Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Refrescos y zumos: Se ralentiza el consumo, pero crecen las opciones más naturales

Léalo en 24 - 32 minutos
Léalo en 24 - 32 minutos

El mercado de bebidas refrescantes y zumos muestra signos de madurez y estancamiento. En el caso de los refrescos, descienden ligeramente las presentaciones tradicionales, mientras crecen las variedades light y sin gas. En lo referente a los zumos, las opciones refrigeradas muestran más vitalidad y los smoothies, de reciente aparición, tienen crecimientos de dos dígitos

Las bebidas refrescantes han mostrado un incremento limitado en sus ventas durante el último periodo registrado por la Asociación Nacional de Fabricantes de Bebidas Refrescantes Analcohólicas (Anfabra). 
La producción del sector durante el año 2007 alcanzó los 5.038 millones de litros, casi un 1,5% más que en el año 2007. Por categorías de productos, las bebidas sin apenas calorías, las denominadas light, son las que han mostrado comportamientos más interesantes dentro de la evolución de las tendencias. Así, desde 2002, estas bebidas han aumentado en 10,5 puntos, manteniendo una línea ascendente año tras año. Este crecimiento sostenido está relacionado con el aumento en la variedad de refrescos light de distintos sabores, que ha sido bien recibida por los consumidores. Si a estas bebidas se les suman las gaseosas, que tienen menos de 1 caloría por 100 ml, las bebidas refrescantes bajas en calorías alcanzan más de un tercio del total de las ventas.
Otra de las categorías que sigue ocupando un lugar destacado en las estadísticas de producción son las bebidas sin gas, que representan el 15% del total de la producción.
El interés de los españoles por descubrir nuevos sabores sigue aumentando. Los datos de las últimas Estadísticas de Producción de la Industria de las Bebidas Refrescantes en España, presentadas en julio pasado por esta asociación, indican que, a pesar de que los sabores tradicionales siguen copando el mercado, son los nuevos sabores los que más han crecido. Así, destacan las bebidas que mezclan varios aromas, con un incremento del 100%, hasta alcanzar el 3% de la producción total. Por categorías de producto, las bebidas refrescantes light también siguen ganando peso, con un incremento de medio punto, por lo que ya representan el 25,5% del total de la producción en nuestro país.
Dichas estadísticas, que contemplan 30 sabores representativos de gran variedad, también ponen de manifiesto que los sabores más tradicionales como la cola, la naranja o el limón han retrocedido en torno a un 2%, si bien éstos continúan siendo los más frecuentes: la primera, que alcanza el 55% del total, y la segunda, con un 12%, lideran el mercado, seguidos por el sabor limón (6,5%) y la gaseosa (5%). Las bebidas para deportistas, que han venido experimentando un significativo crecimiento en los últimos años, se mantienen estables en el 4% de la producción total.
Estos datos reflejan que lo que impulsa la evolución del sector de las bebidas refrescantes es la investigación, que permite aumentar la oferta todos los años. Así, en el último lustro la variedad de sabores y presentaciones ha crecido casi un 50%.
En el caso de los zumos de frutas y vegetales, como se verá más adelante, las ventas siguen mostrando crecimientos vegetativos, y solamente se perciben notables adelantos en las categorías de zumos y néctares refrigerados, así como en una nueva categoría que está en constante ascenso: los smoothies, que está muy a tono con las nuevas preferencias de los consumidores: productos naturales, sin aditivos de ningún tipo y sin más procesamiento que la trituración de la fruta, la adición de agua y su posterior envasado.

Se detiene el ritmo de crecimiento
De acuerdo al TAM de diciembre 2008 de la consultora IRI, que audita las ventas en los establecimientos de libreservicio de 100 o más metros cuadrados y dotados de escáner, las ventas de refrescos se detuvieron en volumen hasta los 2.007,7 millones de litros (-0,1%) por un valor de 1.599,8 millones de euros (+2,1%). Prácticamente todos los segmentos de la categoría refrescos, mostraron descensos en sus ventas por volumen.
Así, las colas regulares totalizaron 706,9 millones de litros (-1,5%) y 626,5 millones de euros (+0,5%); las lights sumaron 373,3 millones de l (-0,1%) y 355,6 millones de euros (+2,4%); las colas sin cafeína quedaron el 75,6 millones de l (-8,8%) y 60,2 millones de euros (-6,7%); los refrescos de frutas con gas disminuyeron hasta los 411,9 millones de l (-1,6%) y 258,6 millones de euros (+0,1%); los refrescos de frutas sin gas crecieron notablemente, al alcanzar los 104 millones de l (+29,3%) y 74,9 millones de euros (+37,5%); las gaseosas siguieron marcando un descenso, al totalizar 178,3 millones de l (-3,4%) y 54,9 millones de euros (+0,7%); los refrescos de lima-limón crecieron ligeramente hasta los 44 millones de l (+1,5%) y 27,6 millones de euros (+1,5%); los bitters disminuyeron hasta los 7 millones de l (-10,5%) y 14,7 millones de euros (-8,5%); las tónicas, en cambio, crecieron hasta los 32,4 millones de l (+0,9%) y 45,2 millones de euros (+2,6%); los refrescos de té mostraron un fuerte impulso en sus ventas, al quedar en 72,2 millones de l (+8%) y 75,2 millones de euros (+3,4%); las bebidas de café, de reciente aparición, doblaron sus ventas hasta los 951.660 l (+98,9%) y 4,6 millones de euros (+82,4%); los de sabor ginger ale mermaron a 594.379 l (-1,3%) y un millón de euros (-0,2%). Las sodas siguen su tendencia a la baja de otros años con 216.501 l (-10,7%) y 393.016 euros (-1,2%).
En cuanto a empresas productoras, Coca-Cola España mantiene su liderazgo absoluto al totalizar 1.237,7 millones de l (-0,2%) y 1.178 millones de euros (+2%). De acuerdo a los dato de IRI, acapara un 61,6% de la cuota en volumen y un 73,7% en valor. Por detrás están las marcas del distribuidor, con 404,3 millones de l 8+4,1%) y 132 millones de euros (+8,9%); Pepsico pierde cuota de mercado, al quedar en 189,9 millones de l (-9,7%) y 148,6 millones de euros (-7,1%); Schweppes aumentó ligeramente hasta los 149,1 millones de l (+1,2%) y 123,5 millones de euros (+5,5%). El resto de los fabricantes aglutinaron 26,4 millones de l (+15,2%) y 17,3 millones de  euros (+28,9%).
Dentro de las colas regulares, Coca-Cola lidera el segmento, con ventas de 602 millones de l (-1,2%) y 569,7 millones de euros (+0,9%). Pepsi está en segundo puesto, con 50,5 millones de l (-8,8%) y  36,9 millones de euros (-6,1%); las marcas del distribuidor están a continuación, con 48,1 millones de l (+5,3%) y 16,9 millones de euros (+6,8%); Pepsi Twist vendió 3,1 millones de l 8-16,5%) y 2,2 millones de euros (-16,4%). Finalmente, Berta obtuvo ventas por 1,9 millones de litros (+7,7%) y 344.931 euros (+13,5%).
En el segmento de colas con edulcorantes, Coca-Cola Light lidera las ventas, con 178,7 millones de litros (-10,2%) y 188,6 millones de euros (-7,6%). Estos descensos se deben al posicionamiento de la Coca-Cola Zero, que se situó en 115,5 millones de l (+30%) y 121,6 millones de euros (+32,1%). Pepsi Light cayó a 32,4 millones de l (-12,9%) y 26,3 millones de euros (-9%); las marcas del distribuidor crecieron hasta los 34,2 millones de l (+8,7%) y 9,1 millones de euros (+1,2%); Pepsi Max disminuyó sus ventas hasta los 6,2 millones de l (-22,6%) y 4,7 millones de euros (-13,9%).
En cuanto a los refrescos de frutas con gas, Fanta es el líder en este segmento, con 188,9 millones de l 8-6,7%) y 135,1 millones de euros (-5,8%); las marcas del distribuidor están a continuación, con 89,4 millones de l 8-1,6%) y 32,1 millones de euros (+0,5%); Kas mermó sus ventas hasta los 61,5 millones de l (-5,6%) y 42,5 millones de euros (-4,2%); Fanta Zero, de reciente aparición, vendió 20,1 millones de litros y 17 millones de euros (no existía como producto hace un año). Finalmente, Schweppes Spirit aumentó a 14,3 millones de l (+18,5%) y 11,7 millones de euros (+20,4%).

Aumento en los refrescos sin gas
Según los datos de la consultora Nielsen, que audita las ventas en los establecimientos de libreservicio y tiendas tradicionales, las ventas de bebidas refrescantes totalizaron 2.272,2 millones de litros (+0,1%) y 1.894,2 millones de euros (+1,7%). Estos datos varían cuando se desgranan entre bebidas con gas y aquellas que no poseen anhídrido carbónico.
Las primeras cayeron ligeramente en volumen, al sumar 1.906,1 millones de l (-0,7%) y 1.495 millones de euros (+1%); las segundas crecieron hasta los 366,2 millones de l (+5,2%) y 399,2 millones de euros (+4,5%). Las colas totalizaron 1.189,9 millones de l (-0,8%) y 1.074 millones de euros (+1,5%); las frutas con gas quedaron en 429 millones de l (+0,1%) y 263 millones de euros (+1,2%); las frutas sin gas aumentaron a 267,3 millones de l (+3,6%) y 279,5 millones de euros (+3,4%). Los refrescos de sabor lima-limón totalizaron 49,1 millones de l (+4,8%) y 33,7 millones de euros (+8,5%); las bebidas de té aumentaron a 69,5 millones de l (+5,2%) y 73,1 millones de euros (sin variación porcentual); las de café mostraron un fuerte incremento, al totalizar 613.000 l (+141,3%) y 3 millones de euros (+144,8%); y el resto de bebidas alcanzó los 24 millones de l (+11,3%) y 37,7 millones de euros (+9%).

Elevada concentración empresarial
Según el anuario de la alimentación en España de Mercasa, la concentración y la preponderancia de los grandes grupos, que son filiales de compañías multinacionales, es la norma en el sector de bebidas refrescantes.
Aunque son unas 230 las compañías que operan en nuestro país, la principal copa el 59% del mercado con ventas que superan los 2.950 millones de litros y una facturación que supera los 3.000 millones de euros. El segundo operador muestra una facturación de 507 millones de litros y 560 millones de euros, mientras que el tercero totaliza más de 435 millones de litros y 315 millones de euros.
Las compañías que ocupan el cuarto y quinto lugar destinan su producción a satisfacer las demandas de las marcas del distribuidor, y sus producciones están en el orden de los 200 millones de litros (en ambos casos) y 140 y 127 millones de euros.
Dada la fuerte competencia que existe, la innovación es vital para mantener cuotas o, incluso, ganar consumidores, y por ello se realizan unos 80 lanzamientos nuevos al año, según fuentes de la industria, sobre todo en la época estival. No obstante, sólo algunas de las nuevas presentaciones obtienen ventas significativas.
La inversión publicitaria es vital: necesaria para consolidar las posiciones y tratar de mover las preferencias de los consumidores de refrescos.

Envases que reflejan una tecnología avanzada
Los envases de las bebidas refrescantes continúan su constante evolución para asegurar la calidad y seguridad de las bebidas, y facilitar su consumo. En 2007, el material más empleado continuó siendo el plástico PET (47,5% de la producción total), seguido de las latas -que alcanzan ya el 33% del total- y del vidrio (14,5%), que ha experimentado un ligero incremento.
De entre los tamaños estudiados en las estadísticas, los más utilizados fueron el de 33 cl (31%), y a continuación el familiar de 2 litros (28%), seguido de los envases de 20 cl -muy frecuentes en España para la hostelería- y de 1,5 litros. Destaca el incremento que ha vivido durante el pasado año este envase de litro y medio.
La tecnología aplicada a estos envases busca reducir su peso, mejorar su integridad frente a las presiones que contienen (debido a los gases carbónicos) y facilitar su transporte, antes del envasado, y cuando se lleva al punto de venta.

Crece el consumo por habitante
De acuerdo a Mercasa, el consumo de bebidas refrescantes durante el año 2007 alcanzó los 66,9 litros por habitante, con un incremento notable de 5 litros per cápita con respecto al ejercicio anterior. De este total, 59,2 litros corresponden a refrescos, mientras que 7,7 l pertenecen a gaseosas. El 63,6% de las bebidas se consumen en el hogar, contra 35,7% en los establecimientos de hostelería y 0,8% en instituciones.
Son los andaluces los principales consumidores de estas bebidas, seguidos por los castellanomanchegos y los madrileños. En el extremo contrario están los residentes de La Rioja, Cantabria y Navarra. Es tal la diferencia que un andaluz consume casi el doble de refrescos que un riojano.
Quienes compran con mayor frecuencia estas bebidas son las personas que habitan municipios de tamaño intermedio, sobre todo aquellos con censos de entre 2.000 y 10.000 habitantes. Este porcentaje disminuye en zonas rurales. Las viviendas en las que habitan dos personas con niños de entre 6 y 15 años son las que beben mayor cantidad de refrescos, consumo que disminuye en las familias compuestas por 5 o más miembros. Las amas de casa que trabajan fuera de su hogar y aquellas menores de 35 años adquieren suelen adquirir más cantidades de estas bebidas, al contrario de las que tiene entre 50 y 64 años.
De acuerdo a la estructura familiar, los mayores consumos los realizan los jóvenes que viven solos, las parejas jóvenes sin hijos y los hogares monoparentales, y éstos se reducen en jubilados y parejas con hijos pequeños o muy mayores.

Bajo comercio exterior
En cuanto a los refrescos, las cifras de comercio exterior no son significativas. Esto es debido a que las empresas prefieren instalar plantas de producción para cada país (y cada región dentro de cada nación) a fin de abaratar costes y satisfacer las necesidades intrínsecas de las poblaciones. El régimen de franquicias es el más utilizado: diversas plantas obtienen el permiso para producir una marca u otra, y así garantizan un mercado cautivo que no tendrá competencia con otra industria que produzca la misma bebida.
Estima Mercasa que apenas 34,8 millones de litros de refrescos producidos en España se venden fuera de nuestras fronteras, mientras que las importaciones alcanzan los 90 millones de l.
De hecho, algunas empresas embotelladoras han construido plantas en otros países para ampliar su área de influencia, como es el caso de factorías en Marruecos y otros países africanos.

Zumos: crecen los refrigerados
Según lo afirmado por Mercasa, la producción de zumos y néctares en España alcanza los 1.180 millones de litros, con un crecimiento de 130 millones con respecto al año 2006. Este mercado es maduro y solamente las nuevas presentaciones (zumos refrigerados y smoothies) muestran mayor dinamismo.
En el canal alimentario, el zumo de naranja es la principal oferta, con el 23,3% de las ventas en volumen y el 22,9% en valor. En segundo puesto están los zumos de piña (21,1% y 18,8%) y melocotón (20,4% y 17,8%). Los néctares sin azúcar añadido y/o con edulcorante están en la siguiente posición, con una cuota del 15,2% y 20,4%, respectivamente. Los productos ambiente disminuyeron sus ventas en 1,6% y 2,3%, mientras que los refrigerados aumentaron un 26,3% en valor y un 15,5% en volumen; no obstante, su peso en las ventas totales apenas supera el 7%, por lo que sus posibilidades de crecimiento son reales.
Los zumos que se elaboran a base de concentrados aglutinan el 60% de las ventas en la distribución, pero este porcentaje está disminuyendo año tras año gracias a la creciente sofisticación de los consumidores, la preferencia por productos que no hayan sido manipulados y las modernas técnicas de conservación y manipulación, que permiten envasar zumos recién exprimidos sin que pierdan sus propiedades organolépticas.

Crecen las variedades refrigeradas
Con respecto a las ventas en el libreservicio, en el TAM de diciembre 2008 de IRI, las ventas de zumos totalizaron 514,7 millones de litros (sin variación porcentual) y 486,4 millones de euros (+5,3%). De ellos, los que se venden a temperatura ambiente quedaron en 478,2 millones de l (-0,2%) y 415,2 millones de euros (+4,9%) y los refrigerados totalizaron 36,4 millones de l (+7,1%) y 71,2 millones de euros (+7,6%).
Por el tipo de frutas, los zumos de naranja están en primer lugar, con 144,1 millones de l (+4,1%) y 142,6 millones de euros (+8,6%); los de piña están a continuación, con 128,7 millones del 8+3,7%) y 110,8 millones de euros (+9,5%); los de melocotón cayeron a 97,2 millones de l (-6,7%) y 83,7 millones de euros (+0,3%); los multifrutas aumentaron a 39,5 millones de l (+4%) y 49,1 millones de euros (+2,5%); los de manzana disminuyeron a 28,3 millones de l (-4,2%) y 22,8 millones de euros (+7,2%).

Las marcas del distribuidor siguen copando espacios
En la categoría de zumos, las marcas del distribuidor son líderes absolutos, tanto en volumen (62,7%) como en valor (50%). En el último TAM sumaron 322,5 millones de l (+7,9%) y 243,4 millones de euros (+14,6%). García Carrión es la primera compañía privada, con 57,2 millones de l (-6,1%) y 62,6 millones de euros (+3,5%); Juver cayó a 52 millones de l (-7,8%) y 46,6 millones de euros (-0,1%); Eckes-Granini perdió cuota al quedar en 31 millones de litros (-3,9%) y 52,2 millones de euros (+0,1%); Leche Pascual cayó de forma acusada al sumar 21,8 millones de litros (-21,2%) y 30,3 millones de euros (-3,8%); Pepsico también mermó en sus ventas, al totalizar 13,4 millones de l (-31,4%) y 17,7 millones de euros (-24,5%); Coca-Cola también cayó en sus ventas, al quedar en 7 millones de litros (-8,8%) y 10,1 millones de euros (-7,1%); Compal bajó a 2,5 millones de l (-14,5%) y 3,8 millones de euros (-10,3%); Hero perdió una importante cuota, al sumar 1,7 millones de l (-41,4%) y 5,5 milllones de euros (-33,6%); Cofrutos aumentó notablemente, hasta los 765.383 l (+55,8%) y 632.918 euros (+59,6%). El resto de los fabricantes totalizaron 4,4 millones de litros (-5,4%) y 13,1 millones de euros (+19,6%).
En cuanto a las enseñas más vendidas de zumos ambiente, las marcas del distribuidor dominan las ventas, con 302,6 millones de l (+7,7%) y 214,4 millones de euros (+13,6%); Disfruta está en segundo puesto con 38,4 millones de l (-3,5%) y 35,4 millones de euros (+4,3%); Don Simón disminuye a 34,4 millones de l (-7,4%) y 35,8 millones de euros (+2,7%); Granini queda en 29,8 millones de l (-3,4%) y 49,3 millones de euros (sin variación porcentual); Juver pierde cuota al totalizar 12,6 millones de l (-13%) y 10 millones de euros (-1,7%); Don Simón Gran Selección aumentó notablemente hasta los 9,1 millones de l (+15,2%) y 10,2 millones de euros (+28,7%); Kasfruit Plus cayó a 8,5 millones de l (-36%) y 8,2 millones de euros (-30,3%); Zumosol C también mostró un fuerte descenso al sumar 7,4 millones de l (-37,%) y 7 millones de euros (-28,9%); Pascual Vivesoy quedó en 7 millones de l (-10,5%) y 8,6 millones de euros (+4,3%); finalmente, Disfruta Don Simón totaliza 5,6 millones de litros (-12,7%) y 4,5 millones de euros (-5,2%).
Entre los refrigerados, las marcas del distribuidor siguen copando espacios, al totalizar 19,8 millones de l (+11%) y 28,9 millones de euros (+22,5%); Don Simón se mantiene en 6,2 millones de l (+0,2%) y 10,3 millones de euros (sin variación porcentual); Pascual aumentó a 4,9 millones de l (+1,9%) y 11 millones de euros (+21,4%); Tropicana Pure Premium disminuyó 2,1 millones de l (-12%) y 5,3 millones de euros (-15,3%); Solán Fruta Esencial aumentó notablemente hasta los 816.451 l (+54,2%) y 5 millones de euros (+56,2%);  Hero Fruit 2day disminuyó notablemente hasta 731.664 l (-34,4%) y 3,5 millones de euros (-35,6%); Granini al Sol vendió 582.806 l (+22,2%) y 1,4 millones de euros (+22,3%); Pascual Dinamic perdió cuota hasta 308.916 l (-21,7%) y 959.195 euros (-27,7%); Knorr Vie perdió casi la mitad de su cuota al quedar en 236.197 l (-43,5%) y 1,6 millones de euros (-41%); Fruit Simple aumentó hasta 213.975 l (+40,5%) y 1,3 millones de euros (+49,7%).

Los smoothies siguen su tendencia ascendente
Los smoothies, esos batidos de frutas con agua, sin aditivos químicos, colorantes, conservantes o azúcar, que tienen unos pocos años en el mercado, han sido una respuesta de la industria a la creciente preferencia de los consumidores por ingerir productos naturales con una presentación apetecible y todas sus propiedades saludables.
Los smoothies son generalmente producidos con mezclas de distintos tipos de frutas, en combinaciones estudiadas por su contenido en vitaminas, sabor y consistencia (su nombre proviene de smooth, que equivale a un líquido consistente, en inglés). En algunas ocasiones son bastante espesos, por lo que pueden ser aligerados con agua, leche o yogur líquido.
Desde su entrada en España, si bien la actual situación económica podría ralentizar su crecimiento, debido a su alto precio en comparación con los zumos naturales, sus ventas han mostrado resultados muy interesantes, con crecimientos de dos dígitos.
De acuerdo al TAM de diciembre 2008 de IRI, las ventas de estos preparados totalizaron 2,74 millones de litros (+13,4%) y 14,4 millones de euros (+10%). Y, como se verá más adelante, sus perspectivas son tan positivas que ya se están empezando a filtrar marcas blancas ofreciendo estos preparados naturales. Varias compañías se han montado en el carro de estos alimentos, lo que está haciendo que algunas marcas tengan éxito mientras otras estén perdiendo cuotas de venta y de mercado.
Así, por enseñas, Solán Fruta Esencial Smoothies vendió 816.451 l (+54,2%) y 5 millones de euros (+56,2%); Hero Fruit 2day Smoothies cayó a 731.664 l (-34,4%) y 3,5 millones de euros (-35,6%); las marcas del distribuidor han crecido de manera impactante, al totalizar 557.428 l (+318,8%) y 1,8 millones de euros (+298,4%); Knorr Vie Smoothies disminuyó sus ventas hasta los 236.197 l (-43,5%) y 1,6 millones de euros (-41,1%); y Fruit Simple Smoothies aumentó a 213.975 l (+40,1%) y 1,3 millones de euros (+49,7%).

Mayor concentración empresarial
El mercado interno de zumos de frutas ha mostrado crecimientos vegetativos en los últimos años. Esto ha está provocando, advierte Mercasa, varias dificultades a muchas empresas del sector. Además de la progresiva concentración empresarial, la cada vez mayor penetración de capitales internacionales es uno de los rasgos más significativos de las empresas fabricantes y comercializadoras de estas bebidas.
La fuerza que tienen en esta categoría las marcas del distribuidor ha forzado a buena parte de las empresas del sector a vender parte de su producción a dichas enseñas, y permitir la competencia con sus propias marcas.
El 69% de los zumos que se consumen en los hogares españoles se venden en supermercados, el 25,9% en los hipermercados y tan solo el 2,3% en las tiendas tradicionales.

El consumo de zumos permanece estable
La media anual de consumo de zumos en nuestro país es de 17,8 litros por persona al año, de los cuales 1,1 l corresponden a mostos. De este total, un 62,5% es consumido en hogares, un 34,7% en la restauración y el 2,8% en instituciones. Los zumos de naranja son los que tienen mayor demanda, al totalizar 4,2 l. Igual cantidad presentan los zumos de piña, mientras que los de melocotón se ubican en 4 l.
Los mayores consumos de zumos y néctares se registran en Canarias; a bastante distancia están Andalucía y Baleares. En el lado contrario del espectro están Asturias, Murcia y Galicia. Al año, un canario consume 10 litros más de zumo que un asturiano.
La ingesta de estas bebidas es notablemente mayor en núcleos urbanos de entre 10.000 y 500.000 habitantes y es mucho menor entre las poblaciones rurales. Las personas que viven solas y los hogares con hijos de 6 a 15 años muestran una mayor preferencia por este alimento; dicho consumo se reduce en hogares con niños menores de seis años y en los que viven 5 o más personas.
Las amas de casa que trabajan fuera del hogar y las que tienen edades comprendidas entre los 35 y los 49 años tienen una mayor incidencia de consumo de zumos de frutas. Las que tienen edades entre 50 y 64 años no muestran esa misma preferencia.
En las casas donde viven jóvenes y adultos independientes, así como también parejas jóvenes sin hijos, consumen más zumos que en los hogares donde viven matrimonios con hijos mayores, parejas adultas sin hijos y parejas con hijos pequeños.

Crece el comercio exterior
Durante el año 2007 se incrementaron las ventas de zumos españoles a otros países. Las exportaciones totalizaron 636,5 millones de litros por un valor de 413 millones de euros. Estas cifras muestran un crecimiento interanual del 5% en volumen y del 9,9% en valor. El zumo de naranja es la partida más importante, con 266 millones de l y 143,6 millones de euros. Le sigue en importancia el de uva, con 145,1 millones de l y 129 millones de euros); los de mezcla (75,1 millones de l y 59,8 millones de euros); y los tropicales (46,3 millones de l y 20,5 millones de euros).
Los principales países compradores de nuestros zumos son las naciones árabes, Estados Unidos, Portugal y Francia.
Las importaciones totalizaron 213,4 millones de l (+12,9%) y 181,9 millones de euros (+5,6%). En este concepto, el zumo de naranja es también la principal partida, con 82,9 millones de l y 73,8 millones de euros. En segundo lugar están los de piña, con 44,3 millones de l y 30,8 millones de euros, y los de manzana (32,2 millones de l y 28,5 millones de euros).

Panorama europeo de las bebidas refrescantes
Según los datos de dos de las consultoras internacionales de referencia, en los mercados más importantes de Europa las bebidas analcohólicas muestran crecimientos vegetativos, o incluso descensos, en sus ventas en volumen.
Según Datamonitor, durante el año 2008 Alemania fue el principal mercado, con 24.483 millones de euros (+6%), seguido por el Reino Unido, con 19.092 millones (+9%); Italia, con 12.371 millones (+7%); Francia, con 9.051 millones  (+4%), España, con 8.349 millones (+6%), Polonia, con 4.584 millones (+8%) y los Países Bajos, con 2.624 millones de euros (+5%).
Euromonitor International muestra cifras en volumen durante 2008: en el caso de Alemania, estás fueron de 24.156 millones de litros, de los cuales 2.935 millones correspondieron a zumos; Italia cifró su mercado en 14.670 millones de l, de los cuales 824 millones  correspondieron a zumos; España está en tercer lugar, con 12.717 millones, de los cuales 1.071,9 millones correspondieron a zumos; Francia totalizó 12.168 millones, de los cuales 1.493 millones  fueron zumos; Reino Unido alcanzó los 10.597 millones, de los cuales 2.163 fueron zumos y néctares; Países Bajos sumó 2.656 millones, incluyendo 718,6 millones de zumos; y Portugal totalizó 1.987 millones, con 213,9 millones de litros de zumos.

 

Los zumos 100% naturales son beneficiosos para los niños

Un estudio publicado en los Archivos de Medicina para Pediatría y Adolescentes, confirmó que los zumos 100% (aquellos a los cuales no se les añade ningún otro ingrediente) son mucho más saludables para niños y jóvenes.
“Sabemos que un zumo 100% natural puede poveer nutrientes esenciales que son necesarios para el buen desarrollo de los niños. Los zumos de estas características contienen vitaminas, minerales y antioxidantes. Un vaso de estos zumos equivale a un servicio de fruta, de acuerdo a lo expresado por los lineamientos dietéticos de las agencias alimentarias de Estados Unidos”, afirma el estudio.
Al dar estas bebidas a los niños y adolescentes, se les facilita también un mayor consumo de frutas, lo que mejora la calidad de su dieta diaria.
El estudio también encontró que, si bien las personas que beben zumos consumen más calorías que aquellas que no los consumen, no existen conexiones entre beberlos y la obesidad. Los azúcares presentes en las frutas no se comportan en el cuerpo de la misma forma que las glucosas de los azúcares refinados.

Publicado en Tecnifood Nro. 62

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas