Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Platos preparados y congelados, la crisis frena su evolución

Léalo en 27 - 36 minutos
Léalo en 27 - 36 minutos

La difícil situación económica parece haber afectado también al mercado de platos preparados refrigerados, congelados y esterilizados que, en mayor o menor medida, ha ralentizado su pujante crecimiento en los dos últimos años. En este contexto, cobran fuerza las enseñas de la distribución con posiciones muy significativas en la mayoría de las categorías. Las empresas tratan de superar este impasse ampliando las referencias y presentaciones de cada uno de los segmentos que forman este mercado, al que siguen incorporándose nuevos operadores

Cuando hablamos de platos preparados, nos referimos a un conjunto muy  variado de ofertas, con componentes y tecnología de elaboración y de conservación diferentes y con situaciones y perspectivas de mercado también muy diversas. Los platos preparados esterilizados (II gama), una mezcla de ingredientes cocinados listos para consumir, envasada, esterilizada y de larga vida conservada a temperatura ambiente. Pueden ser de base vegetal, cárnica, de pescado, etc., y está dominado por tres grandes recetas (fabadas, callos y albóndigas).
Los platos preparados congelados (III gama), un conjunto de ingredientes cocinados, envasados, congelados listos para consumir tras un proceso culinario y de larga vida. Los hay de base carne, de pescado, de pasta, etc., destacando tres recetas (pizzas, canelones y lasañas). Los platos preparados IV gama, integrados por mezclas de productos vegetales acompañados de otros ingredientes (salsas, pollo, etc.), envasados y de corta vida útil conservados en refrigeración.
Los platos preparados refrigerados (V gama) que incluyen en su composición diversos ingredientes cocinados, envasados en atmósfera inerte/vacío listos para consumir tras un calentamiento previo, y de vida relativamente corta (hasta 90 días) conservados en frío. Los principales productos de este segmento son los gazpachos y las cremas, los asados y los platos de pasta.
Precisamente estas diferencias de los productos hacen que sea muy difícil establecer unos criterios concretos sobre la magnitud de este mercado. Una de las aproximaciones, la ha realizado la consultora DBK. Los datos recogidos muestran que después de un periodo de diez años de crecimientos situados en torno al 10%, el sector registró una desaceleración en 2008, año en el que el valor de las ventas en el mercado interior subió un 4,7%, y que se ha hecho aún más significativo en el año  2009, último con datos totales analizados, en el que el incremento fue de apenas un 0,9% hasta situarse en 2.140 millones de euros.
Por tipo de productos, el mayor porcentaje correspondió a los platos congelados con el 38,2%, seguido de los refrigerados con el 36,4%, correspondiendo el 25,3% restante a los otros platos, deshidratados y esterilizados, fundamentalmente. También fueron los platos congelados los que, a juicio de la consultora, registraron un mayor dinamismo, con un aumento del 1,6% respecto al año anterior hasta superar los 815 millones de euros. Los platos refrigerados tuvieron una subida del 0,6% hasta situarse en 780 millones de euros.
En ambos segmentos, destaca el incremento registrado por las pizzas. La ya mencionada competencia por el precio, unido a la debilidad de la demanda por la crisis hizo que se deteriorada la rentabilidad del sector. Así, el margen de explotación agregado se habría situado en el 2-4%, por debajo del nivel registrado un año antes. 
En el último ejercicio analizado, la actividad del sector ha estado marcada por la disminución de la capacidad adquisitiva de los hogares, la fuerte rivalidad en el precio, el incremento de la capacidad de negociación de las grandes cadenas de distribución y la caída de la demanda en la restauración.

Aumento de la marca blanca
A la vista de la evolución de los últimos años, las previsiones de la consultora para este segmento de mercado para los próximos ejercicios, apuntan a una ligera recuperación de las tasas de crecimiento, aún dentro de un contexto de debilidad del consumo en los hogares y de la ya apuntada guerra de precios. En concreto, para el año 2010 apostaba por un aumento del valor de las ventas en torno al 1,5%, hasta aproximarse a los 2.175 millones de euros. Esa tasa podría aumentar entre un 2-3% en el bienio 2011-2012, hasta situarse en los 2.300 millones de euros. Estaríamos ante un renovado impulso del consumo pero con porcentajes de subida aún muy lejanos del 10% de la década pasada. Estos incrementos vendrían fundamentalmente de la mano de los hogares, que se consolidarían como el principal cliente para las empresas del sector, dadas las poco favorables perspectivas de evolución que sigue presentando el canal horeca.
De nuevo, serán los platos congelados los que tiren de la demanda, acaparando unas ventas cercanas los 850 millones de euros. Le seguirían muy de cerca los platos refrigerados con 810 millones de euros. Ambos segmentos mostrarán un comportamiento similar en los próximos años. Como sucede en otros muchos sectores de la alimentación, las marcas de la distribución continuarán aumentando su presencia en el mercado. Ello irá unido a una cada vez mayor competencia entre las propias empresas de distribución a la hora de captar clientes para sus soluciones preparadas. Todo ello, sin olvidar la necesidad de una constante adaptación de la oferta a los cambios en los hábitos de los consumidores, a la nueva estructura de los hogares y a los requisitos nutricionales de los clientes. Junto a esta evolución de la demanda de platos preparados industriales, algunos hipermercados han incorporado también a su oferta una amplia gama de comida preparada elaborada directamente en los propios puntos de venta. 
La consultora DBK estimaba que en España siguen aumentando el número de empresas que operan en este sector, y que en 2009 superarían las 360. Todo ello, como resultado de la incorporación al mismo de industrias que realizan su actividad en sectores vinculados, como los elaborados cárnicos, las conservas (vegetales y de pescado), de panificación y congelados. Además, a pesar de la difícil coyuntura económica no faltan nuevas compañías que se han introducido en este mercado dentro de su línea de diversificación, animadas por las buenas perspectivas de crecimiento que parece tener el mercado de platos preparados a largo plazo. Entre las empresas que operan en el segmento de mercado, nos encontramos con pequeñas y medianas industrias con capital español y también con un reducido número de grandes empresas, muchas de ellas filiales de multinacionales. El estudio de DBK estima que las cinco primeras compañías en términos operativos controlan una cuota de mercado del 36,4%, porcentaje que se eleva hasta el 44,8% si se incluyen las diez primeras. Tan sólo cuatro de las empresas analizadas obtienen una facturación superior a los 100 millones de euros por la venta de platos preparados, y sólo dieciocho compañías alcanzaron los 20 millones de euros de volumen de negocio.
En lo que se refiere al empleo, según la consultora se habría mantenido en torno a los 9.000 trabajadores. Por último, los datos manejados por las empresas del sector cifran el mercado de platos preparados en ambiente y deshidratados en más de 500 millones de euros. Ello supondría que el valor total del mercado de platos preparados oscilaría entre los 2.000 y los 2.200 millones de euros anuales.
Según los datos aportados por la consultora Nielsen, con datos actualizados al 30 de enero de 2011, el valor del mercado de platos cocinados y precocinados, excepto congelados, ascendió a 1.192,4 millones de euros, con un aumento del 7,2% respecto al año anterior. El grueso correspondió a platos refrigerados (encabezados por las pizzas) con algo más de 1.000 millones, y el resto a los estilizados, destacando los de base legumbre (42,5 millones), carne (37 millones) y pasta y arroz (34 millones). En el mismo periodo, la consultora cifra el mercado de platos preparados congelados en 423 millones de euros (+6,2%).
Por su parte, la también consultora Kantar Worldpanel sitúa el mercado de platos preparados congelados en el TAM 3/10 en 85.834 t por valor de 446,2 millones de euros, suponiendo el 10,4% del volumen total de alimentos congelados y el 11,4% del valor. El gasto medio fue de 38 euros. Entre las principales categorías, destaca la pizza con 28.962 t y 192 millones de euros, y los salteados con 23.798 t y 78,3 millones de euros.
La información recogida por la también consultora SympohnyIRI cifra el mercado total de platos preparados, excepto deshidratados, en 347.180 t y 1.474,3 millones de euros, en el TAM de febrero de 2011. Los refrigerados totalizaron 127.702 t y 707,9 millones de euros. En este apartado no se han contabilizado las 61.894 t y 327,7 millones de euros de los productos de IV y V gama. Por su parte, los congelados sumaron 104.536 t y 491,9 millones y los de ambiente 114.942 t y 274,5 millones de euros.

