Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Un sector con buena salud

Léalo en 4 - 5 minutos
Tecnifood-97-Portada-Febrero-2015
Léalo en 4 - 5 minutos

Estamos muy pendientes del desperdicio alimentario y la seguridad y, naturalmente, de la buena alimentación, en la que la Dieta Mediterránea con el aceite de oliva a la cabeza, es una excelente opción. Por ello, les recomiendo la información relativa a a este magnífico producto que cada vez tiene más reconocimiento internacional, lo que ha permitido cerrar una campaña récord en 2014.

Cada vez más la medicina y la alimentación van parejas y por ello se está trabajando en la prevención y el cuidado de la salud, a través de una correcta alimentación. Por ejemplo, y no es de ahora (hace 15 años), conocimos una innovación alimentaria fruto de la biotecnología, en la que científicos alemanes y suizos buscaban combatir una de las carencias nutricionales más importantes del arroz: la falta de vitamina A, que supone un serio problema de salud en poblaciones de al menos 26 países diferentes, entre Asia, África y Latinoamérica, lo que puede provocar hasta ceguera a los niños de estas latitudes. Pues bien, el arroz que crearon estos científicos era una reproducción exacta al arroz tradicional, con la excepción de que contiene el ADN necesario para producir enzimas que participan en la ruta del b-caroteno, precursor de la vitamina A. Se trata del arroz dorado. Y, aunque algunas veces los resultados de estos trabajos tardan en ser comercializados por la industria, como el citado arroz dorado, es muy importante estar al tanto de los avances que tanto bien pueden hacer y empujar para que se materialicen al menor coste posible.

Cinco años después de la publicación en la revista Science, aquellos investigadores consiguieron mejorar la producción de arroz, con una variedad que contenía 23 veces más de b-caroteno. Una cantidad diaria de 100-150 g de arroz dorado permitiría el aporte del 60% de la vitamina A en estos niños, lo que podría evitar casi 30 millones de muertes anuales y enfermedades gravísimas.

Hay muchos otros ejemplos, en el ámbito de los alimentos modificados para ayudarnos en nuestras defensas, o en el campo de los alimentos funcionales, como bien conoce Hausmann que protagoniza un artículo en esta edición. O la nanotecnología y su papel en la alimentaciónde la que habla nuestro experto Andrés Gavilán en esta edición, cuyo artículo les aconsejo que lean con mucha atención. Es tanto interesante como instructivo.

También en esta edición hablamos de un sector más lúdico en el ámbito alimentario, el que representan los productos de confitería, en plena evolución y transformación y con un foco claro: obtener golosinas más saludables. Sea cuál sea el segmento de la alimentación al que inclinemos nuestra mirada, la salud está en el horizonte. El consumidor de nuestro presente y nuestro futuro inmediato quiere salud y también quiere conveniencia…

Como claro ejemplo lo tenemos en la industria láctea que está perfilando opciones acordes con la demanda del consumidor actual: leches sin lactosa y bebidas vegetales que dinamizan el sector. También contamos con investigaciones de los centros tecnológicos en materia de nuevos desarrollos como bebidas de avena y bebidas de nuez.

También el sector de edulcorantes protagoniza en páginas interiores un especial informativo. Lo merece, la sustitución del azúcar en alimentos que demanda el consumidor preocupado por su dieta mueve al sector en la búsqueda de los ingredientes cada vez más naturales y acalóricos. Pronto la fruta monje (a la espera de la aprobación de la UE) se incorporará, como lo ha hecho la estevia, a las alternativas sin.

Y todo ello no es magia como podría parecer al ver nuestra portada, es fruto del trabajo y la investigación.

@LolaFPaniagua

facebook.com/SweetPress2.0

linkedin.com/company/sweet-press-s-l

Más información en los contenidos privados de techpress.es y en la edición impresa de Tecnifood núm. 97 (enero/febrero 2015)

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas