Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Nestlé se alía con Chromocell en busca de ingredientes para reducir el sodio

Léalo en 4 - 5 minutos
Léalo en 4 - 5 minutos

Nestlé ha establecido una colaboración con la empresa estadounidense de ciencias de la vida, Chromocell Corporation, para identificar compuestos con potencial para ser utilizados como ingredientes saborizantes en una variedad de alimentos, con el objetivo último de reducir el contenido de sal de sus productos. Como parte de su compromiso a nivel mundial para mejorar continuamente el perfil nutricional de sus productos, Nestlé invertirá 15 millones de dólares en la investigación.
En esta colaboración, Chromocell empleará su exclusiva tecnología Chromovert de rastreo de ingredientes, para detectar aquellos que proporcionan gustos similares o igualmente agradables a la sal. Se espera que esta técnica, que permite a los investigadores rastrear una amplia selección de compuestos, conducirá al descubrimiento de nuevos sabores, lo que podría ayudar en el futuro a Nestlé a reducir la cantidad de sal utilizada en sus productos, preservando al mismo tiempo los gustos a los que los consumidores están acostumbrados.
Según ha declarado Sean Westcott, gerente de I+D de la Unidad de Negocios Estratégicos de Alimentación de Nestlé, “nuestra colaboración con Chromocell trata de encontrar maneras de recrear los gustos de los consumidores que esperan comidas preparadas, pero reducidos en sal”. En los últimos diez años, Nestlé ha retirado más de 12.000 toneladas de sal de sus productos alimenticios a nivel mundial.
El sodio que se encuentra en la sal es importante para controlar la cantidad de agua en el cuerpo, mantener el pH normal de la sangre, la transmisión de señales nerviosas y ayudar a la contracción muscular. La Organización Mundial de la Salud recomienda que los adultos consuman un máximo de aproximadamente una cucharadita de sal por persona y día. A nivel mundial, muchos gobiernos y organismos de salud pública han puesto en marcha iniciativas para ayudar a las personas a reducir su consumo de sal. En esta dirección, Nestlé fue la primera compañía de la industria alimentaria en introducir políticas integrales para la reducción sistemática de los nutrientes específicos que se consideran perjudiciales para la salud si se consumen en exceso.
La colaboración de Nestlé con Chromocell, que se prevé dure al menos tres años, se basa en la amplia labor que la compañía ya ha emprendido para reducir la sal en una amplia variedad de sus productos alimenticios a nivel mundial, ya sea mediante la adaptación de los productos existentes o introduciendo otros nuevos.
Para descubrir estos ingredientes, Chromocell utiliza sistemas naturales que imitan la biología humana, un enfoque particularmente adecuado para la investigación innovadora en materia de sabor y aroma. En palabras de Christian Kopfli, CEO de Chromocell, “nuestro objetivo es mejorar los productos de consumo utilizando los útimos avances de la ciencia avance y nuestra tecnología líder Chromovert. Compartimos el compromiso de Nestlé con la nutrición, la salud y el bienestar a través de nuestro exclusivo trabajo en el desarrollo de ingredientes de la más alta calidad”.
Algunos ejemplos del esfuerzo de Nestlé por la reducción de sal, son el lanzamiento, en 2011 en Chile, de una nueva gama de sopas, salsas y caldos con bajo contenido de sal; algunas salchichas Herta Knacki y jamón cocido Le Bon Paris, en Francia; el caldo Maggi en cubos en los Países Bajos o el caldo Maggi Benebien en la República Dominicana.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas