Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Theegarten-Pactec establece un nuevo estándar para chocolate en doble fleco

Léalo en 3 - 4 minutos
Léalo en 3 - 4 minutos

A principios de los años 90, Theegarten-Pactec superó la marca de los 1300 con su modelo CHD: esta es la cantidad de artículos de chocolate que es capaz de embalar por minuto con la técnica de doble fleco. Con ello, se estableció un nuevo estándar que se mantiene hasta hoy.

Ahora, los técnicos de las naves de producción de Dresde “están preparando la centésima máquina que será suministrada a Rusia. Está equipada de técnica de control moderna y cuenta con la opción para el embalaje de doble fleco con lados sellados (Protected Twist)”, señalan fuentes de la empresa.

Al igual que todas las series de máquinas de Theegarten-Pactec, la CHD se adapta constantemente a la más moderna técnica y a las necesidades del mercado. Los procesos son regulados por un sistema de control multiaxial con funcionalidad SPS de última generación que facilita su integración en un entorno de producción automatizado. La pantalla táctil representa un entorno de trabajo para el manejo y la detección de fallos de fácil utilización para el usuario. 

Con el fin de poder integrar nuevas ideas de presentación se amplió la oferta de formatos. Respondiendo a la demanda de nuevas formas de embalaje que incluyan un sistema de protección de consumidores se introdujo el Protected Twist en el año 2000. Este sirve de prueba de originalidad (tamper evident). El material de embalaje dispone de una capa de sellado en frio de modo que durante el embalaje las costuras y los flecos se adhieren y se cierran.

Como contrapartida, el embalaje no se abre simplemente tirando por los flecos, sino que se abre rompiéndolo a través de una apertura de rotura en la costura alargada. “Esta tecnología evita que un producto que ya haya sido abierto pueda ser embalado de nuevo y le garantiza al consumidor un producto fresco e intacto”, añaden las mismas fuentes.

El funcionamiento continuo de la máquina envolvedora no ha cambiado en absoluto: protege el producto y garantiza un alto rendimiento. Los procesos se optimizan y verifican de forma automática. Existe un control óptico de retenciones que registra la alimentación de productos y regula, sobre esta base, la velocidad de giro de la máquina. Cuando falta el producto se interrumpe la alimentación de material de embalaje. La bobina de material de embalaje se cambia de forma automática. Se descartan productos pegados. La CHD procesa artículos de chocolate fundidos y recubiertos, con o sin relleno, así como otros productos preformados. 

 

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas