PEAV y HPH para reducir el anhídrido sulfuroso en la estabilización del vino

María José Saiz (CNTA)

December 29, 2018, 9:30 AM GMT+1

Una vez finalizada la fermentación maloláctica y durante la etapa de estabilización de los vinos, es necesario llevar a cabo un exhaustivo control de la población microbiológica para evitar alteraciones y asegurar la calidad final del vino. En el presente artículo se describe una de las últimas aplicaciones de los pulsos eléctricos (PEAV) y las altas presiones (HPH) en enología, que permite reducir la cantidad de SO2 añadido tras la fermentación maloláctica para controlar las poblaciones microbianas en los vinos

This content is only accessible for registered users. Subscribe o Login


Visit our other subscription options

Related news

Techpress, S.L. Todos los derechos reservados. Mantenimiento: Grupo TIC Revolution