Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Merck adquiere Millipore Corporation

Léalo en 6 - 7 minutos
Léalo en 6 - 7 minutos

La empresa químico farmacéutica alemana Merck y Millipore Corporation, compañía del sector Life Science, con sede en Billerica, Massachusetts (EE UU), han anunciado el acuerdo alcanzado a través del cual la primera adquirirá todas las acciones ordinarias en circulación de Millipore, a 107 dólares por acción en efectivo, lo que supone un valor de transacción total, incluida la deuda neta, de aproximadamente 5.300 millones de euros (7.200 millones de dólares). La operación ha sido aprobada por los consejos de dirección de ambas compañías.
Millipore y Merck crearán así una sociedad biotecnológica de 2.100 millones de euros (2.900 millones de US$), de ámbito mundial, a través de la cual conseguirán una escala significativa en el negocio de especialidades con alto margen y un atractivo perfil de crecimiento.
“Esta transacción es muy atractiva para los accionistas, clientes y empleados de ambas compañías”, afirma el Dr. Karl-Ludwig Kley, CEO de Merck. “Es una combinación de negocios muy estratégica, que nos permite cubrir toda la cadena de valor para nuestros clientes de farma y biofarma, y ofrecerles soluciones integradas que van más allá de lo químico”.
Millipore ostenta una firme posición  en los atractivos segmentos de la bioinvestigación y la bioproducción, y ofrece una amplia gama de productos, tecnologías y servicios para compañías de farma y biotech, y también para el sector académico, destinados a la  mejora de la productividad en laboratorio y el desarrollo y optimización de procesos de fabricación. Con un total de unos 6.000 empleados en más de 30 países, Millipore generó unas ventas de 1.700 millones de dólares en 2009.
“A lo largo de los últimos cinco años, hemos transformado Millipore en líder en biotecnología y lo hemos hecho impulsando la innovación, penetrando en nuevos mercados y generando unos resultados excepcionales”, declara Martin Madaus, presidente del Consejo de Administración, CEO de Millipore. “Este anuncio, resultado de un cuidadoso proceso de evaluación estratégica, supone la confirmación del tremendo valor de la marca  Millipore y  la ratificación del valor que esta transformación ha generado para nuestros accionistas. Nos sentimos realmente satisfechos de unirnos a una compañía de tan alta calidad como Merck y de poder adquirir aún mayor peso en la industria biotecnológica. Es un acuerdo muy positivo para nuestros empleados y clientes, porque significa que seguimos reforzando nuestra estrategia de crecimiento, manteniendo al mismo tiempo nuestras instalaciones en Billerica”.
Con esta unión, Millipore y Merck gozarán de una presencia muy significativa en segmentos de alto crecimiento y una mayor  presencia geográfica. Al combinar las capacidades de investigación y desarrollo de ambas compañías, se crea una potente plataforma de innovación,  capaz de desarrollar tecnologías de vanguardia, adaptadas aún más  a las necesidades de nuestros clientes.
“La combinación de los conocimientos de  Millipore en biociencia y en bioprocesos, con nuestra experiencia en el servicio a clientes de Farma nos permitirá hallar valor adicional en nuestro negocio de Chemicals y convertirlo en un fuerte impulsor de crecimiento para Merck”, ha añadido el  Dr. Kley. “A través de esta adquisición, expandiremos la oferta total de productos del Grupo Merck, utilizando la reconocida marca Millipore, además de nuestra propia marca”.
La adquisición está totalmente en línea con la estrategia de Merck de centrarse en productos especializados con alto margen y un atractivo perfil de crecimiento. La transacción producirá además un perfil de negocio más equilibrado para el Grupo. En la actualidad, el sector Chemicals genera alrededor del 25% de los ingresos totales de Merck. Tras la transacción, el negocio de Chemicals contribuirá con un 35% de los ingresos totales del Grupo, de 8.900 millones de euros (pro forma), liderados por el potente negocio de Liquid Crystals y el nuevo negocio de Biotecnología de reputación mundial.
Con objeto de asegurar una integración fluida de los dos negocios, Merck aplicará una aproximación que recoja “lo mejor de ambos mundos” en todas las funciones operativas del negocio. Merck quiere construir a partir del talento de los empleados de Millipore y prevé retener a los directivos senior. La compañía tiene la intención de mantener la sede central de Millipore en Billerica y combinarla con la sede de Merck Chemicals en EE.UU. Según las expectativas de Merck, el negocio combinado de ambas compañías generará sinergias anuales de costes de alrededor de 100 millones de dólares (75 millones de euros), que Merck espera realizar en un plazo de tres años desde el cierre de la transacción.
La formalización de la adquisición requiere la aprobación de los accionistas de Millipore, para lo cual Millipore convocará una junta extraordinaria de accionistas, y el cumplimiento de otras condiciones habituales, incluida la autorización antitrust.  Dado que ambas compañías son altamente complementarias, Merck espera que la transacción pase la revisión regulatoria. Merck anticipa que la transacción se habrá completado en la segunda mitad de 2010, momento en el cual todas las acciones ordinarias en circulación de Millipore se cambiarán por el derecho a recibir el pago  acordado en efectivo.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas