Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Innovafood destaca los beneficios para el cerebro de las lecitinas

Léalo en 3 - 4 minutos
Léalo en 3 - 4 minutos
Cualquier ingrediente y aditivo que quiera tener su buena aceptación asegurada en el mercado debe reunir toda una serie de cualidades: ser funcional, natural, seguro, estable y, además, barato. Todo ello queda concentrado en la lecitina,

La lecitina es una mezcla de lípidos polares y neutros, multifuncional, que ocupa un papel imprescindible en la alimentación humana. Así nos lo describe Oriol Viladevall, gerente de la empresa Innovafood, distribuidora en España de las lecitinas de Novastell.

Cuando en 1850 Maurice Gobley aisló por primera vez una sustancia pegajosa del huevo con propiedades emulsionantes, la llamó Lekitos, palabra griega que significa yema de huevo, poco pensaba que esa misma palabra definiría una familia de componentes muy amplia, englobada por la definición de lípidos polares. Hoy la lecitina que definimos por una mezcla de lípidos polares y neutros es muy distinta a la que fue descubierta por Gobley que básicamente era fosfatidilcolina.  A menudo, hablaremos de fosfolípidos (lípidos que contienen fósforo) y lípidos polares (todos aquellos que precipitan en acetona).

fosfolípidos con propiedades terapéuticas

Como aditivo E-322, emulsionante, la lecitina se define por el Codex como aquella sustancia con un mínimo de un 60 % de lípidos polares, fosfolípidos y glycolípidos  (determinados por el método de Insolubles en Acetona, IA). Este valor se ve reducido hasta el 56 % de IA cuando se trata de lecitinas hidrolizadas. Esta hidrólisis tiene la misión de aumentar el HLB (Hidrophilic Lipophilic Balance), ya que la lecitina estándar lo tiene muy bajo, es decir que se trataría de un emulsionante con grandes capacidades de emulsionar pequeñas sustancias polares en un gran medio no polar (ejemplo de ello las margarinas). La definición también atribuye criterios de pureza como la presencia máxima del 0,3 % en insolubles en tolueno y una acidez menor de 35 KOH/g, así como un límite en la presencia de metales pesados y de microorganismos. Hoy también es esencial determinar la no presencia de organismos genéticamente modificados.

Han aparecido numerosos estudios científicos relacionando a algunos fosfolípidos con propiedades terapéuticas muy necesarias, como son los aspectos relacionados con el cerebro. Las fracciones de fosfolípidos  fruto de complejas transformaciones enzimáticas vienen a crear nuevas expectativas y a sacar el jugo a un producto como es la lecitina, ya de por sí “multifuncional”.  Los cambios de comportamiento social, un mayor uso de nuestro cerebro debido a la aparición de videojuegos en los que las reacciones de nuestras neuronas deben de ser más ágiles demuestran que en ciertas circunstancias (épocas de exámenes, strés en el trabajo, presión por conseguir resultados a corto plazo… ) el aporte nutricional debido a los alimentos puede no ser suficiente y hacen aparición las fracciones como “oligo-sustancias” que pueden aportar ese plus o esa ventaja frente a los productos originales.

Más información en los contenidos privados de techpress.es

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas