Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

La Real Academia de Medicina analiza los beneficios de los ingredientes funcionales

Léalo en 2 - 3 minutos
Léalo en 2 - 3 minutos

La Real Academia Nacional de Medicina acogió unas jornadas sobre alimentos funcionales y prebióticos, en la que Abel Mariné (Catedrático de Nutrición y Bromatología de la UB y miembro del Consejo Científico del Instituto Danone) y José Antonio Mateos, director de Salud y Reglamentación de la empresa Danone, destacaron que “todos los alimentos son funcionales (todos tienen un beneficio), pero unos más que otros”.

Los alimentos funcionales que podemos considerar relevantes, desde el punto de vista médico, son alimentos que pueden haber sido modificados o no, que son susceptibles de ayudar a mantener la salud y reducir riesgos de enfermedad. Para que un alimento sea considerado funcional, debe cumplir algunos requisitos: debe ser consumido en menús habituales (no debe ser un añadido a la dieta), sus efectos deben estar probados científicamente, y los ingredientes con actividad funcional deben ser siempre productos naturales y pueden estar presentes de forma natural, por modificación genética (como en el caso de fresas con altas dosis de antioxidantes), haber sido añadidos o reemplazar a otro componente no saludable (Omega 3 por otras grasas) o aumentando la biodisponibilidad o la estabilidad (por ejemplo la vitamina D en alimentos con calcio, favorece su absorción).

Los ponentes insistieron en la necesidad de demostrar la evidencia científica de la aportación que se adjudica al alimento. Además, resulta clave estudiar la dosificación, pues un ingrediente benigno en la dosis adecuada, puede tener efectos adversos en otra, como se ha demostrado, por ejemplo, con el betacaroteno, que en dosis adecuadas tiene un efecto antioxidante muy positivo, pero que se ha demostrado que en altas dosis suministradas a fumadores, aumentaba la incidencia de cáncer.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas