Los consumidores creen más en la recuperación económica

Los consumidores están aumentando su confianza en la recuperación de la crisis económica global, según el estudio Nielsen Global Consumer Confidence. En el segundo trimestre de 2009, el Índice medio es de 82, con lo que aumenta 5 puntos sobre el 77 que marcaba en marzo. Los más optimistas sobre el futuro inmediato son los denominados mercados emergentes, Brasil, Rusia, India, China y otros países asiáticos.   
“En la anterior oleada del estudio realizada en marzo vimos los primeros signos de recuperación de la confianza por parte de los consumidores, y tres meses después la idea del final de la recesión empieza a implantarse y crecer”, señala José Luis García Fuentes, director general de Nielsen España.
El 71% de los 14.029 internautas participantes en el estudio, realizado en junio en 28 países, opinan que su país se encuentra en recesión, porcentaje sin duda muy elevado pero seis puntos menos que el 77% que pensaba lo mismo en marzo.
Los países que más claramente manifiestan su optimismo sobre el futuro económico inmediato son India, donde el índice de confianza ha subido 13 puntos; junto a Japón, Corea de Sur, Hong Kong e Indonesia, con subidas de 9 puntos. También aumenta 8 puntos en Taiwan y Brasil; y 7 puntos en Singapur, Turquía, Rusia, Filipinas y Reino Unido. Las excepciones son Estados Unidos y Nueva Zelanda, en los que se mantiene el mismo Índice de Confianza que en marzo, y Alemania, país donde desciende un punto.
Pero incluso en Alemania hay expectativas positivas entre los consumidores: el 29% de los alemanes piensan que la recesión terminará en los próximos 12 meses, siete puntos más que el 22% que opinaban lo mismo en marzo. Uno de cada tres alemanes cree que “ahora es un buen momento para comprar cosas que quiero”, otro signo de recuperación, y el 38% describe como buena la situación de sus finanzas personales en el último año.
“Este es uno de los indicadores más claros de que los consumidores piensan que lo peor ha pasado, que empiezan a ver la luz al final del túnel”, señala García Fuentes. “Las noticias económicas positivas y el incremento de la confianza en los últimos meses consolidan en los consumidores la creencia en que el final de la crisis está más cerca”. Así, en marzo de 2009 el 28% de los consumidores de Singapur pensaban que la crisis terminaría en los próximos 12 meses, porcentaje que en junio aumenta hasta el 39%.
Incluso en Reino Unido, país donde en Índice de Confianza sufrió una caída más dramática en el último año, en los últimos tres meses se ha recuperado 7 puntos. “Los consumidores británicos están acostumbrándose a comprar menos, las hipotecas están en sus niveles más bajos, y eso hace que sus ahorros se incrementen, lo que influye en un aumento de la confianza”.
En general, los consumidores reconocen que no hay muchos motivos para estar alegres, pero hay mejores noticias que en los últimos tiempos. Algo que también se nota en los Blogs y Foros de Internet, analizados por Nielsen Buzzmetrics: en el Reino Unido el número de debates y foros online sobre la crisis económica ha descendido un 60% entre marzo u junio de este año.
También en Italia se empieza a recuperar el optimismo, con un aumento de 7 puntos en el Índice de Confianza, y un descenso del 35% en los foros de internet donde se habla de crisis y recesión, según Nielsen.
Globalmente, la seguridad en el trabajo y la economía son las principales preocupaciones de los consumidores en todo el mundo, si bien han descendido en 2 y 4 puntos respectivamente respecto al pasado mes de marzo.

El Índice de Confianza sube 6 puntos en España
En España, el Índice de Confianza se sitúa en junio en 78 puntos, 6 más que en marzo de este mismo año. Aunque sigue 4 puntos por debajo de la media global de 82, se acerca algo a la misma, pues en marzo estaba 5 puntos.
Claro que el 96% de los españoles participantes en el estudio opinan que el país está sufriendo una recesión económica, 1 punto más que en marzo; pero el 27% cree que saldrá de ella en los próximos seis meses, cuando en marzo lo creía un 24%.
En cuanto a las expectativas de trabajo no se ha avanzado mucho ya que sólo el 27% de los encuestados lo ven de forma optimista, prácticamente igual que tres meses atrás. 
A pesar de esto el 45% en junio define como buenas o excelentes sus finanzas personales, por el 40% de marzo. Y más importante, el 37% de los españoles que utilizan internet piensa que ahora es un buen momento para comprar, cuando en marzo opinaba lo mismo un 29%.
La época del año puede haber tenido una influencia grande en ciertos resultados del estudio ya que  al preguntar a qué destinarían su dinero una vez cubiertas las necesidades básicas, el 36% señala vacaciones, 5 puntos más que hace tres meses; un 26% cita ropa nueva, 2 puntos más que en marzo; el 16% Nuevas Tecnologías, 3 puntos más que en el trimestre anterior; el 26% señala productos de decoración y mejora del hogar, 2 puntos más que antes; el 29% señala el pago de deudas y tarjetas de crédito, 2 puntos más; y el 9% indica inversiones, 3 puntos más que en marzo. Se mantiene en un 29% los que dicen que ese dinero “sobrante” lo destinan en general al ocio fuera de casa, y en el 11% los que lo invierten en planes de pensiones. Sólo baja el porcentaje de los que indican que ese dinero lo destinará a ahorrar, del 49 al 47%; y de los que declaran que no les sobra nada de dinero tras hacer frente a sus necesidades básicas, del 13 al 12%.
Otra diferencia significativa es el descenso de preocupación por el paro y la seguridad en el trabajo. Si bien sigue siendo la mayor preocupación, citada por el 26% de los participantes en el estudio, baja 8 puntos desde el 34% que lo señalaba en marzo. Como segunda mayor preocupación se mantiene la economía, que cita el 20%. Los demás problemas tienen porcentajes muy inferiores: el 9% menciona la salud, un 8% el equilibrio entre la vida personal y laboral, con un aumento de 4 puntos respecto al anterior estudio; y el mismo porcentaje que los que señalan la educación de los hijos. El 6% se preocupa por el precio de los servicios, 2 puntos más que en marzo; y otro 6% cita las deudas, cayendo en este caso 2 puntos respecto a la anterior oleada. Entre otras preocupaciones menores también se citan el precio del petróleo (3%); la inmigración, la felicidad y salud de los padres y los crímenes (2%); y el terrorismo, la guerra, el calentamiento global, los precios de las comidas y el entendimiento con otras culturas, cada una con el 1%.

Noticias relacionadas

Deja un comentario