Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Aromas, fuerte tendencia hacia lo natural

Léalo en 28 - 37 minutos
Léalo en 28 - 37 minutos

El sector de aromas vive un buen momento. Las empresas apuestan por los productos naturales aunque siguen defendiendo el uso de aromas sintéticos, con grandes cualidades pero con un menor coste. Las principales adversidades a las que tienen que hacer frente son la variabilidad en los precios de las materias primas y la escasez de algunas de ellas. Aun así, el sector sigue innovando constantemente para mejorar la calidad de sus productos y aumentar su competitividad

La principal función de los aromas es la de identificar los alimentos en base a su perfil sensorial, ya que imparten aspecto, olor y sabor, a nivel fundamental, constituyendo lo que denominaríamos el finger-print o “huellas digitales de los alimentos transformados”.
Andrés Gavilán, presidente de AFCA (Asociación Española de Fabricantes y Comercializadores de Aditivos y Complementos Alimentarios) asegura que los aromas no sirven tan sólo “para hacer más original, atractivo, agradable, apetecible y deseable un alimento, sino también  para identificar el propio alimento”.
Los aromas, en la mayoría de los alimentos, permiten fidelizar a los consumidores, dado su perfil hedonístico tan especial y característico, un sabor y/u olor especial.
Los usos más habituales de los aromas son:
-Reforzar el sabor/olor propio del alimento.
-Dotar de un sabor/olor característico y original  a un alimento.
-Lograr reducir y/u ocultar los sabores/olores inevitables desagradables, producidos por algunos ingredientes funcionales (sobre todo vitaminas y minerales). 
-Mejorar el índice sensorial del alimento, haciéndolo mucho más atractivo para el paladar.
-Conseguir reducir el “índice de saciedad” en algunos alimentos de bajo contenido calórico, con el fin de estimular el consumo.
Según Gavilán, existen diversas clases de aromas, pero establece la siguiente clasificación:
-Cítricos (sabores frutales a limón, lima, naranja, mandarina, pomelo, umbú, kemqwat).
-No cítricos (manzana, melocotón, piña, cereza, fresa, frambuesa, pera, albaricoque, melón, sandía, plátano, granada).
-Exóticos (maracuyá, tamarindo, guanábano, guayaba, guaraná, mango, mangostano, lichees).
-Diversos (café, té verde, té rojo, esquizandra,  vainilla,  menta, hierbabuena, coco, tomate, pimiento).
-Florales (jazmín, rosa, lirio, clavel, lavanda, gardenia).
Varias de las empresas asociadas de AFCA pertenecen al sector de aromas y son punteras en el mercado. La adición de aromas en los alimentos por una parte compensa las posibles pérdidas de sus componentes aromáticos, debidas a los diferentes tratamientos en sus procesos de elaboración, y por otra a la estandarización de los mismos en cuanto a sus características organolépticas.
José Solá, presidente de AEFAA, la Asociación Española de Fragancias y Aromas Alimentarios, hace un balance de la evolución de la Asociación en el último año y asegura que “el ejercicio 2010 ha sido, en líneas generales, un año positivo para AEFAA, ya que hemos alcanzado los objetivos que nos habíamos marcado, tanto a nivel económico como en lo referente a las actividades propias de nuestra Asociación. Ha sido un año especialmente activo en cuanto a que ha habido cambios en la presidencia, renovación de la Junta Directiva y aprobación de unos nuevos estatutos, con el objetivo de adecuarlos a las necesidades actuales de AEFAA”.
La Asociación cuenta actualmente con 27 empresas asociadas y, según las estimaciones de la misma, representa un volumen de negocio que supera el 85 % del sector. Solá destaca que el número de empresas que operan en España en el sector de fragancias y aromas alimentarios es “bastante reducido. Posiblemente sean menos de 50 las que tienen una presencia significativa en el mercado”.
El presidente de AEFAA destaca que los principales problemas que se viven en esta industria son, por un lado la menor disponibilidad de materias primas y por otro, la variabilidad en los costes de las mismas. “Esto unido a las nuevas exigencias generadas por legislaciones como el REACH o los nuevos Reglamentos relativos a los aromas, configura un entorno de mayor dificultad para nuestro sector”, afirma.
El volumen de negocio del sector de fragancias y aromas alimentarios en nuestro país “tiene una dimensión aproximada de unos 900 millones de euros al año. España es el quinto mercado en importancia dentro de la UE 27, detrás de Alemania, Francia, Inglaterra e Italia. En términos de volúmenes se traduce en, aproximadamente, un 10 % del total del mercado de la Unión Europea de los 27”, continúa explicando Solá.
Por último, el presidente de AEFAA destaca que “una de las principales líneas de investigación que, a nivel general, se está llevando a cabo en el sector se centra en temas de tecnología de producto, básicamente de encapsulación, tanto de fragancias como de aromas, para mejorar su estabilidad y liberación durante su uso en la aplicación final. Asimismo, la investigación de nuevas moléculas de interés por sus propiedades olfativas, gustativas o funcionales, sigue siendo una constante para las empresas de este sector”.

 

Cambios en la normativa
Inicialmente, la Directiva Europea que regulaba los aromas era la 88/388/CE, que posteriormente fue modificada por una disposición que normalizaba el repertorio de aromas existentes.
La última disposición es la entrada en vigor del Reglamento(CE)1334/2008, que establece las definiciones, características, dosis de empleo, condiciones de utilización, campo de aplicación y etiquetado de los aromas en los alimentos.
El Reglamento 1334/2008, que es de aplicación desde el 20 de enero del presente año, forma parte del conocido como ´paquete de agentes de mejora´, el cual comprende además el Reglamento 1333/2008 sobre aditivos, el 1332/2008 sobre enzimas y el 1331/2008 como procedimiento común de autorización para todas estas sustancias que será de aplicación a partir de septiembre del presente año.
En la actualidad la EFSA ha finalizado “prácticamente el estudio de evaluación toxicológica de los 2.800 aromas seleccionados y aceptados por esta entidad, que se dividieron en 48 grupos químicos. Las sustancias aromatizantes han sido encontradas seguras desde el punto de vista toxicológico en su gran mayoría, tan sólo un número reducido ha sido declaradas genotóxicas”, destaca Andrés Gavilán.
Se utilizarán y desarrollarán más preparaciones aromáticas a base de aromas naturales, precursores aromáticos e ingredientes y alimentos con diferentes propiedades aromatizantes.
Este reglamento establece un procedimiento de autorización común para los aditivos, las enzimas y los aromas alimentarios, recogiendo también los procedimientos por los que debe regirse la actualización de las listas de la Unión Europea.
Por otro lado, la reciente publicación del nuevo Reglamento 234/2011 establece la información que debe constar en el dictamen emitido por la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria). Deben estar implícitas las conclusiones sobre toxicidad de la sustancia, así como el posible establecimiento de una ingesta diaria admisible (IDA), mediante la evaluación de la exposición para todas las categorías de alimentos y siempre sabiendo cuáles son los grupos de consumidores más vulnerables.

 

La industria, innovando
Son muchas las compañías del sector que han destacado el hecho de que, a nivel global, el sector de aromas está en claro crecimiento, por la elevada demanda de los países emergentes, cuya industria alimentaria está en pleno desarrollo. En los mercados tradicionales el crecimiento es menor en volumen, pero mayor en valor, debido a la especialización y demanda de productos de más valor añadido.
Por esta razón, la actividad del sector está en buena forma. Numerosas empresas han optado por abrir mercado en los mencionados países emergentes y otras continúan en el mercado europeo, que se recupera poco a poco, y que exige cada vez productos más específicos y especializados. Sin duda, todo un reto para los departamentos de I+D+i.
Desde el año 2005, Innovafood representa a Prova, fabricante francés de extractos y aromas de cacao, café y vainilla, así como notas lácteas y de frutos secos. En la actualidad “estamos desarrollando diversos proyectos con aromas naturales. Está siendo la demanda de muchos clientes pesar de la crisis. La dificultad que se encuentra el sector es el encarecimiento de algunas materias primas como el cacao, café o el mismo azúcar”, señala Oriol Viladeval, gerente de la compañía.
En este sentido, algunas empresas sí que están trabajando determinados aromas para reducir el contenido en estos productos ya que en algunos sectores les están poniendo “entre las cuerdas”. Prova ?se encuentra en plena fase de expansión y en este sentido tiene previsto inaugurar una nueva planta de fabricación cerca de la actual fábrica para triplicar la capacidad de fabricación de extractos. “La confianza en el sector es total y mercados como el de EE UU están creciendo de manera vertiginosa. El mercado europeo es más estable, aún así los crecimientos de Prova en Francia y muy especialmente en España, son en cifras de dos dígitos”, finaliza Viladeval.
Ravetllat Aromatics incluye en su oferta una variada gama de aromas naturales y sintéticos para la industria alimentaria (confitería, pastelería, lácteos, dietética, farmacéutica, cárnica, encurtidos y conservas). Desde la compañía señalan que el sector nacional de aromas se encuentra “relativamente estable a pesar de la complicada situación económica española. Aumenta el interés de los fabricantes de la industria alimentaria hacia los países árabes y asiáticos y suben las demandas de aromas con sabores típicos de estos países: cuscús, té, wasabi, etc.”
Ravetllat Aromatics ha centrado sus esfuerzos en la obtención de la certificación kosher para una gama de aromas dulces y salados. “Hoy en día el reto del sector es hacer frente a las subidas constantes del precio de las materias primas y a su menor disponibilidad. A esto se suma una presión grande de parte de los clientes para mantener los precios de los aromas”, indican fuentes de la empresa.
Respecto al uso de aromas naturales o sintéticos, destacan que “la industria de la alimentación está apostando por los aromas naturales a fin de mejorar la imagen de su producto final. No obstante, los aromas sintéticos siguen teniendo más demanda por su muy buena calidad organoléptica y su menor coste”. Desde Ravetllat también señalan que el nuevo reglamento sobre aromas permite “un mejor control de los materiales utilizados. Sin embargo, ha creado una cierta preocupación en los fabricantes de la industria alimentaria en cuanto al etiquetado del producto final”.
Norevo GMBH es una compañía  alemana que suministra, desarrolla y  produce materias primas naturales e ingredientes funcionales para la industria alimenticia.
Para el sector aromático ofrece los siguientes productos:
-Miel, miel orgánica, miel polvo, miel blends con la función de agente endulzante natural, agente aromático, reforzador de sabores.
-Regaliz (bloques, nuggets, polvo atomizado, pasta líquida, granulado) con la función de agente aromático, reforzardor de sabores, endulzante natural y agente de edulcoración .
-Goma arábiga con la función de encapsulador de aromas en polvo, estabilizante para emulsiones aromáticas.
-Jarabe de Agave orgánico: endulzante vegetal (tipo claro) y reforzador de sabores (tipo oscuro).
Según explican a Tecnifood fuentes de la compañía, “el sector aromático crece de manera constante a nivel mundial, pues se requieren agentes aromáticos, endulzantes y reforzadores de sabores en prácticamente todo tipo de alimentos: dulces y golosinas, pasteles y productos al horno, productos lácteos, cárnicos, dietéticos, alimentos para niños, ancianos, deportistas, productos congelados, bebibas dulces, cocktails, bebidas mixtas alcoholizadas y aromatizadas, alimentación clínica, así como varias aplicaciones en productos farmaceúticos y cosméticos. El sector de los aromas, olores y sabores es muy extenso por la variedad inmensa de matices aromáticos requeridos para mejorar una formulación de producto”.
El hito, y al mismo tiempo reto, de Norevo es trabajar con materias primas naturales y crear ingredientes con un valor añadido en cuanto a sus propiedades funcionales. Con una larga experiencia en las materias primas y un extendido conocimiento de sus características, logra responder a los requerimientos cualitativos más diversificados de sus clientes para satisfacer sus demandas concretas. El proceso de desarrollo y producción de ingredientes funcionales para el sector aromático es una parte importante de su actividad.
“Las regulaciones alimentarias, sean nacionales, europeas o internacionales, son necesarias para ejercer un control cualitativo desde el origen de los ingredientes hasta el producto acabado. Sin embargo, cuando falta la armonización europea o internacional de dichas directivas y cuando una empresa se enfrenta a criterios demasiado estrechos o, al contrario, vagamente definidos, esto trae complicaciones para definir el perfil de un ingrediente comercializado al nivel mundial. Norevo tiene un sistema de control-calidad estricto, lo cual permite cumplir con los criterios analíticos dictados por las autoridades alemanas y europeas”, destacan desde la compañía, preguntados por la nueva normativa.
Dallant es fabricante de aromas, zumos concentrados y derivados de fruta, con unidades productivas propias en Barcelona, Lérida (Moleva) y Murcia (Cítricos de Murcia), así como filiales comerciales en Marruecos (Dallant Maghreb) y Oriente Medio (Dallant Middle East).
 Su principal gama de aromas son los solubles, emulsiones, integrados y aceites esenciales para refrescos y bebidas sin alcohol.  Otras familias de aromas comprenden:
-Destilados, extractos e infusiones para licores y bebidas alcohólicas.
-Cremas de relleno, pastaromas y gelatinas para bollería y pastelería.
-Aromas salados para aperitivos, industria cárnica y platos preparados.
-Aromas en polvo, para industria dietética y farmacéutica.
En sintonía con el nuevo Reglamento de Aromas, Dallant ha desarrollado una amplia gama de aromas naturales 95/5, de aplicación en un amplio abanico de categorías de productos.
Por otro lado, tanto para alimentación dulce como para alimentación salada, se han introducido nuevas líneas de productos con el objetivo de responder a la demanda de alimentos más saludables, esto es, con reducción de azúcares, de grasas y de sal. Asimismo, ante la inminente aprobación de la estevia en Europa, se están desarrollando los aromas y potenciadores del dulzor adecuados para combinar con este nuevo edulcorante natural.
También se han desarrollado diversas familias de productos que recuperan y reivindican los sabores tradicionales, permitiendo poner en valor los beneficios intrínsecos de las frutas y sus zumos. “En un mundo globalizado y en mercados cada vez más abiertos y permeables, tenemos nuevas líneas de productos que fusionan ingredientes y recetas que se inspiran en las culturas y tradiciones gastronómicas de cada país. La inclusión de ingredientes más naturales y la reducción de aditivos es otro eje de desarrollo en numerosas aplicaciones, como ilustran ejemplos como las nuevas bebidas energéticas con alto contenido en zumos”.
Estas propuestas conviven con otras donde el eje principal es el hedonismo y el placer sensorial, acercando al gran público las propuestas hasta hace poco restringidas al canal profesional, como es el caso de los cocktails con y sin alcohol.
Precisamente, en lo que al reglamento se refiere, desde la compañía determinan que “a pesar de lo profundo y detallado de la nueva reglamentación, por sí sola no salva el principal obstáculo: los consumidores no leen las etiquetas y aún menos la lista de ingredientes. Por lo tanto, el objetivo principal de proteger al consumidor y proporcionarle una mayor y mejor información se consigue sólo parcialmente. Además, la complejidad de la normativa hace que sea difícil su plena comprensión por personas ajenas a la industria.
Por otro lado, la tarea queda también incompleta al no ir acompañada en el tiempo de una normativa sobre claims y comunicación. Podríamos decir que la normativa satisface gran parte de las necesidades de la industria, al establecer el nuevo marco de referencia, pero no alcanza a dar respuesta a las inquietudes del consumidor final”.
Desde Dallant señalan que la principal adversidad a la que se enfrenta el sector actualmente es  “la falta de disponibilidad de materias primas y su encarecimiento. La crisis alimentaria mundial afecta de lleno a los fabricantes de aromas, que se encuentran presionados por ambos extremos de la cadena. Además, esta problemática de suministro hace que los aromas naturales y, sobre todo, los 95/5, tengan una dificultad añadida en cuanto a su sostenibilidad a largo plazo. Estas circunstancias obligan a buscar alternativas tecnológicas y nuevos métodos de producción, como son las biotecnologías, en especial, la obtención de aromas por fermentación”.  
Particularmente, en España, la crisis de consumo que afecta a las familias españolas incide en la industria de alimentación y bebidas, con lo que afecta a los proveedores de aromas que sufren una fuerte presión en los precios a la vez que un ajuste de los márgenes. ?
En Cosmos desarrollan, elaboran y comercializan sus propios aromas, no representan a ninguna otra empresa. Desde hace unos años sigue con su estrategia de enfocarse en el sector de las bebidas, tanto refrescantes como alcohólicas. Su gama de productos abarca desde el propio aroma hasta los compounds pasando por las emulsiones, elaborados en función de las necesidades de los clientes de bebidas refrescantes. Para los fabricantes de bebidas alcohólicas tienen un gran abanico de extractos, destilados y aromas naturales que también se adecuan a los requerimientos de los clientes.
Preguntados sobre sus últimos lanzamientos, desde la compañía aseguran que “en nuestro sector, el concepto de lanzamiento es distinto al de las empresas de alimentación, en realidad estamos detrás de sus lanzamientos, colaborando con ellos y en un plano de máxima confidencialidad. Lo que sí podemos decir son las nuevas líneas de productos que hemos desarrollado y que últimamente ha sido una línea de compounds asépticos para bebidas refrescantes que llevan integrado el zumo, los aromas, los colorantes y cualquier otro ingrediente básico, con la ventaja que representa para nuestros clientes en lo referente a facilidad de uso, minimización de riesgos de producción, logística, etc”.
Sobre el estado del sector actualmente, desde la compañía aseguran que “al menos en el ámbito de las bebidas donde tenemos una experiencia de muchos años, observamos que las demandas del consumidor final están en continua evolución, siempre solicitando nuevos sabores e incluso nuevos tipos de bebidas. Bajo este punto de vista queda claro que el sector de aromas es dinámico y está en plena expansión”.
Por supuesto, en la empresa son conscientes de los retos y dificultades a los que se enfrenta el sector y destacan que “la crisis económica está forzando a la concentración del sector de alimentación en menos empresas y cada vez de mayor dimensión. Para Cosmos es un reto el tener que competir cada vez más en proyectos donde nos encontramos con las grandes multinacionales del sector, situación que no se daba tanto hace unos años. Además es una oportunidad para demostrar a nuestros clientes las ventajas que ofrece el desarrollar sus proyectos con una empresa de nuestro tamaño, especialmente por el contacto directo que se establece entre nuestro equipo técnico-comercial con el suyo en todas las etapas del diseño de un nuevo proyecto”.
Otro reto es la continua adaptación a la normativa y legislación vigente, que cada vez son más numerosas y de diversa índole. “Como muestra de esta continua adaptación, acorde a nuestra política de calidad respecto a la mejora continua, y en respuesta a las demandas de las grandes firmas del sector de la alimentación y de la gran distribución, hemos pasado con éxito la auditoría para la certificación FSSC, que es la integración de ISO 22000 y PASS 220”.
Por último, respecto a la nueva reglamentación de aromas, afirman que “clarifica el término natural con la supresión del concepto de aroma “natural-idéntico” e igualmente las condiciones para declarar en el etiquetado del producto el término natural seguido del de la fruta o fuente del aroma. La composición de dichos aromas se ha definido más exactamente subsanando la ambigüedad de la normativa anterior.
Por otro lado, se ha ampliado la información obligatoria en el etiquetado del aroma con la declaración de alérgenos, lo que es una medida de protección para su manipulador”.
Para Cosmos, el único punto que aparentemente ha quedado “olvidado” es el nivel máximo de contenido en determinados contaminantes de alimentos, como los metales pesados, que estaban regulados en la anterior y ahora no aparecen en ningún reglamento, eso sin olvidarnos de que están pendientes de publicación los anexos que son vitales para el sector y que en definitiva serán los que más influirán en nuestra valoración del mismo.
Compañías destacadas del sector como Haussman, Crop Ibérica, Chr. Hansen o Tecom Ingredients, con aromas en su portafolio, avalan la tendencia actual del mercado hacia productos más saludables, lo que también significa alimentos más naturales.
 Esta última, creada en 1996, suministra todo tipo de ingredientes y aditivos especiales para la industria alimentaria, entre ellos los aromas naturales. Una de sus representadas, Jeneil, está especializada en aromas naturales de queso y otro tipo de lácteos.
Haussman se constituyó en 1984 y tiene una amplia experiencia en todo tipo de aromatizantes. Una de las principales características de esta compañía es que utiliza tecnología punta para los procesos de extracción con el fin de mantener intactos los principios activos de las plantas y los aromas, en el caso de las plantas aromáticas.
La principal actividad a la que se dedica la compañía Tecnufar Ibérica es la comercialización  y distribución de un gran número  de productos para el sector alimentario, entre los que se encuentran los aromas.
Cuenta con una amplia gama de aditivos e ingredientes naturales de sus distintas representadas y multinacionales, que le aportan un valor añadido al producto aplicado que le diferencian del resto de productos del mercado.
Anvisa no fabrica ningún tipo de aroma, se limita únicamente, por una parte a su empleo como ingrediente en algunas de sus formulaciones, muy especialmente dirigidas a la industria cárnica, y por otra a la distribución como tal en función de las necesidades de sus clientes. En este sentido, utiliza y comercializa en su mayoría los aromas fabricados por la firma Symrise Ibérica.
Su apreciación sobre el sector de los aromas es que el mercado mantiene una tendencia al alza. “La transformación de alimentos dentro de la industria alimentaria requiere el empleo de ingredientes con determinadas funciones tecnológicas, sin los cuales sería difícil la fabricación de muchos de los alimentos que en la actualidad están disponibles en el mercado”, señalan desde la empresa.
Respecto a la nueva normativa vigente, afirman que “para nosotros, que estamos dirigidos fundamentalmente al sector cárnico, será de mayor interés el anexo I del Reglamento 1334/2008, ya que contendrá la lista positiva de aromas permitidos, que en la actualidad está siendo estudiada por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA)”.
Por su parte, Eurofragance, empresa española especializada en la creación, venta y comercialización de fragancias y aromas, ha presentado este año una nueva e interesante línea de aromas con propiedades antioxidantes llamada Smootharoma.
Se trata de un concepto innovador desarrollado especialmente para diferentes sectores de alimentación, y posee una característica especial que no tienen los aromas tradicionales, ya que tiene propiedades antioxidantes que ayudan a cubrir las necesidades diarias de consumo de frutas y verduras.
Aplicando Smootharoma en el producto final se obtienen estos beneficios cuyas propiedades y estabilidad han sido desarrolladas por Eurofragance en sus laboratorios de aplicación. La compañía ha llevado a cabo las pruebas de producto en diferentes centros tecnológicos, entre ellos las instalaciones de la planta piloto de la Universidad Autónoma de Barcelona.
Con el lanzamiento al mercado de Smootharoma, Eurofragance amplía su portafolio de productos con características saludables y funcionales, respondiendo así a las tendencias actuales del mercado, que demandan una alimentación sana combinada con un sabor excelente. Asimismo, la compañía ofrece asesoramiento a sus clientes a través de sus técnicos en desarrollo de aroma y producto acabado. Eurofragance está ubicada en Rubí (Barcelona) y cuenta con unas modernas instalaciones de más de 10.000 metros cuadrados con sistemas semi-automáticos y automáticos en la elaboración de sus fórmulas. De una producción anual de más de 2000 toneladas . entre fragancias y aromas, una gran parte se destina a las exportaciones.
La compañía Curt Georgi es fabricante de aromas para alimentación, tanto naturales como artificiales, y aromas para la industria tabacalera. “A comienzos del siglo XX había apenas un puñado de fabricantes de aromas y esencias. Hoy se cuentan por miles. La nuevas tecnologías invitan a emprendedores sin experiencia a crear fábricas de aromas. La experiencia, que es esencial en este campo, es el único factor que puede garantizar el éxito de un producto”, indican fuentes de la compañía.
Desde la creación de la empresa en 1875, la innovación ha sido el leit motiv de la misma, y afirman que “insistimos en la importancia que viene adquiriendo el tema natural y podemos decir, con satisfacción, que tenemos una de las más amplias gamas de aromas naturales del mercado”.
Su opinión sobre el estado del sector de aromas en estos momentos, “lucha actualmente con el imparable incremento en los precios de las materias primas. Son varios los factores que juegan un importante papel: el repentino interés de los especuladores, el crecimiento del consumo interno de países tradicionalmente exportadores y las pérdidas en las cosechas debidas a las inclemencias climáticas. El gran reto para nuestro sector consiste en una concienciación por parte de los consumidores, de que los tiempos de bajos precios de materias primas han pasado y que los niveles de precios de los aromas se han elevado considerablemente sin que haya posibilidad de estabilización y menos aún a la baja”.
Desde la compañía creen que aún es pronto para opinar sobre el nuevo Reglamento de Aromas. “Entendemos que el legislador se ha esmerado y que se ha logrado una regulación que, como todo, es mejorable pero que aclara muchos puntos que daban pie a diferentes interpretaciones. Lo más importante es que se tiende a una aproximación a las legislaciones de los EE UU y de otros países y que abre la puerta a una armonización de la legislación, a una legislación universal sobre aromas”, destacan estas mismas fuentes.
El Grupo Carinsa desarrolla, fabrica y comercializa toda clase de aromas en líquido, polvo, emulsiones, atomizados, encapsulados y en pasta para todos los sectores de alimentación.
Quiro López, del Grupo, destaca que el sector de aromas, al igual que el sector alimentario en general, “se encuentra en una situación estable con ligeros incrementos, aunque en el caso de los aromas pienso que en los años venideros puede ser un sector en expansión. Comer se ha de comer haya o no haya crisis, y si cada vez debe ser a precios inferiores, los aromas van a jugar un papel muy importante”.
El Grupo Carinsa está invirtiendo principalmente en el desarrollo de nuevas técnicas de macro y nano encapsulación, que les están permitiendo desarrollar nuevas gamas aromáticas termorresistentes y de gran impacto organoléptico en las diferentes matrices alimentarias.
López explica cuáles son las problemáticas a las que se enfrenta el sector y asegura que “el mayor problema que veo en el futuro es que la legislación alimentaria y por ende la de los aromas será cada vez más rigurosa y engorrosa, la seguridad alimentaria será cada vez más importante para los gobernantes, sobre todo si aparecen nuevos escándalos de contaminación alimentaria, como los que se están produciendo en la actualidad. El sector tiene ante sí un gran reto y es demostrar ante el sector alimentario la seguridad total del uso de aromatizantes en los alimentos, se trate o no de aromatizantes naturales”.
Sobre el nuevo Reglamento de aromas señala que “me parece correcto, se buscaba el evitar confundir al usuario de aromas y al consumidor de los diferentes tipos de aromas, y creo con este nuevo reglamento se consigue”.

Publicado en la revista Tecnifood núm.77 (septiembre/octubre de 2011)

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas