Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Luz verde definitiva a la ley de funcionamiento de la cadena alimentaria

Léalo en 3 - 4 minutos
Léalo en 3 - 4 minutos

El Pleno del Congreso de los Diputados ha dado, el 17 de julio, luz verde de manera definitiva a la Ley de Medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, una de las iniciativas “más importante y de mayor calado” del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para esta legislatura. La Ley entrará en vigor en el plazo de cinco meses.

Esta iniciativa legislativa forma parte del paquete de 66 medidas presentadas por el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, en su comparecencia del 1 de febrero de 2012 en el Congreso de los Diputados.

 El objetivo de esta nueva norma  es mejorar el funcionamiento y la vertebración de la cadena alimentaria, aumentando la eficacia y competitividad del sector y reduciendo el desequilibrio en las relaciones comerciales entre los diferentes operadores de la cadena de valor, en el marco de una competencia justa. Con esta ley se persigue el “beneficio tanto del sector como de los consumidores”.

Para lograr sus objetivos, la ley se basa en un modelo mixto de regulación y autorregulación de las relaciones comerciales entre los agentes de la cadena, desde la producción hasta la distribución de alimentos o productos alimenticios. Así, la ley regula los contratos alimentarios y las prácticas comerciales abusivas. En relación con el régimen de contratación, la principal novedad radica en la obligatoriedad de formalizar por escrito los contratos alimentarios que se suscriban entre los operadores de la cadena.

 En cuanto a las prácticas comerciales abusivas, la Ley prohíbe las modificaciones de las condiciones contractuales, salvo que se realicen de mutuo acuerdo. Además, se prohíben todos los pagos adicionales más allá del precio pactado, salvo en dos supuestos específicos (riesgo razonable de referenciación de un nuevo producto o la financiación parcial de una promoción comercial).

La norma también establece la obligación de los operadores de gestionar las marcas de los productos alimentarios que ofrezcan al consumidor, evitando prácticas contrarias a la libre competencia o que constituyan actos de competencia desleal.

Por otra parte, la autorregulación de las relaciones comerciales se basa en el establecimiento de un Código de Buenas Prácticas Mercantiles en la contratación alimentaria, que está elaborando el Magrama junto a las organizaciones y asociaciones representativas de la producción, la industria y la distribución. Asimismo, se crea el Observatorio de la Cadena Alimentaria, que asumirá las funciones del Observatorio de Precios de los Alimentos e informará de la propuesta de Código y realizará su seguimiento. Además, tratará de fomentar las buenas prácticas y sistemas ágiles de resolución de conflictos.

 

Más información en la edición impresa de Tecnifood núm. 89 (septiembre/octubre 2013)

 

Contenidos relacionados:

La ley de la cadena alimentaria exigirá mayor contraste a los análisis sobre alimentos

Aprobadas las Líneas estratégicas para la internacionalización del sector agroalimentario

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas