Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Tecnología del Gas, el triunfo frente al tiempo

Léalo en 28 - 37 minutos
Léalo en 28 - 37 minutos

Alargar la vida de los productos es una de las tareas más complejas a las que debe enfrentarse la industria alimentaria. Ahí los gases industriales y las tecnologías del frío juegan cada vez un papel más importante como aliados en la lucha contra los devastadores efectos del tiempo, principalmente la oxidación y la contaminación por microorganismos.

El desarrollo de nuevas técnicas y aplicaciones de los gases para responder a las necesidades particulares de cada segmento está dando lugar a avanzados desarrollos en el sector de la criogenia

La lucha contra la contaminación bacteriana y la oxidación de los alimentos, que comienza desde el momento mismo de la obtención de las materias primas, ha hecho evolucionar a pasos agigantados las técnicas de conservación, mediante la refrigeración o congelación, así como a través del envasado en atmósfera modificada. La utilización de gases, tanto en el procesado como en el envasado de alimentos y bebidas, ha supuesto un gran avance en esta pugna por la mejor conservación de los productos. Son varios los gases utilizados en la industria alimentaria,  si bien los más habituales son el dióxido de carbono (CO2) y el nitrógeno (N2), siendo también muy frecuente el empleo del hidrógeno (H2) para hidrogenación de grasas, y el argón (Ar) en atmósferas controladas reemplazando al nitrógeno, así como el oxígeno (O2) empleado en el envasado en atmósfera protectora para garantizar el mantenimiento durante más tiempo del deseable color rojo de las carnes.
Por ejemplificar algunos de estos usos de los gases, se podría citar: en la industria cárnica, el CO2, para la refrigeración de carnes picadas o el nitrógeno líquido para la congelación de determinados productos,  así como el argón, de uso cada vez más frecuente como gas de envasado en carnes de cordero con hueso (chuletas) gracias al efecto de ralentización del ennegrecimiento del hueso; en productos de panadería, la refrigeración con nitrógeno líquido o con dióxido de carbono líquido ayuda a demorar la pérdida de sabor por degradación del almidón; estos mismos gases contribuyen a  una refrigeración más rápida en la elaboración de productos de confitería, pastelería y chocolates en capas, contribuyendo a un proceso más limpio; de igual modo, el CO2 y nitrógeno líquido evitan que las paredes celulares del pescado se rompan debido a la formación de cristales de hielo; en las grasas el hidrógeno se emplea para subir el punto de fusión de los aceites vegetales, lo que ayuda en la elaboración de margarinas.
Por su parte, algunos ejemplos ilustrativos del empleo de gases en la industria de las bebidas son: nitrógeno para sustituir el oxígeno en los zumos de frutas, que sufrirían en caso contrario una rápida oxidación, este gas también se emplea en los tanques de almacenamiento y envasado para sustituir a los aditivos químicos y prolongar la vida del producto; el nitrógeno se usa igualmente para reemplazar el oxígeno en la producción de vinos, tanto en los tanques de conservación como en las botellas; el enriquecimiento con oxígeno ayuda al proceso de fermentación en las cervezas y, en el servicio de cerveza en la hostelería, se emplea bien CO2 o una mezcla de éste con nitrógeno.
También están ganando presencia gases como el etileno, empleado en la maduración de determinadas frutas y el óxido de etileno se emplea en la esterilización de productos como las especias, o el ozono (O3) en la eliminación de microorganismos, debido a sus fuertes propiedades oxidativas.

Criogenia industrial
La criogenia es una técnica para lograr temperaturas muy bajss de un modo rápido, para lo que se emplea un criógeno como puede ser el nitrógeno líquido.
En un proceso de congelación lenta, las células del alimento se dañan y se pierde calidad, por lo que es importante que este proceso sea lo más rápido posible, como ocurre con el empleo de dióxido de carbono y el nitrógeno líquidos, que se evaporan al entrar en contacto con materiales más calientes, absorbiendo gran cantidad de calor de los mismos y convirtiéndose en gases fríos. Este método se conoce como criogenia industrial y se emplea desde hace más de cuatro décadas en la producción de alimentos congelados y refrigerados de alta calidad.
Los gases industriales empleados dentro del sector de la criogenia industrial alimentaria son el N2 y el CO2. La combinación de la potencia térmica (sus puntos de ebullición respectivos corresponden a -195,6º C y -78,9º C) y su potencia frigorífica (más del 54 % de las frigorías que aporta el nitrógeno líquido, por ejemplo, las realiza a temperaturas extremadamente bajas, constituyendo la base de la rapidez del proceso criogénico), los convierte en las herramientas ideales para las aplicaciones industriales de frío. Además, legalmente, ambos gases están permitidos dentro del Código Alimentario Español, junto con el argón, el protóxido, el oxígeno y el helio, como aditivos.
Existen múltiples aplicaciones dentro del campo criogénico alimentario, como por ejemplo la molienda criogénica, consistente en enfriar partículas (en el caso del café) para disminuir su tamaño en una pulverización sin perder propiedades organolépticas; el glaseo en el sector de la pesca, que consiste en la creación de una capa acuosa protectora alrededor del alimento, o el abatimiento térmico en la industria de los productos precocinados, cuyo objetivo es evitar crecimientos microbianos y degradaciones del producto mediante la reducción del tiempo de residencia del alimento en márgenes altos de temperatura.
Ejemplos de las aplicaciones criogénicas más convencionales, según la experiencia de Air Liquide, son la congelación en túnel o armario criogénico de: pescados, mariscos, carnes, vegetales, platos preparados, helados, etc., mientras otros equipos de criogenia avanzada se emplean para, por ejemplo, el endurecimiento de productos cárnicos previo a su loncheado, endurecimiento de productos extrusionados y frágiles, el recubrimiento criogénico con salsas y la rápida congelación individual (IQF) para productos con tendencia a adherirse entre ellos. Otras aplicaciones a medida se emplean por ejemplo en procesos de crio-molturación de café, especias, etc.
Según destacan desde el equipo técnico de Praxair, son tres las aplicaciones clásicas vinculadas al frío que cuentan con un mayor éxito dentro del sector alimentario -destacando especialmente la industria cárnica-: la congelación, el golpe de frío y la dosificación de nieve carbónica en procesos de amasado o picado (ya sea cárnico o en panadería y repostería). Los dos primeros corresponden a la aplicación directa del líquido criogénico sobre el alimento para la consecuente extracción de calorías. Si la congelación del producto se produce únicamente de forma superficial y no de manera completa, el proceso se conoce con el nombre de golpe de frío o crusting. El crusting está ampliamente extendido en la industria cárnica gracias a la buena combinación del frío superficial con el proceso de fileteado, debido a que dicho recubrimiento permite una mejor entrada y salida de la cuchilla en el producto. Además, la rigidez parcial que le confiere a la pieza ayuda a no deformarse durante dicho proceso generando unas porciones uniformes, más finas y con menor cantidad de deshechos o mermas. Por su parte, la dosificación de nieve carbónica en picadoras, amasadoras o mixers, se basa en la expansión del dióxido de carbono líquido para producir su forma sólida, capaz de mezclarse con el producto para, además de aportar frigorías (reducción o control térmico especialmente sensible en el caso de masas de repostería o pan), dotar al producto de un efecto bacteriostático gracias a la solubilidad de este gas en grasas y agua. Además, debido a la cantidad de gas aportado durante el proceso de picado, se consigue una óptima separación de las partículas de manera similar a la que se obtendría trabajando en vacío.
Por otro lado, sin llegar a estar vinculados a procesos de frío industrial, existen múltiples aplicaciones específicas dentro del sector alimentario que emplean estos u otros gases industriales con distintos fines, tales como: la inertización (uso de un gas inerte para crear una atmósfera protectora que elimine el contacto del aire con el producto) de depósitos con nitrógeno -como en el caso del mosto-, con el fin de evacuar y minimizar el contacto con el oxígeno ambiente para evitar oxidaciones; el aturdimiento de aves y anestesiado de cerdos mediante dióxido de carbono; el envasado en atmósfera modificada empleando diferentes mezclas de gases para prolongar la vida útil del producto; el envasado con sistema dropper (especialmente indicado para productos envasados en lata); el uso del dióxido de carbono durante la coagulación del queso o en la neutralización de la sosa empleada en la elaboración de la aceituna negra, o la hidrogenación de aceites y grasas con hidrógeno, entre muchas otras.
En el campo de las bebidas, al empleo del nitrógeno y dióxido de carbono se unen el ozono, el oxígeno y el hidrógeno para emplear en diversos puntos de los procesos industriales relacionados con este sector, ya sea en inertizaciones, tratamiento de aguas, control de pH, carbonataciones, fermentaciones, desaireaciones, etc. Las aplicaciones de estos gases industriales engloban industrias tan amplias como la de la cerveza, las bebidas carbonatadas y planas, el agua mineral, vinos, servicio de bebidas en hostelería, etc.

Peticiones y dudas de la industria

Las principales demandas de la industria alimentaria hacia los proveedores de gases y tecnologías de frío industrial para el procesado de alimentos y bebidas “se concentran en la congelación y refrigeración, así como la carbonatación de bebidas”, según la experiencia de Messer Group, que considera que “normalmente la utilización de gases no debería comportar ninguna dificultad pero, como siempre, hay un periodo de adaptación a la utilización de un consumible nuevo. En procesos criogénicos se precisa de la utilización de gas líquido y su correspondiente instalación de almacenamiento, aquí el proveedor se encarga de instalar unos equipos de almacenamiento y dosificación del gas dentro de la finca del fabricante de alimentos, este hecho podría suponer un inconveniente para algunos pequeños fabricantes si no existe demasiado espacio disponible”. En cualquier caso, la empresa trabaja siempre en colaboración con el cliente para asesorarle en todas las soluciones a implantar: “consideramos un factor importante de nuestro éxito desarrollar técnicas de aplicaciones innovadoras conjuntamente con nuestros clientes, pero también con científicos e investigadores”.
Al objeto de adaptarse a las demandas de un sector que evoluciona constantemente hacia nuevos productos cada vez más elaborados, con métodos de envasado o de almacenamiento más competitivos, la industria alimentaria desea contar con los proveedores de gases para el desarrollo paralelo de nuevas aplicaciones que solventen los problemas que presenten los nuevos retos, siendo la calidad de su producto final, la seguridad del proceso y la garantía de suministro los pilares básicos de los requerimientos de la industria alimentaria a los proveedores de gases y tecnologías del frío.
En cuanto a las posibles dificultades a las que la industria puede enfrentarse en la aplicación de la tecnología basada en la criogenia, suele traer consigo dos grandes dudas, en torno a la seguridad y la manipulación de los equipos de frío. El tema de la seguridad suele ser un elemento crítico en dos vertientes, por  una parte, la seguridad alimentaria, ya que todos los gases suministrados deben contar con el certificado de Calidad Alimentaria que exige la ley, y por otro, la seguridad de proceso. En este último punto, “Praxair instala junto a sus equipos criogénicos analizadores de sala con elementos que actúan de manera activa sobre el suministro de líquido criogénico, para evitar cualquier riesgo por asfixia ante un descenso de oxígeno en la sala de elaboración por desplazamiento de éste”.
Un segundo tema de preocupación detectado por los operadores es la manipulación correcta de los equipos para conseguir un óptimo consumo de gas licuado, que suele requerir formaciones específicas para trabajar adecuadamente con la instalación, a pesar de que las compañías suministradoras intentan maximizar la sencillez de uso.
Para solventarlo, “Praxair cuenta además con una serie de servicios de optimización de sus instalaciones que analizan, bajo un ámbito de auditoría pedagógica, la parametrización correcta de los equipos, la manipulación de los mismos y la carga de trabajo que se les reparte”.
También puede presentar dificultades puntuales la selección de la mezcla correcta de gases de envasado de productos frescos, bien por tratarse de productos multicomponentes con multitud de interacciones, por presentar un elevado porcentaje de agua o grasas que favorecen el colapso del envase, por crecimientos bacterianos debido a focos de contaminación inadvertidos previos a la línea de envasado, o por la necesidad de maximizar y mantener el color del producto y, por ende, su vida útil. Para ello, “Praxair cuenta con técnicos especializados en envasado y con un sistema de trabajo óptimo para la búsqueda de la mezcla perfecta para cada producto, ofreciendo además una serie de servicios que permiten, mediante un laboratorio homologado por la ENAC, realizar una analítica de vida útil, hacer una radiografía de la cadena de frío o localizar focos de contaminación en toda la línea”.
Según la experiencia de Air Liquide, las principales demandas de frío industrial en el sector alimentario “son referentes a la capacidad frigorífica de nuestros equipos y tecnologías para poder facilitar en su proceso industrial. Demandan soluciones a medida en función de las necesidades específicas de sus productos y sus procesos productivos”. En cuanto a bebidas la prioridad es “un producto de alta calidad (carbonatación) y tecnologías y gases para la gestión del oxígeno en la línea productiva, los almacenamientos y las líneas de envasado, incluyendo la optimización de los envases mediante inertización y presurización”.
La principal dificultad detectada por esta firma es la optimización en la aplicación de los gases a su proceso para poder aprovechar así al máximo las ventajas que les ofrecen. “Air Liquide da soporte y apoyo técnico a sus clientes en todo momento así como formación para el uso y manejo de los gases. Atendemos a sus necesidades, aplicando conjuntamente el conocimiento de los gases a los procesos específicos del cliente”.

Apuestas inversoras
Las perspectivas de crecimiento del sector de las tecnologías del frío, ante la nuevas necesidades de innovación de las empresas fabricantes de alimentos y bebidas han animado a las compañías proveedoras de gases  y equipos de frío industrial a llevar importantes inversiones en los últimos años en expandir su capacidad productiva para poder atender esta creciente demanda.
Así, entre 2007 y 2010 el Grupo Messer ha realizado inversiones por un valor de 700 millones de euros, en línea con su estrategia de  “asegurar un suministro independiente y fiable a todos los clientes”, tal como declaró Stefan Messer, propietario y presidente del Grupo Messer y presidente de la Asociación Europea de Gases Industriales (EIGA), con motivo de la inauguración  a finales de 2009 de la nueva planta de envasado de gases de Messer Ibérica, en San Isidro (Alicante). Con esta inversión de cerca de dos millones de euros en equipos y maquinaria, Messer respondía al incremento de demanda de sus clientes de gases embotellados en Levante, Andalucía y zona centro. El nitrógeno, oxígeno y argón que se envasan, entre otros, en las instalaciones de San Isidro provienen de la planta de fraccionamiento de aire que Messer inauguró igualmente en  mayo del mismo año en El Morell (Tarragona) e igual que en la otra planta de envasado de gases que Messer opera en su emplazamiento en Tarragona, la de Alicante trabaja con la tecnología punta de 300 bar, que permite aumentar la capacidad de las botellas en un 50 %, de forma que se ahorran gastos de transporte, almacenamiento y manipulado.
Otro de los ejemplos de inversión es el protagonizado por Abelló Linde, que tras la ampliación de su planta de envasado de gases en Jerez de la Frontera (Cádiz), en 2010, que supuso una inversión global de 25 millones de euros, en noviembre de 2011 puso la primera piedra de la nueva planta de fraccionamiento de aire Sagunto II en Valencia, con una inversión de 40 millones de euros de los cuales Abelló Linde ha aportado 20 millones. El proyecto pertenece a la sociedad Oxígeno de Sagunto, joint venture al 50 % entre Abelló Linde y Carburos Metálicos. Está previsto que la nueva planta entre en funcionamiento el primer trimestre de 2013 y producirá aproximadamente 400 toneladas por día de oxígeno, nitrógeno y argón, lo que supone triplicar los volúmenes actuales de producción.

Al servicio de la innovación
Las compañías proveedoras de soluciones relativas a los gases industriales trabajan continuamente para adaptarse a las necesidades de la industrias alimentaria en su imparable proceso de innovación, tanto incrementando sus capacidades para asegurar el correcto suministro (como en los ejemplos anteriores), como a través del lanzamiento de  nuevos productos o la adaptación personalizada de sus desarrollos. Tal es el caso  de Airmatic S.A. cuya división especializada en generadores de nitrógeno ofrece cualquier tipo de solución personalizada al cliente, desde el suministro del propio equipo generador de nitrógeno hasta la instalación y el posterior servicio post-venta.
Como compañía de referencia internacional en el mercado de gases para la industria, la salud y el medio ambiente, Air Liquide dispone de una plataforma tecnológica (Altec) dedicada al desarrollo de nuevas e innovadoras tecnologías y aplicaciones, adaptadas y desarrolladas en función de las necesidades de cada cliente. Para la industria de bebidas y concretamente la enología, Air Liquide destaca por su tecnología BOREAL, un equipo único y patentado para el enfriamiento de pasta de uva, mediante el empleo de dióxido de carbono líquido, una tecnología utilizada por las mejores bodegas. Están dedicados al servicio de los clientes y la optimización de sus procesos productivos. Asimismo, en su preocupación por preservar la calidad de los alimentos, Air Liquide dispone de una gama de gases puros y mezclas que cumple con todos los requerimientos de calidad en el envasado de alimentos en atmósfera modificada y  tiene patentado el uso de argón para aplicaciones agroalimentarias. Entre sus últimos lanzamientos, cabe citar un equipo denominado Alrid para la gestión integral del oxígeno, principalmente en bodegas, que también se puede aplicar en otros productos líquidos alimentarios. Respecto a sus líneas de investigación, “nuestros proyectos van alineados con las innovaciones dentro de la industria alimentaria. Desarrollamos nuevas aplicaciones para productos cada vez más elaborados y más específicos”.
En el caso de Anisol, compañía especialista en el campo de la analítica industrial que suministra equipos y sistemas de análisis en continuo para gases y líquidos, seleccionando diferentes técnicas de medida para cada aplicación, cuenta entre sus últimas innovaciones con el detector portátil de fugas de hidrógeno HyAlerta 500, de su representadas H2scan que utiliza los cambios de resistividad y capacitancia que se producen en un microchip en contacto con la muestra para realizar la medida de hidrógeno. La especificidad a dicho gas y la estabilidad de la medida las proporciona una película de paladio-níquel que recubre el sensor. El HyAlerta proporciona al usuario seguridad máxima por su rapidez de respuesta, sensibilidad (detecta desde 15 ppm de H2), la ausencia de consumibles, integridad de la medida y su especificidad al H2 (sin falsas alarmas de otros gases). Entre sus variadas aplicaciones figuran las plantas de hidrogenación de grasas.
De cara a solventar los problemas de espacio a los que se puede enfrentar la industria, BAC Balticare fabrica sus  equipos de enfriamiento evaporativo en una amplia gama de tamaños y están disponibles con diversas configuraciones de anchura, longitud y altura. BAC es una filial de Baltimore Aircoil que ofrece una amplia gama de productos y servicios postventa de torres de enfriamiento y condensadores evaporativos en Francia, Reino Unido, España, Bélgica, Luxemburgo, Alemania, Austria e Italia.
De un modo tangencial a la tecnología del frío, la empresa Control y Suministros, incluye entre las novedades de su catálogo, el material de aislamiento térmico Flectalon, diseñado para proporcionar un alto comportamiento, allí donde se requiere una protección térmica efectiva contra condiciones ambientales extremas. El sistema Flectalon de aislamiento térmico para palés y contenedores de distribución de alimentos congelados y refrigerados está fabricado con fibra de plástico dispuesta en varias capas para atrapar e inmovilizar el aire, acabado con superficie brillante para reflejar la radiación incidente desde el exterior y desde el interior. Este diseño permite un aislamiento térmico muy efectivo, tanto en ambientes interiores como en exteriores, donde el palé puede quedar expuesto a la luz directa del sol.
Asimismo, en el ámbito analítico, la firma presenta el analizador portátil e inalámbrico para comprobar el envasado en atmósfera modificada (MAP) Oxybaby 6.0 para O2 y O2/CO2. Un equipo ideal de medición para el control de envases con un requerimiento mínimo de gas de medición incluso para los más pequeños envases con atmósferas protectoras y que puede emplearse fácilmente en todas partes donde se requiera una documentación por escrito.  De este modo, a través del software Witt-logger, específicamente desarrollado por Witt, se pueden presentar a los clientes los resultados de medición, garantizando una máxima calidad de envasado y una frescura óptima.
La empresa alemana Witt es uno de los mayores fabricantes de sistemas de mezcla, dosificación y regulación, así como de analizadores y dispositivos de seguridad para todos los gases comunes. Esta empresa especializada en tecnología de gases que fue  fundada en 1945, también suministra instalaciones completas llave en mano. La extendida red de puntos de servicio abarca 60 países. Con su amplia gama de productos y conocimiento sobre las aplicaciones en el sector de la alimentación, Witt está considerada como un líder de mercado en Europa.
Dentro de sus soluciones de refrigeración industrial, la compañía Danfoss acaba de presentar al mercado el convertidor de refrigeración VLT® FC 103 , un equipo diseñado y desarrollado para ser utilizado en el control de cualquier accionamiento en aplicaciones de refrigeración. Independientemente de si quieren regular compresores, bombas o ventiladores, el convertidor de refrigeración VLT® FC 103 les permite ahorrar energía y prolongar la vida útil de sus componentes, aportando muchas ventajas a todas las piezas motorizadas en las aplicaciones de refrigeración. El convertidor abarca un intervalo de potencia entre 1,1 y 250 kW, y  dispone de diversas clases de protección para poder adaptarse a las necesidades de las distintas aplicaciones, destacando las siguientes funciones: control multi-compresor; ventilador multi-condensador y evaporador y bombas de multicondensador y evaporador.
La sostenibilidad y el ahorro energético es otra de las demandas prioritarias de la industria. En respuesta a esta necesidad Mayekawa Mycon, que centra su actividad en la venta de unidades y equipos de refrigeración industrial, como puertas de aire para cámaras frigoríficas y túneles de congelación, desarrolla soluciones  basadas en la ecoingeniería, cubriendo campos como la producción de frío por medios alternativos basados en la eficiencia energética, la reducción de residuos, y la eliminación de gases contaminantes.
Praxair cuenta con un gran prestigio en el sector alimentario y ofrece a sus clientes todo tipo de asesoramiento, desde la ingeniería de proceso al asesoramiento tecnológico en todos los sectores. Además, dispone de plantas de producción con la más alta tecnología pudiendo asegurar Calidad Alimentaria y certifica que todos los gases y las mezclas de gases comercializadas bajo la marca Extendapak son garantizados conforme a la legislación. En el terreno de las aplicaciones criogénicas alimentarias, ofrece a sus clientes una serie de ventajas resumidas en cinco puntos fundamentales: asesoramiento técnico, mediante el estudio y análisis de cada caso personalizado llevado a cabo por personal experto en cada campo o sector concreto al que esté vinculado la aplicación (criogenia alimentaria, envasado en atmósfera modificada, bebidas, etc.); bajo coste de inversión, al disponer de equipos criogénicos (túneles o armarios) de segunda mano en opción de alquiler; suministro de gases licuados para las aplicaciones criogénicas; seguridad en todos los procesos, contemplando siempre la instalación de analizadores de aire ambiente de sala con respuesta reactiva sobre los elementos de la línea de proceso, para desestimar cualquier riesgo humano por desplazamiento del oxígeno, y servicios específicos para optimizar los equipos y líneas de proceso de los clientes. Entre sus últimas novedades, a nivel tecnológico, la empresa destaca su gama de equipos criogénicos continuos, túneles CryoFood EQT, que emplean nitrógeno líquido y han sido dotados de una tecnología más avanzada capaz de conseguir mayores productividades mediante una nueva filosofía de estabilización térmica del espacio interno. A nivel de servicios, la empresa ha creado tres servicios englobados en la gama: Optima, destinado a la optimización de todo el proceso criogénico en términos de consumo y productividad; Secure, como servicio orientado a mejorar la seguridad de forma pedagógica y práctica, y Cold Chain, nacido como herramienta de soporte al cliente para verificar y localizar posibles puntos críticos dentro de su cadena de frío.

Proyecto Matgas
El centro de excelencia en CO2 y sostenibilidad Matgas, agrupación surgida de la alianza estratégica entre la empresa Carburos Metálicos, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat Autònoma de Barcelona, es un centro puntero en el uso sostenible de fuentes energéticas, reduciendo las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero y desarrollando nuevas tecnologías de captura, transformación y utilización del CO2, incluyendo también temas relacionados con el hidrógeno y otras fuentes de energía sostenible, tratamiento de aguas, preservación de alimentos, simulación y modelización y análisis del ciclo de vida.
Como parte de esta filosofía, Matgas ha anunciado la firma de un proyecto de investigación sobre congelación criogénica con la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) cuyo objetivo es potenciar y expandir las amplias ventajas de la congelación de alimentos con nitrógeno líquido, además de otros programas de investigación. El centro del proyecto es el túnel de congelación Freshline® QS, un nuevo diseño de congelador criogénico de alimentos, de la gama Freshline de Air Products, que puede ser utilizado para enfriar o congelar criogénicamente una amplia variedad de alimentos, como carnes, aves de corral, mariscos, frutas y verduras, pastas, productos lácteos, productos horneados y comidas preparadas. Con un diseño simple, el nuevo túnel de congelación es ideal para transformadores de alimentos de pequeño volumen, o para empresas que quieran iniciarse en la congelación de productos con alta calidad pero con un coste inicial mínimo.
La primera actividad que se desarrollará en la investigación consiste en instalar el túnel de congelación Freshline® QS en el Departamento de Tecnología de Alimentos de la UPV. Los avances logrados en la investigación de la congelación criogénica aportarán una importante mejora a la calidad global de los productos alimenticios congelados. Además de los citados programas de investigación, se organizarán visitas a la zona de procesadores de alimentos para ver en funcionamiento el congelador, así como observar los beneficios de la congelación criogénica. El túnel de congelación estará a disposición de las empresas que quieran llevar sus productos para ensayar con ellos, y conocer si es adecuado para sus productos.

Publicado en la revista Tecnifood núm.81 (mayo/junio de 2011).

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas