Vanguardia Tecnológica

Ver novedades

Las Bebidas Alcohólicas ante un momento delicado

Léalo en 5 - 7 minutos
Léalo en 5 - 7 minutos

Un total de 235 millones de litros: es la cifra que indica el volumen de las bebidas espirituosas que se comercializaron en nuestro país en el año 2011. Esta cifra implica un descenso del 8% con respecto al ejercicio del 2010, y está directamente relacionada con el retroceso en el consumo de este tipo de bebidas en España, que ha alcanzado el 14%. El descenso se ha acusado muy especialmente en el sector hostelero: el cambio de hábitos de los españoles por causa de la crisis económica tiene mucho que ver con este hecho. En este sector se ha apreciado un descenso del 9,18%, mientras que el consumo en el hogar también ha descendido a 44 millones de litros (un 7,5% menos que en el año 2010), rompiendo la tendencia de subida que se venía observando en los pasados años.
Los productores están además muy preocupados por la subida de los impuestos especiales, que augura tiempos aún más difíciles para el sector, Según Bosco Torremocha, director ejecutivo de FEBE, esta medida supondría “un golpe definitivo para muchas empresas del sector, principalmente pequeñas y medianas empresas familiares muy golpeadas por la crisis y que, en muchos caso, se verán obligadas a cerrar con la consiguiente destrucción de puestos de trabajo”. Sin embargo, lejos de amilanarse, la Federación indica que hay que afrontar las malas condiciones; y para ello ha propuesto a los fabricantes y distribuidores cinco puntos, destinados a conseguir levantar las ventas y la producción:
– Defender el patrón de consumo mediterráneo basado en el consumo en hostelería, ligado a las relaciones sociales, al disfrute y a la moderación, clave para el turismo, actual motor de la economía española, promoviendo el consumo responsable.
– Una apuesta por un consumo de calidad, por la innovación, por las gamas premium de producto y por proseguir la búsqueda de nuevos mercados exteriores.?
– Mantener los puestos de trabajo y evitar en lo posible la destrucción de empleo asociado a nuestro sector.
– Mantener el peso de las marcas frente a la marca del distribuidor. El mercado español de bebidas espirituosas se caracteriza por ser eminentemente marquista.
– FEBE también apuesta por la colaboración en la lucha contra el fraude que suele ir aparejado con las crisis económicas.

El sector, por categorías
Según datos facilitados por la consultora SymphonyIRI y recabados a finales de mayo de 2012, en el último ejercicio el sector de bebidas alcohólicas facturó un total de 889,3 millones de euros, sumando las categorías de whisky; anís, pacharán y aguardientes; ron, ginebra, tequila y vodka; licores y cremas; y brandy, coñac y armañac.
Un año más el whisky es la bebida preferida de los españoles, siendo su facturación de 289,5 millones de euros y su volumen de ventas de 22 millones de litros. El siguiente puesto es para el ron (172,4 millones de euros y 13,2 millones de l), seguido de la ginebra (114,8 millones de euros y 8,6 millones de l), el brandy (80,1 millones de euros y 9,5 millones de l), los licores (57,8 millones de euros y 5,8 millones de l), el vodka (49,4 millones de  euros y 6 millones de  l), el anís y otras bebidas anisadas (34,2 millones de euros y 4,2 millones de l), las cremas (34 millones de euros y 2,9 millones de l), los cócteles (29,4 millones de euros y 3,3 millones de l), el pacharán (11,8 millones de euros y 1,3 millones de l), los aguardientes y bebidas de alta graduación (10,5 millones de euros y 944.729 l), el tequila (4,2 millones de euros y 283.123 l) y finalmente, el grupo del coñac, armañac y calvados (891.388 euros y 25,742 l).
En porcentajes, el whisky comprende el 32,5% de las ventas en euros; el ron, el 19,3%; la ginebra, 12,9%; el brandy, 9%; los licores, 6,4%; el vodka, 5,5%; el anís y bebidas anisadas, 3,8%; las cremas, 3,8%; los cócteles, 2,7%; el pacharán, 1,3%; los aguardientes y bebidas de alta graduación, 1,1%; el tequila, 0,4 %; y el grupo de coñac, armañac y calvados, 0,1%.
Con respecto al año anterior, se ha apreciado un descenso en la facturación en prácticamente todas las categorías. Las ventas de whisky en valor han descendido un 4,3%; las de ron, un 1,5%; brandy, 2,4%; licores, 7%; vodka, 0,2%; cremas, 7,3%; cócteles, 19,4%; pacharán, 5,6%; y coñac, armañac y calvados, 7%.
Por el contrario, las bebidas que han visto incrementar su facturación han sido la ginebra, con un espectacular 14,7% de diferencia con respecto al ejercicio anterior; el anís y otras bebidas anisadas, con un discreto 0,3% más; los aguardientes y bebidas de alta graduación, cuyas ventas en valor han aumentado un 1,9%, y el tequila, que sube un importante 9,5% en comparación con el año precedente.

 

Tiene a su disposición el informe completo en la edición impresa de la revista Tecnifood núm.84 (noviembre/diciembre de 2012).

 

Enlaces relacionados:


Las bebidas alcohólicas apuestan por el segmento premium


Vinos y cavas, el consumidor apuesta por la calidad


Tapas y tapones, pequeños elementos, grandes soluciones


Newton Freire nombrado director general de Diageo Iberia

 

Mostrar comentarios (No hay comentarios)

Deja un comentario

Noticias relacionadas