Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Ishida mejora la velocidad y exactitud del pesaje

Léalo en 3 - 4 minutos
Léalo en 3 - 4 minutos

Ishida, compañía especializada en pesadoras multicabezales, ha instalado una de sus máquinas con tornillo sinfín en el primer productor de pollos para barbacoa de Alemania y está consiguiendo enormes mejoras en la velocidad y exactitud con que se pueden pesar los pegajosos trozos de pollo marinado.
El pollo premarinado es un producto que requiere las ventajas de la manipulación automatizada, especialmente debido a que se vende en grandes cantidades en las épocas más calurosas del año. Sin embargo, el producto es tan pegajoso que se resiste a los intentos para pesarlo y envasarlo de manera eficiente y rápida.
Stolle GmbH & Co.KG of Visbek, en la Baja Sajonia, es el productor alemán líder de pollo listo para la parrilla. La compañía procesa pollo fresco y congelado en una gama de productos, incluyendo escalopes marinados y filetes de pechuga.
La empresa buscaba algo más exacto que el sistema semiautomático lineal de pesaje que habían estado utilizando y que pudiera dar velocidades mayores que 20 pesajes al minuto, lo que no era suficiente para satisfacer la demanda.
La solución de Ishida fue su báscula con tornillo sinfín, diseñada para manipular productos que ofrecen resistencia al movimiento. Parte de la Serie R de Ishida, este modelo de 14 cabezales está equipado con tornillo sinfín y está fabricado de acero inoxidable a diferencia de los alimentadores vibradores convencionales para cada cabezal de pesado.
El producto cae desde la mesa de dispersión de la parte superior de la báscula hacia los tornillos. Estos giran suavemente, empujando el producto hacia las tolvas de la báscula de manera controlada. La sección cruzada redondeada de los tornillos y la flexibilidad de su estructura en espiral asegura que el pollo no se aplaste ni se dañe.
Unas ayudas adicionales para hacer que el producto siga moviéndose son las resistentes tolvas de plástico antiadherente que están equipadas con recogedores para evitar la acumulación del producto.
Además, la báscula de tornillo sinfín, con sus piezas de contacto por elevación y caída, y su carcasa impermeable, que es perfecta para lavar con agua, hace posible una excelente higiene con paradas mínimas. “Debido a que trabajamos con productos marinados“, explica Norbert Toben, director técnico de Stolle, “el diseño de la báscula es una particular ventaja“.

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas