Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Witt presenta el innovador mezclador de gas digital KM-Flow

Léalo en 3 - 4 minutos
Léalo en 3 - 4 minutos

El especialista alemán en tecnología de gases Witt ha presentado al mercado el nuevo KM-Flow, un mezclador gases con controladores de caudal másicos (MFC) para el envasado bajo atmósfera protectora.
Dependiendo de la versión, el equipo mezcla dos o tres gases para todo tipo de máquinas de envasado: termoselladoras, termoformadoras, horizontales manuales de sobremesa. Los controladores de caudal másicos digitales se encargan de las funciones de las válvulas proporcionales y de los reguladores de presión, que hasta la fecha se encuentran, a nivel mundial, en prácticamente todos los mezcladores de gas que se emplean en la industria alimentaria.
Los controladores de caudal másicos digitales son, tecnológicamente hablando, un gran paso para el usuario, pero para Witt son solo uno más de sus muchos avances, ya que el fabricante construye, desde hace años, instalaciones con tecnología MFC. Según afirma Martin Bender, jefe de Ventas de la compañía, “utilizamos esta tecnología, por ejemplo, para el abastecimeinto de quemadores en la industria del vidrio”, a lo que añade que “ningún otro fabricante del sector alimenticio puede contar con tanta experiencia como Witt. Además, por supuesto el KM-Flow cuenta con el certificado ISO 22000 para la seguridad alimentaria”.
Asimismo, Bender cita como esencial ventaja del equipo, la facilidad de uso, “pues ahora se realiza mediante una pantalla táctil y no como hasta ahora, con regulador giratorios”. Esto permite seleccionar mezclas de gas, libremente programables, pulsando un botón o mediante lector de código de barras. Además con el bus digital de datos la evaluación de los datos de medición resulta más fácil.
En lo que a precisión técnica y fiabilidad se refiere, a la hora de dosificar y mantener la composición de mezcla elegida, la tecnología MFC ofrece el máximo existente en el mercado. Para optimizar el proceso, en combinación con un analizador de gas, que durante el proceso de envasado mide continuamente la concentración de gas, el KM-Flow puede adaptar, según la necesidad, la composición y el volumen de mezcla. El resultado es una máxima calidad de envasado y un ahorro en el consumo de gas. “Este flujo de trabajo, tan eficiente, se puede alcanzar con MFC. El optimizado consumo de gas ayuda a disminuir gastos y a minimizar el escape incontrolado de CO2 protegiendo así a los trabajadores”.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas