Víctor Córdoba, director general de SIG Combibloc, S.A.

SIG Combibloc  es una compañía de referencia mundial en soluciones integrales de envasado, que tiene en España su segundo mercado a nivel europeo. Para conocer el desarrollo de la firma en nuestro país, entrevistamos en exclusiva a Víctor Córdoba, director general de SIG Combibloc, S.A. en España y Head of Cluster Europe South de la empresa -que abarca todos los países mediterráneos de Europa, más Austria, Suiza, Eslovaquia, Hungría, Serbia, Rumanía, Bulgaria, Macedonia, Moldavia e Israel-, quien considera que “España es un buen escaparate donde testar nuevos productos que luego se lanzan en otros países”


A nivel mundial, SIG Combibloc opera en el mercado de envases desde 1906, ¿podría hablarnos de las dimensiones globales del Grupo?

-SIG Combibloc es una multinacional presente en los 5 continentes. Actualmente la empresa forma parte del Grupo Rank, de Nueva Zelanda, y cuenta con unos 4.700 empleados, contando con plantas de material de envasado en Europa, Asia, Oriente Medio y América así como sucursales comerciales en más de 40 países. La última fábrica de envases que se ha puesto en marcha ha sido la de Brasil en 2011, para atender a ese importante mercado. La compañía está experimentando un crecimiento continuado a lo largo de los últimos años, aumentando de manera muy significativa nuestra presencia en los mercados emergentes.
Entre nuestros antepasados, tenemos que destacar a Jagenberg, que en 1925 desarrolla Perga, el primer cartón plegable a prueba de fugas. Así como PKL Papier-und Klebstoffwerke Linnich GmbH, fundada en 1958 y nuestra matriz hasta que fue adquirida por SIG en 1989.

¿Cuándo se introdujeron en España y cuáles han sido los hitos más destacados de la compañía en nuestro país desde entonces?
-En el año 1986 se instaló la primera línea Combibloc en el mercado español, en Nestlé, en la planta de Miajadas, en la que desde entonces se llena el tomate frito Solís. Pero fue en el año 1991 cuando se registró la empresa SIG Combibloc en España, empezando a operar en enero de 1992, con una oficina comercial, marketing y servicio técnico. Los primeros años fueron duros, pues SIG Combibloc no era conocido y nuestra competencia llevaba ya años en el mercado. Pero poco a poco fuimos ganándonos la confianza de grandes empresas en los principales mercados que operamos. Nuestro primer gran cliente fue Leche Celta. Y posteriormente, en el año 1999 llegaría nuestro primer “llave en mano” con Central Lechera Asturiana. Fuimos los primeros en lanzar un envase con tapón, y también los primeros en lanzar un envase con tapón de rosca, nuestra exitoso CombiSwift, avalado por conveniencia y calidad. Y, por supuesto, no nos olvidamos del medio ambiente. SIG Combibloc ha sido el primero en lanzar en el mercado español un cartón certificado FSC, de la mano de Gallina Blanca Star, en toda su gama de caldos.


¿Qué peso tiene para SIG Combibloc el mercado español dentro del Grupo? ¿Consideran que la industria alimentaria española está a un buen nivel en materia de innovación en envase y embalaje?
-El mercado español de envases de cartón aséptico está entre los más importantes del mundo por su tamaño y consecuentemente es muy importante para nuestra compañía, siendo el segundo país europeo  en número de envases para SIG Combibloc.
Además de su importante tamaño, el mercado español ha sido tradicionalmente muy innovador, estando abierto a nuevas ideas y soluciones. Por ello se utiliza para testar el comportamiento de nuevos productos que luego son lanzados también en otros países.
Para nosotros España siempre ha sido un buen escaparate. Fuimos los primeros en lanzar el tapón CombiTop (primer tapón plano) en el envase familiar de 1,5 litros de Leche Celta. También fuimos los pioneros en lanzar el envase Combishape (forma oval) de la mano de CAPSA. Igualmente, ha sido el mercado español el pionero en lanzar el envase CombifitMini de la mano de JGC, por citar algunos ejemplos. SIG Combibloc sigue innovando y, por supuesto, España es un mercado referente en esta materia.

¿Cuáles son sus productos más exitosos en nuestro país? ¿Qué ventajas aportan a sus clientes?

-Las características fundamentales de nuestro sistema con carácter general frente a los sistemas alternativos es la calidad del envase, la flexibilidad de aplicación en términos de volumen y formatos, y la reducción del porcentaje de mermas a unos niveles que solo están al alcance del sistema de recortes de SIG Combibloc,  lo que permite que nuestros clientes disfruten de unos costes de explotación menores que en los otros sistemas de envasado en cartón, proporcionando además una mejor calidad de impresión en los envases (tecnología huecograbado), y, en el caso de requerirse tapón, suministrando los sistemas de apertura  más desarrollados para envases de cartón.
En resumen, SIG Combibloc tiene una oferta diferenciada que aporta valor a nuestros clientes.

¿Podría citarnos algunos ejemplos de implantación en algún cliente de los que se sienta especialmente orgulloso?
-Tenemos un largo y sólido  “partenariado” con algunos de los más importantes operadores de nuestro país, líderes en su mercado, en los segmentos lácteos,  zumos, caldos, tomate frito, etc, y no sería apropiado destacar a unos sobre otros. En todos ellos, hemos intentado y logrado, trabajando codo con codo, con confianza y objetivos comunes, que nuestros  sistemas se integren perfectamente con la realidad del cliente para satisfacer sus necesidades y proporcionarles un sistema de envasado aséptico de garantía, máxima calidad, y con un coste adecuado a las exigencias de los mercados en estos días.
Uno de sus desarrollos más recientes y que abren un nuevo campo de posibilidades es Drinksplus, una tecnología que permite llenar asépticamente en envases de cartón nuevas bebidas con trozos de alimentos.

¿Podría detallarnos en qué consiste esta tecnología y qué nuevas posibilidades ofrece a la industria alimentaria?
-SIG Combibloc ha sido el pionero en el llenado aséptico de productos particulados (cremas, sopas, postres lácteos…) desde hace ya más de 30 años. En el caso concreto del Drinksplus, lo que hacemos es aplicar nuestro conocimiento en este tipo de llenado particulado a bebidas base leche o zumo. ¿Se imagina un batido de chocolate con pepitas de cacao o un zumo de naranja con trocitos de fresa? Pues esto es lo que conseguimos con la tecnología Drinksplus.

¿Han empezado ya a introducir estos productos en el mercado español?
-De momento no está disponible en el mercado nacional, pero tenemos proyectos en curso  y estamos seguros de que próximamente  podremos ver en los lineales españoles un producto Drinksplus.

 

En el mundo del envase, la sostenibilidad medioambiental es un aspecto clave ¿Qué importancia se le concede a este aspecto en SIG Combibloc?
-Se trata, por supuesto, de un aspecto clave para nosotros, que ya contamos con un material  de envasado en un 75 % proveniente de una fuente renovable. La sostenibilidad medioambiental es algo de vital importancia para todos y la cuidamos a lo largo de todo nuestro proceso productivo.
En cuanto a materias primas, tenemos el certificado FSC, una de las acreditaciones de mayor prestigio que verifica que nuestro producto proviene de bosques gestionados de manera responsable donde se aplican los más altos criterios de responsabilidad. En cuanto a nuestros productos, la última innovación a este respecto ha sido el lanzamiento del envase CombiblocEcoPlus cuyo material implica una reducción de -28 % de las emisiones a la atmósfera de CO2, comparado con un envase de cartón de 1 litro del mismo formato. Además, pueden procesarse utilizando las máquinas llenadoras estándares de SIG Combibloc ajustando unos simples parámetros.
La sostenibilidad medioambiental es un pilar fundamental de nuestra estrategia.

Desde el año 2010 se está desarrollando el proyecto “sin aluminio”, qué tal acogida ha tenido este envase? ¿Qué otras iniciativas podríamos destacar en esta dirección?
-Inicialmente el envase CombiblocEcoPlus se lanzó en el mercado alemán, pero sin tapón. Es ahora, en el año 2012, cuando este envase va a estar disponible con tapón de rosca, tan demandado por los consumidores. El producto conjuga sensibilidad medioambiental y conveniencia de uso.

Otro de sus puntos fuertes, es el desarrollo de nuevos tapones ¿Qué últimas innovaciones han lanzado en tecnología del cierre?
-Como ya comenté al principio, SIG Combibloc es pionero en este aspecto. El primer sistema de cierre que lanzamos para envases de cartón aséptico, fue el cierre plano CombiTop, que se lanzó en 1993 y, desde entonces, son muchas las soluciones de apertura que hemos ido incorporando. Dichas soluciones han sido muy bien acogidas por los consumidores y los desarrollamos tanto para zumos de fruta, leche, agua, vino o salsas para postres. Disponemos de una amplia gama de tapones, planos, de rosca, para envases grandes, pequeños…
Hoy en día, la tendencia es hacia el tapón de rosca, y aquí también fuimos pioneros en el tapón de rosca “one single action”, es decir, que se abre de un solo movimiento. Nuestro tapón CombiSwift es el de mayor éxito hoy en día en el mercado.

¿Y en cuanto a líneas de envasado, qué aspectos son las más destacables?
-La característica más sobresaliente de nuestras envasadoras es la de tener capacidad variable, lo que permite a nuestros clientes la máxima flexibilidad de aplicación, y la reducción de los costes operativos, sin olvidar que podemos alcanzar rendimientos nominales de hasta 24.000 pph.

Y para terminar, ¿cómo ve el futuro?

-De cara al futuro, seguiremos escuchando con atención los mensajes de nuestros clientes y del mercado, de manera que nuestras líneas de innovación den respuesta precisa a todas aquellas necesidades existentes y anticipen soluciones a las futuras exigencias que podamos aventurar en este mercado tan dinámico.

 

Publicado en la revista Tecnifood núm.81 (mayo/junio 2012).

Noticias relacionadas

Deja un comentario