Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Los funcionales ante el reto de las evidencias científicas

Léalo en 42 - 55 minutos
Léalo en 42 - 55 minutos

El sector de ingredientes funcionales está a la espera de que la EFSA, Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, vaya aprobando las alegaciones nutricionales y saludables que están en proceso de evaluación y que según el tejido empresarial está ralentizando el lanzamiento de nuevos productos y donde “hay más nubes que claros”, según declara Andrés Gavilán, presidente de AFCA.
No obstante, la apuesta por los ingredientes funcionales con unos sólidos estudios científicos es la base de futuro

Los ingredientes funcionales son el compendio de sustancias, que en base a su estructura química y composición, son capaces de impartir efectos beneficiosos a los alimentos, de tipo nutricional (vitaminas y minerales) y de otros tipos saludables (reducción del apetito, aumento de la saciedad, reducción del peso corporal, mejoras fisiológicas, biológicas o comportamentales, reducción del riesgo de padecimiento de enfermedades y sobre el desarrollo y la salud de los niños, entre otros efectos saludables, conforme a lo estipulado por el Reglamento (CE) 1924/2006.
Andrés Gavilán, gerente de la empresa G.B. Consulting, es el autor de “la Guía de Elaboración de Ingredientes Funcionales” que compendia todas las respuestas y conocimientos sobre el sector de ingredientes funcionales, un exhaustivo análisis  fruto del trabajo de este experto, que además es presidente de la Asociación de Fabricantes de Aditivos y Complementos Alimentarios (AFCA), y gracias a la colaboración y patrocinio de la empresa Merck.
Según la Guía, se entiende por ingredientes funcionales a aquellas sustancias químicas que adicionadas de manera intencionada a un alimento o complemento alimenticio, en unas dosis y sistemas determinados, son capaces de proporcionar una serie de efectos beneficiosos al consumidor, que abarcan desde los efectos nutricionales (regulación del metabolismo humano de los prótidos y lípidos, mediante vitaminas, minerales, pseudovitaminas, aminoácidos, entre otros) y otros efectos saludables (mejoras fisiológica, biológica y mental). Datos que se desprenden del artículo 13/Reglamento (CE) 1924/2006 (Declaraciones de Propiedades Nutricionales y de otras sustancias con propiedades saludables); artículo 14/Reglamento (CE) 1924 a 2006 (reducción del riesgo de enfermedades y desarrollo y salud de los niños).
Para que puedan hacerse alegaciones de las propiedades de los productos funcionales (aquellos que contienen en unas cantidades significativas de ingredientes funcionales), es preciso que se cumplan una serie de premisas, entre las que son fundamentales las siguientes:
-Contener las dosis mínimas, que garanticen y aseguren la aportación de los efectos funcionales.
-Garantizar la biodisponibilidad de los ingredientes funcionales que contiene el producto.
-Poderse demostrar mediante evidencias científicas, logradas mediante evaluaciones efectuadas en instituciones científicas acreditadas y de probada solvencia, que efectivamente los ingredientes funcionales añadidos a los productos en la dosis y procedimientos adecuados poseen las propiedades declaradas.

Clasificación de ingredientes funcionales
La Guía estructura los ingredientes funcionales sobre la base de los efectos que proporcionan a los alimentos. Así, se distinguen dos grupos: los ingredientes nutricionales e ingredientes con otras propiedades saludables.
Los ingredientes nutricionales son las sustancias bioactivas que ejercen sus efectos beneficiosos mediante la regulación del metabolismo de las proteínas, glúcidos y lípidos. Están formados por los nutrientes: vitaminas (liposolubles e hidrosolubles), pseudovitaminas, y minerales (macroelementos y oligoelementos).
Con respecto a ingredientes con otras propiedades saludables, son el grupo de sustancias bioactivas que proporcionan efectos beneficios, basados en las mejoras en el organismo  humano y en la prevención de los riegos de padecimiento de enfermedades, y en el desarrollo y salud de los niños.
Los ingredientes con otras propiedades saludables se presentan como sustancias individuales o extractos o preparados ricos en sustancias bioactivas específicas. Se pueden clasificar en: extractos funcionales, zumos funcionales, colorantes naturales funcionales y funcionales para la innovación (fitoquímicos, estimulantes, prebióticos, probióticos, polisacáridos funcionales, ácidos grasos esenciales, aminoácidos y biolípidos).

Qué es un producto funcional
Una vez desglosado qué es un ingrediente funcional y su clasificación, Andrés Gavilán desmenuza y  da un paso más definiendo qué es un producto funcional y establece dos categorías: los alimentos funcionales y los complementos alimenticios.
Con respecto a los alimentos funcionales son aquellos alimentos de origen vegetal, animal o mixto, a los que se les han añadido sustancias con propiedades saludables para conferirles determinados beneficios. Pero también se denominan alimentos funcionales a aquellos que se les han suprimido ciertos componentes de los alimentos (azúcares, grasas, proteínas, colesterol, entre otros) y se han sustituido por otros para convertirlos en alimentos aptos y saludables para determinados tipos de consumidores.
Por su parte, los complementos alimenticios son aquellos tipos de complementos con ingredientes funcionales que se presentan con la finalidad de complementar la ingesta de nutrientes en la dieta normal y consistentes en fuentes concentradas de nutrientes u otras sustancias que tengan efecto nutricional o fisiológico, en forma simple o combinada, comercializados en forma dosificada en cápsulas, pastillas, tabletas, píldoras y otras formas similares, sobres de polvos, ampollas de líquidos, botellas cuentagotas, y otras presentaciones similares de líquidos y polos que deben tomarse en pequeñas cantidades unitarias.

La importancia de los estudios científicos
Sin duda, el tema de los ingredientes funcionales está siendo objeto de múltiples debates en jornadas, foros y seminarios. Recientemente, hemos asistido a la jornada organizada por AFCA con el lema sugerente de “Funcionales, el motor de la innovación”, y es que la innovación se ha convertido en el talismán, en una estrategia para salir de la coyuntura económica actual pero, a pesar de esta conclusión que emana de todos los foros de expertos, la Administración acaba de hacer cirugía con la supresión del Instituto Nacional de Investigaciones Tecnológicas Agrarias y Alimentarias (INIA).
En este sentido, la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) y las cooperativas agroalimentarias han transmitido su decepción por la decisión del Consejo de Ministros acerca de la supresión de la Dirección General del INIA, como una aportación para contribuir a la reducción del gasto público y afrontar la crisis económica.
Una decisión equivocada que, según sostienen ambos organismos, elimina uno de los ejes sobre los que se apoya la investigación y el desarrollo tecnológico de la industria agroalimentaria de este país. La disminución de las subvenciones a la I+D+i ha impactado negativamente en alguno de los proyectos emprendidos por la industria alimentaria y ahora el Gobierno ha tomado la decisión de eliminar al INIA  como Dirección General.
Como decíamos, este despliegue informativo sobre los funcionales, tanto a través de los medios de comunicación como con la convocatoria de jornadas, seminarios, etc, no es para menos, muchas empresas están a la espera de la aprobación de sus alegaciones saludables conforme a lo que estipula la legislación.
En este sentido, Andrés Palou, presidente del Comité Científico de Aesan ha declarado a Tecnifood que “el Reglamento de declaraciones o alegaciones de salud (health claims) en alimentos, supone un gran paso adelante que contribuirá a mayores cotas de salud y bienestar en Europa”. Además, “para substanciar una declaración, hay que aportar los estudios suficientes y, en este contexto, además de otros estudios complementarios más o menos necesarios, los estudios en humanos son prácticamente imprescindibles”.
Sobre la situación de las declaraciones de salud presentadas para aprobación, Palou ha destacado que “en el mes marzo se habían evaluado ya las primeras 939 solicitudes de declaraciones de salud relativas a funciones generales (las que refiere el artículo 13.1, basadas en evidencias ya generalmente aceptadas) de un total de 4.185 presentadas. Sólo alrededor de un 30% han sido informadas favorablemente, y este porcentaje incluye sobre todo declaraciones de efectos tradicionalmente reconocidos de vitaminas, minerales y nutrientes tradicionalmente considerados como esenciales,  además de algún tipo de fibra, ácidos grasos insaturados, melatonina, gomas de mascar sin azúcar. En cuanto a las 292 solicitudes que se habían planteado hasta el mes pasado sobre funciones generales basadas en nueva ciencia (Art. 13.5,) o relativas a efectos de reducción de riesgo de enfermedad o relativas a niños (Art.14),  de todo este conjunto se han evaluado 84 solicitudes y 18 han sido favorables”.

De máxima actualidad
Los centros de investigación también están desarrollando una encomiable labor en investigar y desarrollar nuevas oportunidades para la alimentación funcional. A modo de ejemplo, destacamos algunas de estas investigaciones que han visto la luz en este primer semestre del año.
Un grupo de investigadores de las Universidades de Sevilla y Málaga y del CSIC se encuentran analizando la actividad antioxidante y antiparkinsoniana de los derivados de hidroxitirosol, un compuesto natural obtenido del alperujo de la industria olivarera, del que se producen más de cuatro millones de toneladas al año en Andalucía y cuya eliminación representa un “problema” medioambiental por su alto contenido en materia orgánica.
El aceite de oliva virgen  es el único aceite vegetal en el que está prohibida la adición de aditivos que impidan su oxidación, debido a la presencia de forma natural en el mismo de polifenoles derivados de hidroxitirosol, que poseen elevada actividad antioxidante. Sin embargo, más del 99% de estos compuestos se pierden en el agua de lavado en el proceso de obtención del aceite, razón por la que los expertos utilizarán el alperujo como fuente natural de hidroxitirosol, que será utilizado como materia prima en la síntesis de nuevos nitrocatecoles.
Estos compuestos se estudiarán para su posible uso en la elaboración de alimentos funcionales seguros frente a la oxidación, saludables y de calidad. “Así, se ensayarán como componentes funcionales en alimentos grasos valorando su actividad antioxidante y evolución durante el período de conservación de los aceites”, explicó el responsable de la investigación, José Luis Espartero.
Otros derivados de hidroxitirosol, obtenidos previamente por este mismo grupo de investigadores, protegen a la vitamina E presente en el aceite frente a la oxidación, permitiendo mantener durante un mayor periodo de tiempo el contenido vitamínico del alimento al que se adicionan.

La Fe y Biópolis, probióticos para la tercera edad
El Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitari La Fe y la empresa biotecnológica Biópolis han firmado un convenio de colaboración para desarrollar alimentos funcionales dirigidos a  la tercera edad, con el objeto de aumentar la longevidad y mejorar la calidad y esperanza de vida, reducir el estrés oxidativo y disminuir enfermedades neurodegenerativas de la retina, que son uno de los principales problemas de la vejez.
La investigación se basa en la utilización de embriones de peces medaka para desarrollar modelos que reproduzcan las enfermedades humanas.
Una vez establecidos, estos modelos embrionarios permitirán probar las propiedades de un gran número de alimentos probióticos, particularmente en aspectos como la toxicidad, longevidad y enfermedades oculares.
Los estudios con embriones de peces medaka son más económicos que con otros animales vertebrados y los resultados conseguidos “son reflejo de los obtenidos en mamíferos”. Además, los embriones son transparentes y se desarrollan a temperatura ambiente durante unos 9-10 días hasta su eclosión.
La utilización de compuestos antioxidantes o protectores frente a la oxidación celular puede ser beneficiosa para reducir el envejecimiento celular y, por tanto, del organismo entero.
Por ello, han desarrollado un ensayo para detectar compuestos antioxidantes que actúen sobre el organismo completo y no sobre un cultivo celular. Al mismo tiempo, se analizarán los mecanismos moleculares, por los que los compuestos antioxidantes modifican la longevidad embrionaria y adulta.

Una molécula para controlar el peso
Bioglane, empresa nacida de la investigación universitaria del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), presente en el Parque Científico de Barcelona, ha desarrollado una molécula natural para controlar el peso. Según la empresa, el producto permitirá el desarrollo eficaz de nuevos alimentos funcionales para controlar el peso de las personas.
Concretamente, se trata de la fagomina, un componente natural análogo a la glucosa que se encuentra en la semilla de un cereal, el trigo sarraceno, en cantidades muy pequeñas.
La fagomina retrasa la absorción de la glucosa que se encuentra en el almidón presente en cereales, patatas y pasta y en los azúcares refinados, lo que ayuda a evitar su acumulación en forma de reserva, así como el efecto de la baja saciedad y hambre después de la ingesta de alimentos ricos en azúcares.
Bioglane ha desarrollado un proceso enzimático para producir la fagomina y comercializarla con el nombre de Fagopure.
La empresa biotecnológica espera iniciar el próximo año el proceso de autorización para comercializar el producto en Estados Unidos y Europa.

Tequila y salud
Un ingrediente de la planta del tequila podría combatir la osteoporosis y otras enfermedades, según un estudio del Instituto Politécnico Nacional en Guanajuato (México).
La planta del agave de la que se origina el tequila contiene una sustancia que parece ideal para su uso en alimentos funcionales que tienen beneficios para la salud además de servir como nutrientes.
Según los investigadores, los alimentos suplementados con fructanos de la planta del agave podrían ayudar a proteger contra la osteoporosis al promover la absorción del calcio por el organismo y podrían tener otros beneficios para la salud.
Los fructanos están considerados ingredientes alimentarios funcionales porque afectan a los procesos del organismo de forma que dan lugar a una mejor salud y la reducción en el riesgo de muchas enfermedades.

Los altramuces contra el síndrome metabólico
Uno de los grupos de investigación de la Universidad de Granada (UGR), apunta a la soja verde Vigna radiata y al altramuz Lupinus luteus como alimentos beneficiosos para combatir el denominado síndrome metabólico, ya que son leguminosas con un elevado contenido en nutrientes esenciales y propiedades funcionales derivadas de su composición específica en proteína, fibra alimentaria y diversos compuestos no nutricionales, como polifenoles y ácido fítico.
Para los científicos granadinos, el consumo de hidrolizados proteicos vegetales y fibra de ambos alimentos, junto a rutinas de ejercicio físico aeróbico, podría repercutir “positivamente sobre el metabolismo energético y lipídico”, para lo que ensayarán sus efectos en un modelo experimental de rata obesa y con síndrome metabólico desarrollado.

Preparado de frutas para personas mayores
Un equipo de cinco científicos del Instituto de Investigación y Análisis Alimentarios de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) desarrollarán una serie de proyectos vinculados a la búsqueda de alimentos funcionales, entre los que se encuentra la búsqueda de un preparado de frutas para personas mayores.
Así lo harán en virtud de un convenio de colaboración entre la Fundación Empresa Universidad Gallega (Feuga) y la empresa viguesa Frutas Nieves y con el principio de que “en momentos difíciles, se debe apostar por soluciones innovadoras”, tal y como explicó el director del proyecto, Ramón Navarro Aracil.
De esta manera, el máximo responsable del Instituto de Investigación y Análisis Alimentarios, Joaquín Garrido, dirigirá durante dos años a un equipo de cuatro científicos con el objetivo de desarrollar un preparado de frutas sin aditivos destinado a personas mayores.

Fibra prebiótica contra el síndrome metabólico
El grupo de investigación de Farmacología de Productos Naturales de la Universidad de Granada (UGR) ha demostrado que la adición de determinadas fibras prebióticas (unas sustancias que estimulan el crecimiento y la actividad de bacterias beneficiosas para la flora intestinal) a la dieta mejora los síntomas del síndrome metabólico (SM).
Este estudio incide en el SM, una enfermedad caracterizada por la obesidad abdominal unida a dolencias cardiovasculares, dislipemia o diabetes, y que supone además un trastorno habitual, especialmente entre los varones.
El responsable de este estudio, Antonio Zarzuelo, explicó que la fibra (habitual en frutas, verduras o legumbres) se hincha en contacto con elementos líquidos, lo que produce una sensación de saciedad en el individuo y crea en su intestino “una especie de malla que retiene la glucosa y las grasas, evitando que se absorban”. “Durante el estudio observamos que la fibra soluble y de fermentación rápida es la más adecuada para este tipo de enfermedad”, aclaró.
En este marco, pretenden incluir el prebiótico en un alimento funcional, para lo que buscan “otras sustancias que unidas al prebiótico funcionen contra el SM”. “El objetivo es asociar la sustancia prebiótica con probióticos (microorganismos vivos que se adicionan a un alimento que permanecen activos en el intestino y ejercen importantes efectos fisiológicos) que ayudará a que la fermentación sea más rápida y mejorar la efectividad del producto”, matizó.

Nuevo cereal
Agrasys, una empresa de biotecnología surgida del Parc Científic Barcelona, ha lanzado al mercado una nueva especie de cereal, bautizado como Tritordeum, resultado de la hibridación entre el trigo duro y una cebada silvestre con propiedades nutricionales beneficiosas para la salud.
El nuevo cereal desarrollado por esta compañía dedicada a la investigación y desarrollo de nuevas variedades vegetales con un alto valor añadido tiene una composición y unas cualidades organolépticas “que lo hacen adecuado para el desarrollo de productos alimenticios innovadores”, ha informado la empresa.
La nueva variedad ha sido desarrollada en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y concretamente con el grupo de mejora genética liderado por Antonio Martín, profesor de investigación del Instituto de Agricultura Sostenible de Córdoba.
Las técnicas utilizadas para crear el Tritordeum son las clásicas de mejora (polinización cruzada) y no incluyen ningún tipo de modificación genética (GM), de manera que este cereal está acreditado como una especie cultivada natural y es el único de nueva creación que, a escala mundial, está presente en el mercado desarrollado para el consumo humano.

El ácido oleico favorece el desarrollo de las neuronas
El ácido oleico  debe su nombre al hecho de ser el principal componente del aceite de oliva,  y es objeto de estudio del Instituto de Neurociencias de Castilla y León (Incyl), que ha descubierto que se trata de un factor neurotrófico: es decir, que favorece el desarrollo y la supervivencia de las neuronas. Por eso, la investigación apunta a la posibilidad de que el ácido oleico o alguno de sus derivados, pueda utilizarse para prevenir las enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer.
Incyl ha señalado que los resultados han sido tan prometedores que hemos volcado nuestro interés en este estudio, porque  algún día podría utilizarse este componente para prevenir las enfermedades neurodegenerativas. Quizá no precisamente el ácido oleico, pero puede que sí algún derivado”.
Sin embargo, este trabajo científico ha encontrado que el efecto de esta sustancia es limitado, influye principalmente en el desarrollo del sistema nervioso, pero no en personas adultas. “No podemos afirmar que por tomar ácido oleico mejore la salud de un adulto, pero sí que es importante que el niño y la madre que le alimenta a través de la leche materna tomen ácido oleico, porque va a favorecer su desarrollo intelectual”, indica. Por el contrario, el cerebro adulto crea una barrera hematoencefálica que impide el paso de muchas sustancias y una de ellas es, precisamente, el ácido oleico.

Descubren una proteína
Investigadores del CSIC y de la Universidad de Texas determinan el mecanismo que utilizan las plantas para producir compuestos antioxidantes según sus necesidades.
Para protegerse del daño oxidativo que causa el exceso de luz y asegurar una correcta realización de su fotosíntesis, las plantas utilizan compuestos antioxidantes como los carotenoides. Un grupo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Universidad de Texas (EEUU) han determinado el mecanismo que las plantas emplean para producir estos compuestos en respuesta a condiciones de luz cambiantes. En definitiva, según sus autores, el hallazgo explica cómo las plantas adaptan los niveles de antioxidantes a sus necesidades.
Dado que los carotenoides también son útiles para los hombres (son una fuente de vitamina A y tienen un importante papel antioxidante que protege a la piel del sol), los investigadores creen que estos resultados podrían servir en el futuro para modificar los niveles de carotenoides en plantas de interés, contribuyendo a la generación de nuevas variedades de alimentos funcionales.

Proyecto Fun-C-Food
Otras noticias relacionadas con la gran actividad en torno a los funcionales es el proyecto del programa nacional Consolider-Ingenio 2010 ‘Nuevos ingredientes de alimentos funcionales para mejorar la salud’ (Fun-C-Food), cuya coordinación está a cargo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), tiene el objetivo de la obtención y caracterización de ingredientes alimentarios bioactivos y su aplicación al desarrollo de alimentos funcionales, con el correspondiente análisis de los beneficios y riesgos que puedan tener en la salud humana.
El proyecto Fun-C-Food prevé la integración de nuevas tecnologías de producción de ingredientes alimentarios para formulación de alimentos funcionales, su bio-análisis avanzado, que incluya tanto una exhaustiva caracterización química como funcional, la evaluación su biodisponibilidad y metabolismo, y el estudio de los beneficios y riesgos que puedan tener en la salud humana.
El programa integra otras actividades de investigación que aprovechan las nuevas herramientas científicas y tecnologías avanzadas (‘ómicas’), que permiten la obtención de información masiva, en el campo de la genómica, la proteómica, la metabolómica, y la nutrigenómina, entre otras, en lo que supondrá “la primera iniciativa en España que integra la ciencia de alimentos y las metodologías ‘ómicas’, con el fin de determinar la actividad biológica de los ingredientes y alimentos funcionales”, subrayaron las mismas fuentes.
El proyecto cuenta con una dotación económica cercana a los siete millones de euros, para un periodo de cinco años, y está financiado en su mayor parte por el Ministerio de Ciencia e Innovación, mientras que el CSIC aporta un millón de euros, como entidad coordinadora. Hasta el momento, el proyecto ha dado lugar a numerosas publicaciones científicas y patentes, muchas de las cuales ya están licenciadas a empresas.


Las empresas opinan

Destacadas empresas del sector operan en el mercado de los ingredientes saludables. Tecnifood se ha puesto en contacto con ellas para dar una valoración cualitativa de la voz del sector y la oferta que presentan.
Innovafood es una empresa con una trayectoria de cinco años en el mercado español, que distribuye los productos de las empresas Cosucra, inulinas y oligofructosas y Prova, aromas, Otra de sus representadas es Novastell, especializada en los fosfolípidos “unos complementos que responden a un mercado con mucho futuro: el cerebro”, comentó a Tecnifood Oriol Villadeval, gerente de Innovafood. “Cada día son más los estudios que demuestran el déficit que la sociedad occidental tiene con respecto a la ingesta necesaria de fosfolípidos. Además Novastell tiene un nuevo acuerdo estratégico para la comercialización_ de los fosfolípidos de huevo con la firma Belovo”.
Monteloeder dispone de los siguientes ingredientes funcionales: extractos vegetales solubles en agua para bebidas (ginseng, granada, hoja de olivo, romero, entre otros); extractos de té solubles, Flavintea: té verde soluble enriquecido en teaflavinas; cacao en polvo desgrasado por extracción supercrítica; Cithesol, flavonoides solubles para fortificar bebidas; Cithesol C, flavonoides que protegen la vitamina C de su degradación; aceite de chía (salvia hispánica) extraído por supercrítico y harina de chía para panadería, bollería, carnes; edulcorantes intensivos: estevia y neohesperidina DC.
Monteloeder destaca su implicación en proyectos como Eurostar, Impiva y de la Consellería de Industria Valenciana y la apertura de una oficina comercial en Suiza.
Para la empresa, “el mercado sigue un tanto conservador en cuanto a nuevos desarrollos, aunque todo parece indicar que veremos cierta mejoría”.
En el sector de ingredientes/alimentos funcionales “existe un gran potencial puesto que hay mucho recorrido todavía aunque aspectos como la calidad, innovación y los desarrollos técnicos para adecuar los productos a las necesidades de los clientes van a ser muy importantes”.
Vitae-Caps destaca dentro de su gama de ingredientes funcionales a Vitasterol® (esteroles vegetales y esteres de esterol vegetal), que han sido uno de los primeros ingredientes funcionales en obtener la aprobación de la alegación nutricional relacionada con la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares. La alegación autorizada es la siguiente: “se ha demostrado que los esteroles disminuyen/reducen la colesterolemia. Una tasa elevada de colesterol constituye un factor de riesgo en el desarrollo de cardiopatías coronarias”.
Las alegaciones nutricionales del resto de sus ingredientes funcionales, vitamina E de origen natural no GMO y ecológica, luteína e isoflavonas están en proceso de evaluación por parte de la EFSA.
Vitae Caps enfoca sus inversiones principalmente en el desarrollo de nuevos productos y en la mejora de los procesos productivos. La inversión en I+D+i está destinada a la canalización de Vitae Caps en nuevos sectores de mercado, tales como el sector farmacéutico, el sector alimentación animal y  la industria de plásticos.
Además, Vitae Caps destaca que ha sido “la primera productora europea de vitamina E de origen natural que consigue la certificación ecológica”.
Vitae Caps, forma parte del proyecto Procadeco: “Estrategias multidisciplinares para la consecución de productos de cerdo adecuados a las exigencias de los consumidores” y, además, ha sido galardonada con el premio Marca Innueva del CEEI, “reconocimiento público a la distinción por la innovación y el esfuerzo”.
Para la empresa, “nuestro sector se está viendo afectado no solo por la crisis económica, sino también por la escasez de materias primas, sin embargo, debido a la sustitución de aditivos sintéticos por los naturales, la demanda de nuestros productos se ha visto incrementada”.
Sobre el Reglamento de Declaraciones Nutricionales y Alegaciones, Vitae-Caps estima que “permitirá tener en el mercado productos fiables para los consumidores y que realmente funcionan. A pesar de ello, el procedimiento seguido por la Comisión Europea y la EFSA para dar opiniones favorables sobre las alegaciones nutricionales basados en evidencia científica ha generado malestar general en la industria, puesto que la exigencia es tal, que prácticamente se asemeja más al sector farmacéutico que al sector alimentario o de suplementos dietéticos”.
El endurecimiento de la legislación con el Reglamento Novel Food y el de alegaciones nutricionales, “implica que la empresas tarden mucho más tiempo en poder lanzar un producto nuevo al mercado, puesto que el procedimiento se puede alargar hasta más de 4 años. De manera que, una vez que el producto cuenta con todas las autorizaciones, ha pasado muchísimo tiempo. Esto tiene como consecuencia la ralentización en el desarrollo e innovación por parte de las empresas de nuevos productos que supongan una novedad en el mercado”.
Nutrafur es una empresa dedicada a la obtención de extractos y principios activos de plantas (romero, cítricos, olivo, etcétera) destinados a las industrias alimentaria, nutraceútica, cosmética y farmaceútica, que dispone de cuatro plantas de fabricación.
Cuenta con una capacidad productiva en torno a las cien toneladas de diversos extractos botánicos, flavonoides y polifenoles que supone un procesado de cerca de 1.500 toneladas de diferentes materias primas vegetales.
En los últimos años, la empresa ha trabajado en más de 15 proyectos de investigación financiados por organismos oficiales nacionales y europeos.
También la empresa colabora con diferentes centros de investigación públicos y privados. Los resultados de estas investigaciones han llevado a la creación de varias patentes y al desarrollo de nuevas líneas comerciales.
Beneo-Orafti España S.L. es una filial de la empresa Belga Beneo-Orafti y pertenece al grupo alemán Suedzucker. La empresa produce y comercializa inulina y oligofructosa bajo la denominación comercial Beneo.
Estos ingredientes son fibras alimentarias solubles, que cuentan con propiedades nutricionales y tecnológicas. Las fibras alimentarias disponen de efecto prebiótico o bifidogénico: es decir, son el alimento adecuado para la flora propia del colon y ayudan a incrementar el calcio absorbido por el organismo.
Desde el punto de vista tecnológico, son unos ingredientes que pueden reemplazar grasa y azúcar en numerosas aplicaciones.
La combinación de sus características nutricionales y tecnológicas permite presentar en el mercado alimentos enriquecidos y con un perfil nutricional equilibrado.
Esta gama de alimentos se utiliza en todos los sectores de la industria alimentaria debido a sus propiedades ya comentadas así como a su sencillez de uso y sus neutras cualidades organolépticas.
En la actualidad, “así como en el pasado y cara a futuro el principal objetivo de nuestras inversiones ha sido el profundizar en las virtudes y propiedades de nuestros ingredientes, así como la realización de los estudios científicos y clínicos necesarios para corroborarlos”.
Otra línea de inversión de la compañía, es el Programa de Comunicación Beneo, que trata de una colaboración entre Beneo-Orafti y sus clientes para dar a conocer las propiedades de los ingredientes y de los productos alimentarios que llegan al consumidor final, por medio de acciones de comunicación en revistas, congresos científicos,  foros de consumidores, revistas web, etc.
Como en todos los sectores este año 2010, así como lo fue 2009, “se prevé sea complicado por varias razones. La primera de ellas y más clara es la situación económica a nivel global debido a la situación de crisis, que hace que el precio del producto final tome una mayor importancia a la hora de la decisión de compra por parte del consumidor”.
Trades cuenta con una amplia oferta en el sector de funcionales a través de sus representadas como Glanbia: calcio lácteo para enriquecimiento en calcio de todo tipo de alimentos; lactoferrina: refuerza el sistema inmunitario y su aplicación está restringida a suplementos; y Prolibra, ayuda a reducir grasa corporal manteniendo el tono muscular. Aplicación restringida a suplementos dietético.
Hidrolizados de proteínas vegetales (trigo, arroz, soja), de la empresa Tournay, para enriquecimiento proteico de alimentación infantil (arroz), senior y de deportistas. y también extracto de cranberry, que reduce el riesgo de infección de orina y evita la formación de placa y mal aliento. Aplicaciones en confitería saludable y en suplementos dietéticos.
De la empresa Primex, Chitosán (fibra soluble) evita la absorción de grasas. Uso restringido a suplementos.
Harinas completas estabilizadas de la empresa Limagrain incrementan el aporte de fibra, vitaminas y minerales a todo tipo de productos horneados. También ofrecen Limalin: harina de semillas de lino estabilizada para enriquecimiento en omega 3 de productos horneados.
Trades ha creado un nuevo departamento de innovación y tecnología para la recogida de las principales tendencias del mercado,  la búsqueda sistemática de nuevos ingredientes y para el diseño de herramientas que faciliten la venta de estos nuevos ingredientes (aplicaciones, recetas…). Aparte, dispone de un laboratorio de aplicaciones que permite desarrollar ideas y nuevos conceptos para sus clientes.
Entre las últimas noticias que ha protagonizado, figura la adquisición de nuevo almacén de 1.000 m2 en el Prat de Llobregat y el lanzamiento de la nueva marca Tradissimo dirigida a la restauración creativa y al artesano (profesional de pastelería, panadería y heladería) con nuevos formatos de envase adaptados a este segmento.
Respecto a la coyuntura del sector, Trades opina que “en cuanto al consumo, percibimos un moderado repunte sobre todo de las empresas líderes ya que durante el año anterior éstas fueron las que más acusaron la situación económica. Después de un año con muy pocos lanzamientos, las industrias alimentarias empiezan a presentar algunos de los productos desarrollados en ejercicios anteriores pero que debido al panorama de crisis aún no habían visto la luz”.
En cuanto a la opinión de la empresa sobre el Reglamento de Declaraciones Nutricionales y Alegaciones de Salud, Trades señala que “la modificación afecta a la utilización de declaraciones relacionadas con los ácidos grasos omega 3, grasas monoinsaturadas, grasas poliinsaturadas y grasas insaturadas. Pero la Comisión se muestra reacia a añadir nuevas declaraciones nutricionales, lo que plantea muchas dudas y temores a la industria alimentaria que, en gran medida, sigue utilizando declaraciones que querría ver incluidas en el anexo del Reglamento de Declaraciones y no lo están”.
Aunque la tónica general del sector alimentario es un mayor interés por la innovación y el desarrollo de nuevos productos, “existe en el campo de los funcionales un cierto parón motivado por la incertidumbre derivada de la indefinición de qué alegaciones se podrán llevar a cabo y cuáles no”.
Martin Bauer Group “es pionera en la producción de extractos botánicos de alta calidad. Nuestro equipo de especialistas y científicos cualificados lleva años trabajando, en colaboración de Universidades e Institutos de Innovación, en el desarrollo de productos con funcionalidad probada, entre los que destacamos alegaciones como: relax, memoria, energía y antioxidante”.
Por otra parte, Martin Bauer Group acaba de inaugurar una nueva línea de extracción gentil, para la producción de extractos líquidos envasados en aséptico, que se asemejan a la infusión real.
Además, la empresa destaca su participación en las jornadas de AFCA “El motor de la Innovación Alimentaria: los Aditivos, los Bioaditivos y los Ingredientes Funcionales”, en las que presentaron “el revolucionario Extracto del Cistus cretucus, como alternativa natural para la prevención y tratamiento de enfermedades virales como la gripe estacional”.
Sobre el comportamiento del sector durante el 2010, la empresa opina que “el auge de las marcas blancas está impactando en el mercado y en el sector productivo. De hecho, hay contados lanzamientos de nuevos productos en 2010”.
Sobre el Reglamento de Declaraciones Nutricionales y Alegaciones de Salud, “percibimos cierta inquietud y preocupación en la industria, los últimos dictámenes de la EFSA no son alentadores y muchos se temen que la mayoría de las alegaciones sean denegadas”.
El sector de los alimentos funcionales es “uno de los más prometedores y dinámicos de la industria alimentaria. El aumento en la preocupación del consumidor por la salud es el más destacable y posiblemente el eje central en el que todos los operadores nos apoyamos”.
Productos Aditivos comercializa todo tipo de vitaminas y minerales para alimentación tanto de forma individual como en premixes (elaborados a medida según los requerimientos del cliente y la legislación vigente). En la empresa “aseguramos, mediante técnicas cromatográficas de análisis, la correcta homogenización de sus componentes facilitando su posterior aplicación sobre el producto final”.
Un servicio complementario que ofrecen a sus clientes es “la corrección de las características organolépticas en los productos que han sido modificados al adicionar vitaminas y minerales.
En cuanto a las inversiones en I+D+i “la empresa incide en el desarrollo de nuevos productos y mejoras de procesos productivos. Se reinvierte el 10% de beneficios”.
Recientemente, han lanzado al mercado una nueva gama de productos llamada Polimix que consiste en una mezcla a medida, donde el peso específico de ingredientes funcionales es  importante. Pueden contener vitaminas y minerales, aminoácidos, l-carnitina, guaraná, ginseng, extracto de té,  etc.
Para Productos Aditivos, “el comportamiento del sector está siendo positivo teniendo en cuenta la coyuntura económica a nivel mundial, lo que sí se ha podido apreciar es un menor número de lanzamientos de nuevos productos”.
El sector de funcionales es “muy dinámico, y afortunadamente está teniendo un crecimiento exponencial superior a otros debido a que el consumidor busca una funcionalidad en los alimentos de siempre que contribuyan a una vida sana y saludable”.
Altaquímica cuenta con una amplia oferta de productos de sus representadas:
-Naturales: arroces y legumbres deshidratados precocidos. Vegetales deshidratados: tomate (licopeno), zanahoria y espinaca (carotenoides), brécol (anticancerígeno), ajo (antiartiesclerosis), etc. Frutas deshidratadas ricas en vitamina C como kiwi, fresa, naranja, limón e infusionadas con efectos antioxidantes como los arándanos rojo y azul. Otros productos deshidratados ricos en resveratrol como la piel de uva y el vino tinto.
-Ácidos grasos poliinsaturados con contenido en omega 3 y omega 6 como el ácido linoleico.
-Proteínas: lactoferrina y lactoperoxidasa.
-Otros: calostro en polvo, minerales (con bajo contenido en impurezas), vitamina E (tocoferoles) y fibras, bayas de goji, aminoácidos varios, etc.
En cuanto a sus líneas de investigación, la empresa destaca que “estamos participando en desarrollos con aditivos funcionales como colorantes y antioxidantes naturales. Actualmente, estamos ofreciendo las ventajas funcionales y técnicas de productos como los arroces y legumbres precocidas deshidratadas. Permiten una mejor absorción de los aromas, mejoran la microbiología, impiden que se deterioren sus propiedades ante determinados tratamientos térmicos y minimizan el tiempo de preparación. Por otro lado, el calostro en polvo como producto con un alto valor funcional y de aplicación en varios sectores de nutrición infantil y de dietética”.
Sobre el comportamiento del sector durante  2010, Altaquímica valora que “seguimos observando el mismo interés que años anteriores por este tipo de productos ya que suponen valor añadido y una diferenciación del fabricante. Además se suma la tendencia y una mayor demanda de los ingredientes considerados “naturales” y saludables por el consumidor final, cada vez más exigente en su compra.
El reglamento europeo 1924/2006 relativo a las declaraciones y propiedades saludables es “una buena referencia ya que ayuda a definir y especificar las propiedades funcionales, clarificar las condiciones de los perfiles nutricionales de tales productos y finalmente poder evaluar las características y estudios que avalan y demuestran tales propiedades así como también su seguridad alimentaria”.
Desde 1996, Tecom Ingredients se ha centrado  en suministrar ingredientes y aditivos especiales para la industria alimentaria: “nuestros proveedores son empresas punteras de su sector, que han desarrollado productos innovadores que permiten ofrecer a la industria alimentaria respuesta a los retos a los que se enfrenta y soluciones a sus necesidades. En la actualidad contamos con proveedores en Europa, América y Asia”, señalan fuentes de la empresa.
Suministran una amplia gama de ingredientes y aditivos: abrillantadores y        antiadherentes, aromas y saborizantes, cacao y chocolate en polvo, cereales y harinas especiales, edulcorantes intensivos y sustitutos del azúcar, especias, vegetales y sazonadores, estabilizantes y espesantes, fibras, frutas, gelatinas, mostaza, nutraceúticos y productos dietéticos, productos lácteos, grasas, proteínas, materiales de envasado, etc.
Uno de los principales distribuidores de nuestro país es la firma Brenntag, que con más de 10.000 referencias es un exponente claro en el mundo de los ingredientes funcionales.
“La calidad y profesionalidad de nuestro equipo, así como la presencia de la red comercial propia a través de toda la geografía de España, Portugal y Marruecos, convierte a Brenntag Iberia en una organización capaz de ofrecer a los clientes la mejor relación de servicio, calidad y competitividad dentro del mercado de ingredientes y aditivos alimentarios”, destacan fuentes de la empresa.
Como resultado de la relación con sus proveedores, forjada a través de muchos años de estrecha colaboración y trato personal “Brenntag Iberia es capaz de desarrollar e innovar productos de acuerdo con las tendencias más actuales de un mercado en constante dinamismo y expansión”, añaden.
Alifarma comercializa en nuestro país los productos de Martek: Martek DHA, Aceite de algas rico en DHA con propiedades sobre la salud cardiovascular, desarrollo cognitivo, salud mental y ocular.
Matsutani: Fibersol 2, fibra altamente soluble con efectos contrastados en regularidad intestinal, reducción de índice glucémico y salud cardiovascular.
Cargill: Regenasure, glucosamina de origen vegetal con efectos en la prevención de problemas de articulaciones.
Balchem: Memorc, se trata de cloruro de colina para usos nutricionales especiales (reducción de sodio, dietas infantiles, dietas específicas).
ADM: CardioAid. Son ésteres de esterol aprobados como Novel Food indicados para la salud cardiovascular y Novasoy. Isoflavonas de soja con propiedades sobre la menopausia y la salud cardiovascular.
Gadot: Sales minerales de calcio y magnesio, entre otras.
Sunopta, fibras insolubles de avena y soja.
Sobre el sector, Alifarma opina que “según nuestra experiencia, los proyectos se han ralentizado, y los lanzamientos de novedades se estudian con mucho más detalle. Pensamos que no es un sector que busque estrictamente precio, aunque es un parámetro muy importante”.
Sobre el Reglamento de Declaraciones Nutricionales y Alegaciones de Salud la empresa estima que “respecto a las alegaciones nutricionales, se trata de una herramienta muy útil para todo el mundo. Podríamos discrepar en algún caso particular, pero por lo general estamos contentos que se hayan fijado cantidades máximas o mínimas para ciertos ingredientes”.
En cuanto a las alegaciones de salud, “entramos en un campo mucho más complejo e indefinido. Todos sabemos que EFSA está haciendo un trabajo muy laborioso lo que hace que el tiempo de respuesta de muchas alegaciones se esté alargando. Esto provoca una sensación de incertidumbre en el sector, por lo que en aquellos ingredientes donde todavía no sabemos cuáles van a ser sus alegaciones de salud, los proyectos quedan en el aire”.
Para Alifarma, el sector de ingredientes funcionales es “un mercado en continuo crecimiento. Quizás no con la proyección de dos años atrás, pero sigue vivo y en constante evolución. Los reglamentos anteriormente citados ayudarán a una mejor comprensión por parte del consumidor y, sobre todo, mayor confianza en los productos funcionales”.
Btsa ofrece una gama completa de antioxidantes naturales basados en tocoferoles naturales, además de vitamina E natural, omega 3 de origen vegetal y animal; premixes de vitaminas y minerales, etc.
Entre sus últimas novedades, destacan la incorporación de colorantes a su gama.
Otras empresas destacadas del sector son Biosearch, en páginas interiores publicamos una entrevista a su gerente José Roset, y Nutracitrus, empresa que también publica un artículo técnico en esta edición.

Colorantes funcionales
Otro tipo de productos que están buscando su hueco en el sector de los ingredientes funcionales son los colorantes naturales.
GNT procura etiquetas limpias sin números E, gracias a sus colorantes naturales funcionales, cuyo origen son las frutas y verduras.
Secna es un fabricante de extractos y colorantes naturales provenientes de frutas y verduras, como extracto de piel de uva, zanahoria negra/morada o col. En especial, tienen un extracto de piel de uva negra con alto contenido de taninos, producto del que se realizan mediciones ORAC (Oxigen Radical Absorbance Capacity) para determinar la actividad antioxidante de extracto. Para garantizar un fácil manejo del producto en cuanto a transporte, almacenado y caducidades largas los productos están disponibles mayoritariamente en formato polvo.
Chr. Hansen también opera en este sector a través de su delegación de Barcelona.

 

Publicado en el número 70 de la revista Tecnifood

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas