Se conmemora el Día Mundial contra la Obesidad

El 12 de noviembre se conmemora el Día  Mundial contra la Obesidad, uno de los problemas de salud que más preocupan en los países desarrollados, ya que según las Estadísticas Sanitarias Mundiales 2012 de la OMS (Organización Mundial de la Salud), cada año mueren en el mundo 2,8 millones de personas debido al sobrepeso o la obesidad. La OMS prevé que 7 millones de personas perderán la vida a causa de enfermedades no transmisibles en 2030, debido a factores de riesgo comportamentales y físicos como el sedentarismo, el sobrepeso y la obesidad. Según el informe “Obesity: update 2012″ de la OCDE, una de cada dos personas tiene sobrepeso u obesidad en más de la mitad de los países de la OCDE y se prevé que esta tendencia siga en aumento y, en algunos países, dos de cada tres personas tendrían obesidad dentro de diez años, siendo los países que encabezan el ranking: Grecia, Estados Unidos, Italia, México, Nueva Zelanda y Chile.
La prevalencia mundial de la obesidad, según la OMS, casi se duplicó en el período 1980-2008, hasta afectar a 500 millones de hombres y mujeres mayores de 20 años, con una mayor incidencia en las mujeres que en los hombres. En España, la obesidad como factor de riesgo asociado a un aumento de la mortalidad y la morbilidad alcanzaba en ese año, en adultos mayores de 20 años,  el 24,9% en hombres y el 23% en mujeres.
En nuestro país, en el año 2005 se puso en marcha la Estrategia NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) desde el Ministerio de Sanidad y Consumo, a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), con el objetivo de sensibilizar a la población del problema que la obesidad representa para la salud, y de impulsar todas las iniciativas que contribuyan a lograr que los ciudadanos, y especialmente los niños y los jóvenes, adopten hábitos de vida saludables, principalmente a través de una alimentación saludable y de la práctica regular de actividad física. De acuerdo con los últimos datos de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), casi un 45% de los niños entre seis y nueve años en nuestro país sufren exceso de peso. El estudio Aladino, revela que el 26,2% presenta sobrepeso y hasta un 18,3% padece obesidad.
Como reacción ante la preocupación por las elevadas tasas de obesidad y sobrepeso, en mayo de 2012, el Ministerio de Sanidad anunció la creación del Observatorio de la Nutrición y de Estudio de la Obesidad, entre cuyas funciones estará recabar información sobre los hábitos alimentarios de la población y analizar los datos e información sobre la publicidad de alimentos, con especial atención a la dirigida a los menores.

Un centenar de empresas se suman a la lucha contra el desperdicio


En contraste, los datos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) señalan que existen en el mundo 868 millones de personas que padecen subnutrición, mientras que cada año un tercio de los alimentos producidos en el mundo para consumo humano se pierden o desperdician, lo que representa más de 1.300 millones de toneladas de alimentos.
Ante el problema global del desperdicio alimentario, la Asociacio´n Española de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc) ha liderado una campaña, pionera en Europa, cuyo objetivo es tratar de frenar esta problemática, y en la que se han implicado un centenar de empresas y asociaciones relacionadas con el sector alimentario, suscribiendo un acuerdo de colaboración para reducir el desperdicio de alimentos, con el apoyo de la Administración pública y de la Federación Espan~ola de Bancos de Alimentos (Fesbal).
Con motivo de la presentación del Proyecto, el 8 de noviembre en Madrid, durante la cual se firmó un Decálogo de adhesión por parte de empresas y asociaciones alimentarias, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, recordó que, en el periodo 2007-2012, el Ministerio ha entregado un total de 387 millones de kilos de alimentos básicos de calidad, por valor de 350 millones de euros. Asimismo, subrayó que “el impacto del desperdicio alimentario es de tal magnitud que ha llevado al Parlamento Europeo a adoptar una resolución para intentar reducirlo hasta en un 50% en el año 2025”, y ha solicitado a cada Estado miembro la elaboración de un Plan de Acción para 2013.
Arias Cañete expuso las líneas de actuación del Ministerio en este contexto, entre las que figura una revisión “en profundidad” de las normas de calidad de las diferentes producciones,  para identificar los requisitos que pudieran ocasionar un aumento en la destrucción de alimentos, así como las limitaciones existentes para reintroducir dichos productos en el ciclo alimenticio. Además, en el marco del Observatorio de la Cadena de Valor, el Ministerio elaborará estudios para más de 30 productos sobre los desechos producidos en las distintas fases de la cadena, “para cuantificar el monto total de las producciones perdidas y su valor económico.
El ministro también adelantó que se promoverán los proyectos destinados a favorecer el diseño y desarrollo de nuevas tecnologías que permitan disminuir el desecho de alimentos o mejorar su aprovechamiento y valorización. En esta dirección señaló que su Departamento comparte “la apuesta por la investigación e innovación en técnicas, tamaños y modelos de envasado y packaging, para que sean más acordes con los nuevos modelos de hogar y hábitos de consumo”. Y al mismo tiempo, “elaboraremos y difundiremos entre los agricultores, empresarios y operadores de la cadena, guías de buenas prácticas que faciliten el conocimiento y alcance de los problemas existentes”.

Noticias relacionadas

Deja un comentario