Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

La planta de Platos Tradicionales, una de las más eficientes con Ishida

Léalo en 4 - 5 minutos
Léalo en 4 - 5 minutos

Platos Tradicionales S.A., empresa creada en 2005 por Martínez Loriente y Fleury Michon para abastecer de platos preparados a Mercadona, ha valorado muy positivamente la elección de Ishida como partner tecnológico en la instalación de dos nuevas líneas en su compañía. Ante el reto de crear una amplia gama de platos preparados basados en recetas tradicionales,  como la paella valenciana, macarrones boloñesa o espaguetis carbonara, la firma decidió instalar dos líneas completas de elaboración y envasado de comidas preparadas, en su planta de Buñol, cerca de Valencia. Platos Tradicionales optó por Ishida Integrated Solutions como empresa encargada de gestionar el proyecto de dosificación y envasado.
Las dos líneas debían hacer posible la adición de una gran variedad de ingredientes con características físicas diferentes, con una dosificación precisa acorde al valor de cada elemento. En palabras de José Antonio Mas, director general de Platos Tradicionales, “nuestra sociedad matriz ya había colaborado con la empresa Ishida, por lo que para nosotros fue una decisión fácil incluirla en la lista de los más aptos proveedores. A partir de ello, pronto comprobamos que Ishida era la empresa que contaba con el know-how más sólido en lo que a los equipos necesarios se refiere, bien suministrando ellos mismos esos equipos o desempeñando el papel de proveedor principal para coordinar a los demás proveedores”. A lo que añade que “si no hubiéramos elegido a Ishida, habríamos tenido que asistir tal vez al doble de reuniones, en vez de centrarnos en nuestro negocio específico”.
Cada una de las nuevas líneas puede producir platos de hasta cinco componentes diferentes, dos de los cuales se añaden a través de pesadoras multicabezales de alta precisión, con 24 cabezales (Serie R). Dado que cualquiera de los componentes puede ser a su vez una mezcla de ingredientes, se requería una elevada versatilidad de las líneas.
Al principio de la línea, dos dispensadores de bandejas Ishida con una autonomía de 20-30 minutos, alimentan  un transportador de cadena de doble carril. Las bandejas vacías llegan primero  a una estación de llenado por dosificación volumétrica, utilizada principalmente para los ingredientes más voluminosos, como arroz o fideos. En cada ciclo se rellenan cuatro bandejas. A continuación, pasan a otra estación de dosificación que añade una salsa premezclada. Las bandejas son agitadas sobre la cadena, a fin de repartir el contenido, y después, pasan al sistema de distribución por debajo de la pesadora multicabezal, proceso en el cual se añaden los ingredientes como carnes,  aves o mariscos.

A continuación, las bandejas pasan a la siguiente estación de adición de ingredientes antes de llegar a la termoselladora Ishida QX-1100 Traysealer, donde son selladas para converger en un solo carril, y someterse a una controladora de peso Ishida. Finalmente, las bandejas pasan a un transportador en forma de espiral, donde inician el traslado hacia un autoclave, donde son pasteurizadas, lo que les confiere un plazo de conservación de 35 días.

Como promedio,  los platos de varios ingredientes (325 g) se preparan y envasan a un ritmo de 80 bandejas por minuto. Los equipos Ishida tienen una eficacia superior al 90%, “lo que contribuye a que Platos Tradicionales sea una de las fábricas más eficientes de comidas preparadas en Europa”.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas