Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Vidrio: Desciende la producción, pero crece el reciclado

Léalo en 11 - 15 minutos
Léalo en 11 - 15 minutos

Aunque las ventas de envases de vidrio han acusado recibo de la crisis económica, y la producción española descendió un 3,7% en 2008, las empresas fabricantes confían en que la situación se revertirá, dado que sus principales clientes pertenecen a la industria de alimentación y bebidas. El reciclado de vidrio pasa por un buen momento y ya alcanza en nuestro país el 60,2% del total de envases utilizados

Los envases de vidrio no pierden vigencia. Aunque otros materiales hayan consolidado espacios y sean los más utilizados para cierto tipo de contenidos, como es el caso de los envases de cartón o de plástico para bebidas no alcohólicas, o del metal para muchos tipos de conservas, el vidrio sigue teniendo peso específico en la industria por sus prestaciones: es totalmente inocuo (probablemente, una de las mejores barreras inventadas por el hombre para proteger los alimentos), realza el producto por su imagen y calidad y, gracias a los avances tecnológicos, ofrece un gran número de formatos.
La mejor prueba de su buena salud es su permanencia en los lineales de la gran distribución. La mayoría de los consumidores quieren “ver” el producto antes de adquirirlo, y es por ello que muchas conservas vegetales siguen siendo envasadas en vidrio; la prestancia del material hace obligatorio su uso para contener licores, al punto que ninguna empresa fabricante de bebidas espirituosas se ha planteado cambiar de  tipo de envase. En pocas palabras, el vidrio es uno de los materiales más buscados por los consumidores gracias a su estanqueidad e higiene.
Si bien en otras áreas ha sido suplantado paulatinamente, más que todo por costes y ahorro en el peso final, cuando los fabricantes quieren ofrecer un producto con calidad premium, éste termina siendo envasado en vidrio, como es el caso de algunas conservas de pescado, tarrinas para patés y otros productos elaborados.
Las empresas fabricantes de envases de vidrio, conscientes de que gracias a sus inversiones en I+D+i pueden seguir ofreciendo productos vigentes y acordes con las necesidades de la industria alimentaria, basan buena parte de sus estrategias en el ahorro de materias primas (es por esta razón que hacen tantos esfuerzos por alcanzar un mayor índice de reciclado). Por otro lado, juegan un papel primordial en sus líneas de desarrollo los envases más ligeros, una menor utilización de energía en el proceso de fabricación y el logro de envases con diseños de vanguardia, capaces de satisfacer las demandas de sus clientes. La meta ha sido obtener artículos sofisticados y prácticos, sin que por ello pierdan la seguridad y resistencia necesarios para su uso seguro por parte de los consumidores. La aparición de botellas y tarros con estas características dan a entender que la investigación y el desarrollo son continuos.

La industria ofrece menos datos de producción
A diferencia de otros años, en los cuales la industria se prodigaba con estadísticas completas de producción, en esta ocasión, la Asociación Nacional de Empresas de Fabricación Automática de Envases de Vidrio, Anfevi, que está integrada por las cinco compañías más importantes del sector en España (BA Vidrio, Grupo Vidrala, Saint-Gobain, Owens Illinois y Vicasa), apena refirió datos estimados de producción y ventas en España y Portugal, los cuales, en 2008, alcanzaron en conjunto 3.446.927 toneladas métricas fabricadas y 3.385.710 tm en ventas.
Los datos que maneja FEVE, la Federación Europea de Contenedores de Vidrio, confirman que en España se produjeron 2.145.835 tm de vidrio durante 2008, un 3,4% menos que en 2007, cuando ésta había ascendido a 2.222.361 tm. Este descenso está acorde con la merma en la producción vivida en todo el continente (incluye también a Turquía) que, en total, cayó un 0,7% al totalizar 22.266.298 tm.
De hecho, en nuestro continente, los incrementos de producción por países han sido porcentualmente inferiores a los descensos. Alemania produjo 4.141.800 tm (1,5%), Italia alcanzó las 3.673.671 tm (+1,5%), Portugal creció hasta las 1.252.342 tm (+1,7%); y Polonia se estancó en 1.230.000 tm (sin variación porcentual). Los descensos, además de España, fueron evidentes en países como Francia, con 3.572.592 tm (-4,6%); Reino Unido, que fabricó 2.161.769 tm (-3,7%), y en la agrupación de naciones (Austria, Bélgica, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Países Bajos, Suecia y Suiza) que totalizó 2.148.834 tm (-1,6%).
Desde Anfevi, aseguran que esta poca profusión de cifras se debe  exclusivamente a un deseo “de simplificar sus estadísticas, con el objeto de ser lo más respetuosos posible con la defensa de la competencia”.

Ante la crisis, la industria es moderadamente optimista
No obstante, sus portavoces aseguran que, en lo que va de año -y más en el primer trimestre que en el segundo-, “la crisis no ha sido ajena en nuestro sector con la consecuencia de varias líneas de producción paradas”. La actual coyuntura también ha afectado al sector del vidrio, “aunque no es menos cierto que, al estar estrechamente ligado a la alimentación, probablemente ha sido uno de los menos afectados”.
Los datos más recientes que ellos manejan les hacen ser moderadamente optimistas ante un posible repunte durante lo que queda de año. Si bien todo dependerá del comportamiento en la industria alimentaria y de bebidas, vital para este tipo de envases.
“Cabe añadir que la crisis en un sector como el nuestro, de proceso continuo y por tanto mínima flexibilidad, suele ser especialmente grave. Naturalmente, en una situación como ésta se han incrementado las exportaciones aunque, dado que el envase de vidrio ‘‘viaja mal’, por la repercusión del precio del transporte frente al del envase, esta nunca es la solución idónea”.
Es por ello que siempre ha sido preferible que sea el envasador el que exporte, de forma que el envase de vidrio se comporte como lo es, “un magnífico contenedor que asegure la conservación del producto y al que, como elemento de marketing, sirva de embajador potenciando su imagen, añadiéndole valor y garantizando su procedencia”.
En todo caso, el continuo progreso de esta industria en cuanto a aligeramiento, resistencia, eficiencia, controles de calidad y, muy especialmente, orientación hacia el mercado a través de diseños personalizados que se adecúan a las necesidades del producto a lo largo de toda su vida, hacen que el envase de vidrio siga siendo competitivo.
 
El reciclaje en España va en aumento
Durante el año 2008, el reciclado de vidrio en España se situó en un 60,3% del total de envases producidos. “Esta cifra supone una enorme satisfacción. Primeramente a los ciudadanos, por su colaboración, pero también a las diferentes administraciones públicas, a la industria y al sector de la hostelería. España es el país que más contenedores por habitante tiene y entre todos se ha conseguido reciclar 972.688 toneladas de vidrio”, aseguran en Anfevi. En 2007, esta cifra había ascendido a 936.000 t.
Todo ello se ha logrado gracias a un reciclado eficiente e integral, que posibilita que de un envase que ya ha sido usado nazca uno nuevo exactamente igual al anterior, sin pérdida de materia o de propiedades cuantitativas y cualitativas. “Además, ahora que la Unión Europea ha establecido nuevos objetivos de reducción de emisiones de CO2 y que la palabra sostenibilidad está tan en uso, es obligado destacar una de las ventajas del vidrio: la reducción de emisiones de CO2”.
Este fenómeno tiene dos causas complementarias: la primera, por la menor descarbonatación; y la segunda, por un menor empleo de energía. “Las reacciones químicas que forman la red vítrea, a partir de la materia prima virgen, producen CO2. Como estas reacciones químicas tuvieron lugar la primera vez que se fabricó el envase, no se vuelven a generar cuando se usa  material reciclado. Además, estas reacciones absorben energía para producirlo que, en el caso del reciclado, son igualmente innecesarias y significan no emitir el CO2 correspondiente a la misma”. En pocas palabras, cada tonelada de casco que se reutiliza evita que se emitan casi cien kilos de dióxido de carbono.
La industria vidriera, consciente de que su actividad genera un impacto en el planeta, realiza avances constantes, como es el caso de la instalación de electrofiltros en todas las plantas para la reducción de emisiones de partículas que, aunque ni son tóxicas ni peligrosas, generan contaminación atmosférica.
A escala europea, el reciclado muestra también signos positivos. De acuerdo con los datos de FEVE correspondientes a 2007 (últimos disponibles), la tasa de reciclado en el continente ascendió a 10.973.000 tm recolectadas, un 62% del total consumido, que superaba los 17,8 millones de tm.
Obviamente, las tasas de reciclado varían de acuerdo a los países, siendo muy elevada en Suiza (95%), Suecia (94%), Bélgica (92%), Alemania (87%), Dinamarca (84%) y Países Bajos (81%); y bajas en naciones como Rumanía (9%), Grecia (13%), Hungría (20%), Polonia (26%), Bulgaria (32%) y Eslovaquia (34%).
 
Convenio con los hosteleros

Ecovidrio, la asociación sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de vidrio en España, firmó recientemente un acuerdo con la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR) gracias al cual entra a formar parte del llamado Club FEHR, entidad formada por un conjunto de personas y empresas que colaboran con esta federación en acciones y proyectos, con el objetivo de promover la mejora global del colectivo hostelero y de las empresas que lo conforman.
Entre otros beneficios, Ecovidrio podrá recibir información directa del sector y de la FEHR, acceder a estudios e informes elaborados por la federación, y colaborar en contenidos informativos, así como participar en actos, eventos, premios nacionales y congresos hosteleros, etc.
Desde hace muchos años, esta asociación muestra gran interés por el reciclado de los envases de vidrio generados en el sector hostelero. Yolanda González, directora de Relaciones Institucionales y Comunicación de esta asociación, ha señalado al respecto que “el canal horeca es clave para aumentar la tasa de reciclado de vidrio en nuestro país, ya que es un colectivo que consume el 48% de los envases de vidrio puestos en el mercado. Mediante este acuerdo, Ecovidrio seguirá manteniendo su ayuda y compromiso con este sector”.
Por su parte, José María Rubio, presidente de la FEHR, ha manifestado que “es una satisfacción contar con la cooperación de Ecovidrio en mejorar la formación en el canal hostelero, como es el Programa Horeca, que permite a los empresarios del sector impulsar el reciclado de vidrio en nuestro país. La firma de este acuerdo fortalecerá aún más la colaboración entre ambas entidades ya que permitirá compartir conocimiento”.
Ecovidrio ha invertido, desde junio de 2006, alrededor de 7.300.000 de euros  en dotar a los hosteleros españoles de las infraestructuras necesarias para facilitarles el reciclado de los residuos de envases de vidrio que se generan en sus negocios. Un total de 49.318 establecimientos hosteleros de toda España están participando en el Programa Horeca, instalándose un total de 10.679 contenedores de vidrio adaptados al sector y repartiéndose 22.647 cubos de permiten almacenar y trasladar todos los envases utilizados de forma cómoda y rápida hasta el propio iglú.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas