Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Colorantes, la innovación en busca de ingredientes naturales intensos y estables

Léalo en 4 - 5 minutos
Léalo en 4 - 5 minutos

La revista Tecnifood dedica en su última edición un completo dossier al mercado de colorantes alimentarios, en el que aborda de forma exhaustiva los diferentes aspectos en torno a este sector, desde su definición y origen del color, hasta su tipología, pasando por las aplicaciones y dosificaciones de cada uno de los colorantes admitidos para su uso alimentarios. Y por supuesto, con un repaso a la última actualidad en materia  legislativa y una completa panorámica de la innovación por parte de las empresas del sector.
En continuidad con la tendencia hacia la utilización de colorantes naturales observada en los dos últimos años, en 2012 esta inclinación se ha acentuado. Además, el descubrimiento de propiedades funcionales en forma de efectos saludables, en la mayoría de colorantes naturales (carotenos, xantófilas, clorofilas, antocianinas…),  ha contribuido a ampliar el uso de los colorantes, convirtiéndolos en ingredientes polifuncionales  aptos para colorear y a la vez impartir efectos saludables específicos a los alimentos.
Con esta gran tendencia como hilo conductor, las líneas de investigación de las compañías proveedoras se dirigen a conseguir colorantes naturales más estables y que proporcionen mayor estabilidad y una intensidad y brillo iguales a las de los sintéticos, sin necesidad de incrementar las dosis  de uso.

Normativa vigente y avances legislativos

En materia normativa, recogemos en este informe una distinción entre colorantes nutricionales (con efectos vitamínicos) y colorantes con otras propiedades saludables.
Se consideran colorantes nutricionales cuando se emplean a una dosis mínima del 15 % CDR (cantidad diaria recomendable según Directiva Europea 90/496/CE) y posterior enmienda por Directiva Europea 2008/100/CE, e imparten efectos de reguladores del metabolismo de los glúcidos, de los prótidos y de los lípidos, entre ellos: la Riboflavina (E101), que es la Vitamina B2, que facilita la formación de los glóbulos rojos y los anticuerpos y favorece el crecimiento de los tejidos, entre otros efectos, y el Beta-caroteno (E160a), que es la Pro-vitamina A, protector de los tejidos epiteliales, favorecedor del crecimiento del tejido óseo y preventivo de cardiopatías.  Respecto a  los colorantes con otras propiedades saludables, conforme al Reglamento Europeo (CE) 1924/2006 artículos 13 y 14, se encuentran: la curcumina (E100), de efecto protector frente a hepatopatías, agente antimicrobiano, favorecedor de la digestión, hipocolesterémico, inhibidor del ácido araquidónico…; los carotenos (E160), con efecto protector frente a enfermedades coronarias, hipocolesterémico, protector dermatológico, anticarcinogénico (estómago, pulmón y colon); las clorofilas y clorofilina (E140 y E141), de efectos antimutagénico, antigenotóxico, eliminador del olor corporal y el mal aliento; el licopeno (E160d), anticarcinogénico (colon, próstata y pulmón), hipocolesterémico, mejorador frente a enfermedades cardiovasculares; y la luteína (E161b), de efecto antioxidante, protector oftálmico, cosmecéutico (protección de la piel y del cabello), entre otros.
Como avance legislativo, ofrecemos un adelanto sobre las normas en preparación relativas a criterios de identidad y pureza de aditivos. Aunque todavía no se ha publicado la norma definitiva al respecto, si bien la DG SANCO de la Comisión Europea, ya ha elaborado un borrador preliminar: DG SANCO111.368/2011, en el que se hace mención de las posibles lacas de aluminio que pueden ser utilizadas en algunos colorantes, de los que, como ejemplo, aportamos dos especificaciones técnicas de identidad y pureza, referidos al colorante natural: E100 (Curcumina) y al colorante sintético: E102 (Tartrazina).

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas