Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Vinos, cervezas y cavas, versatilidad ante la crisis

Léalo en 21 - 28 minutos
Léalo en 21 - 28 minutos

La situación económica actual está provocando distintos movimientos en el sector de bebidas. En el mercado de cervezas, se está desplazando el consumo de la hostelería al hogar; en el  de vinos, han resultado reforzados los bautizados con la denominación de origen; y por último, los cavas han bajado en valor.  Esta coyuntura también beneficia el posicionamiento de la marca de distribución, que amplía cuota en cervezas con alcohol hasta el 40,5% y alcanza una participación del 15% en vinos tranquilos y del 15,4% en espumosos

El consumo de cerveza  en el canal de hostelería ha bajado un 4,6%, mientras que en el canal hogar creció un 5%, según la Asociación de Cerveceros de España. El consumo total descendió un 3% en 2009 y alcanzó el 50,21 per cápita. Asimismo y según datos aportados por la misma fuente, las ventas se mantuvieron y llegaron a los 32,7 millones de hectolitros y la producción  alcanzó los 33,8 millones de hectolitros. Por su parte, las ventas de cerveza, hasta marzo de 2010, aumentaron tanto en volumen como en valor un 6% según la consultora SymphonyIRI, que analiza la distribución moderna. En contra, la consultora Nielsen, que estudia la distribución en su conjunto, registró un ligero descenso en volumen  de casi el 1% y una continuidad en valor.
Además, la marca blanca ha aumentado su cuota tanto en la categoría de cerveza nacional con alcohol, alcanzando el 40,5% de participación, como en la de cerveza sin alcohol, donde llegó hasta el 51,1%, como en la categoría sin alcohol 0,0, donde superó la cuota del 40%.
En lo que se refiere al comercio exterior, las importaciones bajaron más de un 13% y las exportaciones generaron más de 55 millones de euros.
El sector de vino muestra subidas en volumen, tanto los denominados tranquilos (2%) como los de aguja (4%). Pero lo que realmente destaca sería la subida de los vinos tranquilos con denominación de origen,  cuya partida aumenta casi un 2% y las bajadas del resto. Por su parte, los vinos con DO de Rioja, que representan  el 42,8% del mercado en valor, continúan liderados por la marca blanca, con un 23% de cuota. Hay que señalar que en global las denominaciones de origen han pasado de un 65% de representación en 2005, hasta un 71% en 2008.
Si bien cayó el consumo mundial de vino un 3,6% en 2009, la producción total aumentó un 0,4% y los principales productores aumentaron sus exportaciones un 0,8%, pero su valor disminuyó un 5,5%. En cambio las exportaciones españolas bajaron casi un 10% en volumen y un 13,5% en valor, con una rebaja del 4,2% del precio medio.
Por último, los datos de cavas señalan aumentos en volumen y descensos en valor de casi un 1%, según datos de IRI. Mientras Nielsen registra descensos tanto en volumen (-2,72%) como en valor (-12%). Por otra parte y, según  el Consejo Regulador, las ventas en el exterior han pasado en los últimos diez años de 97 millones de botellas a 131 millones, aunque este último dato supone un 5,5% menos que en 2008.

Cervezas en casa y de marca blanca

Según datos de la consultora  SymphonyIRI, que analiza la distribución moderna, las ventas de cervezas hasta marzo de 2010 han subido alrededor de un 6% tanto en volumen como en valor, registrando 1.173 millones de litros y 1.401 millones de euros. También han aumentado considerablemente las ventas en valor de la cerveza sin alcohol 0,0 (9%), de las especialidades (11,69%) y la sin alcohol sabores (10,79%). En contra, la cerveza importada ha bajado sus ventas más de un 8% en volumen y un ligero 0,8% en valor.
Dentro de la denominada cerveza nacional con alcohol, que cuenta con una cuota del 76,7% en el total de la categoría, destaca el aumento de participación de la marca de distribución, alcanzado un 27,6% en valor y un 40,5% en volumen (frente al 25,3% y el 37,2% de cuotas registradas durante el periodo anterior). Además, el resto de enseñas del mercado han bajado su cuota tanto en volumen como en valor.
Por su parte, dentro de la categoría de cerveza sin alcohol, que cuenta con una representación en el sector del 5,8% en volumen, destaca también el aumento de cuota de la marca blanca, alcanzado en volumen el 51,1% (frente al 49,5% del periodo anterior).  Asimismo, también destacan las subidas de cuota de mercado tanto en volumen como en valor de las enseñas Laiker y Adlerbrau Sin.
La categoría de sin alcohol 0,0 está dominada por la San Miguel 0,0, aunque ha bajado su participación hasta el 40,1% y el 48,3% en volumen  y valor, respectivamente. Si bien la marca blanca también ha aumentado su cuota en esta categoría, alcanzado un 34,8% de representación en volumen, frente al 27,4% registrado un año antes.
Asimismo, los datos de la consultora Kantar Worldpanel, también señalan subidas tanto en valor (6,59%) como en volumen (3,89%), en un año móvil hasta marzo de 2009, alcanzando los 857 millones de euros y los 721 millones de litros.
Por su parte, la consultora Niesen (que estudia la distribución en su conjunto), difiere en las subidas señaladas tanto en volumen como en valor por parte de SymphonyIRI y Kantar Worldpanel, ya que señala ligeros descensos de la categoría de cervezas (hasta febrero/marzo de 2010) en volumen (-0,84%) y un mantenimiento en valor (0,05%), registrando 2.480 millones de litros y 7.806 millones de euros.

El canal horeca se resiente
La situación económica actual está trasladando parcialmente el consumo de cerveza de la hostelería al hogar. El consumo de cerveza en el canal de hostelería ha bajado un 4,6%, mientras que en el canal hogar ha crecido un 5%, según la Asociación de cerveceros de España. Este dato empezaría a ser preocupante ya que, según la Federación Española de Hostelería, el 30% de la facturación de los bares se debe a la venta de cerveza y el sector cervecero mueve entorno a 12.000 millones de euros (1,1% del PIB). De igual manera, hay que destacar que siguen siendo los bares y restaurantes los principales espacios para el consumo de cerveza, en un 67%, y que el 83,5% de las cervezas consumidas en horeca se acompañan con algo de comer, ya sea en la cena (37%), comida (31%) o aperitivo (15,5%).

Consumo y ventas moderadas
El consumo de cerveza en 2009 fue de 50,21 l per cápita, descendiendo un 3% respecto al año anterior, lo que sitúa a España entre los países de la Unión Europea con uno de los consumos más moderados. Además, en España los porcentajes de abuso de alcohol en general son de los más bajos de la Unión Europea, y según los últimos datos disponibles, analizando la población que afirma tomar cinco o más consumiciones en un solo día, nuestro país se encuentra por debajo de la media, con un 7%. Lejos de países como Irlanda, con un 26%, Reino Unido, con un 24% o Dinamarca y Finlandia, con un 23%. Además, España se encuentra entre los países cuyo porcentaje de personas que han afirmado abusar del alcohol todas las semanas ha disminuido. Es importante que el porcentaje de consumo de cerveza sin alcohol, que alcanza el 13%, es el más elevado de la Unión Europea. Suponiendo en hostelería esta variedad un 8,6%, y en hogar  un 22,3%.
Por su parte, las ventas se han mantenido en 2009, alcanzando los 32,7 millones de hl, gracias a la recuperación de las mismas en el último trimestre del año, por las buenas condiciones climatológicas. Sin embargo, en algunas zonas como Canarias, Cataluña, Baleares y parte de Aragón las ventas han descendido, seguramente debido a la disminución del turismo. Asimismo, las botellas de vidrio suponen el envase más utilizado en España (44%), seguidas del barril (28%) y la lata (28%).

Clave para la economía
La producción de cerveza en 2009 alcanzó los 33,8 millones de hectolitros, manteniendo a España como cuarta productora de cerveza de Europa y la décima del mundo. Asimismo, los datos de facturación en 2008 registraron 2.990 millones de euros y su aportación a la economía nacional fue de 5.910 millones de euros, moviendo 12.000 millones, lo que representa el 1,1% del PIB. Asimismo, los impuestos generados en torno al sector cervecero alcanzaron los 4.169 millones de euros, de los que 1.695 millones provienen del IVA. El gasto total de los españoles en cerveza en 2008 ascendió a 11.780 millones de euros y en 2009 un 77% del gasto en esta bebida se produjo en hostelería. Por su parte, la cerveza es una gran generadora de empleo, que supone en nuestro país unos 225.000 puestos de trabajo, la mayor parte creados en hostelería.  Asimismo, el sector cervecero se caracteriza por el apoyo a la materia prima nacional, utilizando casi toda la malta y lúpulo españoles en la elaboración de la bebida, contribuyendo de esta manera también al desarrollo y la investigación de nuevas variedades de cebada cervecera y al mantenimiento del cultivo del lúpulo en nuestro país. En la Asociación de Malteros de España están integradas 7 malterías en las que se producen casi toda la malta y en torno a las 448.000 toneladas se destinaron al mercado nacional, exportándose alrededor del 8% de la producción. En cuanto al lúpulo, su producción aumentó en 2009 un 25% respecto al año anterior y su cultivo supone uno de los principales indicadores económicos y sociales para los casi 14.000 habitantes de las más de 30 localidades donde está implantado.
Por último, las exportaciones de cerveza española alcanzaron los 682.760 hectolitros, cuyas ventas generaron más de 55 millones de euros.  Y las importaciones descendieron más de un 13%, hasta los 2.632.093 hectolitros, provenientes de Alemania, Países Bajos, Francia y México, principalmente.

Los vinos con DO salvan la crisis

Dentro de la clasificación de los vinos que hace la consultora SymphonyIRI encontramos la categoría de los denominados vinos tranquilos que señalan un ligero ascenso en valor de casi un 1% (alcanzando los 797 millones de euros), siendo la subida en volumen del 2% (con 455 millones de litros registrados). Asimismo, dentro de los vinos tranquilos la única partida que muestra subidas en valor es la de los de vinos con denominación de origen, que aumenta un 1,86%. Por su parte, el resto de partidas pertenecientes a la categoría de vinos tranquilos como son la sin DO y las importaciones registran bajadas en valor del 2,11% y del 10,6%, respectivamente.
Por otra parte, hay que hacer referencia a la categoría de vinos de aguja, que registró subidas en volumen de casi el 4%, con 33 millones de litros vendidos hasta marzo de 2010, y bajadas en valor del 1,14%, por valor de 65 millones de euros. Dentro de esta categoría destaca el aumento de la partida de los vinos importados (6,37%) en volumen alcanzado los 24 millones de litros y el descenso de los vinos de aguja con DO en valor (-13,78%), que tienen una representación de tan sólo 1 millón de euros.

Los Rioja representan casi el 43% del mercado

Según la consultora  SymphonyIRI, la clasificación por denominaciones de origen está liderada por los DOC Rioja, que cuentan con  una cuota del 42,8% en valor, seguidos de DO Ribera del Duero (11,2%), Valdepeñas (7,9%), Catalunya (4,5%), La Mancha (3,8%), Navarra (3,6%), Rueda (3,5%), Penedeé (3,1%), Valencia (2,1%) y Jumilla (1,3%), alcanzando en conjunto los 604 millones de euros. Asimismo, dentro de la DO Rioja, continúa liderando el mercado la marca blanca (23%), seguida de Marqués de Cáceres (8,7%), El Coto (8,3%), Cune (1,7%) y Campo Viejo (5,9%). Por su parte, dentro de la DO Valdepeñas, destacan las subidas en valor de Señorío de los Llanos, del 23,8% hasta el 25,5% de cuota y de Vina Albali pasando de 33,1% hasta el 33,9%, hasta marzo de 2010. En el caso de la DO Ribera del Duero hay que señalar subidas en Mayor de Castilla, hasta llegar a una cuota en valor del 17,4%, de Altos de Tamaron, alcanzado un 6,1% de cuota y Dehesas Viejas, hasta la participación del 2%.
Para finalizar, los vinos de Aguja con DO están liderados por la marca de distribución, que cuenta con una cuota del 61% en valor, seguida de Vina malata (20,8%).
Estos datos confirman la evolución que los vinos con D.O. vienen llevando en los últimos años. Así, según datos de la consultora DBK los vinos con DO siguieron incrementando hasta 2008 su peso relativo en el mercado en detrimento de los vinos de mesa, cuyo valor se situó en 460 millones de euros, un 10% menos que en 2007. Por su parte, los vinos con DO registraron en 2008 un incremento del 1,3% con respecto a 2007. Destacar también que en 2005 los vinos con denominación de origen representaban el 65% del mercado, participación que se ha incrementado paulatinamente hasta alcanzar en el año 2008 un porcentaje próximo al 71%. El valor del mercado de vino registró una disminución del 2% en 2008, hasta situarse por debajo de los 1.600 millones de euros.
Los datos aportados por Nielsen acerca de las ventas de vino tranquilo hasta abril/mayo de 2010, señalan descensos de casi el 2% en volumen, registrando 623 millones de litros, mientras que en volumen, el descenso es aún mayor, más del 6%, con 3.204 millones de euros aportados.
Hay que destacar también que las ventas de vino en alimentación obtuvieron el mejor crecimiento del conjunto de bebidas, aunque sigue ganando peso la marca del distribución, según datos Nielsen, referidos al pasado mes de mayo. Estos datos muestran que las ventas de vino han experimentado un crecimiento del 4% frente al 1,8% de media obtenido por el conjunto de bienes. Además, señalan un aumento del peso de la marca blanca hasta alcanzar el 15% en vinos tranquilos y el 15,4% en espumosos. En España las ventas globales están creciendo hasta mayo de 2010 a un ritmo del 1,8% acumulado, que aunque superior al crecimiento del 0,2% experimentado en 2009, ha mostrado en el último mes una ligera retracción (1,9%) respecto a las subidas de abril (2,7%), enero y febrero (2,5%).

Cae el consumo mundial

El consumo mundial de vino descendió un 3,6% en 2009 hasta los 236,5 millones de hectolitros frente a los 245,2 millones registrados un año antes, según datos aportados por el Observatorio Español del Mercado del Vino. Además, también descendió la superficie mundial de viñedo (-1,2%), las exportaciones totales (-3,8%) alcanzado los 86,4 millones de hectolitros frente a los 89,89 millones de 2008 y las importaciones totales bajaron también un 0,14%, hasta los 83,78 millones de hectolitros. En contra, la producción mundial señala en otra dirección, ya que ha aumentado un 0,4% hasta los 268,73 millones de hectolitros. Hay que destacar también, que España es la primera en superficie con viñedo y el segundo exportador mundial en volumen tras Italia. Esta situación provocada por la actual crisis económica ha sido tratada en el VII Foro Mundial del Vino, celebrado el pasado mes de mayo en Logroño. En dicho foro se llegaron a una serie de interesantes conclusiones, entre las que destacan la búsqueda de la diferenciación empresarial a través de la calidad, la regeneración del sector,  la adaptación a las nuevas necesidades, la explotación de nuevos mercados y la modernización en  su comunicación comercial, entre otras.

Recuperar las exportaciones

Según datos de la consultora DBK las exportaciones registraron en 2008 un aumento del 6%, hasta los 1.431 millones de euros, siendo los principales destinatarios Alemania y Reino Unido, que en 2008 reunieron una cuota conjunta del 27,5% del valor total de las ventas al extranjero. En cuanto a las importaciones en 2008 se situaron en 53 millones de euros, un 10% más que el año anterior.
Por su parte y según los datos analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino, 2009 ha sido un año difícil para las exportaciones españolas de vino, ya que tras los crecimientos registrados en octubre y noviembre, diciembre no mantuvo el tipo y el año en su conjunto cerró con pérdidas del 13,5% en valor y del 9,7% en volumen. Las exportaciones de vino españolas supusieron en 2009 alrededor de 1.509 millones de litros por valor de 1.718 millones de euros a un precio medio de 1,14 euros por litro. En definitiva, con respecto al año 2008 se registra una caída del 9,7% en volumen, del 13,5% en valor, con una rebaja del 4,2% en el precio medio. Estos datos junto con las previsiones aportadas por Avimes (Asociación Empresarial de Bodegas de Vinos de España), convierten a las exportaciones un punto clave para el negocio del vino,  con el fin de recuperar sus cuotas anteriores.
Por su parte, los datos de Avimes señalan que la tendencia del primer trimestre de 2010 en lo que a exportaciones se refiere pueden ser favorables, ligeramente, en volumen pero con descenso de los reembolsos y descenso del precio medio/litro. Asimismo, según los datos de la asociación, con base del departamento de aduanas, si dicha tendencia se mantiene a lo largo de 2010, llegaríamos a perder reembolsos en un 10,40%, respecto a 2009, alcanzado 1.549 millones de euros (frente a los 1.636 de 2009 y los 1.832 millones de 2008). Sin embargo, el volumen en litros podría ascender a fin de 2010 en casi un 2%. Por su parte, los precios medios de los vinos exportados descienden, situándose en enero-diciembre de 2010 en 1,06 euros/litro, frente al 1,14 euros/litro registrado el periodo anterior.

Se mantiene el crecimiento a precios inferiores
Además, a nivel mundial cabe destacar que los principales productores aumentaron sus  exportaciones un 0,8%, con 7.970 millones de litros (con datos de marzo de 2010) en el cómputo interanual, pero su valor disminuyó un 5,5%. Los principales importadores aumentaron sus compras un 1,9%, aunque redujeron la factura un 8,2%, según datos del Observatorio Español del Mercado del Vino.
De entre los diez principales exportadores mundiales de vino, sólo cuatro (Italia, Austria, Chile y Alemania) consiguieron aumentar sus exportaciones de vino en volumen. Además, perdieron volumen de ventas Francia, España, Estados Unidos, Portugal, Argentina y levemente Sudáfrica.

Más cava y menos valor
Las ventas de cava en volumen, según los datos SymphonyIRI hasta marzo de 2010, muestran un aumento del 3,48% alcanzado los 31,5 millones de litros. No es así en valor, donde se registran bajadas del 0,77%, llegando hasta los 135,6 millones de euros. En volumen,  destaca la subida de los brut-nature (22%) y la bajada de los secos (-23,45%). Asimismo, en valor los brut-nature muestran una subida más modera, pero importante, del 10,65% y los secos señalan también bajadas, esta vez del -21,61%. Por marcas, destaca en volumen el aumento de cuota de J. García Carrión, pasando de una participación del 1,7%  al 4,9% (hasta marzo de 2010), donde lideran el Grupo Codorniu con un 30,7% de cuota y la marca del distribuidor, con un 29,9%. Por su parte,  en valor la marca blanca cuenta con un porcentaje considerablemente menor (13,8%), mientras que Codorniu (38,2%) y Freixenet (28,6%) continúan dominando el mercado de espumosos. En la categoría de Brut, por marcas, sólo aumenta de cuota la marca de distribución, alcanzado el 34,6% en volumen y el 14% en valor.
Sin embargo, Nielsen señala descensos tanto en volumen (-2,72%), como en valor (-12%), alcanzado los 39, 9 millones de litros hasta febrero/marzo de 2010 y los 226 millones de euros.
Según datos del Consejo Regulador del Cava en 2009 se superaron los 219 millones de botellas, un 3,7% menos que el año anterior. Siendo 88 millones de botellas las vendidas en el mercado interior (un 0,9% menos que en 2008) y  131 millones de botellas vendidas en el exterior (un 5,5% menos).
En lo que se refiere al mercado exterior desde el Consejo Regulador se hace hincapié que las ventas en los últimos diez años han pasado de 97 a 131 millones de botellas. Además, los países comunitarios consumieron el año pasado más de 98 millones, un 75% sobre el total de ventas del mercado exterior.
Por otra parte, cabe destacar que es Alemania el principal importador de cava, con 34 millones de botellas, aunque ha descendido un 32% con respecto a 2008; y Reino Unido está en segundo lugar, con más de 32 millones de botellas y una subida del 7,79%. Por otra parte, Bélgica ha desbancado a Estados Unidos del tercer puesto, con una subida del 57,57% y más de 15 millones de botellas. A estos países les siguen Estados Unidos (14 millones de botellas), Japón (4 millones), y Suiza y Francia con 3 millones de botellas cada una.

El vidrio es más que un envase

Desde la Asociación Nacional de Empresas de Fabricación Automática de Envases de Vidrio (ANFEVI), señalan que España está perfectamente en línea con las investigaciones tanto en el campo técnico como en el del diseño. El vidrio cuenta con una función comercial importante ya que el envase, en los tiempos que corren, se ha convertido en una de las claves para diferenciarse de la competencia. Por lo que sirve también de elemento de marketing, como medio de comunicación, de venta y de imagen de marca.
En este sentido, la industria vidriera está preparada para afrontar el mercado de alimentación y bebidas, que está en constante evolución y exige soluciones innovadoras. Para ello dispone de centros de investigación y desarrollo, apoyados en las nuevas tecnologías, que están dedicados en exclusiva a la evolución de los envases de vidrio.
En concreto, y según la Asociación, los vinos y cavas con el envase de vidrio forman una pareja en perfecta armonía. El envase de vidrio es y ha sido el envase asociado al vino desde el momento en que los primeros enólogos tuvieron conciencia del maravilloso líquido versátil y cambiante que tenían en sus manos. Además, en la personalidad de un vino, su envase tiene mucho que aportar, y, en concreto, el de vidrio proporciona un gran número de ventajas adicionales, otorgando un alto valor añadido al producto.
Y si nos referimos a las cervezas, la industria vidriera ha sabido adaptar sus procesos de producción y fabricación de envases a las exigencias que el sector cervecero demandaba.  Aportando prestigio, higiene y le ha obsequiado con valor añadido que supone la exclusividad y la diferenciación entre las marcas. En los últimos tiempos, todas estas características, junto a la versatilidad del envase de vidrio para cambiar de formas y colores, han generado un movimiento entre los consumidores de cerveza que se ha denominado “cultura de la cerveza”, que cuenta con similares características a las del vino. La cerveza, a parte de ser un producto dotado de una personalidad propia, también tiene unos rasgos autóctonos, ya que existen multitud de clases de cervezas dependiendo de en qué país es fabricada. A estos rasgos culturales y geográficos se tiene que ajustar un envase capaz de transmitir sus cualidades autóctonas.

Publicado en el número 71 de la revista Tecnifood

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas