Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Maquinaria de envase y embalaje en España. Tecnología punta que abre fronteras

en
Léalo en 14 - 18 minutos

España es un país muy valorado en tecnología de E+E por su oferta de maquinaria acorde con las innovaciones tecnológicas más punteras y a la medida del cliente, su adaptación al medio ambiente con el consiguiente ahorro energético, la mayor automatización de todos los procesos, y la simplificación en los cambios de formato, que dan lugar a una mayor versatilidad.
Otro factor a destacar es el trato personalizado, que conjuntamente con esta tecnología a la vanguardia del sector, hacen del fabricante español de maquinaria de envase y embalaje el proveedor ideal para los mercados exteriores

La portavoz de los intereses del sector de maquinaria de E+E es la Asociación Española de Maquinaria para Envase, Embalaje, Embotellado, cartonaje y su Grafismo (amec envasgraf), que forma parte de la Asociación multisectorial de empresas (amec), entidad privada sin ánimo de lucro y de carácter nacional, que promueve desde hace más de cuarenta años la exportación, la internacionalización y la innovación española de bienes industriales para los distintos sectores económicos con el objetivo de aumentar la competitividad de sus empresas en el exterior.
Para defender los intereses y la vocación exportadora de las empresas del sector de E+E, se crea en 1982 Envasgraf con el objetivo de representar los intereses del sector, colaborar con la Administración, ser punto de intercambio de experiencias sectoriales y poder dar un servicio adaptado a las necesidades de las empresas. Actualmente preside la Asociación Jaume Plans de la empresa Prodec, Equipos de Envasado, bajo la dirección de Carmina Castella.

 

Dimensión del sector
El sector de maquinaria ha experimentado una positiva evolución de las ventas fuera de nuestras fronteras, que en el caso de las 88 compañías adheridas a envasgraf (el sector de maquinaria para envase, embalaje, embotellado, cartonaje y su grafismo), que representa el 60 % del sector, han logrado superar la situación de estancamiento de la demanda nacional, con un 16 % de crecimiento de las exportaciones sobre 2009. De este modo, las ventas internacionales de maquinaria española para envase y embalaje se situaron en 540 millones de euros, lo que supuso el 60 % de la facturación global del sector, que alcanzó el pasado año 900 millones de euros.
El tejido empresarial del sector está integrado por alrededor de 150 empresas de maquinaria de envase y embalaje. En su mayoría compañías de capital familiar de pequeña y mediana dimensión, que les hace ser más flexibles para adaptarse a las necesidades de los clientes. Cuenta con una gran fortaleza económica que genera 6.700 puestos de trabajo.
Más del 40 % de la estructura empresarial posee una plantilla superior a los 50 trabajadores y un 40 % se sitúa en el rango de entre 20 y 49 personas, con una plantilla media por empresa de 43 personas.
Con respecto a la facturación, el 48 % de las empresas mantiene una facturación anual comprendida en el rango de entre 1 a 6 millones de euros. Otro 17 % de las empresas vende anualmente entre 6 y 12 millones de euros, el 22 % facturan entre 12 y 25 millones y el 13 % vende más de 25 millones de euros.
 Geográficamente, se aprecia una alta concentración de su presencia en Cataluña, donde están radicadas el 66 %, seguida por los emplazamientos en el País Vasco (16 %), Levante (11 %) y Madrid (4 %).


Sector innovador
Se trata, en cualquier caso, de empresas que muestran una gran inquietud por mantenerse a la vanguardia tecnológica, como demuestra el hecho de que, en 2010, el 74 % de las firmas del sector dedicaron de media más de un 6 % de su cifra de facturación a inversión en I+D+i.
Las empresas españolas han sabido adaptarse a este complejo periodo de crisis económica mundial, apostando por:
-Un menor consumo energético.
-Mayor automatización.
-Cambios de formato automáticos.
-Mayor funcionalidad.
Es decir, las empresas del sector de maquinaria para envase y embalaje han desarrollado innovaciones para hacer las máquinas más eficientes energéticamente, es decir, con menor consumo eléctrico.
También se ha avanzado en la gestión del proceso de diseño, permitiendo incorporar mejoras en las fases de diseño de las máquinas, optimizando procesos para incorporar nuevas tecnologías y TIC (ERP, PLM).
Asimismo, las compañías están incorporando el cambio de formato automático, lo que supone una mayor rapidez y facilidad para cambiar de tipo de envase en una misma máquina, aportando flexibilidad al proceso productivo.
Del mismo modo, se han desarrollado sistemas que permiten mejorar el mantenimiento con soporte digital, basado en sistemas web 2.0, por ejemplo, el mantenimiento a distancia, que facilita la reparación o reposición de una pieza online, lo que se traduce en un ahorro de tiempo y, en consecuencia, para el usuario también un ahorro de coste porque evita que la máquina esté parada durante un tiempo prolongado.
Además, se trabaja en tecnología que permite alargar la vida útil de los productos que se envasan; en máquinas más inteligentes, con mayor automatización; equipos más asépticos, como ejemplos más destacados.
En este sentido, España figura entre los países mejor valorados a nivel tecnológico en este sector, siendo Alemania e Italia nuestros principales competidores.
Se trata de un sector caracterizado por un alto nivel tecnológico y por presentar una buena relación calidad-precio. Estos factores, sumados a la gran necesidad de adaptación a los requerimientos del cliente y a su versatilidad, permiten al sector competir tanto en el mercado interior como en los exteriores.
Las empresas del sector han realizado un enorme esfuerzo económico en I+D+i. Solo el 10 % de las compañías no ha realizado ninguna inversión. El resto de las empresas se ha configurado de la siguiente manera:
-10 % inversión menor que 60.000 euros.
-50 % inversión entre 60.000 y 300.000 euros.
-25 % inversión entre 300.000 y 600.000 euros.
-5 % inversión superior a los 600.000 euros.
Por su parte, cerca del 35 % de las empresas realiza proyectos de investigación y desarrollo en colaboración con centros tecnológicos como el Cerpta, Centa, Itene, el Centre Català del Plàstic, garantizando la transferencia tecnológica de las innovaciones.
Esta realidad ha fortalecido el sector y le ha permitido presentar ventajas competitivas, como:
-Marcas consolidadas internacionalmente y de reconocido prestigio.
-Alto nivel de innovación que posiciona a muchas empresas a la vanguardia tecnológica.
-Capacidad de adaptación rápida frente a los constantes cambios del sector de envase y embalaje.
-Empresas muy internacionalizadas y presentes en mercados de primera línea, incluso con implantaciones productivas.
-Buena respuesta del servicio posventa.

 

Apuesta internacional
Europa sigue siendo el área más importante para las exportaciones de maquinaria española, con el 43 % del total, y se mantiene estable respecto al año precedente. De igual modo, se mantienen los niveles de exportación a Asia, que se sitúa en tercer lugar, con el 14 %, por detrás de América Latina, nuestro segundo principal destino, con el 23 % de las ventas exteriores del sector y un crecimiento espectacular del 70 % sobre 2009. A continuación, se sitúan EE UU y Canadá, con el 7 % y un crecimiento sobre el año anterior del 26 %, y el Norte de África, que también representa el 7 % de las exportaciones y ha tenido el mismo crecimiento que la región de Norteamérica.
En cuanto a los principales países de destino, por orden de volumen de la exportación, figuran en los tres primeros puestos Francia, Alemania y EE UU, seguidos por China, Portugal, México, Brasil, Reino Unido, Chile, Italia y Rusia.
España compite en calidad con la maquinaria alemana (gran posicionamiento de marca) y con Italia (gran estratega de marketing).
Un dato importante a destacar es que el 70 % de la maquinaria de envasado horizontal que está implantada en todo el mundo es de procedencia española.
Tecnología punta sumada al trato personalizado hacen, sin duda, del fabricante español el proveedor ideal. La empresa española tiene la dimensión óptima, especializada en la fabricación de equipos a medida de las necesidades del cliente.
Con respecto a las principales importaciones, proceden de Italia, Alemania, Francia, Suiza, Reino Unido y Holanda. La balanza exterior de los sectores que representa amec envasgraf es bastante positiva, tradicionalmente.
En cifras, las importaciones en 2010 alcanzaron los 374 millones de euros, lo que supone un decremento del 6,8 % con respecto al ejercicio precedente, que se ascendió a 465 millones de euros.

 

Un sector que sale fuera
La Asociación Española de Maquinaria para Envase, Embalaje, Embotellado, cartonaje y su Grafismo coordina la participación agrupada de las empresas españolas del sector. La actividad exportadora de las empresas que conforman amec envasgraf tiene su reflejo en las ferias en las que expone.
-Packexpo en Chicago y las Vegas (EEUU).
-Interpack en Dusseldorf (Alemania).
-Salon de l´Emballage en París (Francia).
-Expopack en la Ciudad de México (México).
-Drupa en Dusseldorf (Alemania).
Además, tienen previsto expandirse a Asia, pero no existe una feria global que aglutine los intereses del sector. El mapa ferial asiático está diseñado con pequeñas ferias locales, por lo que Envasgraf suple esta carencia con misiones comerciales que están teniendo buenos resultados, lo que se traduce en que las ventas a este continente siguen subiendo.

 

Preocupaciones
Como principales preocupaciones del sector hay que señalar:
-La situación financiera de las empresas, que ha llevado a una mayor morosidad.
-La falta de liquidez de las empresas, con buenos proyectos pero problemas de financiación.
– Subida de los precios de las materias primas.
En todo caso, pocas empresas han cerrado en el sector de Envase y Embalaje. Es un sector joven, pero de una gran fortaleza.

 

Factores críticos de competitividad
-La oferta de maquinaria a la medida del cliente que incorpore innovaciones tecnológicas para mejorar su producción, un buen servicio posventa y el respeto en los plazos de entrega son las claves que ofrece el sector español para competir con garantías.
-El esfuerzo por adaptarse a las normas de seguridad internacionales, a la implantación de estrictos controles de calidad en los procesos.
-El dinamismo necesario para mantener un destacado nivel de las funciones comunicativas que los envases y embalajes cumplen.

 

La valoración empresarial de envasgraf
Según los datos aportados por la empresas pertenecientes a amec envasgraf que han contestado la encuesta de Coyuntura 2010 y Perspectivas 2011 (46 % del total), la Coyuntura Nacional fue menos favorable en 2010 que en 2009 para el 68 % de las empresas de la Asociación. En lo que se refiere a las perspectivas para el año en curso, un 79 % de las mismas considera que seguirá igual o peor.
Las valoraciones para la coyuntura internacional se muestran más alentadoras ya que el 74 % de las empresas estima que 2011 será un año más favorable.
En 2010, el 73 % de las empresas de la Asociación cerraron el ejercicio con beneficios.
No obstante, respecto a los resultados de 2010, debe tenerse también en cuenta que para el 47 % de las empresas éste ha sido menor que el de 2009. Este porcentaje disminuye hasta el 16 % en lo referente a las perspectivas para el año 2011 y, paralelamente, el número de empresas que prevén mejores resultados es del 47 % (superior al 32 % del 2010).
En lo referente al volumen total de ventas de las empresas de amec envasgraf, en 2010 fueron especialmente negativas, con un 42 % de las empresas manifestando haber tenido unas ventas menores que en 2009. No obstante, las previsiones para 2011 son claramente positivas, con un 67 % de empresas que considera que las ventas serán mayores, en contraposición con el escaso 6 % que considera que éstas serán menores.
En cuanto a la exportación total de las empresas de la Asociación, ha aumentado un 11,3 % respecto al año anterior.
Entrando en el detalle sobre el porcentaje de compañías que han aumentado o disminuido sus exportaciones, se observa un claro predominio de empresas cuyo volumen de ventas al exterior fue mayor en 2010 que en 2009 (58 %). Para 2011, el 78 % de las empresas prevé aumentar éstas.
Respecto a las empresas cuya exportación en 2010 fue menor que en 2009, representan un 32 % del total. En relación a las perspectivas para 2011, este porcentaje disminuye hasta el 6 %. Los principales destinos de las exportaciones de las empresas de amec envasgraf se corresponden mayoritariamente con los socios comerciales tradicionales de la Unión Europea, los EE UU, China y los países de Latinoamérica.
En la distribución de las exportaciones por áreas, la UE ampliada representa el 36 % del total, algo menos que en 2009, cuando representaba casi el 42 %. Latinoamérica gana protagonismo respecto al año anterior, con un 23 % de las exportaciones totales (15 % en 2009). Por su lado, Asia pasa del 16 % en 2009 al 14% en 2010.
Respecto a las implantaciones productivas y comerciales de las empresas de amec envasgraf, un total de 22 de las empresas están internacionalizadas. Esto se traduce en 69 implantaciones (el 79 % de ellas comerciales).
Con respecto a la inversión en Investigación y Desarrollo, según la encuesta que realiza anualmente amec envasgraf entre sus asociados, el 84 % de las empresas invirtieron en I+D+i en 2010. Respecto a las previsiones para 2011, más de la mitad de las empresas (58 %) mantendrán el mismo grado de inversión; el 26 %, aumentará; y el restante 16 %, disminuirá.
Por otra parte, la gran mayoría de las empresas (89 %) invirtieron en activos fijos en 2010. Al igual que en el caso de la inversión en I+D+i, la previsión para el 2011 es mantener las inversiones.
En relación al nivel de empleo, el porcentaje de empresas que han incrementado su número de trabajadores (37 %) no varía sustancialmente respecto a aquellas empresas en las que éste ha disminuido o permanecido igual.
En promedio, el incremento del nivel de empleo entre las empresas que han contratado trabajadores en 2010 ha sido del 20 %, en contraposición con el promedio del 12 % de descenso en el número de trabajadores en las empresas que han tenido que reducir sus plantillas.
Respecto a la previsión para el año 2011, más de la mitad de las empresas (58 %) considera que mantendrá el número actual de trabajadores y sólo un 11 % prevé una disminución de las plantillas.

Publicado en la Guía de la Tecnología Alimentaria 2011.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas