Más españoles tienen una actitud positiva ante la crisis

Según el estudio DMC-Track de TNS Consumer, que segmenta los consumidores según sus actitudes frente a la crisis, aunque la preocupación por la crisis sigue alcanzando a un 55% de los españoles, entre mayo y junio de 2009 aumentaron en un 5% los que viven con mayor optimismo la situación económica actual. El estudio también desvela que, en la misma proporción ha disminuido el número de consumidores que afirma tener que “ahorrar por obligación”.
Así pues, los optimistas, aburridos de oír hablar de la crisis e inmersos en vivir el día a día, pasan de suponer un 15,1% a un 16,6% de la población, mientras que los líderes, aquellos que no están dispuestos a cambiar su forma de vida y que siguen buscando el valor añadido en sus compras, son ya dos de cada diez consumidores (19,9% frente a 16,4% en la ola de Mayo). Los luchadores, que ven de la crisis una oportunidad y aprovechan la situación para hacer grandes compras e inversiones, siguen representando un 8,5%, con lo que el conjunto de consumidores con actitudes positivas frente a la crisis alcanza casi la mitad de la población y supone un 45%, frente al 40% que éstos representaban en la ola de Mayo.
Si bien los segmentos menos afectados por la situación coyuntural son los únicos que crecieron en Junio, los más preocupados son los que pierden peso en el conjunto de la población. Por una parte los consumidores más racionales, los analistas, siguen siendo los más representativos pero pasan de un 44,7% en Mayo a un 42,7% en la ola de Junio; por otra parte los miedosos, los más predispuestos a hacer sacrificios, son solamente un 8,0% de la población frente al 10,7% que representaban en la ola anterior. El último segmento es el de los colaboradores, caracterizados por ser los más responsables y pragmáticos y con un mayor sentimiento de grupo, y mantiene su representación frente a la ola anterior (4,3% frente al 4,6% en Mayo).

Noticias relacionadas

Deja un comentario