SIG Combibloc

Desde el mes de enero de 2017, todas las plantas de producción SIG Combibloc de Europa, Sudamérica, China y la región de Asia-Pacífico se abastecen al 100% de la llamada “electricidad verde”, procedente de fuentes de energía renovables como la eólica, solar, hidráulica, la biomasa o el biogás. El objetivo es la reducción de emisiones de CO2, promover el uso de recursos renovables, y contrarrestar así el cambio climático.