Desarrollo, estabilización y comercialización de Omega 3

BTSA, Biotecnologías Aplicadas S.L. lleva cerca de 15 años fabricando y comercializando antioxidantes naturales para estabilizar y proteger las grasas y aceites de las industrias fundamentalmente alimentarias, pero también farmacéuticas, dietéticas y cosméticas. En este artículo, la empresa detalla sus trabajos de investigación y amplia experiencia en este campo

La empresa BTSA, Biotecnologías Aplicadas es experta en la Destilación Molecular en Trayecto Corto, técnica que les ha permitido desarrollar un antioxidante único en el mercado como es el Tocobiol®. Debido a su proceso exclusivo de fabricación, en el que no se utiliza ningún tipo de solventes orgánicos, sino simplemente una adecuada combinación de temperatura y vacío, Tocobiol® no es simplemente una mera mezcla de tocoferoles naturales, sino que incorpora en su composición otra serie de sustancias que permanecen naturalmente en el producto final, como son los fitoesteroles, escualeno y mono y diglicéridos. Las investigaciones de BTSA constataron que estas sustancias tienen un efecto sinérgico con los tocoferoles, de forma que la actividad antioxidante se ve incrementada. Esto hace que aunque el porcentaje de tocoferoles que presenta Tocobiol® sea más bajo que el de otros concentrados que existen en el mercado o que BTSA fabrica, la capacidad antioxidante sea mucho mayor.
Llegado el momento y debido a la gran cantidad de aplicaciones, los productos de la compañía pueden dar apoyo, BTSA lanzó dos nuevas gamas de antioxidantes, ambas basadas en Tocobiol®. Por un lado, lanzaron una gama natural en la que mezclaban Tocobiol® con Palmitato de Ascorbilo, antioxidante sinérgico con los tocoferoles, derivado liposoluble de la vitamina C y sin ninguna restricción a la hora de su dosificación. Combinando diferentes excipientes, desarrollan productos tanto liposolubles, como dispersables en agua, más concentrados o simplemente dirigidos a una determinada aplicación.
Por otro lado, desarrollan la gama de antioxidantes seminaturales, en la que además de los anteriores antioxidantes, incorporan un tercero, el galato de propilo, antioxidante sintético, pero que combinado y, en especial, para aplicaciones como los aceites de fritura, permite a los fabricantes su adición en dosis muy bajas mientras que la protección de sus aceites y/o grasas y de los productos finales donde estos van, se incrementa de manera espectacular.
En definitiva, la amplia gama de productos antioxidantes que dispone la empresa ha hecho posible que lleguen a todos los sectores.
Uno de los sectores que en los últimos años más ha demandado este tipo de productos ha sido precisamente el de los aceites de pescado y omega 3, en general. Es un hecho la gran cantidad de alimentos enriquecidos en dichos ingredientes funcionales que han sido lanzados al mercado por diferentes empresas. Primero fueron las multinacionales las que hicieron su incursión en este mundo, pero actualmente tanto medianas como pequeñas empresas han tenido que involucrarse también en el desarrollo de estos productos para seguir estando al día en el sector, principalmente, alimentario (aunque últimamente ya se pueden ver, igualmente, cosméticos enriquecidos).
Desde hace más de 4 años, BTSA lleva colaborando con varias empresas, tanto multinacionales como pymes, en la estabilización de los omega 3 con los antioxidantes dada su amplia experiencia. Diferentes productos que podemos ver en el mercado actualmente, han visto la luz gracias a la adición de los productos  de la empresa y, desde luego, a la estrecha colaboración entre BTSA y sus clientes. Esta colaboración les llevó a darse cuenta de los grandes problemas que tenían los omega 3: su gran sensibilidad a la oxidación y los consiguientes problemas en su incorporación a productos finales por su sabor y olor.
A través de su propio departamento de I+D+i  y apoyados por un proyecto CENIT, BTSA lleva cerca de 2 años investigando tanto en el desarrollo de mejores derivados de omega 3, como en su estabilización y conservación con diferentes metodologías y su aplicación en productos finales.

Optimización de características organolépticas
De cara a la obtención de los mejores derivados de omega 3, la primera tarea fue la búsqueda de las mejores materias primas a nivel mundial.
Para ello, tanto a través de la asistencia a ferias como, incluso, apoyados en los clientes, se realizaron multitud de ensayos con muestras de diferentes proveedores en cuanto a características organolépticas y físico-químicas de la materia prima.
Una vez elegida la mejor materia prima, BTSA empleó diferentes técnicas para obtener un producto con características idóneas para su empleo como ingrediente funcional, eliminando olores y sabores indeseables. Las técnicas que se ensayaron fueron:
4 Desodorización por destilación molecular: con esta técnica, en la que BTSA es especialista, y combinando adecuadamente los parámetros de temperatura y vacío, se consiguieron mejorar tanto el olor como el sabor de los omega 3 de forma espectacular.
4 Estabilización por medio de los antioxidantes fabricados por BTSA.
4 Microencapsulación.

Estabilización gracias a los antioxidantes

En este caso, se debían tener en cuenta varios factores, sobre todo, debido a la gran cantidad de aplicaciones a las que el omega 3 va dirigido:
4 Por un lado, se deberían probar diferentes tipos de antioxidantes a diferentes dosis, tanto naturales como seminaturales, hasta dar con el producto que más estabilidad proporciona al omega 3.
4 Por otro lado, de cara a las diferentes aplicaciones, era importante también tener en cuenta no sólo el producto que mejor estabilidad da al omega 3, sino cuál iba a ser la aplicación final del omega 3: alimentación, cápsulas, farmacia, entre otras.
Una vez llevadas a cabo las diferentes pruebas en los laboratorios, se identificó qué antioxidante daba mejores resultados en general así como qué antioxidante era apto para cada aplicación final.
De esta manera, se lanzaron al mercado ya hace más de dos años los siguientes productos:
4 Ecoflax: omega 3 de origen vegetal, concretamente de semilla de lino. Rico en ácido linolénico, más conocido como ALA. En éste, se trata además de un producto ecológico.
4 Biomega-Tech Fish: omega 3 de origen pescado, con diferentes proporciones entre EPA y DHA. Los orígenes más comunes de los que disponen son el 18:12, que es el más reconocido en el mercado, cuyo origen es el atún, con un mayor porcentaje en DHA y el de origen salmón, que presenta aproximadamente la misma composición en cada uno de los ácidos grasos.
4 Biomega-Tech Algae: omega 3 de origen vegetal, concretamente de algas, y que a diferencia del Ecoflax, en su composición sólo incluye el ácido graso DHA.

Microencapsulación
La microencapsulación resulta una forma eficaz de proteger sustancias activas frente a agentes agresores externos, evitando su oxidación, fotodescomposición o hidrólisis.
También se utiliza para evitar pérdidas de compuestos volátiles, para separar  dos  sustancias incompatibles que deben incorporarse en un mismo preparado, para evitar sabores desagradables, para proteger  a una sustancia activa frente a los jugos y enzimas digestivo produciéndose su liberación  del sistema en una zona localizada del tracto gastrointestinal, o para prolongar la liberación de la sustancia activa  durante todo su recorrido por el tubo digestivo favoreciendo que su absorción e incorporación al organismo se produzca de forma paulatina y continua. Por todos estos motivos, la microencapsulación resulta una estrategia de gran aplicación en tecnología de los alimentos.
En el caso BTSA, están trabajando con la microencapsulación, no sólo para mejorar su sabor y olor de cara a su incorporación a productos finales, sino también de cara a su estabilidad frente a los procesos industriales usados comúnmente en todos los tipos de industria con los que la empresa trabaja.
Se han desarrollado diferentes técnicas de microencapsulación:
-Microencapsulación por coacervación compleja.
-Microencapsulación por evaporación del solvente.
-Spray-dried.
Como es sabido, para la técnica de la microencapsulación resulta especialmente importante la selección del material transportador. Se ha trabajado con polímeros naturales y con grasas de uso alimenticio.
Una vez hechas las pruebas con los diferentes materiales transportadores y elegidos el/los más adecuados, se ha procedido a la caracterización de los sistemas multiparticulares obtenidos determinándose:
-Tamaño y propiedades reológicas (fluidez, plasticidad…).
-Carga en ingrediente activo.
-Capacidad de protección frente a agentes medioambientales.
-Mecanismo de liberación del ingrediente activo transformación del omega 3 líquido en un producto en polvo por absorción.
Otra de las peticiones más comunes de la industria alimentaria, fue el desarrollo de un omega 3 altamente estabilizado pero esta vez en forma de polvo.
El problema que puede presentar la microencapsulación para algunas empresas es su alto valor económico, por lo que la empresa se vio en la necesidad de desarrollar un producto con buenas características a la hora de ser aplicado en el producto final, así como con valor económico inferior a los microencapsulados.
BTSA tiene una amplia experiencia en la técnica de adsorción de productos oleosos en diferentes soportes, ya que lleva ofreciendo antioxidantes en dicha presentación desde hace más de 10 años.
A la hora de desarrollar los omega 3 “PV”, no sólo tuvieron que partir lógicamente de un aceite lo más estabilizado posible, sino que además debían tener de nuevo en cuenta las numerosas aplicaciones a la hora de elegir el soporte más adecuado en cuanto a estabilidad, facilidad de aplicación, etc.
De esta forma, se fueron probando diferentes soportes hasta dar con los que mejores características organolépticas presentaban, así como los que más facilidades de manejo para el cliente tenían.
Después de varios meses de pruebas de estabilidad oxidativa, tanto acelerada como a temperatura ambiente, la empresa apostó por los siguientes productos:
-Ecoflax/Biomega-Tech PVs, en los que el soporte elegido es el gel de sílice. Dado su gran poder de adsorción, permite disponer de un producto en polvo, de perfectas características organolépticas,  con un contenido en aceite de hasta el 65%. Estos productos son aptos principalmente para su uso en medios oleosos.
-Ecoflax/Biomega-Tech PVm. En este caso, el soporte elegido es la maltodextrina. BTSA dispone de un producto en polvo con un contenido en aceite del 30% y que es apto fundamentalmente para las aplicaciones donde se necesiten productos acuosos.

Otros derivados de omega 3
Actualmente, BTSA se encuentra también trabajando en el desarrollo de concentrados de EPA y DHA, de acuerdo a los requerimientos del mercado.
Gracias de nuevo a la amplia experiencia en la Destilación Molecular en Trayecto Corto, la idea es suministrar al mercado productos con diferentes ratios de EPA: DHA principalmente en forma de triglicéridos, ya que son mucho más biodisponibles que los que actualmente se encuentran en el mercado, que en su mayoría se encuentran en forma de etil y metil ésteres.
De la misma manera que se ha hecho con los productos anteriores, se trata de sacar tanto productos líquidos como productos en polvo y microencapsulados, haciendo de nuevo hincapié en las necesidades del mercado y de los clientes y colaboradores.

 

Publicado en Tecnifood Nro. 60

Noticias relacionadas

Deja un comentario