Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Multicabezales, una innovación adaptada a cada necesidad

Léalo en 10 - 13 minutos
Léalo en 10 - 13 minutos

El desarrollo de las pesadoras multicabezales es proporcional al crecimiento de las exigencias de la industria alimentaria. La necesidad de máquinas cada vez más rápidas, precisas, seguras y sostenibles, hace que los fabricantes de este tipo de maquinaria estén innovando de forma constante. Además, las diferentes empresas del sector buscan máquinas que respondan a las características concretas de sus productos

El procesado de alimentos requiere la utilización de máquinas cada vez más precisas, flexibles, rápidas y seguras, capaces de ofrecer un pesaje perfecto que permita optimizar el proceso proporcionando mayor eficiencia y rentabilidad al mismo.
Gracias a las pesadoras multicabezales la industria puede clasificar los productos, controlar los pesos de los mismos, mezclar componentes y optimizar la economía de la producción.
Todas ellas suelen están compuestas por unas celdas de pesado interconectadas, cuyo número está habitualmente entre 8 y 16 unidades, que se alimentan por la  propia maquinaria encargada de distribuir el producto en los diferentes recipientes.
Las máquinas disponen también de un sistema automático de cálculo mediante logaritmos, que permite transmitir el peso al sistema de control automatizado, que será el encargado de descargar el producto en la línea de envasado o en el propio envase cuando el peso sea el exacto.

Existen muchos tipos de pesadoras multicabezales, casi tantos como necesidades en el sector. Por este motivo, los fabricantes son conscientes de la necesidad de innovar de forma constante para ser capaces de adaptarse a los requerimientos de cada cliente.

Asimismo, los departamentos de ingeniería y de I+D+i de las compañías tratan de dar soluciones eficaces para el pesado de aquellos alimentos calificados como “especiales”, tales como los congelados o los de textura pegajosa cuyo manejo es más complicado. El resto de productos que pueden ser manejados por una pesadora son casi infinitos, como las legumbres, snacks, caramelos, carnes crudas, pescados, galletas, productos precocinados, etc.

CIMA e Ishida ,I+D+i constante
CIMA es una de las compañías españolas más destacadas en el sector de pesadoras multicabezales. Cuenta con diferentes empresas internacionales a las que representa en España, y todas ellas destacan por ser innovadoras y punteras en el sector alimentario. Entre sus representadas, se encuentra Ishida, fabricante de una de  las más amplias y variadas gamas de pesadoras multicabezales que existen en el mercado actualmente. Los diferentes tipos que comercializan son:
A) Pesadoras circulares desde 10 a 28 cabezales, con tres gamas específicas R, RS y SE, cada una de ellas con diferentes variantes y acabados, según la aplicación. En total, tienen más de 45 opciones disponibles.
B) Pesadoras lineales, desde 4 a 12 cabezales.
C) Pesadoras para aplicaciones muy especiales.
Según comentan fuentes de CIMA, existen diferentes tipos de pesadoras multicabezales y cada una de ellas tiene una función muy concreta en la industria alimentaria. A grandes rasgos, podríamos establecer la siguiente clasificación:  
-Pesadoras circulares. Utilizadas para todo tipo de productos alimenticios sólidos, para trabajar a altas velocidades o para mezclar varios componentes.
-Pesadoras lineales. Para trabajar con productos frescos (carnes, pescados, frutas peladas y cortadas), platos preparados, con ó sin salsas, productos “enganchosos”, etc.
-Pesadoras para aplicaciones muy especiales empleadas con productos en polvo, productos muy frágiles, productos con dosis muy pequeñas, etc.
Respecto a las novedades que ha presentado Ishida en el último año, destacan que es una compañía “que dedica todos los años una parte importante de su presupuesto a I+D. Todos los años presenta novedades”. Las últimas han sido las nuevas pesadoras  de la generación R. El modelo de 18 cabezales, principalmente para el sector de snacks, una máquina de 250 pesadas/minuto y el modelo de 28 cabezales, especial para mezcla de componentes y capaz de realizar 400 combinaciones de peso por minuto.
Para que una pesadora de estas características funcione de forma eficiente es necesario “tener una alimentación de producto constante y regular, que esté aislada de vibraciones y, por supuesto, disponer de la mejor tecnología, que hoy en día y sin ninguna duda corresponde a la generación R de Ishida”.
 Respecto a las expectativas de la compañía para el presente ejercicio, destacan que “confiamos que será mejor que el ejercicio pasado, de hecho en este momento los proyectos que se están moviendo nos hacen ser optimistas. El año 2010 ha sido difícil para todos los sectores, y el nuestro no es una excepción”.
Cabinplant es una empresa proveedora a nivel mundial de soluciones de proceso a medida para la industria alimentaria. Sus principales áreas de trabajo son pescado, marisco, vegetales, fruta, bayas, carne, avicultura y comidas preparadas. La compañía fabrica principalmente dos gamas de máquinas pesadoras multicabezales:
– Con separación de producto mediante vibración, con dos variantes, máquinas para productos congelados (frozen), y para productos pegajosos (sticky). Se utilizan para productos que se puedan separar mediante vibración.
– Con separación de productos mediante husillos. Empleadas con productos especialmente pegajosos, como carne cruda fresca o marinada, filetes de pescado, y productos que por sus medidas necesiten un control muy preciso de las unidades a pesar.
 Una de las principales novedades que la compañía ha incorporado en el último año ha sido el panel de control de la máquina inalámbrico, sin duda, una herramienta de gran utilidad. Según fuentes de la compañía, una pesadora debe cumplir ciertos requisitos para ser eficiente, tales como la precisión, rapidez de cálculo, flexibilidad, fácil limpieza y que tenga la posibilidad de ofrecer soluciones completas. Las expectativas que tiene Cabinplant para 2011 son muy positivas, “especialmente en aplicaciones difíciles. Ha habido un freno en las inversiones, pero a nosotros no nos ha afectado”, comentan.
Los modelos de pesadoras multicabezales fabricados por la empresa Sermax Scales se pueden dividir en dos grupos, lineales y circulares. Todas ellas están fabricadas completamente en acero inoxidable, siendo todas las partes en contacto con el producto desmontables para su limpieza, y su grado de protección contra el agua es IP-65 en adelante, de forma estándar. “Todos sus componentes, de origen europeo, son de máxima calidad para asegurar así la satisfacción de nuestros clientes”, explican fuentes de la compañía.
Los modelos de pesadora multicabezal circular están destinados a todo tipo de productos alimentarios, siendo su especialización aquellos en los que su entorno, reúne las condiciones de trabajo más exigentes, como por ejemplo, los productos congelados, adherentes, frágiles, así como los productos de IV Gama.
Respecto a los modelos de pesadora multicabezal lineal, están concebidos especialmente para poder resolver proyectos en los cuales el producto es extremadamente frágil, como el glaseado, y precisa una máquina con muy pocas caídas para el mismo.
 A su vez, “estos modelos de máquina tienen un comportamiento óptimo cuando se trata de productos largos, ya que la longitud de sus canales vibratorios asegura un buffer de producto, y nos proporciona una producción constante y precisa”.
 Las principales aplicaciones de las pesadoras de Sermax Scales son los productos congelados, tanto pescado como cárnicos, los precocinados, los productos de IV y V Gama y productos frescos (topping), entre otros, ya que “disponemos de aplicaciones para prácticamente la totalidad de los productos alimentarios existentes en el mercado”.
En lo que respecta a novedades, destacan que “actualmente hemos presentado una nueva pesadora multicabezal circular, con un sistema de doble descarga asistida capaz de garantizar de 80 a 100 descargas/min. con productos de gran tamaño y está teniendo muy buena aceptación en el mercado”.
Como otras compañías del sector, Sermax Scales destaca ciertas carácterísticas que debe tener una pesadora para ser una máquina eficiente, tales como la constancia en su velocidad de producción, evitando altos y bajos en la misma, así como una alta precisión en su pesada. Además, la pesadora deberá estar “concebida, diseñada y fabricada no sólo para pesar el producto deseado, sino para resistir el entorno y condiciones ambientales en las que será ubicada”.
Las expectativas de la compañía para 2011 son continuar ampliando su presencia a nivel europeo, y “seguir compartiendo nuestro know-how con nuestros colaboradores y clientes de ámbito nacional, paralelamente”.
Palinox Ingeniería y Proyectos dispone de una gama de líneas de pesaje tanto en dinámico como es estático. En multicabezal disponen de máquinas de 5,7 y 8 cabezales con depósitos dobles. En la línea de pesadoras dinámicas, cuentan con hasta 120 pesadas por minuto y sistemas especiales para pesajes en barco.
Los principales usos de estos equipos se dan en las líneas de clasificado, loteado y envasado de productos de alimentación. Tanto clasificado por peso de pescado en tierra o a bordo de los barcos, como pescado vivo en piscifactorías como fresco o congelado en salas de elaboración.
Las principales novedades son “las máquinas de alto rendimiento  de clasificado por pesos y loteado en un sólo grupo, y ligadas a la línea de envasado con dosificación automática de hielo y líquido. La ventaja de estas máquinas automáticas es que no se requiere de ningún personal cualificado para llevarlas”, comentan fuentes de la compañía.
Para acabar este informe, estas mismas fuentes señalan que las expectativas de la compañía para 2011 “son buenas, ya que este tipo de máquinas mejoran la rentabilidad de las empresas tanto en personal como en precisión de peso en la venta de productos”.
Otra empresa destacada en el sector de pesadoras multicabezales es T-Pack, que representa en España, y de forma exclusiva, a la compañía Multipond.
T-Pack fue fundada en Zaragoza en el año 1992 y trabaja en el sector de alimentación en diferentes procesos como la elaboración de producto, frito, saborizado, transporte, pesado y envasado de diferentes productos.
Las pesadoras de Multipond que comercializa la compañía española son considerados de gama alta, con una precisión y velocidad de alto nivel. Existen diferentes modelos en el mercado adaptados a cada necesidad, como por ejemplo, para productos granulados,

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas