Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Mabeconta maximiza la fiabilidad con los filtros dobles de Mahle Ako

Léalo en 3 minutos
Léalo en 3 minutos

Mabeconta ha presentado los filtros dobles autolimpiantes de su representada Mahle Ako, que garantizan el cumplimento de las fuertes exigencias de calidad y fiabilidad en los procesos industriales  que incluyen filtración.
La firma Mahle Ako desarrolla y fabrica, desde hace más de 70 años, filtros innovadores y de alta calidad para su aplicación en todos los sectores industriales: alimentación, química, aguas, ingeniería de procesos, tecnología de climatización y frío, fabricación de máquinas, generación de energía, industria automovilística, náutica, etc. Sus soluciones para filtración pueden ser estándar o realizadas de forma específica a la medida de los requerimientos del cliente.
Todos los filtros de Mahle Ako distribuidos en España por Mabeconta, destacan por su probada robustez y duración, su mínimo coste de mantenimiento, así como por su construcción compacta. Características de fiabilidad que son especialmente destacables en los filtros autolimpiantes dobles.
En estos filtros dobles, el medio que va a filtrarse pasa por la conexión de entrada a la carcasa del filtro y al elemento filtrante abierto por abajo, que está compuesto por dos cilindros base, mediante los cuales se tensan las mallas plisadas con el tamaño especificado. Por la parte exterior, un cilindro de chapa perforada soporta la malla filtrante. Por el cilindro filtrante exterior pasa el producto de dentro hacia fuera, mientras que en el interior, la circulación es de fuera hacia dentro.
Las partículas de suciedad se acumulan en ambos casos en el tejido del filtro. El producto filtrado sale por la conexión de salida fuera de la carcasa del filtro. Al aumentar la suciedad en la malla filtrante, se incrementa la presión diferencial entre entrada y salida y su medición se transmite a la unidad de control del filtro, donde el autómata allí instalado activa automáticamente el enjuague en contracorriente por presión diferencial o por tiempo determinado.
Su sistema de enjuague en contracorriente finaliza tras unos pocos segundos. En cada caso sólo se limpia la parte del elemento filtrante cubierta por la tobera de enjuague, quedando la superficie de filtro restante disponible para la filtración. De este modo, se garantiza un filtrado continuo y la fiabilidad exigida en cualquier proceso industrial. Además, durante el proceso de autolimpieza no se interrumpe el normal proceso de filtrado.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas