Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Un estudio de Surgenia analiza las nuevas tendencias del packaging

Léalo en 3 - 4 minutos
Léalo en 3 - 4 minutos

Un estudio elaborado por Surgenia, Centro Tecnológico Andaluz de Diseño, propone a la confitería tradicional andaluza la receta adecuada para mejorar su posicionamiento en el mercado de la pastelería, que pasa por el empleo de ingredientes bajos en calorías, un nuevo formato de venta dirigido a jóvenes solteros y familias monoparentales, y su distribución en nuevos canales como Internet y tiendas delicatessen.

Este estudio, elaborado en el marco del plan de acción para el sector de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía IDEA, sugiere que los mantecados pueden dirigirse a los nuevos consumidores que quieren productos con formatos de pequeña cantidad, y con envases atractivos para poder utilizarlos como regalo.

El perfil principal del consumidor es el de una mujer de entre 30 y 60 años que compra el producto para el ámbito familiar. De este modo, es necesario que las empresas introduzcan el producto en un mercado más joven, como familias monoparentales y jóvenes solteros, para mejorar su competitividad frente al sector de la bollería industrial. Esto pasa por una necesaria adaptación del producto, puesto que los consumidores más jóvenes prefieren comprar unidades en vez de envases familiares. A su vez, las empresas de confitería tradicional andaluzas deben potenciar el diseño y la originalidad del packaging para atraer a los nuevos segmentos de consumidores.

Asimismo, el estudio de Surgenia e IDEA sugiere que los dulces tradicionales andaluces deben potenciar los ingredientes saludables, como el aceite de oliva, para diferenciarse del sector de la pastelería industrial, y reducir sus calorías para poderse vender también en verano, aparte de la Navidad.

Con  el objetivo de mostrar a los empresarios todas estas nuevas posibilidades, Surgenia ha creado una línea de dulces tradicionales no comercializables, cuyo nombre ficticio es Francisco Torresma. Se trata de un proyecto que quiere mostrar a las empresas de confitería tradicional andaluza cuáles son las posibilidades del diseño con el fin de mejorar su posicionamiento en el mercado. Esta nueva gama de producto, que incluye mantecados, polvorones y tortas de aceite, revoluciona los dulces típicos andaluces en formato, sugiriendo al mismo tiempo cambios en ingredientes y puntos de distribución.

Estos dulces están pensados para las familias modernas, compuestas muchas veces por parejas sin hijos o por máximo cuatro miembros. Se trata de consumidores que buscan formatos de pequeña cantidad, bien presentados para que puedan utilizarse como regalo, y que además cuidan su salud y su forma física.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas