Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Los ingredientes funcionales y nutracéuticos: buen presente, mejor futuro

Léalo en 12 - 15 minutos
Léalo en 12 - 15 minutos

Este artículo técnico es un avance sobre los temas que se tratarán el próximo noviembre en el evento HiE & Ni que se celebrará en Madrid.
Investigadores y expertos en la industria de la alimentación y los ingredientes, aportan su visión sobre en qué medida los ingredientes funcionales y nutracéuticos son buenos para la salud, mostrando especial atención en tres áreas funcionales clave: en la saciedad, la salud cardiovascular y la salud digestiva

A pocos meses de la celebración de la feria HiE & Ni (Health Ingredients Europe & Natural Ingredients) que tendrá lugar en Madrid, del 16 al 18 de noviembre de 2010, los organizadores de este evento mundial han realizado un análisis de mercado y han llegado a la conclusión de que el sector pasa por muy buen momento, y que además le espera un futuro muy prometedor.
Investigadores y expertos en la industria de la alimentación y los ingredientes hablan sobre en qué medida los ingredientes funcionales y nutracéuticos son buenos para la salud. Compañías de investigación y fabricantes han opinado sobre tres áreas funcionales clave: la saciedad, la salud cardiovascular y la salud digestiva, además de hablar sobre cuáles son los desafíos, el impacto de la regulación de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), y lo que el futuro puede deparar. Sus respuestas son reveladoras.

La saciedad, punto de vista de un experto

Rianne Ruijschop, director de Proyecto de NIZO investigación alimentaria, en los Países Bajos, explica: “lo referente a alimentos funcionales, saciedad y control de peso se puede describir como un mercado emergente. Las proteínas y las fibras, ingredientes tradicionalmente asociados con el control de peso, permiten retardar el tiempo hasta la próxima comida. Pero nuestra investigación demuestra que las propiedades sensoriales de un producto también pueden tener un efecto saciador, incrementando la percepción de saciedad durante la ingesta de alimentos y acelerando la finalización de la comida, lo que implica una reducción en el tamaño de las porciones y la ingesta”. El reto está en cómo combinar múltiples desencadenantes que aumentan la saciedad en un alimento: la integración de las propiedades sensoriales del producto y los ingredientes es el enfoque óptimo para que la supresión del apetito sea duradera. Significa trabajar con la industria alimentaria y la combinación de múltiples disciplinas: las propiedades sensoriales de los alimentos, la digestión del estómago, las composiciones de macro nutrientes y la digestión en el intestino delgado y la fermentación de, por ejemplo, las fibras en el intestino grueso para integrar y convertir conceptos de saciedad en productos alimenticios de valor. Una de las ventajas más importantes de estos productos es que la comida traerá una verdadera recompensa para el consumidor. La gente se sentirá satisfecha al consumirla”.
“La legislación de la EFSA supondrá que una gran parte de la saciedad y de las propiedades de control de peso que actualmente se están realizando probablemente será rechazada, lo que puede significar cambios en algunos envases de alimentos. Un comentario constante es que la EFSA no tiene pruebas suficientes de que un cierto ingrediente produzca realmente efectos en la salud”, afirma, “una relación de causa-efecto no es aparente. En muchos casos, son necesarias más pruebas”.
Para Emily Tellers, directora global de negocios de Fabuless & Teavigo, DSM Nutritional Products: “el tema del control de peso sigue siendo uno de los mayores focos internacionales, ya que más de un billón de personas están afectadas”. La saciedad, en particular, ha sido el punto de mira durante los últimos dos años, impulsado por la aparición de ingredientes de marca con funcionalidad probada. En el pasado, el sector de los ingredientes de la saciedad estuvo dominado por las píldoras supresoras del apetito y los productos lácteos para sentirse lleno durante más tiempo. A medida que el mercado sigue evolucionando, esperamos ver una expansión hacia nuevas áreas de aplicación para hacer frente a la necesidad del consumidor de productos de control del apetito de forma natural”.

La salud cardiovascular
Según Anja Dahten, director de Proyectos, Analyze & Realice en Alemania (compañía consultora especialista en temas de regulación, investigación científica y ensayos clínicos para alimentos funcionales): “la evolución de enfermedades cardiovasculares ha favorecido el desarrollo de empresas innovadoras, así como el impulso de efectivos productos preventivos para curas y, en su mayor parte, antioxidantes, especialmente ‘superfrutas’, y omega-3, del que nuevos efectos se descubren todavía casi a diario. Se ha demostrado recientemente, que el omega-3 es capaz de retardar el envejecimiento celular en personas con enfermedad cardiaca coronaria. Este grupo de ingredientes “estrella” está ya en gran medida en la conciencia de los consumidores y sigue cobrando impulso. En cuanto a las superfrutas, las proantocianidinas oligoméricas (OPCs) de extractos de bayas tales como arándanos, açai o goji, están recibiendo atención actualmente por ser especialmente eficaz en términos de acción anti-arterosclerótico. Por otra parte, se sabe que el té verde aumenta la capacidad de la arteria para relajarse y expandirse. Las combinaciones de prebióticos y proteínas de soja han mostrado prometedoras acciones reductoras sobre el colesterol LDL. Además de los anteriores, los combatientes de la edad como la vitamina D, están siendo estudiados para indicaciones cardiovasculares”.
“El cambio en el paisaje de la reglamentación, sin embargo, tendrá un efecto en el mercado. Las declaraciones de propiedades nutritivas son más difíciles que nunca, ya que su aprobación requiere del conocimiento y recursos sobre una sólida fundamentación. Al igual que en todos los demás sectores, se espera que se reprima el desarrollo de nuevos productos, e incluso, en los productos de la salud cardiovascular puede obligar a sacar productos establecidos ya fuera del mercado. El efecto será especialmente sentido por los fabricantes más pequeños a los que no les es posible hacer los estudios clínicos necesarios para la sustentación del crédito. Sin embargo, como los fabricantes se adaptan a la situación de la nueva reglamentación, durante los próximos cinco años veremos, al igual que en otros segmentos, nuevos productos bien fundamentados en el segmento de la salud cardiovascular.
Para David Jopling, director de Desarrollo de Negocio de alimentos funcionales, Croda: “la recesión de 2009 provocó un allanamiento en el número de lanzamientos de nuevos productos de alimentos que contienen ácidos grasos omega-3, pero una mejora de la economía europea y las opiniones positivas de la EFSA sobre las referencias en el etiquetado de alimentos, debería significar una mayor actividad en el desarrollo de nuevos productos en 2010, tanto en los alimentos como en bebidas funcionales. La previsión anual de crecimiento en ventas de omega-3 (EPA / DHA) es de 16,9% hasta 2013.
Dicho esto, los desafíos en la regulación son mayores en Europa que en Norteamérica, donde la FDA desde hace ya mucho tiempo ensalza las virtudes de ácidos grasos omega-3 para la salud del corazón, y miles de alimentos en los EEUU contienen esta afirmación en el envase. Pese a la creciente evidencia clínica y a los estudios científicos, la EFSA aún tiene que permitir que los beneficios saludables del omega-3 se incluyan en los envases europeos. Sin embargo, los fabricantes de alimentos, de manera proactiva, están preparando para la futura aprobación de la regulación de ácidos grasos omega-3 (EPA + DHA) las propiedades saludables. Este año ha visto un marcado incremento en el número de fabricantes europeos de alimentos que utilizan emulsiones de omega-3 (EPA / DHA) concentradas y micro-encapsuladas en el desarrollo de nuevos productos”.

La salud digestiva
Roberta Re, directora de investigación de nutrición, Leatherhead Food Research, Reino Unido, dice: “en la salud digestiva, todo gira alrededor de los probióticos y prebióticos. El mercado mundial de los probióticos ha seguido creciendo en los últimos años, y está valorado en más de 20 billones de dólares. Europa está más desarrollada que los EEUU, aunque éste último avanza rápidamente. Un cambio notable ha sido la forma en la que se ha introducido el yogur con prebióticos que tenía como primer objetivo a mujeres conscientes de su salud. Ahora, el sector se centra en los niños, y en el futuro posiblemente lo haga en grupos «vulnerables», como las mujeres embarazadas. Productos notables incluyen Yakult, con una cepa viva probiótica llamada Lactobacillus casei Shirota, Actimel, culturas con L. casei Imunitass, y Activia, que cuenta con Bifidius ActiRegularis. Otro cambio ha sido la inclusión de los probióticos en una variedad de matrices de alimentos, incluidos el chocolate y el queso.
En términos de prebióticos, la oligofructosa continúa a la cabeza, seguida de la inulina. Hay varios retos que afrontar: la dosis recomendada, los sistemas de suministro óptimo y la educación del consumidor sobre la diferencia entre los probióticos y los prebióticos.
“Un objetivo importante corresponde a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) en cuanto a los probióticos se refiere, ya que han sido revisadas varias declaraciones pero, hasta la fecha, ninguna ha sido aceptada. La correcta identificación de las cepas y especies es de vital importancia y varias declaraciones sobre probióticos fueron rechazadas por que no tienen base o la caracterización es insuficiente. El futuro de los probióticos es optimista, sin embargo, y están siendo poco a poco incorporados a una variedad de alimentos. Más adelante podrían también incluirse en aperitivos, chicles, galletas, mermeladas, caramelos, etc.”
Según Tim Van Der Schraelen, director de Marketing y Comunicación de Beneo-Orafti: “vemos los productos de digestión saludable como los líderes en un mercado ‘de lo saludable’ más amplio, que está mostrando un excelente crecimiento y que, a pesar de la incertidumbre, está siendo comunicado al mercado por la EFSA. Estamos de acuerdo con una mayor regulación de las alegaciones de propiedades saludables, pero por ahora hay demasiada confusión, especialmente en las fechas de aplicación. También hay controversia sobre los periodos de transición, y si las reivindicaciones se aprueban, si serán adoptadas por la CE en lotes, o todas a la vez. Esta incertidumbre lleva a los fabricantes a un enfoque conservador y, si continúa, podría dañar realmente la innovación en Europa, y consecuentemente esto no es bueno para los consumidores. No es ninguna sorpresa que la inulina y la oligofructosa son los ingredientes del momento. Han sido muy estudiados, son naturales, no tienen efectos adversos sobre el sabor, puede crear la textura, y se puede utilizar para sustituir tanto el azúcar como la grasa. Somos muy optimista con el futuro, ya que ambos ingredientes se han incluido en el lanzamiento de un gran número de nuevos productos.”

Buenas perspectivas, a pesar de la incertidumbre
Estos segmentos del mercado de ingredientes funcionales y nutracéuticos gozan de excelente salud, ya que innovación y crecimiento van de la mano. Aunque estas tendencias continúen, sin embargo, la incertidumbre sobre el impacto de la regulación de la EFSA, sigue siendo una cuestión abierta. Pero si el entusiasmo de la industria por continuar por este camino sigue, es difícil pensar en otro futuro que no sea otro que positivo. De todos estos adelantos, puntos de vista, opiniones, investigaciones reglamentaciones, etc., se podrán comprobar durante la celebración de la feria HiE & Ni (Health Ingredients Europe & Natural Ingredients), cita obligada para los profesionales de la industria de la alimentación y los ingredientes.

 

Publicado en el número 71 de la revista Tecnifood

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas