptos que se concretan bajo el epígrafe de industria 4.0.

Esta nueva situación se ha venido a considerar la 4ª revolución industrial, lo que supone realmente una creciente e inteligente digitalización, que mediante el análisis sistemático de grandes volúmenes de datos, haga posible una más ágil toma de decisiones, aporte mayor inteligencia y competitividad, y dé respuesta a las crecientes y variadas necesidades del consumidor.

Si tenemos en cuenta que la integración de los sistemas de producción con instalaciones inteligentes requiere nuevas soluciones como el Internet de las Cosas, el Big Data, las TICS, las plataformas “Cloud Computing” y otras diversas innovadoras herramientas, hasta ahora muy alejadas de las industrias alimentarias más tradicionales.

Si consideramos que el foco de estos sistemas persigue un aseguramiento cada vez más en tiempo real de la calidad, la vida útil, la seguridad alimentaria de los productos, así como garantías de servicio para reducir tiempos y costes de almacén. Resulta evidente que en la industria queda un gran camino por recorrer en la mejora de estos procesos, integrando tecnologías 4.0 y consiguiendo que las personas, los productos y los procesos interaccionen entre sí, para mejorar el éxito y el futuro de la industria.

Aunque queda camino, ya hay un número significativo de industrias punteras que vienen incorporando, desde hace algunos años, estas nuevas tecnologías y modelos de trabajo, con gran éxito. Estos buenos resultados permiten que estas empresas actúen como referencia para otras muchas de su sector.

Pero en esta tarea también desde la administración pública se están impulsando iniciativas orientadas a reforzar los avances en la transformación digital de las empresas, y por tanto también de las industrias, de forma muy especial en aquellas de pequeño y medio tamaño.

Futuro optimista

Cabe destacar, en este sentido, el Programa Industria Conectada 4.0, impulsado desde el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, enfocado directamente para impulsar al cambio en las empresas, mediante actividades centradas en el ámbito de la concienciación y la formación, así como en el desarrollo de herramientas colaborativas o en el apoyo a su implementación.

También desde el ámbito del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, se vienen promoviendo importantes iniciativas, acompañadas de los correspondientes apoyos presupuestarios, tanto en el marco de los Programas Regionales de Desarrollo Rural, como en el propio Programa Nacional de Desarrollo Rural. Pudiendo resaltarse de manera especial las relativas a la Innovación en el seno de la EIP o las correspondientes a la Sostenibilidad Integral de la Industria Alimentaria.

Las fortalezas y capacidades de las industrias españolas nos hacen ver el futuro con optimismo, si bien es cierto que para ganar ese futuro el camino será largo y, para algunos, trabajoso, pero a lo largo del mismo los empresarios innovadores que busquen la sostenibilidad de sus empresas podrán encontrar siempre el apoyo y la colaboración de las administraciones públicas.

Fernando J Burgaz, director general de la Industria Alimentaria Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente

Otras informaciones en los contenidos privados de techpress.es y en la edición impresa de la Guía de la Tecnología Alimentaria 2017

Noticias relacionadas