Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Viticultura de precisión, para unas mejores cosechas

Léalo en 3 - 4 minutos
Léalo en 3 - 4 minutos

Franciacorta, situada en el norte de Italia, tiene terrenos parcialmente formados por morenas y resulta ideal para la viticultura. Franco Ziliani elaboró aquí un vino espumoso de alta calidad en la década de los sesenta, lo que marcó el nacimiento de Casa Berlucchi y, durante 40 años, ha alcanzado una cuota de mercado de aproximadamente el 30%. Sus vinos, basados en el método tradicional italiano, cuentan con una presencia cada vez más importante en los mercados internacionales.
Ahora, esta empresa reúne tradición y experiencia al usar las técnicas más modernas y avanzadas. Durante la cosecha de 2008, los viñedos de Berlucchi aplicaron la “viticultura de precisión”, lo que les permitió determinar la fecha de la vendimia y el destino de las uvas para los distintos tipos de productos. Esta técnica consiste en dividir las parcelas de tierra en función del tipo de terreno y fotografiarlas mediante rayos infrarrojos. Posteriormente, las imágenes se procesan en función del color: las áreas rojas se caracterizan por una madurez más lenta, una mayor acidez y una concentración de azúcar menor, mientras que las áreas verdes identifican el fruto con la mayor concentración de azúcar y la carga productiva más baja. A partir de estos mapas, el técnico de muestreo pasa por las viñas con un GPS de mano y visualiza su posición en tiempo real, recogiendo muestras fiables de distintos grados de maduración. A continuación, las uvas se prensan y maceran por separado para crear vinos.
Esta práctica es posible gracias a dos prensas que son capaces de funcionar de forma continuada. Se analizan referencias en cada fase del prensado (Bx, acidez total,  pH, etc.), el jugo entra en varios depósitos y, tras la fase de refrigeración límpida, pasa a la zona de elaboración del vino.
Para poder realizar unas mediciones precisas, el laboratorio de análisis cuenta con un DR40 de Mettler Toledo, que mide la densidad combinada y el índice de refracción. Este equipo resulta fiable y fácil de usar gracias al termostato celular Peltier incorporado, que mide la cantidad mínima de muestra requerida para el análisis. El sistema también determina otros parámetros específicos del sector vinícola, como grados Babo, alcohol potencial a partir del índice de refracción y extracto seco total de la densidad relativa.
Berlucchi también utiliza el valorador T70 Excellence, para determinar el dióxido de azufre total y libre combinado.
Ferdinando Dell’Aquila, jefe de laboratorio de la bodega, comentó al respecto: “elegimos a Mettler Toledo porque gracias a la utilización de sus instrumentos hemos podido alcanzar unos altos estándares de calidad y fiabilidad. Además, valoramos muy positivamente la eficiencia del departamento postventa”.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas