Itene organizó el III Encuentro sobre Envases y Sostenibilidad

En el “III Encuentro Nacional Envases y Sostenibilidad. Los nuevos retos ambientales de la gran distribución” que se celebró en la sede de Itene, y que ha reunido principalmente a profesionales del envase y embalaje y la gran distribución, compañías  nacionales como Coca-Cola, Consum, Grupo Leche Pascual Nestle, Bodegas Vicente Gandía o  Ecoembes han contado cómo han conseguido reducir el impacto ambiental del envase y el transporte en sus compañías, aspectos clave de la cadena de suministro, integrando una visión medioambiental y de negocio.

El mayor beneficio que resulta de reducir la huella de carbono en las empresas es la optimización de los consumos de energía, de material y de los procesos de transporte. Como consecuencia se produce, por un lado, una disminución del impacto ambiental y, por el otro, un ahorro de costes. Además, permite a las empresas identificar aspectos de los envases susceptibles de mejora y por tanto, una mejor posición en caso de cambios legislativos más restrictivos, aumentando así su competitividad.
Hoy en día, es evidente el efecto del cambio climático en nuestro planeta. La sociedad europea está preocupada por las consecuencias del calentamiento de la Tierra que generan los Gases de Efecto Invernadero (GEI). En España, los residuos generaron el 2,8% de las emisiones totales de 2006 lo que supuso una cantidad de 12.133 kilotoneladas de CO2 equivalente emitidas a la atmósfera.
No obstante, los residuos únicamente representan la etapa final de vida de un producto y un envase que además, durante su fabricación, distribución y consumo ha utilizado energía, la cual también ha generado una serie de emisiones. Por tanto, se podría decir que todas las etapas del ciclo de vida de un producto generan directa o indirectamente emisiones de CO2, contribuyendo al efecto del cambio climático.
Todo el mundo ha oído ya hablar del término huella de carbono que es la cantidad total de dióxido de carbono (CO2) y otros gases del efecto invernadero (GEI) (por ejemplo metano, N2O, CFC, etc.) asociado a un producto, entendido como un bien o servicio, a lo largo de su cadena de suministro incluyendo su uso y su recuperación o vertido.
Durante esta jornada empresas líderes en el canal de la gran distribución han presentado sus propuestas y su filosofía empresarial en el ámbito de la sostenibilidad.
Como ha comentado Susana Pliego, Iberian Environment HBS Manager  de Coca Cola “la compañía ha apostado por integrar sostenibilidad  y negocio y sus acciones en este sentido afectan a toda la filosofía empresarial. Como ejemplo,  en el caso de los envases la empresa ha apostado por el ecodiseño e innovación, nuevos diseños  y ofrecer envases con menos peso o  reciclables al 100%”.
Reducir el consumo de agua, reciclar y reabastecerse son algunas de las apuestas medioambientales de esta compañía. También el clima es su caballo de batalla y la compañía se ha planteado como objetivo reducir en 2015 las emisiones  de CO2 en Manufacturing un 5%  y disminuir el consumo energético de equipos de frío en un  30-40%. El cambio a combustibles menos contaminantes es otra de sus apuestas,  además de transformar la cultura del transporte y distribución.
Bodegas Vicente Gandía es una empresa familiar que se preocupa por la innovación en todos los procesos que afectan a la cadena de valor de sus caldos. Itene ha colaborado con esta compañía en el desarrollo de un proyecto que ha actualizado su política de utilización de envases y embalajes para su adaptación a la normativa europea. Gracias a este trabajo y en palabras de Vicente Gandía, Gerente: “la empresa ha podido poner en práctica las recomendaciones medioambientales, ha reducido costes y ha mejorado la imagen del envase, así como la reciclabilidad global de los envases utilizados”.
Consum ha apostado también por trasladar su compromiso medioambiental a toda la cadena de suministro. La gestión de residuos, el ahorro de consumo de recursos como el agua y la electricidad en supermercados ecoeficientes que reducen un 25% su consumo con respecto a cualquier otro consumo convencional,  las reducciones de emisiones  a la atmósfera con optimización de rutas logísticas, las acciones  de ecodiseño en envases y embalajes, la apuesta por nuevos materiales no contaminantes, reciclables… son algunas de las claves medioambientales de esta cooperativa valenciana.
En todos los ámbitos del sector de la gran distribución se está trabajando en soluciones innovadoras dirigidas hacia una cadena de suministro óptima en términos medioambientales. Dichas actuaciones tienen como objetivo reducir la huella de carbono o minimizar el impacto de residuos.  Empresas como Grupo Leche Pascual, Bodegas Vicente Gandía, Consum y Coca-Cola han presentado cómo es posible integrar la visión de negocio y sostenibilidad.

Noticias relacionadas

Deja un comentario