Basf

Dos de las plantas alemanas de la multinacional química Basf, ubicadas en Lampertheim y Ludwigshafen, han sufrido esta mañana sendas explosiones. Aunque las causas aún están por confirmar, en la factoría de aditivos para plásticos de Lampertheim parece ser la explosión de un filtro. En el siniestro de Ludwigshafen, la empresa confirma el fallecimiento de un empleado y al menos seis heridos.