Mercado amplio y dinámico
A pesar de esta ralentización del aumento del consumo, el mercado de platos preparados ha sido en los últimos años uno de los más dinámicos de toda la alimentación. Muchos son los factores que han influido en ello. Los cambios en el estilo de vida, la incorporación masiva de la mujer al mercado laboral, que hace que disponga de menos tiempo para cocinar, la apuesta por disponer de más tiempo libre, la reducción del número de miembros en el hogar,  y la generalización del uso del microondas en los mismos, son algunos de ellos.
Los nuevos avances tecnológicos han dado lugar al desarrollo y comercialización de una amplia gama de productos diseñados para cubrir necesidades específicas del consumidor con todas las garantías de seguridad que este demanda. Se trata de una amplia oferta de alimentos listos para consumir (ready to eat), prácticos, con una elevada calidad organoléptica, saludables (bajos en grasas, en calorías y libres de colesterol), con valor nutricional añadido, sin aditivos perjudiciales, con fibra, vitaminas y minerales. Todo ello unido a prácticas y atractivas presentaciones.
Una buena prueba de esta dinámica innovadora la tenemos con el elevado número de nuevos platos preparados que han salido al mercado durante el último año en todas las categorías. Quizás el más activo ha sido el de los platos refrigerados, considerados como las soluciones perfectas para aquellos que están dispuestos a pagar un poco más a cambio de la practicidad y la comodidad que estos productos nos ofrecen, sin renunciar por ello al sabor y la calidad.
Según la Asociación Española de Elaboradores de Platos Refrigerados (AEPR), tienen una mayor aceptación entre las personas menores de 35 años, residentes en poblaciones de más de 500.000 habitantes y con mayor estatus socioeconómico. El consumidor percibe el plato refrigerado como una alternativa de alimentación fresca y saludable. Además de la comodidad y practicidad, el consumidor valora especialmente el poder acceder de una forma fácil y en su hogar a platos de la cocina tradicional, platos exóticos y de la cocina internacional o con ingredientes especiales que pueden resultar complicados de preparar en el hogar. Así, la tendencia del mercado se inclina por recetas que incorporen ingredientes de alta calidad, propios de la dieta mediterránea, con denominación de origen o de procedencia nacional, recetas propias de la gastronomía española tradicional, con perfil nutricional más saludable y con ingredientes funcionales.

Innovación
Algunos de los aspectos que conforman el perfil de la composición de los platos refrigerados lo presentan las novedades que recientemente han salido al mercado. Entre ellas, podemos destacar la nueva hamburguesa light con queso de Miguel Vergara. Tiene un 60% menos de grasa y un 90% menos de colesterol. La empresa hace también su apuesta para combatir la crisis con su nueva hamburguesa refrigerada (135 gramos) a un precio más económico y destinada al público infantil. Mientras, Casa Tarradellas añade un nuevo ingrediente, perlas de queso Emmental, a su clásica pizza carbonara, y Campofrio reforzaba su catálogo de pizzas con la enseña Gold, las pizzas con salsa y las pizzetas. Es precisamente el segmento de pizzas el que registra mayores ventas tanto en volumen como en valor. SymphonyIRI lo cifró en 69.832 t (+4,2%) y 384 millones de euros (+2,6%). Ello supone el 63% del volumen y del valor de toda la categoría de platos cocinados refrigerados en ese periodo (110.285 t y 609,6 millones de euros).
El mercado de las pizzas refleja un aumento de la presencia de las MDD, en detrimento de las marcas de fabricante. Alrededor del 75% de las pizzas que se consumen en el hogar son refrigeradas y el 25% congeladas, posicionamiento contrario a lo que sucede en el resto de Europa donde dominan estas últimas.
El segundo segmento de la categoría por valor corresponde a los platos cocinados con base arroz/carne/pescado con 70,7 millones de euros (+6%) tras comercializar 8.753 t (-2,3%). No obstante, destaca el descenso en el último año de los asados tras varios ejercicios de crecimientos por encima del 10%. Entre las novedades de pescado se incluyen los que ha empezado a comercializar Terranova, con seis referencias inicialmente. En los de base carne destaca la gama Don Cerdito, lo primero, lanzada por Ovinos Manchegos compuesta por callos, carrillada, costillas y manitas de cerdo, que presenta tanto en bandeja microondable (refrigerados) como en lata (ambiente). En tercer lugar, se encuentran los platos con base de pasta que sumaron 7.184 t (+8,4%) y 44,2 millones de euros (+7,8%), donde Mizanor posicionó dos recetas de pasta (carbonara y napolitana) y una de risotto (champiñones).
Mientras, Argal comercializa sus nuevas ensaladas de pasta al dente con marisco, con pavo e italiana, en envase de 210 gramos. Esta última empresa también incluye en su catálogo las tortillas refrigeradas, producto que en el periodo apuntado la consultora cifró en 11.177 t (+1%)  y 33,9 millones de euros (-1,8%). Esta típica comida española es la principal referencia de Precocinados Fuentetaja, que también comercializa platos cocinados con base de verdura, carne y patatas. A mitad de camino entre la tortilla y platos de carne y pescado se sitúan las ensaladas refrigeradas con 7.686 t (+28%) y 37,7 millones de euros (+20%). Este segmento está liderado por la navarra Mahn Mac Delicatessen, interproveedora de Mercadona, y en el que las MDD logran una cuota superior al 60%.
También alcanzaron volúmenes significativos los platos preparados panificados (incluyendo bocadillos, sándwich, roscas, empanadas y quiche) que sumaron 6.905 t y 44,5 millones de euros. Entre la más destacado en esta línea figura la apuesta del Grupo Cor de Alimentación con sus roscas refrigeradas elaboradas con una variedad de pan rústico con un peso de 480 gramos, repartido a partes iguales entre pan e ingredientes. Inicialmente presenta las variedades de embutidos ibéricos (chorizo, salchichón y queso), y de jamón serrano, beicon y queso.
Por su parte, Embutidos La Pila lanzó una nueva línea de bocadillos para calentar con la marca La Broche de La Pila, integrada por tortilla de trigo enrollada que incorpora en su interior un topping cárnico (jamón o pollo) y queso, mientras Panrico comercializa sándwiches refrigerados (seis referencias) que le elabora la francesa La Boulangere, empresa que cuenta con una filial en España, Espanorac.
Los preparados frescos de verduras y legumbres refrigerados registraron crecimientos del 36% en volumen (2.083 t) y del 20% en valor (10,1 millones de euros). En este apartado, resultó significativo el lanzamiento de las bandejas elaboradas por Conservas Cárcar con especialidades como judía verde pon patata y zanahoria, alcachofa con jamón, ensalada de cangrejo y piña, ensaladilla rusa, patatas con alioli, pimientos verdes fritos, patatas panadera y patatas bravas, entre otros con hasta 90 días de caducidad.

Crecimiento casi generalizado en congelados
El estudio de SymphonyIRI otorga a los platos preparados congelados un crecimiento generalizado de todos los segmentos, excepto los canelones, y lasaña (descensos del 4,2% en peso y del 5% en euros), empanadillas y rollitos (-1% y -0,5%) y tarta salada (-19%). El plato preparado congelado más demandado es la pizza (27.300 t y 186,4 millones de euros). Con crecimientos del 3,6% en volumen (10.468 t) y del 5,2% en valor (56,2 millones de euros), las MDD controlan el 42% del peso y más del 30% del importe.
Son igualmente significativos los volúmenes alcanzados por los empanados de carne (9.779 t y 50,2 millones), donde las marcas de la distribución tienen una cuota del 41% del peso y del 36,5% de los euros; los canelones y lasaña (12.117 t y 45,8 millones); las croquetas (12.238 t y 38 millones) y las empanadillas y rollitos (6.187 t y 24,5 millones de euros).
También aquí la innovación es la clave de los buenos resultados. Entre las últimas novedades se pueden incluir las nuevas referencias de pescado preparado apto para consumidores con intolerancia al gluten de Pescanova. Son productos con coberturas de empanados y rebozados elaborados a partir de cereales sin gluten, dirigidas tanto al consumidor infantil como al adulto, e integrado por las siguientes variedades: varitas de merluza popcorn, nuggets de merluza, filetes y ventrescas de merluza rebozados al huevo, chanquitos enharinados y aritos de mar a la romana. También con base de pescado comercializa sus más de veinte soluciones de comida congelada de quinta gama Corpa Corporación Pascual Hermanos.
Por su parte, Fripozo ha ampliado este mismo año su línea de soluciones de comida congelada con su nueva gama de precocinados empanados que se preparan en el microondas, integrada por fingers de pollo, san jacobos, nuggets, chispas de jamón y queso y pechugas empanadas. También el segmento de pizza congelada, uno de los que más ha crecido en los últimos años, registra novedades.
Entre ellas, Buitoni ha ampliado su gama Piccolinis con una variedad para microondas para el público juvenil, disponible en tres sabores: capricciosa (jamón, queso y salsa de tomate); bolognesa (carne, bacon, queso y salsa barbacoa) y frankfurt (salchicha de frankfurt, queso y salsa barbacoa).
Otra gran división que se incluye en la categoría de platos preparados es la de productos comercializados en ambiente, los que más tradición tienen en este mercado. Con un total de 114.942 t y 274,5 millones de euros, está encabezada por los preparados de legumbre y verdura 21.834 t y 70,5 millones de euros, seguida de los platos mejicanos (10.250 t y 64,2 millones) y los preparados de carne, ave y pescado con 9.857 t y 44,6 millones de euros, según los datos de SymphonyIRI. En este apartado también se incluye, la sub-categoría de las legumbres cocidas la natural en conserva que sumó 68.580 t y 71,5 millones de euros.
También las MDD han logrado hacerse un hueco importante en los lineales de los platos mejicanos (48% en volumen y 42% en valor), ensaladas (51% y 43%), platos de carne, ave y pescado (41% y 34%) y platos de legumbre y verdura (44% del peso y 32% del importe).

Se amplía el catálogo de esterilizados
Como sucede con el resto de platos, aquí también nos podemos encontrar con un buen número de novedades en el último ejercicio. Así, Industrias Alimentarias de Navarra (IAN), completa su extensa carta de productos en ambiente con segundos platos, en concreto, con una nueva gama de platos listos de pollo que se calientan en sólo un minuto en el microondas, con su marca Carretilla. Incluye las tres recetas de pollo más consumidas en los hogares españoles, el pollo a la cazuela con pimientos, el pollo con champiñones y el pollo al ajillo con patatas asadas. Todas ricas en proteínas y fuente de vitaminas (B2, B6 y C), y sin conservantes. Además, la marca ha añadido una nueva referencia, el arroz tres delicias, a su línea de arroces y pasta.
Otro especialista en conservas vegetales, Bajamar, también ha incorporado nuevas referencias a su línea de platos en ambiente a base de verdura. Se trata de su gama Balance que aprovechará las virtudes nutricionales de las legumbres combinadas con otros alimentos que las potencian. Así, la unión de legumbres con arroz permite asimilar la proteína vegetal, lo que le convierte en un plato de alto índice proteico de proteínas de origen vegetal, y con hierro. Al igual que la dieta mediterránea tradicional, están cocinadas con aceite 100% de oliva y sin conservantes, colorantes o saborizantes artificiales. Son tres las nuevas variedades lanzadas, potaje de lentejas en salsa de panceta, alubias guisadas con salsa de morcilla y garbanzos guisados con pisto en salsa de panceta. Pero no sólo fabricantes españoles apuestan por esta tipo de alimento.
Así, la belga Top Foods inició el pasado año la comercialización de sus platos preparados en España a través de la comercial Nes Consulting. Se trata de una línea de platos preparados en ambiente a base de arroz, bajo la enseña Saborroz, compuesta por cinco especialidades: pisto con arroz, chili con carne, atún con tomate, arroz en salsa agridulce y verduras y arroz al curry con verduras. Está disponible en formato cup de 250 gr, y listo para consumir tras dos minutos en el microondas. También incorpora cinco referencias de arroz cocido con vegetales, pescado, etc. listo para calentar. El plato se presenta en un vaso con dos compartimentos, uno para el arroz y el otro para el resto de ingredientes. También el arroz es el principal ingrediente del preparado para paella de Coop. Del Campo Virgen de la Esperanza. La productora y envasadora de arroz con D.O. Calasparra presenta un pack compuesto por dos latas abre-fácil. Una de ellas lleva el caldo (800 gramos), a la que tras incorporar sal, azafrán y colorante y poner a hervir, se le añade el arroz, que se incluye en la otra lata (150/200 gramos). Se comercializa en las variedades de verduras con pollo, conejo con caracoles y de marisco, con la enseña Arroz de Calasparra. Por su parte, Unilever ha renovado las gamas Risotteria (parmesano y con setas) y Spaghetteria (tallarines carbonara, espaguetis boloñesa y carbonara y  macarrones 4 quesos), de Knorr,  al ampliar su número de recetas y hacerlas más saludables.

Nuevos en el mercado
Junto a las que han reforzado sus gamas de productos, también conviene señalar la presencia en este mercado de nuevas empresas que tratan de hacerse un hueco en el mismo. Es el caso de Platos Tradicionales que en 2010 lanzó un nueva receta de puré de patatas, además de reintroducir costillas a la barbacoa, o de Calixto y Melibea, creada a finales de 2009 y que elabora soluciones de comida refrigerada (pizzas, empanadas, bocadillos y tortillas), con la marcas Pizza Prisionera y La Empañola.
Por su parte, Precocinados Corella, lanzó en 2010 una nueva línea de platos bajo la marca La Cocinera, compuesta inicialmente por ocho referencias en formatos individuales con el sistema de apertura Easy Peel. Luis Calvo Sanz entró en platos preparados a temperatura ambiente con una gama compuesta por fabada asturiana, callos con garbanzos, lentejas y caldo gallego con la enseña Cocina de Mercado. Conservas Garavilla presentó tres variedades de boles calentables (guiso de atún y patatas, arroz marinero y pasta con atún y tomate).
Rogusa puso en el mercado sus dos primeras soluciones mono ración (callos y callos con garbanzos) a temperatura ambiente bajo la marca Akomer, a las que se unirán estas mismas recetas refrigeradas, y también tiene previsto ampliar la gama con otros guisos, además de arroces y pastas, en ambas temperaturas. Por su parte, Martínez Barragán tenía previsto lanzar una nueva gama de pollos asados, fabricada por terceros.
Todas ellas compiten en un segmento en el que tienen presencia grandes grupos de la alimentación con amplios catálogos en casi todas las categorías. Es el caso, por ejemplo de El Pozo Alimentación cuya gama está compuesta por pollo asado, codillo, costilla y lomo alto y tortilla de patatas, principalmente; Casa Tarradellas cuya oferta se compone de pizzas, quiche, empanada calzone, sandwiches para consumir en caliente, roscas y bocadillos (estos dos últimos productos vendidos sólo en Mercadona); Grupo Sada que ha incorporado asados de pollo congelados tras el acuerdo con Eurofrits; Noel Alimentaria, cuyo  catálogo de guisos consta de platos de pasta (línea equilibrada, ligera, infantil y “al dente”, ésta última lanzada a mediados de 2010) y la gama de recetas Ke menú, que reúne (en un envase con doble compartimento) un primero y un segundo plato (butifarra con macarrones, mulso de pollo con verduras, etc.); Vega Mayor con sus nuevas variedades de verduras para cocinar en el microondas; o Coop. Pastores Grupo Cooperativo que en 2010 redefinió su portafolio de productos elaborados, introduciendo bocadillos congelados de Ternasco de Aragón (antes refrigerados), pinchos y otros elaborados frescos para retail, todo ello con la marca Pastores.
Una de las empresas que cuenta también con uno de los catálogos más amplios es Palacios Alimentación que en junio de 2010 llegó a un acuerdo con Cárnicas Floristán para la creación de Tortillas Palacios, empresa que pasó a asumir la producción de migas y chistorra que antes realizaba Floristán y las tortillas de Palacios. Esta última mantiene una alianza estratégica con Grupo Sada para el lanzamiento de una nueva línea de asados bajo la marca Palacios a Fuego Lento, integrada por pollos asados y también rellenos.
La línea de soluciones de comida refrigerada de Palacios está conformada por pizzas, roscas, tortilla de patata, guisos (albóndigas con tomate, lomo con pimientos, lentejas con chorizo), hamburguesas listas para consumir, perritos calientes, sándwiches, sándwiches rellenos de toppings (toaster’s), minibocadillos y panecillos con toppings (tentempié).
En 2011 ha ampliado su catálogo con Mr Box, platos en formato take away con un tenedor auto-montable en el interior, que incluye recetas de pasta italiana (fusilli), arroces mediterráneos (risottos) o los platos exóticos orientales (noodles), listas para consumir tras calentar dos minutos en el microondas.
También cuenta con numerosas referencias en este mercado Grupo Dhul, integrada en el holding Nueva Rumasa y actualmente en concurso de acreedores. La empresa inició el pasado año la construcción de su nueva planta de platos preparados en Jaén, en un proyecto presupuestado en 50 millones de euros. Esta planta centralizaría la producción de los platos preparados refrigerados que comercializa bajo la enseña Chef Dhul, que actualmente le producen terceros. La difícil situación de la sociedad podría paralizar el desarrollo del mismo.
La que sí ha llevado adelante el suyo es La Niña del Sur, que ha destinado 4 millones de euros a la robotización de su fábrica para potenciar su negocio de panificados congelados. Por su parte, Alimentos Naturales Cocinados desembolsó 1,5 millones de euros en una nueva línea de producción para la elaboración de su nuevos productos Panitortilla y Tortilla 1817.
Precocinados Fuentetaja, uno de los principales elaboradores de tortilla, con unas 9.000 t anuales, también ha modernizado y automatizado sus instalaciones, y Grupo Alimentario Argal proyecta construir un nuevo centro productivo para su división de soluciones de comida, básicamente ensaladas.

Fabricar para terceros y para el canal foodservice

La pujanza de las marcas de la distribución hace que algunas empresas se especialicen en esta línea de actividad y destinen una buena parte de su producción a las mismas. Es el caso de Cinco Tenedores, que canaliza alrededor del 90% de su producción (unas 3.000 t) en los supermercados de Mercadona; Capdevila MB que además de lasaña y pizza que comercializa con su marca, fabrica la MDD para Carrefour y Alcampo; Pizzas Artesanas Villalvilla que produce unas 2.300 t anuales de pizzas (60% por terceros y 40% con MDD); o Alimentos Preparados Naturales que fabrica una parte de sus 4.500 t para marcas de la distribución de Eroski, Día, Ifa o Ahorramas.
Reforzar su posición en foodservice es el objetivo que está detrás del acuerdo alcanzado entre Europastry y Ángel Bosch por el que la primera comercializará en exclusiva, a través de su marca Friart, los productos para el canal foodservice que elabora la segunda, especializada en la elaboración de platos preparados. Con esta alianza, Ángel Bosch refuerza su proyecto industrial incorporando un socio comercial de primer nivel que le aporta una mayor capacidad de venta, mientras que Europastry potencia la presencia de su enseña en el canal foodservice. El catálogo abarca las familias de pastas, arroces, pizzas, carnes, verduras y fritos. Angel Bosch controla también Alidel, elaboradora de platos preparados pasterizados al vacío.
También Campofrío tiene una presencia significativa en este canal a través del acuerdo que tiene con Rocha Catering para la fabricación de  una nueva línea de platos de IV y V gama para hostelería bajo la marca Campofrío Soluciones Hostelería. Precisamente, también al canal de restauración destinará el 70% de su producción la nueva empresa Turolinnova, ubicada en Teruel, en cuyas instalaciones ha invertido 4,7 millones de euros. Elaborará precocinados tales como aperitivos, entrantes, ensaladas, salteados, primeros y segundos platos. El 30% de la producción irá a la distribución con la marca Vualá.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas