Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

¿Un menú con transgénicos? La patata Amflora y el salmón AquAdvantage

Léalo en 18 - 23 minutos
Léalo en 18 - 23 minutos

En este artículo técnico, Pascual Bolufer nos acerca al mundo de los alimentos transgénicos, cada vez más presentes en la industria alimentaria y siempre envueltos en una gran polémica. Capaces de vencer a las plagas o de acortar el periodo de crecimiento de una hortaliza, entre otros, aún tienen que superar el obstáculo más duro, la opinión pública

Llevamos unos 30 años de transgénicos (GM). Desde noviembre de 2010,  la FDA Americana está estudiando el salmón AquAdvantage para autorizarlo para el consumo humano.
El Congreso de EEUU debe decir la última palabra, pero se prvé que no habrá problemas.
Actualmente es posible encontrar no sólo alimentos transgénicos sino también animales. Podemos establecer la siguiente clasificación:
3 Hay mamíferos GM: además de ratones, el cerdo Enviro y el toro Herman, entre otros.
3 Plantas GM: entre ellas, se encuentran el tomate Flavr Savr, arroz Golden, soja, colza, maíz.
3 Patatas  GM: patata New Leaf (con el gene Bt de Bacillus thuringiensis), patata GM contra el virus y, Pusztai o Amflora, por ejemplo.
Además, existe la patata New Leaf Plus aprobada para consumo humano en EEUU y Canadá, pero no en Japón ni en la UE.
3 El trigo GM: MON 71800, dotado del herbicida Roundup.
En 2007 la Comisión Europea aprobó el maíz MON 863 para consumo humano y para pienso. La EFSA (European Food and Safety Authority) también ha aprobado 3 tipos de maíz GM.
3 La soja Roundup Ready también puede ser utilizado como alimento.
3 Peces: salmón Glofish y Tilapia, pez tropical muy apto para acuicultura, de crecimiento rápido, apreciado por el consumidor.
3 Microorganismos como la bacteria Ice-minus, la vacuna B Hepatitis, Onyx-015.
3 La vaca inyectada con somatotropina bovina recombinante (rBST) se utiliza para el aumento de producción de leche. Su nombre comercial es Posilac – Monsanto. La rBST está admitida en muchos países, pero está prohibida en la Unión Europea.
El tema de los transgénicos y su uso está que arde, ya que no sólo opinan los legisladores (políticos) y los científicos sino también la opinión pública.
 
¿Un superministerio fusionando Agricultura y Medio Ambiente?
El diario El Pais, el 19 de diciembre de 2010, atribuye a la Embajada de EEUU en España  la propuesta de fusionar en un “Superministerio” el de Agricultura y Medio Ambiente, beneficioso para impulsar una mayor aceptación de la agricultura biotecnológica. Tras la fusión, los políticos antitransgénicos del Medio Ambiente pierden fuerza.
La exministra de Agricultura, Elena Espinosa, apoyó los GM, mientras que la exministra Cristina Narbona, se oponía a su uso. En 2007 la Embajada de EEUU mostraba su preocupación por las presiones del ministerio de Medio Ambiente sobre el de Agricultura, para endurecer un real decreto sobre la coexistencia de transgénicos y cultivos tradicionales .
Desde el ministerio de Agricultura decían entonces que no cederían a las demandas de Medio Ambiente sobre el Decreto, que descartaría el futuro de la biotecnología en España. El Decreto no se aprobó.
El Secretario de Estado de Medio Rural, Josep Puxeu, siempre apoyó a los transgénicos. El 15 de octubre de 2009 Eduardo Díez, jefe del gabinete de Puxeu, habló con responsables de la Embajada de EEUU y les adelantó que España votará a favor de la importación de estas tres variedades de maíz GM, que la Unión Europea debía votar cuatro días después.

La opinión pública y los científicos
En Europa la opinión pública es mayoritaria contra los transgénicos y en España también. Según ISAAA (Agrobiología Europea), en diciembre de 2010, en España sólo el 35% de la población estaba a favor de los transgénicos. Como alimento, a los GM los llaman Frankenfood.
En abril de 2009 Alemania puso el veto al maíz  MON810, veto que ya tenían Austria, Grecia, Hungría, Luxemburgo, Italia, Polonia, Francia e Irlanda.
Pero en 2010 cualquiera puede consultar a EFSA y lee “MON 810 Maize is as safe as conventional maize” (Tan seguro como el maíz convencional).
La política española debe conseguir que en las leyes de la Unión Europea  la opción por los trangénicos sea una opción de los Estados Miembros, que la UE no llegue a prohibirlos.
Las discusiones de los científicos no son tan vivas como entre políticos, pero tampoco hay una opinión común. Los Gobiernos necesitan la opinión de los científicos.
La disparidad entre científicos se debe a que hay muchos factores a tener en cuenta y, además, los efectos negativos a largo plazo.
En 1999 y 2000 se hizo famosa la patata GM Pusztai. Durante 90 días alimentaron a unas ratas con dieta de patata transgénica, y al fin la salud de las ratas disminuyó.
Otros científicos, ajenos a la investigación, comentaron que una dieta de sólo patata no es apropiada para un mamífero, el cual necesita diariamente proteínas, carne. Con patata convencional hubiera ocurrido lo mismo, una dieta inapropiada.

España cultiva los G.M.
En 2008 el maíz G.M. supuso el 30% del maíz cultivado, con más de 80.000 hectáreas plantadas. Los agricultores suelen comprar las semillas a Monsanto (MON 810).
El País Vasco aprobó el 21 de abril de 2009 una dura legislación para evitar que el maíz G.M. contamine de algún modo a otros cultivos.
El 22 de abril de 2009, tras la votación del País Vasco y el veto alemán, Puxeu contactó con el encargado de negocios de la Embajada de EEUU para expresar su preocupación por la creciente presión sobre el Gobierno, para prohibir el MON 810. Puxeu confesó que “ha sido la peor semana de mi vida”.
Sustituir el trigo, un híbrido natural polipliode, con muchas variedades, por el MON 71800 de Monsanto, con su resistencia a la roya, y a otras plagas, no es fácil. No cuenta con la aceptación del consumidor.
En abril de 2010 miles de ecologistas marcharon ante el Ministerio de Agricultura para pedir el fin de los alimentos G.M.

La patata Amflora

El  2 de marzo de 2010 la Comisión Europea aceptó el cultivo de la patata  Amflora, destinada a usos industriales. Para consumo humano continúa prohibida.
La EFSA el 11 de junio de 2009 admitía Amflora para consumo humano. Ha sido desarrollada por Basf, después de 13 años de trabajo. Aporta un almidón más útil para la industria. Pero Basf también pretende su uso para preparar aperitivos, de consumo humano.
De los tubérculos de patata extraemos los granos de la fécula o almidón (leucoplasto). El almidón contiene cantidades mínimas de proteína y de grasa. Es un hidrato de carbono que aporta energía solamente y resulta muy beneficioso para la salud.
Normalmente el almidón consta de dos componentes: amilopectina y amilosa. Ambos igualmente útiles para la alimentación humana. Pero la industria usa solamente la amilopectina, y necesita separar la amilosa, lo cual supone un plus de consumo de energía y agua.
Tanto la amilopectina como la amilosa son polímeros de la glucosa D. En la cocina y pastelería, el almidón se usa en muchas recetas, que no es necesario enumerar aquí. En la industria tiene aplicaciones técnicas en el engrudo para paredes, apresto de telas, fabricación de papel couché, y como adhesivo de bolsas de papel y cinta engomada.
El nuevo almidón de Basf, Amflora, sólo contiene amilopectina, tiene un aspecto ceroso, es muy útil en la industria papelera y para el cemento de recubrimiento de paredes.
En la patata Amflora han anulado el gen de una enzima, que a su vez sintetiza la amilosa. Para ello han insertado un gene-imagen especular en el ADN de la patata, el cual bloquea la información para la síntesis de la amilosa.
Amflora se muestra además resistente a las plagas en los cultivos experimentales de Checoslovaquia, Suecia y Holanda. Está destinada al consumo humano y a pienso.
La patata Amflora abre el camino a la patata Fortuna, diseñada para resistir la enfermedad causada por Phytophthora infestans, que ahora mismo no tiene tratamiento.
Continúa la investigación para obtener plantas que contengan más ácidos grasos omega 3, para prevención de enfermedades cardíacas. El 2 de marzo fue la primera vez que la UE aprueba un transgénico desde 1998, aunque sólo sea para cultivo y para pienso.
Basf confía en que también logrará la aprobación de otra patata GM, la Fortuna.
Con roedores se han hecho pruebas durante 90 días, y con ganado durante 20  semanas de pienso-Amflora. Los resultados han sido excelentes.
Desde abril pasado están creciendo los cultivos de Amflora en Pomeramia occidental (Alemania) unas 20 hectáreas, en Suecia 80 hectáreas, y en Checoslovaquia 150 hectáreas.
Europa produce más de 2 millones de Tm de almidón por año. El mercado de Amflora es pues, muy amplio.
Según Europabio el almidón de Amflora nos protege frente a las importaciones de almidón.
En la industria papelera requiere menos energía, menos agua, menos costes, y un papel más brillante.
Europa es un gran productor de almidón de patata para la industria papelera, la de envases y también la de adhesivos.
Según el informe de EFSA, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, Amflora es segura como alimento humano, y por supuesto, para los animales. Pero en la UE no se lograron suficientes votos para la aprobación de Amflora. La UE nos recuerda que necesitamos el antibiótico Kanamicina, el cual procede de la bacteria Streptomyces Kamamyceticus. Hay el temor de que Amflora mate la bacteria Streptomyces.
Otros miembros de la UE nos dicen que es muy improbable la transferencia de un gene de una planta GM a una bacteria. La Kamamicina seguiría operativa.
El agricultor debe saber que en el mismo campo donde cultiva Amflora, al año siguiente, no puede plantar patata ordinaria. Ambos cultivos deben estar separados. La patata Amflora soporta las heladas. En la industria hay que separar el almidón de Amflora del almidón convencional. La pulpa obtenida del almidón  Amflora se puede usar legalmente para pienso animal. Pero esas condiciones se pueden cumplir.
La patata New Leaf, que expresa la proteina Bt, es cultivada normalmente en América, no está aprobada en la UE y es resistente a un tipo de insecto.

El salmón AquAdvantage
Probablemente será la primera proteína autorizada para consumo humano. Es una iniciativa de Aqua Bounty Technologies (ABT). El salmón tradicional atlántico Salmo Salar ha recibido dos genes: uno del salmon Chinook (Oncorhynchus tshawytscha), que incrementa el crecimiento, y otro de una especie de tortuga (Zoarces americanus), que vive en el océano, costa oriental de EEUU, junto al Canadá, en aguas muy frías. El gen del Zoarces también favorece el crecimiento rápido.
Este salmón GM está destinado al consumo humano pero la FDA deberá seguir un mecanismo para su aprobación. Es el proceso NADA (New Animal Drug Application), con el cual compara el salmón tradicional con el GM. Antes de la aprobación definitiva será aceptada por Center for Veterinary Medicine para el periodo Premarket.
Se insertan en cada salmón un número de genes, para lograr el crecimiento rápido. Añadir otros genes, por ejemplo para lograr resistencia a plásmidos bacterianos, puede afectar a la seguridad  de un alimento humano. Estas técnicas están mejorando.
Desde 1990 el consumo de salmón en EEUU está aumentando sin cesar, hasta un máximo en 2008. El nuevo salmón GM , con un crecimiento rápido, se podrá vender a un precio inferior al pescado en el océano.
La aprobación del salmón GM creará un precedente importante a nivel internacional. La Empresa ABT pondera que el nuevo salmón aporta dos ventajas, no sólo crece más deprisa, sino que ha consumido menos alimento para llegar a la talla de adulto.
Está previsto, que al descender el precio del salmón, el público consumirá menos carne, tipo ternera. Entre 1994 y 2004 el consumidor americano ha duplicado la adquisición de salmón, tendencia que se verá aumentada con un nuevo precio favorable.
El salmón tiene los niveles más elevados de ácidos grasos omega 3, reductores de la enfermedad  coronaria cardiaca.
Los ácidos omega 3 también son necesarios para el desarrollo fetal del cerebro. Este será un salmón al alcance de los ciudadanos con rentas más bajas, acostumbrados a la dieta de baja nutrición.
El salmón de ABT no solo será el primero en ser aprobado, sino que logrará un descenso de los precios.
Otra previsión es la alimentación del salmón en acuicultura: aumentará la demanda de pescado convencional, para dar de comer a la población de salmones GM.
También hay acuicultura del salmón atlántico, pero no ésta no crecerá tan rápido. En EEUU esta acuicultura consume aproximadamente el 40% del aceite de pescado. El salmón convencional de acuicultura consume 3 k de pescado para producir 1 k de salmón.
Necesitamos aumentar la producción de ácidos omega 3. La responsabilidad de la FDA es determinar si ese salmón GM es safe, es decir, seguro para la salud de humanos y animales en comparación con el salmón atlántico. Lo de seguro  es un término ambiguo, que requiere integrar la biología y la economía.

¿Un menú con transgénicos?
Es la pregunta que nos hacíamos al comienzo de este artículo. Los GM llegarán a nuestras mesas.
El crecimiento de los GM es espectacular y las estadísticas muestran los millones de hectáreas cultivadas con plantas GM en el mundo: 14 millones en 1997, 70 millones en 2003 y 130 millones en 2008 (Fuente ISAAA-Report 2008).
Los gobiernos españoles, desde 1998, han aprobado numerosas variedades de maíz GM, patentado por Monsanto. El maíz MON 810 representa en España el 20% de las plantas GM cultivadas.
En 2008 España tenía el 2% de plantas GM a nivel mundial y en Europa sólo hay una especie autorizada, el maíz Mon810. Sin embargo, en América se cultivan hasta 70 especies diferentes. En la India hay el algodón BT, que rinde 135$/hectárea.
Mon 810 produce un potente insecticida, el Cry1 AB, denominado toxina Bt, procedente de la bacteria Bacillus thuringiensis, capaz de matar insectos, como el taladro y otros lepidópteros (mariposas y polillas). En 2009 es cultivado en 11 países.
El aceite de colza Canola GM, rico en ácidos omega 3 llegará a la mesa como aceite comestible. BASF estima que en 2014 será autorizado y ya lo está preparando con genes procedentes de algas. Hay muchas variedades, de composición diferente. Contiene hasta 11% de ácidos omega 3 poliinsaturados y los médicos lo recomiendan.
El aceite de colza Canola GM debe tener bajo porcentaje de ácido Erúcico y de glucosinolatos, para servir de alimento 22 k de colza producen 10 litros de aceite.
En 1995 en Canadá consiguieron la colza GM, y hoy día el 80% de los acres cultivados son de colza GM. Allí el gen de la colza GM ha invadido a la colza silvestre, que ahora es resistente a los herbicidas. Esto es algo que no se esperaba. El agricultor percibe que aumenta la cosecha, la planta GM resiste las enfermedades y los herbicidas.
Por otro lado, la India está desarrollando la patata AmA1, con una proteína tomada de la planta Amaranto (Amaranth Albumin 1). La patata contiene más aminoácidos esenciales, como lisina y metionina y es más alimenticia. El consumidor será el que decida.
Australia, antes gran exportador de trigo, sufre una disminución importante de las cosechas debido a la sequía. Peter Reading, director de GRDC, pide el trigo GM en 2010, pero ninguna empresa, ni Monsanto, lo ha desarrollado hasta el momento.
Se ha comenzado con los vegetales, luego vendrán los mamíferos. Ya tenemos la vaca que produce más leche, gracias a la inyección de rBST (somatotropina bovina recombinante, en el comercio, Posilac). En la UE no hay, pero abunda en EEUU y otros países.

Salto a la ingeniería genética
El salto de la ingeniería genética es impresionante: crear nuevas especies.
En el planeta antes había otras especies: los dinosaurios. Esos cruces entre especies próximas, que nosotros llamamos híbridos, siempre se han producido. Las especies cambian.
El mulo-mula es el cruce de yegua y asno. A veces son fértiles. Un agricultor modesto puede producirlo y los veterinarios producen cruces híbridos normalmente, y con éxito.
El perro lobo suena a híbrido, pero no lo es, simplemente es el antiguo lobo, pero domesticado.
Ahora es el hombre el creador de nuevas especies, con métodos no convencionales, muy superiores. Es un trabajo de investigación muy difícil, que sólo pueden emprender empresas internacionales, y en el que intervienen las autoridades. Además, requiere años de investigación, pero cambian hasta la economía.
El método es siempre el mismo: necesitamos, por ejemplo, una viña que resista al hongo que causa el mildiu. Los antifúngicos son poco útiles. ¿Azufre y sulfato de cobre?
Se busca una planta que resiste al mildiu, se selecciona el gen antifúngico de dicho vegetal, solo un gen, y se transfiere a la viña ahora genéticamente modificada. Con la genética convencional eso no es posible.
No todos los transgénicos representan un avance. Algunos han sido prohibidos por el Gobierno de EEUU para consumo humano, como por ejemplo el maíz Star Link, de Aventis Crop Sciences. Cuando las Naciones Unidas enviaron a África Central maíz Star Link como ayuda alimentaria, los Gobiernos africanos rechazaron esa ayuda.
Pero la mayoría de los GM aportan ventajas, y se imponen al producto convencional. El hombre al crear los organismos genéticamente modificados (OMG) ha cambiado la situación.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas