Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Vinos y cavas, crece el consumo en el hogar y las exportaciones

Léalo en 33 - 43 minutos
Léalo en 33 - 43 minutos

El mercado español de vinos y cavas afronta la difícil situación actual de distinta manera. La comercialización de vino en el mercado interior sigue su imparable descenso, pese al mejor comportamiento del consumo en el hogar, mientras las exportaciones mantienen un ritmo ascendente con una notable reducción del precio. Por el contrario, el cava registró el pasado año un nuevo récord histórico de ventas con crecimientos tanto en el mercado interior como en la exportación, mercado este último donde superó de nuevo al champán

Los datos aportados por la Federación Española del Vino (FEV) cifran la producción de mosto y vino en 2010 en unos 40 millones de hectólitros, ligeramente superior a los 39,5 millones inicialmente previstos. Partiendo de esta base, los mercados de comercialización mantienen tendencias distintas. El consumo interno a la baja (-2,5  %  en la campaña 2009/10) y las exportaciones recuperando su trayectoria alcista (+10,6  % ). Esta evolución se inició en la campaña 1987/88 y ha reducido la demanda interna desde los 18,5 millones de hectólitros hasta los 11 millones estimados actualmente, con una caída media anual de algo más del 2 % . Por su parte, las exportaciones, con mayores variaciones, muestran un crecimiento medio anual en el mismo período del 6,1 % , pasando en términos absolutos desde los 4,4 millones de hectólitros en 1987/88 a los 16,4 millones actuales. Ambos mercados, interior y exportación, se cruzaron en la campaña 2004/05, fecha a partir de la cual España se ha convertido en un país netamente exportador de vino.

 

Un sector muy atomizado
Esta producción es comercializada por un elevado número de operadores, en concreto serían más de 4.500 las empresas que elaboran vino tranquilo y otros vinos, predominando el perfil de pequeña bodega familiar, según la consultora DBK. Con todo, factores como el descenso del consumo interior, el exceso de stocks y el incentivo al abandono de la producción han motivado la desaparición de un número significativo de pequeñas bodegas, con el consiguiente fortalecimiento de la posición de los principales grupos empresariales presentes en el sector.
La superficie de viñedo ha registrado en los últimos diez ejercicios un lento descenso que se ha mantenido en 2010, año en el que la caída fue del 5,2 %  hasta situarse ligeramente por encima del millón de hectáreas. El total de arranques subvencionados realizados en España en los últimos tres años se aproxima a las 100.000 hectáreas, con una reducción de la producción en 3,5 millones de hectólitros. Según DBK, el volumen de producción de vino tranquilo de la campaña 2010/2011 fue de 34,8 millones de hectólitros, similar a la anterior, por valor de 2.994 millones de euros.
En la actualidad existen 69 vinos tranquilos amparados por Denominación de Origen Protegida (DOP). Rioja es la denominación con mayor número de bodegas (1.210), seguida de Ribera del Duero (281). En cuanto a los vinos con Indicación Geográfica Protegida (IGP), existen 44 tipos, 16 de ellos en Andalucía, los vinos de Pago (VP) son 10 y 6 los vinos de Calidad (VC). En el aspecto empresarial, los cinco primeros operadores del sector reunieron en 2010 una cuota de mercado conjunta, en valor, del 27,1 % , elevándose ese porcentaje hasta el 39,6 %  al considerar los 10 primeros.
En el contexto de caída continuada del consumo interno, el mercado de vino tranquilo se situó en 2010 en 1.700 millones de euros, lo que significó una disminución del 2,9 %  respecto al año anterior, cuando el retroceso había sido del 7,4 % , según la consultora. Por segmentos, los vinos sin DOP continuaron perdiendo cuota de mercado (-5,3 % ), habiendo pasado del 31,3 %  en 2007 al 26,5 %  en 2010. En este último año el valor de las ventas se situó en 450 millones de euros (-4,5 % ). Por su parte, la bajada de los vinos con DOP fue inferior, del 2 % , situándose en 1.250 millones de euros, lo que supuso el 73,5 %  del valor total del mercado (el 68,7 %  en 2007).
En lo que se refiere al comercio exterior, tras el descenso superior al 11 %  en 2009, las exportaciones de vino recuperaron la tendencia alcista en 2010 que se concretó en una subida del 4,7 %  hasta los 1.320 millones de euros, el 44,1 %  de la producción. El pasado año se realizaron importaciones de vino tranquilo por valor de 26 millones de euros, porcentaje equivalente al 1,5 %  del mercado.
En cuanto a las previsiones de futuro, DBK apunta un nuevo descenso de las ventas nacionales de vino tranquilo, debido a la previsible prolongación de la tendencia a la baja de la demanda en el canal de hostelería y restauración. No obstante, observa una ligera disminución del ritmo de caída respecto a años anteriores, que en valor podría ser del 1  %  en 2011. El mismo porcentaje, en este caso de subida, que prevé para 2012. El segmento del vino con DOP continuará ganando peso específico en el mercado, siendo previsible que sus ventas registren variaciones en valor del -0,8 %  en 2011 y una subida del 2 %  en 2012. Para el mercado de vinos sin DOP, los descensos previstos son del 2,2 % en 2011 y del 1,1 %  en 2012. En este contexto, las bodegas que han optado por reforzar su apuesta por vinos dirigidos al consumo en hogares, incluso con DOP, pero con un precio económico, disfrutarán de una ventaja competitiva en el mercado. También se está potenciando el acceso al consumidor joven con productos innovadores como vinos de baja graduación y sabores afrutados, adaptados a los gustos de este segmento de población. Dada la madurez del mercado interior, las bodegas apostarán por los mercados exteriores en países que, como China, ofrecen importantes oportunidades de negocio. 

 

Suben los vinos con DO
Esta tendencia descendente del consumo de vino en España se refleja, aunque con matices, en los datos recogidos por la también consultora SimphonyIRI que analiza las ventas en los establecimientos de libre servicio de 100 o más metros cuadrados y dotados con escáner. Así, en el TAM de junio de 2011 las ventas de vinos tranquilos se situaron en 455,1 millones de litros, con un valor de 801,2 millones de euros, que supone ligero descenso del volumen y un aumento también poco significativo del valor. El 76,9 %  del valor total correspondió a los vinos con DO, mientras los que no tienen DO representan el 22,5 % , y los vinos de importación el 0,6 %  restante. La consultora cifra el mercado de vinos de aguja para el mismo periodo en 31,8 millones de litros (-4,3 % ) y 61,6 millones de euros (-5 % ).
Rioja sigue siendo la denominación más demandada por los consumidores españoles de vino con DO, suponiendo el 35,5%  del volumen y el 43,2 %  del valor del total en alimentación. Le sigue Ribera del Duero (8,8 %  de los litros y 11,5 %  de los euros) y Valdepeñas con el 11,7 %  y el 7,9 %, respectivamente. En las dos primeras denominaciones analizadas se detecta una importante presencia de las marcas de la distribución, si bien en el último año analizado esta se ha reducido ligeramente. Así, el 36,6 %  de los litros de vino de Rioja que se venden en libre servicio llevan la enseña de la distribución (37,8 %  en 2010), mientras la primera bodega, Allied Domecq, alcanza el 10,2 % . Las MDD representan el 22,3 %  del valor comercializado, mientras Allied Domecq y Bodegas El Coto logran el 10,6%  cada una. Una situación similar presenta el mercado de vinos de Ribera del Duero, donde las marcas de la distribución totalizan el 44,2 %  del volumen y el 30,9 %  del valor. En esta denominación es J. García Carrión la primera bodega con el 22,5 %  de los litros y el 18,3 %  de los euros, mientras Félix Solís alcanza el 8,2 %  y el 7,8 % , respectivamente. Son precisamente estas dos últimas bodegas las que, en distinto orden, lideran el mercado de vinos de Valdepeñas. Félix Solís capta la mitad del mercado. En concreto, el 49,7 %  de los litros y el 55,7 %  de los euros. Le sigue Grupo de Bodegas Vinartis (J. García Carrión), con el 29,4 %  del volumen y el 30,2  %  del valor. En esta categoría las MDD tan solo logran el 19 %  de los litros y el 12,1  %  de los euros.
En lo que respecta a los lugares preferidos para la adquisición de vinos, los supermercados grandes (superficie entre 1.001 y 2.500 metros cuadrados) ocupan el primer lugar en vinos con DO, sin DO y de aguja, mientras los vinos de importación son adquiridos principalmente en los hipermercados. También hay algunas diferencias en las zonas de consumo. Así, los vinos con DO son más demandados en las áreas sur, centro-este, noreste, el área metropolitana de Madrid y norte. Los vinos sin DO se comercializan principalmente en la sur, noroeste, centro-este y noreste. Por su parte, los vinos de importación tienen mayor demanda en la sur, centro-este y área metropolitana de Madrid, mientras los vinos de aguja se toman más en la noreste, centro-este y sur.

 

Crece el consumo en el hogar
Una de las características del mercado del vino en el último año ha sido el descenso del consumo total en el mercado interior debido, sobre todo, a la bajada en el canal de hostelería que no ha podido frenar el ligero aumento registrado en alimentación. Los datos recogidos en el Panel de Consumo Alimentario elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), sitúan el consumo de vinos en España en 2010 en 727,2 millones de litros, un descenso del 4,6 %  respecto a los 761,91 millones de 2009. El consumo de vinos de Calidad Producidos en una Región Determinada (Cprd)  y de mesa experimentó pequeños incrementos en el hogar, mientras en hostelería los descensos fueron generalizados en todas las categorías respecto al año anterior. Los vinos Cprd sumaron 288,4 millones de litros (-2,7 %), por valor de 1.360,2 millones de euros (-3,5%). Los de mesa 347,6 millones de litros (-3,9 % ) en cuya compra se invirtieron 450,6 millones de euros (-5,7 % ), los espumosos 35,9 millones de litros (-11,5 % ) y 206,2 millones de euros (-15,7 % ), y el resto de vinos 55,4 millones de litros (-11,3 % ) y 195 millones de euros (-17,1 % ). El consumo de vinos Cprd se repartió casi al 50 %  entre el hogar, que aumentó su participación y la hostelería y restauración donde se redujo. La misma tendencia se registró en los vinos de mesa, mientras por el contrario, el consumo de cava y espumosos registró sendas caídas en el hogar y la hostelería. El 79 %  de las ventas de vino Cprd en el hogar correspondió a vino tinto, porcentaje que se reduce hasta el 57,2 %  en el caso de los vinos de mesa. El consumo en hostelería y restauración disminuyó, en distinto grado, en todas las categorías analizadas durante el pasado año. En concreto, los vinos Cprd lo hicieron en un 6 %  hasta los 146 millones de litros por un importe de 828 millones de euros (-5,5 % ). Los de mesa bajaron hasta 126,3 millones (-10 % ) y 214 millones de euros (-7,4 % ), los cavas y espumosos un 12,2 %   hasta los 9,4 millones de litros y 68,4 millones de euros (-9,3 % ), y el resto lo hizo en un 33,2 %  en volumen (12,7 millones de litros) y un 38,7 %  en valor (54,3 millones de euros).
Los datos recogidos por el Observatorio Español del Mercado del Vino (Oemv) relativos al consumo de vino en los hogares españoles en el primer trimestre de 2011 reflejan una caída del 8,6 %  en valor hasta los 233,4 millones de euros, y de un 2,7 %  en volumen, con un total de 103,7 millones de litros. Por productos, los vinos tranquilos con DOP han sido los que más han descendido, un 7,7 %  en valor, hasta los 118,1 millones de euros, aunque continúan siendo los que más ingresos generan por sus ventas. El volumen consumido cayó hasta los 34,3 millones de litros (-4,8 % ). Los vinos tranquilos sin DOP también descendieron un 1,1 %  en valor (62,8 millones de euros), y el 0,5 %  en volumen, con 57 millones de litros, más de la mitad del volumen total de ventas en el hogar.
Este descenso del consumo de vinos no es exclusivo de España ya que países como Francia o Italia también lo vienen registrando en los últimos años. Según los datos de la Comisión Europea, si en 1980 los franceses consumieron 50 millones de hectolitros, el año pasado la cifra ha superado los 29 millones. Italia ha acentuado esta propensión a la baja, ya que ha pasado de ingerir una cantidad similar a Francia hace una década, hasta caer a los 24 millones de hectolitros en 2010. En el mismo periodo, España anotaba un descenso en el consumo de 19 a 10 millones de hectolitros. A pesar de la caída en los principales países productores, Francia sigue a la cabeza con un consumo per cápita de 45 litros per cápita. Le siguen Italia y Portugal, con unos 40 litros, mientras España se sitúa en los 18 litros. Dinamarca marca un repunte, con 30 litros consumidos por persona, muy por delante de países de su entorno como Suecia (19 litros), o Finlandia (12 litros).

 

Mejoran las exportaciones
Una parte cada vez más significativa de esos vinos que se consumen en Europa proceden de España. En el periodo interanual que abarca desde mayo de 2010 a mayo de 2011, las exportaciones de vinos españoles han llegado a la cifra de 2.018 millones de euros, 250 millones más que en el mismo periodo del año anterior, según datos analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv). Asimismo, durante 2010 se han vendido 1.906 millones de litros de vino español fuera de nuestras fronteras, unos 320 millones más que hace un año. Los más exportados el pasado año han sido los vinos a granel, los envasados sin DO y los de aguja, con un aumento en volumen del 11,5 %, 57,9 %  y 360,2 %, respectivamente. Por países, Estados Unidos, Francia y Alemania han sido los países donde más han aumentado las ventas en valor, un 14 % , 7,2 %  y 5,6 %  cada uno; mientras que en volumen destacan China (+369 % ), Italia (+54,4 % ) y Rusia (+37,4 % ). El precio medio de las exportaciones ha sido de 1,09 euros litro (-4,9 % ).
Si comparamos las cifras de los cuatro primeros meses del año, en 2011 se han facturado casi 100 millones de euros y 140 millones de litros más que en el primer cuatrimestre de 2010, lo que confirma un gran comienzo de año. Este impulso se explica gracias al aumento de los vinos con DOP envasados y a los vinos sin DOP a granel. De los primeros se vendieron 17 millones de litros más, por valor de 57 millones de euros, para un total de 94 millones de litros y 283 millones de euros. Mientras que en los segundos, el incremento fue de 127 millones de litros y 39 millones de euros, hasta los 354 millones de litros y los 112 millones de euros. En los cuatro primeros meses de este año se han vendido casi 7 millones de litros más de espumosos y cavas, por valor de 4,3 millones de euros más que en 2010. Por su parte, los vinos sin DOP no pudieron mantener su crecimiento del año anterior ya que se vendieron 8 millones de litros menos, equivalentes a 3 millones de euros. Asimismo, los datos también son negativos en los vinos aromatizados, de licor y de aguja.
Para tratar de mantener y de mejorar esa posición el MARM ha aprobado una inversión de 106,7 millones de euros (+23 % ) para gestionar 932 programas de promoción del vino español en países terceros con fondos del OCM, mientras el OeMv ha encargado un estudio sobre la “Notoriedad de los vinos españoles en los principales mercados mundiales”. Según el mismo, los vinos españoles han mejorado su calidad e incrementado el precio que los consumidores británicos (prefieren los vinos de Rioja) y alemanes estarían dispuestos a pagar por ellos. El estudio también muestra que las dificultades económicas de estos dos últimos años han producido cambios en la manera en que los consumidores se acercan al vino. Así, se ha detectado un descenso en el canal horeca, contrarrestado con un incremento en la venta en supermercados y del consumo de vino en el hogar. En cuanto a tipos de vino, destaca el aumento de los rosados y espumosos. Además, se ha comprobado que los consumidores habituales se han mantenido fieles a los vinos de nuestro país, mientras que los ocasionales han descendido por el aumento de la competitividad. Esta tendencia hacia la acentuación de la competencia internacional pone de manifiesto la importancia de contar con una marca-país fuerte y la necesidad de fidelizar a los consumidores al país de origen.
Estos datos positivos de ventas en el exterior  se enmarcan dentro de los relativos al consumo global de vino que creció un 0,4 %  hasta alcanzar los 238 millones de hectólitros en 2010, rompiendo la tendencia a la baja iniciada en 2007, según Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV). En lo que se refiere a los viñedos, la misma fuente cifra en 7.586.000 las hectáreas plantadas, 61.000 hectáreas menos que el año anterior, con España, Francia e Italia como los países con viñedos más extensos, si bien todos ellos acusan esta regresión, mientras crece la superficie plantada en China, Estados Unidos y Argentina. El consumo mundial de vino se recupera ligeramente de la caída del 3,6 %  registrada en 2009, pasando de los 236,5 millones de hectólitros consumidos en ese año a los 238 millones de hectólitros de 2010.

 

Vinos sin alcohol y ecológicos
Las bodegas tratan de ofrecer cada año nuevos caldos de mejor calidad y a un precio más competitivo. Entre estas novedades tienen cada vez una mayor presencia los vinos sin alcohol y los ecológicos. Junto al Grupo Matarromera que acaba de inaugurar su planta para vino desalcoholizado, otras bodegas habían puesto con anterioridad sus ojos en este tipo de vino que es bien aceptado en los mercados de los países árabes, asiáticos, nórdicos o Estados Unidos.
Así, este pasado verano Bodegas Luzón y Virgen del Águila presentaron sus propuestas en este segmento. La primera, integrada en el Grupo Fuertes, lanzó una línea con menos cantidad de alcohol, Seis Grados, elaborado con uva syrah. Por su parte, la maña Virgen del Águila hizo lo propio con su marca Esencia, un blanco parcialmente desalcoholizado (5,5 % ), elaborado con uvas de la variedad macabeo (90 % ) y moscatel (10 % ).  El precursor de este tipo de vinos en nuestro país, Grupo Torres, con su blanco Natureo que contenía solamente un 0,5 %  de alcohol, sigue apostando por esta línea y ultima un proyecto para presentar a final de año un nuevo vino tinto parcialmente desalcoholizado. El gallego Grupo Élivo, especializado en vinos de baja gradación desde sus inicios en 2008, anunció nuevas inversiones de 2,5 millones de euros en sus instalaciones bodegueras. El año pasado la firma lanzó toda una nueva gama de vinos blancos y tintos sin alcohol (4 grados) y un espumoso con la enseña Élivo Zero Zero. Por su parte, la cooperativa manchega El Progreso ha ampliado sus instalaciones de Villarrubia de los Ojos, con el objetivo de incrementar sus 75.000 botellas actuales de vino desalcoholizado hasta las 200.000 unidades. Mientras, a finales de 2010, Gónzalez-Byass se hizo con la distribución en España de los vinos de la enseña portuguesa Lancers, que cuenta en su catalogo con la línea Lancers Free, gama elaborada a partir de vinos desalcoholizados (0,5 %  de alcohol). La bodega presentó también sus nuevos vinos de Jerez  (Tío Pepe en rama, Leonor y Añada 1982).
El sector vinícola español parece apostar también por el vino obtenido a partir de uvas procedentes de cultivo ecológico. Todo ello además, en un contexto de preocupación social por el medioambiente, la salud y los productos naturales, que ponen de relieve el gran valor ecológico de los viñedos, en relación a la conservación de los suelos, la lucha contra la desertización y la fijación de la población rural. Hoy en día son más de 300 las bodegas españolas que producen vino ecológico, ubicadas fundamentalmente en Cataluña, Castilla-La Mancha y La Rioja. Junto a grandes grupos como Miguel Torres con su primer vino ecológico español Nerola (DO Catalunya), Codorníu con Raimat Terra, un vino blanco 100 %  chardonnay, y Viña Zaco (Rioja), o Bodegas Beronia (Grupo González Byass), que está invirtiendo anualmente 500.000 euros para adaptar la bodega y los viñedos a criterios de ecosostenibilidad, un buen número de bodegas más pequeñas también comercializan vinos ecológicos. Es el caso, por ejemplo, de E.K.O. (DO Jumilla), de Bodegas Murviedro, Langa Trilogía Ecológico, de la bodega familiar Langa Hermanos, en la DO Calatayud; el Rioja Otis Tarda elaborado por Bodegas Navarioja; el Aroa-Mutiko (DO Navarra) de Aroa Bodegas; el vino de Somontano Montesierra Ecológico, de Bodegas Pirineos, y el que elabora Biodoñana, con una producción de 25.000 botellas al año de vino con DO Condado de Huelva. También una componente ecológica tiene el nuevo vino elaborado por la riojana Bodegas Santalba que pasa por ser el vino con más resveratrol del mundo (24,09 miligramos de este componente por litro).
La apuesta por la innovación va en ocaiones acompañada de la entrada en nuevas denominaciones de origen o en nuevos canales de comercialización. Así, Bodegas Murviedro presentó Murviedro Colección, una selección de  vinos mono varietales especialmente dirigida a hostelería y restauración con variedades como Sauvignon Blanc, Cabernet Sauvignon Rosé, Tempranillo, Syrah y Petit Verdot. Además, ha presentado Alba & Rosa de Murviedro, envasados en un innovador sistema “Dual BIB” de 1,5 litros de capacidad. También mono varietal es MW Verdejo Colección, un vino con IGP Tierra de Castilla que ha estado 50 días en barrica con sus lías y elaborado por Bodegas Montalvo Wilmot. Igualmente “diferente” es Dolce Bianco, un vino con un 9 %  de alcohol que se presenta como la alternativa española a los vinos frizzantes y espumantes italianos y que ha puesto en el mercado la bodega Cuatro Rayas (DO Rueda).
La buena aceptación de un determinado producto en el mercado lleva a las empresas a iniciar la comercializarlo o de elaborarlo directamente. Así, Bautista Martí, con bodega en Estivella (Valencia), produce vino lambrusco a partir de la importación de mosto procedente de la zona de Módena, en la región de la Emilia Romagna, una de las principales del norte de Italia, donde se elaboran los vinos con dicha denominación. Comercializa unos 24 millones de botellas y es una de las empresas líderes del mercado de lambrusco en España. Por otra parte, una de las denominaciones que más desarrollo ha tenido en los últimos años es Rueda, que ha visto como su catálogo de empresas se ampliaba en el último año. Entre los últimos lanzamientos destacan los de Bodega de Sarria (Taninia Bodegas y Viñedos) con su Palacio de Bornos – La Caprichosa (100 %  verdejo),  y la primera incursión en esa denominación de la riojana Familia Martínez Bujanda con su Finca Montepedroso (verdejo 100 % ), y del Grupo Zamora. Este último con su primer vino Monte Blanco 2010, que sale al mercado con una producción de 300.000 botellas, a través de su filial vitivinícola Ramón Bilbao Vinos y Viñedos. También la valenciana Vicente Gandía comercializa ya unas 80.000 botellas de su vino de Rueda Nebla, dentro de su estrategia de diversificación que incluye también vinos de Rioja y Ribera del Duero. Estos vinos se comercializan también a través de la hostelería. A este canal va destinado el nuevo vino de Rioja CV de Campo Viejo Crianza 2007,  y Esencia de Ysios, con aromas frutales de frambuesa, vinos elaborados por el grupo Domecq Bodegas que en paralelo ha dejado la elaborar en Jumilla.
La especialización puede ir también de la mano de la innovación en la presentación del vino, un producto que resulta atractivo para los personajes famosos. Así, Sierra Cantabria Crianza, uno de los vinos referentes que la familia Eguren, elaboradora de vinos con DOC Rioja, estrena formato de 500 mililitros en caja de 12 botellas para adaptarse a los hábitos de consumo actuales. Por su parte, Font Salem, especialista en MDD, se convertirá en el primer envasador europeo en utilizar la tecnología “Vinsafe” para el envasado de vino en lata. Por otra parte, la elaboración y comercialización de vino es la nueva apuesta de personajes famosos tan dispares como Martín Berasategui, Andrés Iniesta o Juan Echanove. El afamado cocinero ha elegido a Grupo La Navarra, propietaria de las bodegas Familia Belasco para la creación y elaboración de sus nuevos vinos blanco y rosado con DO Navarra con la enseña Martín Berasategui. Por su parte, el futbolista internacional ya comercializa sus primeros caldos, los blancos Corazón Loco, Finca El Carril y Valeria, y el tinto Corazón Loco, con DO Manchuela. Mientras, el actor presentaba Cinema Wine, un vino acogido a la DO Ribera del Duero.

 

Un sector dinámico
En un sector tan dinámico como el del vino se producen todo tipo de situaciones en su evolución empresarial. Así, nos encontramos con empresas que realizan inversiones para ampliar su capacidad de producción como Bodegas Paniza (Cariñena) o Bodegas Fernando Castro (Valdepeñas), otras que están a punto de concluir la construcción de su bodega como Pagos de Leza, y las que apuestan por ampliar su catálogo mediante adquisiciones.
Entre estas últimas destaca la compra de la riojana Viña Valoria por Navarro López, empresa que ya comercializaba vinos de Rioja, junto a caldos con DO Valdepeñas, Rueda y Ribera del Duero. Mientras Bodegas El Cidacos ha pasado a manos de un empresario ruso, las desavenencias entre los hermanos Chivite puede suponer el fin de una de las dinastías familiares productoras de vino más antiguas de España que hasta ahora controlan Bodegas Chivite. Problemas familiares afrontan también grupos tan significativos dentro del sector como el Grupo Faustino y Vega Sicilia.
Otro aspecto que muestra la vitalidad del sector son las nuevas fórmulas de comercialización del vino. Así, Bodegas Altanza ha empezado a distribuir sus vinos a través de su tienda online, mientras la web www.bodeboca.com se posiciona como el primer club de venta privada de grandes firmas de vino por Internet. Como contrapunto a esta dinámica positiva algunas empresas no han podido hacer frente a las dificultades y han optado por solicitar proceso concursal, como las bodegas integradas en Nueva Rumasa (Bodegas Marqués de Olivará, Bodegas Marqués de Campo Nuble o Cavas Hill), o la elaboradora de vinos de mesa y con DO Navarra Viñedos del Camino Real.

 

Récord de ventas de cava
Durante el pasado año 2010 las ventas de cava alcanzaron los 244,8 millones de botellas, un 11,5 %  más que en 2009. Supone el mejor año en volumen de ventas de toda su historia, por delante de 1999 cuando por efectos del cambio de siglo se vendieron 230 millones de botellas, según los datos aportados por el Consejo Regulador del Cava que agrupa la producción de 256 empresas. Recuperó de esta forma la tendencia alcista que se había roto en 2009 cuando la comercialización disminuyó un 3,8 %  hasta las 219,5 millones de botellas. Las mayores ventas se realizan en el último cuatrimestre del año, tanto en el mercado interior (el 41,4 % ) como en el exterior (38,4 % ). En lo que se refiere a tipos de cava, el Brut lidera las ventas totales con el 48 % , seguido del semi-seco (29 % ), extra brut y brut nature (13 % ) y seco (10 % ).
El pasado año se vendieron 95,6 millones de botellas en el mercado interior, un 8,4 %  más que en el anterior. A pesar de ese aumento, están todavía por debajo de las ventas del año 2006, año récord, en el que se alcanzaron los 101,3 millones de botellas. El 51 %  de los españoles prefieren el cava Brut seguido por el Brut Nature (28 % ), el Semiseco (20 % ) y en último lugar el Seco (1 % ). En lo que se refiere a las ventas por áreas geográficas, el mayor volumen se registró en la noreste (23,4 % ), seguida del área metropolitana de Barcelona (22,5 % ), centro-este (15 % ), sur (10,6 % ), norte-centro (10,1 % ), área metropolitana de Madrid (8 % ), noroeste (6,1 % ) y centro (4,3 % ).Por su parte, las exportaciones crecieron un 13,7 %  en 2010 hasta los 149,2 millones de botellas, frente a los 103 millones vendidos en el año 2000. El cava Brut ocupa el primer lugar con el 47 %  del total exportado, seguido del Semiseco (36 % ), el Seco (16  % ) y el Brut Nature y el Extra Brut (1 % ). Alemania sigue siendo el principal país importador de cava, con 41 millones de botellas (+17,6 % ), seguido del Reino Unido con más de 32 millones (-2 % ). Bélgica consolida el tercer puesto con una subida del 34,7 %  por ciento y más de 21 millones de botellas. También subieron Estados Unidos con 17 millones de botellas (+18,2 % ), Japón con más de 5 millones (+19,8 % ) y Francia con 3,9 millones de botellas (+15 % ).
En 2009, las exportaciones de cava superaron por primera vez a las de champán y lo han vuelto a hacer en 2010 ya que el espumoso francés exportó un total de 134,5 millones de botellas (+19,5 % ), volumen que supuso el 42  %  de la producción total que fue de 319,6 millones de botellas (+9  %  ). España importó en 2010 un total de 3,7 millones de botellas de champán (+24 % ), y ocupa el octavo lugar en el ranking de compras de champán encabezado por Inglaterra, Estados Unidos y Alemania.
Frente a los datos positivos del Consejo Regulador del Cava, la consultora SymphonyIRI recoge un descenso de las ventas del conjunto de vinos espumosos hasta los 34,1 millones de litros (-1,2 % ) y 156,5 millones de euros (-2,7 % ), en el TAM de 19 de junio de 2011. Por categorías, el más vendido fue el cava con 31,2 millones de litros (-1 % ) y 131,7 millones de euros (-2,8 % ), le siguió en valor el champán con 18,7 millones de euros (-2,1 % ) y 662.113 litros (-1,8 % ), y los granvas con 2,8 millones de euros (+3,7 % ) y 1,3 millones de litros (-7,2 % ). En lo que se refiere a las empresas, el grupo Codorníu lidera las ventas de espumosos en valor con el 31,2 % , seguida de Freixenet con el 24 %  y las MDD con el 14,3 % .
A continuación figuran Juve & Camps (5,9 % ) y J. García Carrión (3,1% ). Los supermercados grandes son el lugar preferido para las compras de cava, seguidos de los hipermercados, establecimientos estos últimos elegidos para la compra de champán. El mayor consumo de este espumoso francés se realiza en el área metropolitana de Madrid, seguida de las áreas sur, centro-este y norte. Los datos aportados por el Panel de Consumo Alimentario del MARM sitúan el consumo total de cavas y espumosos en 2010 en 35,9 millones de litros (-11,6 % ), por valor de 206,2 millones de euros. En el hogar se contabilizaron 26,2 millones de litros (-11,2  % )  y 136,2 millones de euros (-18,7 % ) y en hostelería, restauración e instituciones 9,7 millones de litros (-12,7  % ) y 70 millones de euros (-9  % ). Esa tendencia parece haberse invertido en 2011, ya que en los cinco primeros meses del año el consumo en el hogar de espumosos y cavas ascendió a 7,7 millones de litros (+0,5  % ) por 37 millones de euros (+2,8  % ). El precio medio ronda los 5 euros/litro.

 

Inversiones y novedades
En el aspecto empresarial el líder, Codorníu, cerró su último ejercicio, el pasado mes de junio, con un beneficio de 4,6 millones de euros y una facturación de 235 millones, cifras similares a las del anterior. De las ventas totales, el 60 %  correspondió a cava y el 40  %  restante a vino. En este último sector, destacan los 27 millones de euros que el grupo ha invertido en los últimos doce años para mejorar las instalaciones de su filial de vinos de Rioja Bodegas Bilbaínas. Otra elaboradora de cava que apuesta por mejorar su presencia en la DO más vendida de España es Masía Vallformosa. Su bodega de Rioja tiene una capacidad para elaborar entre 600.000 y un millón de botellas, y la empresa, que vende más de 4 millones de botellas de cava anuales, va a seguir realizando inversiones en todas sus instalaciones. También Juve & Camps, que comercializa unos 2,7 millones de litros de cava al año exclusivamente de reservas y grandes reservas, va a mantener este año su ritmo inversor que le llevó a desembolsar el pasado año más de 600.000 euros.
Por su parte, Heretat  Mas Tinell ha presupuestado 4,6 millones de euros para ampliar sus instalaciones enoturísticas y auxiliares y su nave de barricas. Más importante es el desembolso que ha realizado J. García Carrión a través de su filial Jaume Serra con la que controla alrededor del 10 %  del mercado de cava en España. En concreto, está terminando la ampliación de la cava, totalmente tecnificada y robotizada, en un proyecto presupuestado en 30 millones de euros. 
En este mercado donde están presentes grupos como Freixenet, que comercializa más de 120 millones de botellas de cava al año, compiten también bodegas con una producción más pequeña y algunas comerciales especializadas. Entre las primeras se encuentran Canals & Munné que ha presentado su cava 1915 By C&M, un gran reserva que ha envejecido cincuenta y cinco meses con el que celebra el año de su fundación, el espumoso Gold Brut que incorpora virutas de oro comestibles de 22 quilates y un cava ecológico; Torre Oria con su nueva marca Bisila; o Gramona que apuesta por los cavas rosados.
Entre las comerciales destaca Moet Hennessy España, filial del grupo francés LVMH, que comercializa anualmente en España 1,8 millones de botellas de champán con marcas como Moet & Chandon y Veuve Clicquot (la primera y tercera marca de champán más vendido en el mundo), Dom Perignon, Runiart o Krug. La segunda enseña de champán más comercializada, Mumm, es distribuida en España por Pernod Ricard España. Además, un buen número de bodegas españolas incluyen en su catálogo marcas del espumoso francés. Así, Freixenet comercializa su propio champán Henry Abele, Domecq distribuye Perrier Jouet, propiedad de su matriz Pernod Ricard, Osborne distribuye en exclusiva desde 2010 la marca Ayala (grupo Bollinger), Bodegas Riojanas ha apostado por Pierrel, el grupo Caballero por Lanson y Vinos Herederos del Marqués de Riscal lleva en su catálogo el champán Laurent Perrier.

Publicado en la revista Tecnifood núm.77 (septiembre/octubre de 2011)

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas