Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Los edulcorantes dan la bienvenida oficial a un nuevo miembro: el neotamo

Léalo en 24 - 32 minutos
Léalo en 24 - 32 minutos

El sector de edulcorantes cobra cada vez más importancia por su carácter indisoluble a los nuevos estilos de vida y, por tanto, de alimentación, que requieren ingredientes que no sumen calorías al producto final, ni tampoco mucho más costes de producción. Por ello, se oyen nuevos compuestos con más poder endulzante y menores necesidades de inversión, así como también combinaciones de varios de ellos para aprovechar sus características sinérgicas

La utilización de edulcorantes por parte de la industria alimentaria sigue siendo uno de los puntales en los cuales se apoya el surgimiento de nuevas variedades de alimentos, destinados a satisfacer la creciente demanda de comidas y bebidas con menor contenido de calorías. Acorde con estilos de vida en los cuales la salud y el placer pueden (y deben) ir de la mano, la industria alimentaria ofrece alternativas a las recetas tradicionales con azúcares, ofreciendo productos que, sin menoscabo del sabor, cuentan con un menor contenido de energía.
Uno de los casos más ejemplares es el de las bebidas light, cuyos porcentajes de crecimiento superan los tradicionales de la industria de refrescos, al punto que, hoy por hoy, casi todas las bebidas que se expenden en el mercado cuentan con una variedad sin azúcares. Igual sucede con los chicles, caramelos y otros productos de confitería.
Por otro lado, dados los crecientes problemas derivados por la obesidad que se observan en el continente europeo, los hábitos más sedentarios de nuestra sociedad y la búsqueda de alternativas alimenticias por parte de aquellas personas que sufren enfermedades crónicas, como es el caso de la diabetes mellitus, la adición de edulcorantes de alta intensidad ha facilitado la vida a muchas personas, que no quieren dejar de adquirir los alimentos que han consumido durante toda su vida.

Un aditivo autorizado y otro a la espera
Este mercado de edulcorantes cuenta desde hace pocos meses con un nuevo aditivo. Después de estar varios años a la espera de ser aprobado para su uso en la Unión Europea, la noticia más importante de los últimos meses en el sector de los edulcorantes es la autorización, por parte de la Comisión Europea, del neotamo como edulcorante intenso de uso alimentario. Su número es el E961 y tiene un poder endulzante entre 7.000 y 13.000 veces superior al del azúcar de mesa.
La aprobación de este edulcorante (el noveno de los catalogados como intensos) está siendo considerada por los expertos de la industria como una nueva oportunidad para abaratar los costes de fabricación de muchos productos, formular otros nuevos destinados principalmente al mercado de alimentos y bebidas dietéticos, o sustituir aquellos que, si bien se ha demostrado con numerosos estudios científicos que no son dañinos en las cantidades de uso previstas por las legislaciones de carácter alimentario, han sufrido los embates de diversas campañas adversas que han calado en cierta parte de la opinión pública.
Por otra parte, y aunque su uso no ha sido aprobado aún en nuestro continente, la estevia, un edulcorante natural procedente de la planta suramericana Stevia rebaudiana, (bautizado el género en honor a su descubridor, el botánico español Pedro Jaime Esteve, y la especie por el químico paraguayo Ovidio Rebaudi) está siendo estudiada en estos momentos por las autoridades sanitarias europeas.
Existen muchas empresas interesadas en su utilización, entre ellas algunos grandes fabricantes de refrescos, pues su uso permitiría la posibilidad de etiquetas limpias y la sustitución del azúcar. Existe en estos momentos una gran actividad informativa, nutrida por ciclos de conferencias, foros y congresos que buscan, en última instancia, la aprobación de este edulcorante por parte de las autoridades sanitarias de muchos países.

La estevia, de origen natural
La estevia, con un poder endulzante 300 veces superior al del azúcar, pH estable y que presenta pocos cambios ante el calor, está actualmente aprobada para su uso en unos pocos países, siendo Japón (1970) el primero de ellos. En Estados Unidos fue aprobada en 1995, pero sólo como suplemento dietético; así como en otros países, como Brasil, Colombia, Perú, Paraguay, Uruguay, China (en 1984), Corea del Sur, Taiwán, Tailandia, Malasia e Israel. Recientemente, se permitió su utilización en Francia (en 2009, como rebaudiósido A al 97% y durante dos años) y Australia (como esteviósido, sólo para su utilización en la fabricación de medicinas, dado su poder regulador de los niveles de glucosa). Algunas empresas estadounidenses han lanzado productos con derivados de la planta, como es el caso de la rebiana y su mixtura con el eritritol. En Europa está prohibida su comercialización desde el año 2000, en plantas y hojas secas, como nuevo alimento o nuevo ingrediente alimentario, según decisión de la Comisión Europea 2000/196/CE. Entre las razones por las cuales no se ha aprobado es la creencia de que su consumo puede causar esterilidad en hombre y mujeres (se usaba tradicionalmente para prevenir embarazos, pero en cantidades muy superiores), si bien su uso extenso y continuado en Japón, en dosis normales y durante más de 30 años, no ha demostrado tener efectos nocivos en las personas. Según un estudio realizado en 2006 por la Universidad de Lincoln (Nebraska, EEUU), en ese país asiático la estevia acapara actualmente el 40% de las ventas totales de edulcorantes.
Al contrario, dado que no altera los índices glicémicos en el cuerpo humano, el uso de la estevia (pero sólo como esteviósido) está siendo recomendado para productos destinados a personas que padecen diabetes del tipo II. Desde 2007, Coca-Cola y Cargill han obtenido 24 patentes de la rebiana, por lo que en los próximos años habrá numerosos movimientos y aflorará mucha información sobre el tema, para contribuir a que las autoridades sanitarias de los dos mercados más importantes del mundo (EEUU y la UE) terminen autorizando su uso como ingrediente alimentario. Hasta ahora no existen estudios científicos que demuestren su toxicidad en dosis normales.
Finalmente, la Organización Mundial de la Salud y la Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación, FAO, han dado su autorización para que se pueda consumir y comercializar la estevia.

El neotamo, 7.000 veces más potente que el azúcar
Fabricado por la empresa NutraSweet, y distribuido en España por Disproquima el neotamo (N-[N-(3,3-dimetilbutil)-L-µ- aspartil]-L-fenilalanina 1-metil ester) es un derivado del dipéptido compuesto por los aminoácidos ácido aspártico y fenilalanina y tiene un poder endulzante de entre 7.000 a 13.000 veces el azúcar de mesa. Similar al aspartamo, le aventaja en que no requiere ningún etiquetado para aquellas personas que padezcan de fenilcetonuria, como sí ocurre como el E951, el cual, además, es entre 30 y 60 veces más potente (dependiendo de su aplicación).
Según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés), el neotamo se obtiene de la reacción del aspartamo y el 3,3-dimetilbutiraldehído, seguido de una purificación, secado y molido. Ese edulcorante es generalmente estable bajo las condiciones de uso indicadas entre un amplio rango de aplicaciones en comidas y bebidas, y se degrada lentamente en condiciones acuosas, como las existentes en bebidas refrescantes carbonatadas. La hidrólisis del neotamo da como resultado cantidades equimolares de N-[N-(3,3-dimetilbutil)-L-µ-aspartil]-L-fenilalanina (también llamado NC-00751) y metanol.
De acuerdo con el informe de la EFSA, al menos un 30% del neotamo ingerido es rápidamente absorbido por todas las especies. La principal vía metabólica es la de-esterificación de esterasas no específicas a NC-00751, que equivale a aproximadamente el 80% de la dosis de neotamo como NC-00751 en todas las especies en las que se hicieron pruebas. El pico de concentraciones de plasma del neotamo y del NC-00751 se obtiene aproximadamente en 30 minutos y una hora, respectivamente. Este edulcorante se elimina completamente del cuerpo con una recuperación en orina y heces del 98% en humanos (y de más del 93% en ratas y perros) dentro de las siguientes 72 horas. La mayoría de la radioactividad es excretada en heces en todas las especies, siendo el mayor componente encontrado el NC-00751.
La seguridad del neotamo, según la EFSA, ha sido investigada en estudios in vitro y en pesquisas de corto y largo alcance en ratas, conejos y perros. Los resultados indican que no es genotóxico, carcinogénico, teratogénico ni está asociado con algún tipo de toxicidad reproductiva o de desarrollo.
Asegura esta Agencia, por tanto, que las investigaciones en humanos han demostrado que el compuesto es bien tolerado por personas sanas y diabéticas a dosis con niveles de hasta 1,5 mg/k de peso corporal al día (máxima dosis testada). La exposición al metanol, que puede resultar de la ingesta del neotamo adicionado a comidas y bebidas, está considerada muy pequeña en comparación con otras fuentes alimenticias, por lo que no representa ninguna preocupación desde el punto de vista de la seguridad.
El Panel de la Agencia ha denotado que la ingesta adicional de fenilalanina debido al consumo de neotamo (como edulcorante de uso general) representa un incremento relativamente pequeño de exposición a la fenilalanina en niños fenilcetonúricos homocigóticos. Igualmente, la hipotética formación de nitrosaminas en el tracto gastrointestinal, producidas por la reacción del nitrito con el E961 y su principal degradación en NC-00751, ha sido también considerada por la EFSA. En condiciones que simularon el jugo gástrico no se encontró ni neotamo nitrosado ni neotamo nitrosado de-esterificado.
Es por ello que, después de considerar todos estos datos y su estabilidad, producto de la degradación y la toxicología, el Panel de la EFSA concluyó que el neotamo es seguro respecto de su uso propuesto como edulcorante o mejorante del sabor. Así, la EFSA estableció como Ingesta Diaria Admisible de 0 a 2 mg/k de peso corporal al día. Las estimaciones conservadoras de exposición dietética, tanto en adultos como en niños, sugiere que es poco probable que la IDA pueda ser excedida de los niveles propuestos.
Aunque su uso no se ha extendido por completo en el mundo, desde su aprobación en Estados Unidos por la Food and Drug Administration (FDA) en el año 2002, se espera que con su reciente aprobación en la Unión Europea obtenga un nuevo impulso en su comercialización y compita con otros edulcorantes ya presentes.
Actualmente, existen en el mercado 16 sustitutos del azúcar autorizados para su uso en la industria alimentaria europea, que son divididos en dos categorías, de acuerdo a sus características: volúmicos e intensos.

Edulcorantes volúmicos
Los edulcorantes volúmicos son aquellos que, además de dulzor, proporcionan textura, dando lo que se conoce técnicamente como “sensación de cuerpo”. Están compuestos por polioles o polialcanoles. Su dulzor es suave pues suelen tener la misma intensidad del azúcar (excepto el xilitol), aunque menos calorías por gramo. Una de las características más importantes de estos edulcorantes es que aportan sensación de frescor, dado que su calor de absorción es inferior a 0 Kcal/g; el más acentuado de ellos lo posee el xilitol (-36,6 Kcal/g). Dado que algunos de ellos pueden tener efectos laxantes, la Directiva 2008/5/CE especifica que aquellos alimentos que lo contengan en su lista de ingredientes deben adjuntar en el envase la siguiente leyenda: “contiene polioles, un consumo excesivo puede producir efectos laxantes”. Estos son:
– Sorbitol (E420), que se encuentra presente en frutas como la manzana, la pera, los melocotones y las ciruelas, y en algas rojas. Tiene un poder calórico de 2,6 kilocalorías por gramo y se usa principalmente en alimentos dietéticos, chicles y golosinas.
– Manitol (E421), que se obtiene mediante la hidrogenación del azúcar manosa. Se usa en alimentos dietéticos destinados a personas que sufren de diabetes del tipo II.
-Isomaltitol (E953), que es una mezcla de dos alcoholes disacáridos: el gluco manitol y el gluco sorbitol. No es muy digestible y, dado que algunas partes no absorbidas por el cuerpo humano pueden ser metabolizadas por las bacterias que forman la flora intestinal, puede provocar deposiciones más blandas y gases. Su poder calórico es inferior a las 2 Kcal/g.
 -Maltitol (E965), que tiene casi las mismas propiedades que el azúcar común, pero es entre un 10% y un 25% menos endulzante. Se obtiene gracias a la hidrogenación de la maltosa de los almidones y se utiliza principalmente en chocolates, chicles, helados, caramelos duros y otros productos de confitería.
– Lactitol (E966), que se obtiene gracias a la hidrogenación catalítica de la lactosa, tiene un poder calórico de 2,4 Kcal/g, no es cariogénico y posee una alta estabilidad, incluso al calor, por lo que su uso en productos de bollería industrial, galletas, caramelos, chocolate y helados está muy extendido. Como proviene de la lactosa no es recomendable su ingesta para personas intolerantes.
-Xilitol (E967), que se obtiene de la reducción del azúcar xilosa de la madera del abedul. Tiene el mismo valor energético del azúcar normal, pero como no requiere de insulina para metabolizarlo es ideal para productos destinados a personas que padecen de diabetes del tipo II. Se utiliza en caramelos y chicles.
– Eritritol (E968), que se produce a través de la fermentación de una levadura (Moniliella pollinis). Su poder de dulzor es de un 60% a 70% el del azúcar, pero su valor calórico es de apenas 0,2 Kcal/g.
Por normativa comunitaria, ninguno de estos edulcorantes puede añadirse a bebidas refrescantes, zumos de fruta, leche o derivados lácteos.

Edulcorantes intensos
Los edulcorantes intensos son aquellos cuyo poder endulzante es superior a 30 veces el del azúcar. En la actualidad son 9 los aditivos considerados en esta categoría, siendo el último en entrar en ella el neotamo, del que se habló previamente. Estos son:
Acesulfamo K (E950), que tiene un poder de dulzor de 180 a 200 veces el azúcar, aunque cuenta con un retrogusto amargo que se nota especialmente en altas concentraciones. Como es estable ante el calor se usa para productos de bollería industrial y en aquellos que deban tener un fecha de caducidad más longeva. En refrescos bajos en calorías se utiliza en combinación con el aspartamo o la sucralosa.
Aspartamo (E951), que es un edulcorante de tipo peptídico y con un poder 200 veces superior al del azúcar. Es metabolizado completamente por el cuerpo humano, que crea en su hidrólisis ácido aspártico, fenilalanina y metanol. Tiene un periodo de semidesintegración que dura unos 300 días en su forma más estable, por lo que para su uso en jarabes y siropes se combina con la sacarina, que es atómicamente más estable. El aspartamo es uno de los compuestos de uso alimenticio más controvertidos, por lo que se probable que se sea el más estudiado de todos ellos.
Ciclamato (E952), tiene un poder endulzante de entre 30 y 50 veces el del azúcar y un ligero regusto amargo, por lo que se usa de forma sinérgica con otros edulcorantes. Posee una alta estabilidad frente a fuentes calóricas.
Sacarina (E954), que ha sido uno de los primeros edulcorantes artificiales utilizados en la industria alimentaria, fue descubierto en 1878. Tiene un poder endulzante 300 superior al del azúcar.
Sucralosa (E955), que se obtiene por la halogenación de la sacarosa y es entre 320 a 1.000 veces más potente que el azúcar. A diferencia del aspartamo, es estable ante el calor y puede, por tanto, usar en productos de bollería industrial.
Taumatina (E957), que era el edulcorante autorizado más potente hasta la aprobación del neotamo, posee un poder de dulzor hasta 2.500 veces el del azúcar. Es una proteína extraída del katemfe, un arbusto procedente de África. Su sabor no es igual al del azúcar, pues deja un regusto a regaliz.
Neohesperidina dihidrocalcona (E959), también llamada NHDC, se obtiene gracias a la modificación de un componente presente en las naranjas amargas y tiene un poder entre 1.500 y 1.800 veces el del azúcar. Posee una alta tolerancia al calor y se puede utilizar en aquellos productos que requieran de una larga vida.
Neotamo (E961).
Sal de aspartamo-acesulfamo (E962), que se obtiene de la mezcla de estos dos edulcorantes, en una solución ácida de dos partes del primero por una del segundo hasta llegar a su cristalización. Su poder endulzante es 350 veces superior al del azúcar.

Panorama empresarial
Altaquímica distribuye ingredientes y aditivos para los sectores aromistas, de platos preparados y congelados, dietéticos, confitería y bollería, chocolate y derivados lácteos, heladería, zumos y bebidas. Representa en España a Capuzzo (frutas) y Vitablend (mieles). Esta empresa ha incorporado en su catálogo una línea de frutas y de mieles deshidratadas con las presentaciones más idóneas, según la aplicación y a los sectores que se dirigen. Además, ofrece fruta -y verdura- en polvo para alimentación infantil con diferentes niveles de humedad, fruta en pasta y en puré. También cuentan con una gama ecológica. Y, finalmente, mieles en presentación spray dried, con aplicaciones en los sectores de alimentación infantil y bollería.
Con respecto al comportamiento de la empresa durante 2009, sus portavoces aseguran que, “pese a comenzar con incertidumbre, hemos acabado el año pasado con satisfacción debido a que han prosperado proyectos y desarrollos iniciados anteriormente. En el segundo semestre hemos notado una demanda más activa de estos productos, tanto en futuros desarrollos como en su compra”. Para este año esperan poder seguir con la tendencia positiva del último semestre y tratar de mejorar la efectividad para nuevos desarrollos, además de los que ya están en curso o en vía de colaboración.
Entre las acciones que han realizado para mejorar el devenir de la compañía, “al tener una actividad comercial, hemos optimizado los stocks de nuestros productos para asegurar y garantizar un suministro más ágil y acorde con las exigencias de nuestros clientes”.
Brenntag anunció hace pocos meses la adquisición de la compañía Especialidades Puma, que produce y comercializa, entre otros ingredientes, dextrosas y glucosas, con lo que de esta manera amplía su catálogo y fortalece su posición como distribuidor de materias primas para la industria. Esta empresa es, además, distribuidora oficial para España y Portugal de la sucralosa Splenda que fabrica Tate & Lyle, que se caracteriza por ser un edulcorante que proviene del azúcar y tiene el mismo sabor, pero endulza 600 veces más.
Cargill, entre sus muchos productos, ofrece el eritritol Zerose, con una intensidad de dulzor de un 60% a un 70% al del azúcar y que puede usarse solo o en combinación con edulcorantes de mayor intensidad. Al mezclar con el maltitol Maltidex se obtiene una sinergia que permite conseguir productos de buen sabor y un menor contenido en calorías.
Disproquima está presente en todos los sectores de la alimentación, con especial énfasis en bebidas, confitería, dietética, galletería, lácteos y el sector del dulce. “Nuestra amplia gama de productos hace que seamos un proveedor versátil. Asimismo, dentro del grupo disponemos de la capacidad de ofrecer mezclas en polvo a medida y el desarrollo de fórmulas que contengan los ingredientes y aditivos que comercializamos. Entre sus representadas destacan DSM, Danisco Sweeteners, Hayashibara, Blanver y Alvion Laboratories.
Esta empresa comenzó recientemente a distribuir en España el neotamo, fabricado por NutraSweet. Además de lo explicado en páginas anteriores, portavoces de esta empresa aseguraron que el perfil de dulzor de este edulcorante es “muy similar al azúcar, sin notas metálicas ni amargas, y que, al aumentar la concentración, sólo se incrementa el dulzor. Como todo edulcorante intenso no es calórico ni contiene carbohidratos en su composición. Además de su alto poder edulcorante, el neotamo tiene propiedades de potenciación de sabores afrutados, cítricos y avainillados, manteniendo constante la cantidad de aroma y acidulantes. El E961, además, tiene mayor eficiencia en combinación con otros edulcorantes intensos, como es el caso del aspartamo, el acesulfamo K y la sucralosa, así como con azúcares nutritivos, permitiendo una sustitución de un 20%-30% del dulzor de un formulación con un ahorro considerable del coste”.
Explican en Disproquima que la categoría de productos donde encaja dicha sustitución es en bebidas refrescantes y carbonatadas, refrescos en polvo, chicles y productos de confitería, lácteos, nutracéuticos y productos farmacéuticos. “Al neotamo lo avalan más de 10 años de investigación y existen más de 100 estudios que respaldan su seguridad”.
En cuanto al comportamiento de la empresa durante 2009, para ellos ha sido un año positivo, “a pesar de que la industria alimentaria ha sufrido ajustes y cambios, y en algunos sectores el consumo de los productos que distribuimos han sufrido un descenso. En cualquier caso, la gran diversidad de sectores donde estamos presentes y la compensación de unos con otros han hecho que el balance sea satisfactorio”. Para este año, “la sensación es que los nuevos proyectos que se encontraban paralizados se están reactivando, y que existe una tendencia a volver a una situación algo más normal, similar a la que estábamos acostumbrados hace un par de años”.
Fabricante y distribuidor de numerosos aditivos e ingredientes alimentarios, EPSA tiene en su catálogo una amplia gama de edulcorantes, tanto volúmicos como intensos, así como endulzantes naturales. Comercializa acesulfamo K, aspartamo, ciclamato sódico anhidro y dihidrato, fructosa y fructosa cristalina, lactitol en polvo, maltitol líquido y en polvo, sacarina sódica y sorbitol líquido y en polvo.
Para el sector de edulcorantes, Monteloeder puede proporcionar principalmente la neohesperidina dihidrocalcona, un ingrediente que es soluble sobre 0,4-0,5 g/l a temperatura ambiente, pero aumenta hasta los 650 g/l a 80 ºC. Entre sus principales aplicaciones está su uso como edulcorante intensivo y modificador del sabor en bebidas cítricas, lácteos, postres y otros alimentos. También se utiliza mucho en alimentación animal, “puesto que al mejorar el sabor del alimento aumenta la cantidad ingerida por toma”, explican portavoces de la compañía.
Esta empresa presentó, durante la pasada feria Food Ingredients Europe, dos edulcorantes naturales a partir de la Stevia rebaudiana. “Se trata del RebASweet y del ETS-Sweet. Fueron muchas las empresas que se interesaron por ambos ingredientes puesto que, por su condición de ingrediente natural y al no aportar calorías, suponen una alternativa ideal al azúcar. De momento la estevia no está aprobada en España, pero se espera que, al igual que ha sucedido en Francia, en un futuro no muy lejano se permita su comercialización. Una buena combinación, por sus efectos sinérgicos, es una mezcla de Neohesperidina DC con RebASweet”, afirmaron.
Productos Aditivos, que amplió el año pasado su planta de fabricación de edulcorantes para los sectores de productos alimenticios, bebidas, industria farmacéutica y línea dietética, es el único fabricante europeo de sacarina y ciclamato. Esta empresa ofrece mezclas específicas de edulcorantes para aplicaciones concretas (como es el caso de Polisucra) y edulcorantes aromatizados. “También disponemos de presentaciones para el campo de la dietética y nutrición deportiva, donde aportamos nuestra experiencia en edulcorantes, aromas, aminoácidos y premixes de vitaminas y minerales”.
Una de las acciones realizadas en los últimos meses a escala empresarial ha sido la mejora en sus líneas de producción. “Optimizamos el proceso productivo de la sacarina buscando siempre el equilibrio medioambiental”, aseguraron. Para este año esperan consolidar las nuevas líneas de productos, así como buscar la ampliación del portafolio de productos.
Roquette tiene en su catálogo una amplia gama de maltodextrinas, glucosas y dextrosas, así como también hidrolizados de las mismas. En el caso de los polioles, ofrece isomaltulosa, maltitol en polvo y sirope (bajo la marca SweetPearl), manitol, sorbitol en polvo y sirope, y xilitol. Estos productos tienen un amplio campo de aplicaciones en la industria alimentaria, entre los que destacan la confitería, bollería industrial, lácteos y productos dietéticos.
Syral presentó recientemente su amplia gama de edulcorantes, entre los que destacan los polioles Merisorb (sorbitol en polvo), Meritol (sorbitol líquido) y Maltilite (maltitol en sirope o cristalino), como reemplazos del azúcar en productos de confitería, bollería dulce y lácteos. Esta empresa también lanzó sus novedosas maltodextrinas granuladas con menor contenido de polvo y mayor rapidez de disolución, lo que permite una mejor aplicación del producto.
Tecnufar tiene en su catálogo aspartamo, xilitol, ciclamato, sacarina, acesulfamo K, taumatina, isomaltitol, sorbitol y neohesperidina DC, con múltiples usos, ya destacados anteriormente, en la industria alimentaria en general.
Tecom Ingredientes representa en España a Beneo-Palatinit, que tiene en su portafolio edulcorantes como Isomalt y Palatinose (isomaltulosas) para la industria alimentaria.
Zukán es una empresa especializada en la fabricación y comercialización de edulcorantes sólidos y líquidos. Posee, además, una amplia gama de dextrosas, frutosas cristalizadas, así como maltitol y sorbitol, todos ellos con muchas aplicaciones en la industria alimentaria.

Publicado en el número 68 de la revista Tecnifood.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas