Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Platos preparados innovación en todos los frentes

Léalo en 4 - 6 minutos
Léalo en 4 - 6 minutos

Comodidad y practicidad son dos de las características que han impulsado el mercado de los platos preparados en sus diferentes segmentos: congelados, refrigerados o ambiente. Los datos auditados por la consultora SymphonyIRI (TAM enero 2103) apuntan a que el sector ha logrado seguir avanzando en positivo, con un leve aumento del 1,1% sobre el año anterior, incluso en un ejercicio 2012 en el que las dificultades económicas han llevado a que el consumo alimentario descendiera en nuestro país un 1,3%, hasta situarse en 100.678 millones de euros, según los datos del Panel de Consumo Alimentario en España elaborados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama).

Durante 2012, las ventas de platos preparados alcanzaron los 1.623 millones de euros, con una comercialización de 417.942 toneladas, volumen prácticamente estable respecto al año anterior, con un leve descenso del 0,2%, según SymphonyIRI. Del total, la mayor representación, el 55,8%, correspondió a los platos refrigerados, con unas ventas de 906 millones de euros y un crecimiento del 1,4% sobre el TAM enero-2011. A continuación, se situaron los platos congelados, con el 33,7% del total, 547,2 millones de euros, y un aumento del 2,1% sobre el año precedente, que contrasta con el descenso del 3,4% registrado por los platos incluidos en la categoría ambiente (conservas y deshidratados), cuyas ventas se situaron en 169,7 millones de euros.

En términos generales, se observa un comportamiento al alza en la mayoría de categorías, salvo en ensaladas refrigeradas (-10,5%); sándwiches refrigerados (-0,4%); tartas saladas congeladas (crepes, empanadas, hojaldres…) (-13,6%), y comidas preparadas refrigeradas (base de pasta o arroz, asados, base de carne y pescado, base de verduras y legumbres, nuggets y empanados y migas) (-2,3%). En contaste, los mayores crecimientos se observaron en los platos refrigerados de sucedáneos de angulas y surimi (+10,1%), platos refrigerados de masa (+7,6); croquetas congeladas (+4,9%); roscas refrigeradas (3,9%); carne empanada congelada (+3,8%); pizzas congeladas (+2,8%); empanadillas congeladas (2,8%), creciendo el resto de productos (platos cocinados congelados, pizzas refrigeradas y aperitivos y otros refrigerados -sopas, gazpachos, cremas-) por debajo del 1%.

Por su parte, los datos de la consultora Nielsen referidos al mercado de platos preparados en conserva y legumbres cocidas, hablan también de un crecimiento del 3,3% en 2012 (datos actualizados a 27 enero 2013), hasta alcanzar los 266,4 millones de euros, siendo las legumbres cocidas al natural las que más crecen, un 9%, seguidas por los  preparados a base de carnes (+5,1%), los de base legumbres (+1%) y los de base pasta y arroz (+0,4%).

La tendencia alcista en congelados, apoya la ya reflejada por DBK (Informe noviembre 2012) para 2011, en el que apuntaba un crecimiento del 3,1% en el valor del mercado de alimentos congelados, lo que supuso un cambio de tendencia en comparación con los descensos del 2,6% y 1,7% contabilizados en 2009 y en 2010, respectivamente. En cuanto a la estructura del tejido empresarial, el sector está integrado por unas 340 empresas, que emplean a 16.500 personas.

 

Las características más valoradas

Según un informe de la Asociación Española de Elaboradores de Platos Refrigerados sobre la apreciación del consumidor, los aspectos más valorados en estos productos son: facilidad (de almacenamiento, preparación y limpieza), rapidez en servir preparar y comer, y variedad. Asimismo, el consumidor percibe estos productos como “una alternativa sana, natural y variada para comer bien y disponer de más tiempo”. En comparación con los congelados, se perciben como más cercanos a los productos caseros. Al pensar en el plato ideal, el consumidor cita como características indispensables: evocar idea de saludable (contener vegetales, granos, poca grasa, sin conservantes ni colorantes); sabor agradable, contener una gama variada que agrade a diferentes targets; presentación apetitosa, ganando aquí los formatos ovalados, y tener un precio asequible. Asimismo, para satisfacer las demandas de comodidad, los fabricantes maximizan la funcionalidad de los componentes del plato refrigerado, permitiendo calentarlo y comer desde el mismo envase y desecharlo, ahorrando así tiempo en la limpieza.

 

Tiene a su disposición el informe completo, en la edición impresa de la revista Tecnifood núm.87 (mayo/junio de 2013).

 

Enlaces relacionados:

Envases de plástico más ecológicos y económicos para precocinados

Seguridad alimentaria y diversidad en platos preparados

Platos con vegetales sin aditivos mediante APH

Platos preparados: nueva oportunidad para la industria alimentaria

 

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas