Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Mettler-Toledo Safeline elimina errores en la detección de metales

Léalo en 3 - 4 minutos
Léalo en 3 - 4 minutos

Mettler-Toledo Safeline ha presentado su último avance en el procedimiento para sus sistemas de detección de metales, para reforzar el control y la seguridad en los puntos críticos de control (PCC) de las líneas envasadoras y de procesamiento de alimentos. Las multiples funciones del nuevo diseño suponen una mejora en la detección de metales y garantizan el aumento de los niveles de seguridad del producto y con ello, el cumplimiento de la legislación. De este modo, las compañías fabricantes evitan el riesgo de que se produzcan costosas retiradas de producto y que la reputación de la marca pueda verse perjudicada.
Una aspecto destacado de esta mejora de procedimiento es que garantiza que los productos envasados contaminados se retiran adecuadamente de la línea, lo que se consigue mediante de un sistema de rechazo completamente automatizado dotado de varios dispositivos de detección y control de paquetes. El mecanismo de rechazo automático se controla por entradas desde el detector de metales y los sensores de envases, lo que permite retirar con eficiencia el producto contaminado sin detener el proceso de producción. En el caso de que no se haya retirado el paquete correcto, un sensor de confirmación de rechazos lo notifica al sistema y se activa una alarma, lo que proporciona una función de seguridad a prueba de fallos completa.
Como garantía adicional de precisión de rechazos, un sensor de comprobación de rechazo secundario situado más adelante en la cinta transportadora indica un error en caso de que falle el mecanismo de rechazo o de que el sensor de entrada de paquetes funcione incorrectamente. Si se produce algún fallo, se activa una alarma y se detiene la máquina. Todas las actividades se supervisan y documentan en el detector, lo que refuerza la garantía de que se han tomado todas las medidas de control para garantizar la seguridad del producto.
Para evitar errores en la sustitución de productos contaminados con metales que han sido rechazados en la línea de producción tras una inspección, un protector de túnel en el transportador de salida impide la interferencia externa con los paquetes inspeccionados y garantiza que sólo productos no contaminados pasen a la fase de envasado y distribución finales, disminuyendo así el riesgo de que se produzcan costosas y perjudiciales retiradas de producto de su comercialización.
Según puntualiza Neil Giles, director de Marketing de Mettler-Toledo Safeline “la mejora del sistema de procedimiento (Due Dilligence Enhancement) de Mettler-Toledo Safeline garantiza que los fabricantes puedan confiar en que sus productos cumplan los estándares de calidad requeridos y, lo que es más importante, que su marca esté protegida”.
Para una mayor flexibilidad, los fabricantes pueden elegir entre varios mecanismos automáticos de rechazo de productos contaminados en función de la velocidad de la línea, el peso y las dimensiones de los paquetes y la naturaleza del material de envasado.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas