Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Tecnología del cierre, menos gramaje, más ventas

Léalo en 5 - 7 minutos
Léalo en 5 - 7 minutos

Los nuevos estilos de vida en los que, por una parte crecen los hogares unipersonales, y por otra, aumenta la tendencia de consumo de productos on-the-go, ha favorecido un incremento de  los envases pequeños, lo que a su vez, ha tenido un reflejo positivo en el mercado de tapas y tapones, que además seguirá creciendo en el futuro.

Se prevé que la demanda mundial de tapones y cierres crezca un 5,3% anual hasta alcanzar los 46.000 millones de dólares en 2016, según el último estudio World Caps & Closures de The Freedonia Group. En el horizonte de 2016, el mayor mercado estará localizado en el área Asia-Pacífico, donde se rondarán los 16.700 millones de dólares, con un crecimiento medio en el quinquenio 2011/2016, del 7,1%, solo superado por el aumento del  7,5% esperado en el área de África y Oriente Medio, donde las previsiones apuntan a un mercado de cierres de 1.740 millones de dólares. Norteamérica será el segundo gran mercado para las tapas y tapones, con unas ventas estimadas de 13.160 millones de dólares y un crecimiento medio en el periodo analizado del 4,6%. Por su parte, Europa occidental se situará en tercera posición, con una demanda equivalente a 9.970 millones de euros en 2016 y un incremento medio del 2,7%, el menor de todo el mundo, debido en buena medida a la madurez de buena parte de los segmentos de bebidas (aguas, cervezas y refrescos). En cambios los mercados en desarrollo crecerán por encima de la media, Latinoamérica, un 6,7%, hasta los 2.790 millones de dólares, y Europa del Este, un 6,3%, hasta los 1.950 millones. En términos de volumen, la demanda crecerá un 4,1% anual, hasta alcanzar los 1,9 trillones de unidades.

El gran volumen de la industria de alimentos y bebidas en la región Ásia-Pacífico favorecerá el fuerte desarrollo del mercado de cierres, esperándose las tasas más altas de incremento en India y China, siendo otros mercados con muy buenas perspectivas de crecimiento Indonesia, Brasil, Rusia y México.

El incremento del mercado en valor estará, en parte, provocado por los aumentos de precios de las materias primas, así como por un mayor uso de los cierres con más valor añadido, tales como los dosificadores, los cierres a prueba de niños y los tapones antimanipulación.

Por lo que respecta al esperado avance de la demanda en volumen, estará propiciada por la tendencia al consumo de productos en envases monodosis, lo que multiplicará el número de botellas de plástico, así como por la expansión de los  envases de plástico ganando terreno a segmentos de embalaje sin tapón tales como las latas de metal para bebidas.

Por áreas de actividad, el segmento de bebidas será el que seguirá destacando, con gran diferencia, como el principal mercado para los sistemas de cierre. En este mercado es también donde más se apreciará un crecimiento gracias a la popularidad de las botellas monodosis y a la creciente presencia de botellas de plástico en sustitución de las latas. Sin embargo, el sector es consciente de que el avance de los formatos grandes para determinadas bebidas, como las cervezas y las bebidas carbonatadas, sigue siendo una amenaza, y que las opciones de envasado en envases sin tapones, como las latas de bebida o las bolsas, en vez de los tarros, continuarán representando una importante competencia. Otra de las amenazas para el futuro reside en la significativa desaceleración del mercado de agua embotellada, ligada a la mayor conciencia medioambiental, lo que también puede ralentizar las previsiones de crecimiento del mercado de cierres.

 

El plástico protagoniza el aumento de la demanda


Por lo que respecta a los materiales de los cierres, los que registran una mayor representación en el mercado son las tapas y tapones de plástico, siendo asimismo los que verán los más rápidos incrementos, según el citado estudio. Por su parte, la demanda de cierres de metal tendrá un crecimiento por debajo de la media, situada en el 5,3%, debido a la mencionada cesión de cuota en favor de los materiales plásticos.

Esta evolución está lógicamente ligada al aumento de la demanda de los envases de plástico -que normalmente utilizan cierres de plástico- sobre los realizados en otros materiales, como el metal o el vidrio, debido a sus ventajas de menores costes, mejor resistencia a la rotura, facilidad para el resellado y sus amplias posibilidades  gráficas. Asimismo, los envases y cierres plásticos se ven beneficiados por las investigaciones en la mejora de los materiales poliméricos, que se traduce en nuevos plásticos con propiedades barrera mejoradas, mayor resistencia a los efectos de la temperatura, la acidez y otros factores que pudieran dañar el envase.

 

Tiene a su disposición el informe completo, en la edición impresa de la revista Tecnifood núm.88 (julio/agosto de 2013).

 

Enlaces relacionados:

Tetra Pak desarrolla el nuevo tapón vegetal LightCap 30

Bericap facturó 640 millones de euros en 2012

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas