Pesadoras multicabezales: multiplican su eficiencia

Ante las nuevas exigencias del mercado se precisa, cada vez, de mayor velocidad y precisión en el proceso de pesaje. En este sentido, la industria de la alimentación ha encontrado en los nuevos modelos de pesadoras multicabezales una solución basada en un sistema automático, que combinado con la programación de un software, brinda el peso exacto de los productos a envasar

Las pesadoras multicabezales se diseñaron para lograr un valor exacto de forma automática, y parten del principio de funcionamiento por asociación. El sistema consta de un número determinado de recipientes de pesaje que oscila entre los ocho y dieciséis que, llenados de forma aleatoria, transmiten el peso que contienen. Además, cuentan con un microprocesador, que se encarga de seleccionar las diferentes balanzas, para obtener el peso deseado.
Las pesadoras multicabezales ofrecen una solución en el dosificado, ya que brindan un pesaje preciso, rápido y flexible. La máquina fracciona el producto en pequeños grupos, que son procesados en diferentes básculas y mediante un sistema computarizado se obtiene la mejor combinación entre tres o más recipientes.
Este tipo de pesadoras ha evolucionado y presenta diversos diseños que varían, de acuerdo al volumen y el tipo de alimento a procesar. Pueden ser combinadas o circulares.
La innovación de estos dispositivos en la industria alimentaria ha contribuido de manera significativa en el incremento de la velocidad del proceso del pesaje, en la organización del sistema de distribución adaptados al producto, con el proceso de envasado y como consecuencia, son un elemento que favorece la productividad.
Estas maquinas constan de un receptáculo de entrada que tiene la salida de producto hacia los canales de alimentación. El grupo de pesaje y cómputo incluye: un recipiente de construcción cilíndrica con sistema de descarga de producto mediante el desplazamiento lateral del recipiente, provisto de un cierre deslizante para facilitar el desprendimiento del producto, evitar desgastes y ruidos en el proceso.
En la actualidad, el sector de las multicabezales está muy consolidado técnicamente, que trabaja constantemente en mejorar las prestaciones, incorporando novedades que mejoran el funcionamiento y la manipulación de los alimentos en el proceso de pesaje y envasado.
Las novedades que presentan las empresas son pesadoras que ofrecen soluciones para alimentos sólidos, húmedos o pegajosos, para cargas pequeñas o grandes, con la incorporación de diferentes dispositivos que facilitan la manipulación.

Automatización del proceso

Los instrumentos de pesaje de funcionamiento automático, tiene por finalidad determinar la masa de un cuerpo mediante la utilización de la acción de la gravedad sobre este, según se define en la Directiva 2004/22/CE anexo MI-006.
Asimismo, la norma especifica la definición de instrumento de pesaje de funcionamiento automático, como aquel que determina la masa de un producto sin la intervención de un operario y sigue un programa predeterminado de procesos. Dentro de esta categoría se considera la seleccionadora ponderal automática, que especifica la masa de cargas discretas previamente reunidas (por ejemplo, preenvasados) o cargas individuales de material suelto.
También se considera la aptitud del sistema, motivo por el cual se deberá disponer de los medios adecuados para limitar los efectos de la inclinación, carga y caudal de funcionamiento. De esta manera, se asegura que los errores máximos permitidos no superen las condiciones de funcionamiento normal.
En cuanto a la operatividad de estos dispositivos, la directiva contempla que, la interfaz de control manejada por el operario deberá ser clara y poseer un dispositivo de puesta a cero, para que el instrumento pueda ajustarse a los márgenes de error máximo permitido durante el funcionamiento normal. 

Proceso de pesaje
Para generar el desplazamiento del producto, están los vibradores montados de forma circular, que transportan el producto en dosis exactas hacia los recipientes de pre-carga, de donde, posteriormente, suministrarán producto al plato de pesaje.
El sistema de pesos asociados se obtendrá, mediante la combinación de recipientes y la dosificación exacta de producto. Finalmente, será descargada y conducida por las tolvas de caída, al punto central de la máquina.
Para programar el proceso, este tipo de pesadoras suelen incorporar un software, que cumple con la función de contadoras de piezas para productos muy variados, cuya dosificación exige una cantidad exacta.
La operación de las pesadoras multicabezales se suele realizar a través de 50 o 100 programas, dependiendo del modelo, que especifican los valores del peso de producto a envasar. Una vez realizada esta etapa, se pasa al proceso simplemente pulsando el botón de marcha.
Una de las ventajas de las pesadoras multicabezales, es que en caso de avería o limpieza, se puede excluir uno o varios grupos completos de pesaje del ciclo operativo, sin alterar el funcionamiento del sistema.
Las aplicaciones en la industria de la alimentación son muy variadas: galletas, productos congelados, precocinados, caramelos, patatas, zanahorias, frutos secos y pasta de sopa, entre otros. El dispositivo es muy práctico para todos los productos cuyo peso unitario sea elevado, o muy diferente entre sí, y deban envasarse en paquetes de un peso total exacto.
Operación del sistema
La programación del software se manipula mediante un sistema de control que consta de una pantalla táctil y que contiene una memoria de aproximadamente 100 programas.
La maniobrabilidad a través de esta herramienta es sencilla ya que, basta con pulsar el botón digital que corresponda entre las distintas opciones, para que automáticamente queden memorizadas en su actual programa de trabajo.
La conexión es simple ya que consta de un cable que va hacia la máquina y posee, por lo general, una impresora para poder obtener los datos de la producción. Además, el diseño de iconos gráficos hace mucho más fácil la programación.

Sistema de tornillos giratorios
Las empresas dedicadas a la fabricación y distribución de pesadoras multicabezales, pertenece a un sector en pleno crecimiento, ya que cada año, presentan un nuevo modelo que supera al anterior  y se enfrentan a la alta inversión que supone esta tecnología.
La compañía CIMA S.A. está especializada en maquinaria de proceso, envase y embalaje de productos sólidos en diferentes sectores de la alimentación, en España comercializa y distribuye las pesadoras  Ishida, una marca indisolublemente vinculada a las multicabezales.
La nueva serie R de Ishida ofrece más combinaciones de pesaje, reducen los errores y aumenta la eficiencia. La innovación de este modelo es la mejora del filtro digital, lo que le permite hacer las tres combinaciones por ciclo y también el sistema antivibración.
Asimismo, Ishida ha ampliado su gama de soluciones para el pesado y envasado de productos frescos pegajosos con la introducción de una nueva línea de pesadoras multicabezal alimentadas por tornillo sinfín, que permite la manipulación totalmente automática de este tipo de productos.
Este nuevo modelo es particularmente adecuado para carnes, aves, pescados y mariscos, productos que no pueden ser desplazados por vibración de la cinta transportadora o en los que la alimentación manual no resulta viable económicamente.
 El diseño de alimentación por tornillo sinfín de Ishida utiliza la configuración circular habitual de las pesadoras multicabezales pero se distingue por incorporar tornillos sinfín giratorios, en lugar de los canales de alimentación radiales utilizados tradicionalmente.
Se han diseñado dos modelos, de multicabezales con alimentación por tornillo sinfín, uno de ellos trabaja a una velocidad máxima de 80 pesadas por minuto con tolvas metálicas antiadherentes de 3 litros accionadas por motores paso a paso, resulta idónea para aplicaciones con trozos grandes y pesos más elevados, incluidos los productos con hueso.  El segundo, incorpora tolvas de 1,5 litros con rascador de plástico accionadas neumáticamente, con una velocidad de hasta 60 pesadas por minuto. Ambos modelos utilizan el exclusivo software de cálculo de la serie R de Ishida.
El sistema cuenta con una unidad de control remoto (UCR) de manejo sencillo, que facilita la configuración y los cambios de producto para reducir al mínimo los tiempos de parada, y proporciona además información detallada sobre la producción.

Ajustes en bandeja
La compañía CIMA presenta, además, otro producto de Ishida la pesadora-agrupadora, que permite a los envasadores trabajar eficientemente con una única pesadora multicabezal para optimizar la disposición y presentación del producto en bandejas.
De esta manera, los operarios pueden ajustar manualmente el contenido de las bandejas antes de su sellado, a velocidades típicas (con ocho operarios) de 50 envases por minuto y con un exceso de producto inferior a 1 g por envase.
El producto pesado con precisión es transportado rápidamente a una de las estaciones de trabajo (hasta un máximo de ocho).  Allí, un operario lo transfiere a una bandeja, lo dispone estéticamente y coloca la bandeja en la cinta transportadora de salida para su sellado, etiquetado y comprobación.
 La novedad de la pesadora-agrupadora, diseñada para cualquier alimento fresco o congelado reduce la mano de obra hasta un 60%, dispone de un panel de mando de manejo sencillo que permite controlar el rendimiento de cada operario y cada turno.
La pesadora-agrupadora de Ishida es ideal para productos que deben ser dispuesto o ajustado manualmente en las bandejas llenas para lograr una presentación de alta calidad.
Entre las opciones de la pesadora-agrupadora figuran tolvas especiales con rascadores, para evitar que el producto se adhiera a las compuertas, eficaz para la higiene en sectores como el cárnico y aves.

Productos húmedos

Debido a que las necesidades de pesaje difieren entre productos, hay líneas también  diseñadas para manejar productos húmedos o alimentos secos, lo cual implica un desempeño optimizado y un costo razonable en cada necesidad.
La empresa Marel Food Systems, proveedor global de equipamientos y sistemas de procesado de alimentos, trabaja la línea de  pesadoras multicabezales Scancombination, que se caracterizan por la rapidez y automatización. Recogen un flujo estable de productos que son introducidos en las tolvas de almacenaje, en distintas porciones a través de los vibradores.
Según Marel, se distinguen de su competencia ya que, sus pesadoras están diseñadas especialmente para la industria de alimentos húmedos, pues no fabrican o trabajan  máquinas para la industria de alimentos secos. El beneficio de trabajar con la industria de alimentos húmedos es que las pesadoras se puedan limpiar fácilmente. La máquina esta diseñada sin superficies horizontales y es posible a desmontar todas las tolvas, vibradores y sistema de salida sin el uso de herramientas, lo cual garantiza un nivel de higiene muy alta.

Vibradores automáticos

El sistema Scancombinator controla la potencia y frecuencia enviada a los vibradores de alimentación, asegurando que éstos siempre opera al mismo nivel, a través de un sistema de autocalibración de las mismas; también garantiza que las pesadoras no pierdan capacidad de producción con el tiempo y entre sus revisiones. 
En cuanto a los alimentadores vibrantes, siempre funcionan a plena capacidad y ofrecen una gran precisión de procesamiento, con tolvas de almacenamiento y pesada que tienen esquinas de radios grandes y no tienen accesorios debajo, de modo que, es difícil que se alojen las bacterias. El material es totalmente de acero inoxidable de alta durabilidad. Los productos pueden mezclarse o elegir uno para pesar una porción individual.
Esta pesadora se pueda conectar a cualquier envasadora en el mercado igual, lo cual es señal de la fácil integración en la línea de proceso que tiene la Scancombination. Además, se adapta a las zonas dedicadas a productos diferentes o para hacer mezclas, por ejemplo, para paella.
El sistema Scancombinator distribuye por ejemplo, dados de jamón, por los alimentadores vibrantes en los depósitos de almacenamiento, el peso exacto se logra luego con las tolvas de puntos destacados y reducen el sobrepeso con  un packaging más preciso. En el siguiente paso, los thermo pack terminados y llenos del alimento, están listos para el envasado final. Los envoltorios pasan por una balanza comprobadora Scancheck RF5, que detecta y rechaza aquellos paquetes que contengan cualquier metal o se desvíen del peso establecido, quedando el producto listo para la venta.
El núcleo de la línea de envasado de  Scancombinator de Marel tiene una alta capacidad dado que permite: introducir, mezclar, pesar, repartir y empaquetar, los productos en lotes de cualquier tipo de formato: bandeja, thermo pack, bolsa, lata, cristal, caja, cubos plásticos e incluso trabajar con alimentos como tortas o bocadillos.
Los sectores de la industria de la alimentación para los cuales trabajan son pescados, carne, aves, lácteos y, sobre todo, empresas dentro de estos sectores que se dedican a  fabricar platos precocinados.
La característica de Scancombination es la alta capacidad sin paradas, las líneas son capaces de producir hasta 7.000 envases en una hora, y, por eso, una parada puede tener graves consecuencias.

Pantalla táctil

La manipulación de los programas de Scancombinator  se realiza a través de la  interfaz de usuario fácil de utilizar, la pantalla táctil en color y de alta calidad, la  limpieza sencilla, una estructura robusta de acero inoxidable, construida para durar y segura.
La pantalla táctil de 12 pulgadas y en color, facilita el uso  del sistema, lo que  ayuda a evitar cualquier error del operador y es compatible con Internet. La interfaz de usuario puede proporcionar también datos estadísticos completos con tecnología de AFA (Automatic Feeder Adjustment), patentada por Marel, cuenta con alimentadores vibrantes que pueden ser ajustados automáticamente por el operador en menos de 5 minutos y sin asistencia de técnicos. De esta manera,  garantiza unos costes de mantenimiento reducidos.

Sustancias pegajosas
Debido a la elevada pegajosidad de ciertos productos, la mayoría de sus sistemas de pesado eran manuales o se basaban en un diseño lineal en el que los operarios debían controlar el suministro y el flujo de producto.
La empresa T-Pack que se dedica al sector de la industria de la alimentación en sus procesos de pesado, transporte y envasado, representa a Multipond en distintas versiones de pesadoras multicabezales, que procesan de forma automática productos adherentes como, por ejemplo, carne, aves y pescado, frescos o adobados, evitando que se pierdan excedentes que se pegan en las máquinas.
La firma Multipond Wägetechnik GmbH es una filial de distribución de Atoma GmbH, que fabrica pesadoras automáticas para la industria de embalajes desde 1963 y ofrece una solución  que protege al producto, es fácil de limpiar y se presenta como novedad, esta año en la Anuga FoodTec 2009 de Colonia.El dispositivo esta dotado de una sección especial de la superficie del distribuidor y los canales de dosificación que, colocados en forma radial, permiten mejorar, de manera considerable las características del transporte de productos de la pesadora.
La sección escalonada minimiza la superficie de contacto entre el producto y el canal distribuidor, lo que supone una adherencia del producto muy baja. Esta sencilla pero efectiva solución no requiere ningún tipo de instalación adicional para el transporte controlado de ese tipo de productos. De este modo, el producto protegido de la vibración habitual de los canales de dosificación, no queda expuesto a ninguna influencia mecánica adicional.
La gran ventaja de esta tecnología de superficies es de mucha utilidad en el pesaje de aves, carne, pescado, surimi y diversos componentes precocinados.
En Anuga FoodTec 2009 se expodrá una pesadora Multipond de la más reciente generación del tipo MP 14-1000/400-H en esta presentación específica de productos. La pesadora de 14 cabezales es apta para pesar pesos de hasta 1600g con exacta precisión.
Dependiendo de la versión de las piezas que guían el producto, este tipo de pesadoras son adecuadas para variadas gamas de aplicación como confitería, carne, pescado, productos congelados, componentes de menús preparados, comida cruda, aperitivos, té y especias. Además, permite realizar cambios de producto en cualquier momento sin gran esfuerzo.

Cargas pequeñas
Además, T-Pack ha presentado en ProSweets 2009 la novedad MP 28-400/400-A de Multipond, la cual alcanza 450 pesajes por minuto, es una pesadora de combinación compacta es la solución perfecta para áreas de producción de altura limitada. Los pequeños boles de pesado (0,4 litros), diseñados especialmente para este artefacto, permiten pesar los pesos de carga nominal más bajos (<1g), así como pesos de carga nominal de hasta 200 g.
Por lo tanto, es perfecta para pesar pequeñas porciones como pueden ser las bolsas pequeñas en la producción de dulces, confites o componentes del sector de las sopas preparadas.
La pesadora MP 28-400/400-A consta de 28 cabezales y funciona según el principio de combinación de cantidades parciales. A través de un monitor  controla y se maneja la pantalla táctil.

Alimentos sólidos
Las pesadoras multicabezales de Tecse, son algunas de las variedades de las prestaciones de envasado y dosificado que trabaja la compañía y están indicadas para dosificar productos sólidos regulares e irregulares con cadencias de más de 50 descargas/min.
En la mencionada línea presentan máquinas con 10, 12, 14, ó 16 vasos. El material de los recipientes y de la máquina está en general realizado en acero inoxidable, especialmente aquellas partes que tienen contacto con el producto.
Además, el material de la pesadora  puede variar dependiendo del alimento a envasar. Los dispositivos disponen de una memoria con 40 programas diferentes, con funciones como la tara automática o puesta a cero del vaso cada X pesadas, estas realizan también el cálculo estadístico, incluyendo desviación estándar de las 100 últimas pesadas.

Dulces y confitería
Makpack Guirafa Packaging distribuye  pesadoras para líneas completas de producción del sector alimentación, y representa en exclusiva en España a las compañías Newtec (Dinamarca) y  Valka (Islandia).
En la actualidad, las pesadoras multicabezales Makpack en el mercado se diferencian de otras de gran precisión por  la delicadeza en el trato de cualquier tipo de producto durante el proceso.
El sector está experimentando un crecimiento debido a la expansión de las exportaciones. El mayor y más importante reto al que se enfrenta día a día es el cuidado extremo del alimento,  el tratamiento gentleman, como se le denomina en el sector.
Los sectores para los que trabaja Makpack son múltiples, sin embargo, los últimos meses han apostado principalmente por el sector dulces y confitería de la mano de marcas representativas del sector.

Pasando del fresco al congelado
La compañía Weighing Machines es fabricante de pesadoras multicabezales destinadas a obtener pesos exactos en los productos de ventas. Los dispositivos que producen poseen un alto grado de estanqueidad contribuyendo a una gran fiabilidad en el pesado, obteniendo el mejor precio-calidad del mercado y máquinas silenciosas accionadas por servomotores.
La serie MP 12-14-16 tiene un diámetro de estructura compactado a fin de reducir el tiempo de carga, cuenta con un vibrador circular potente y recipientes de tolvas con radios de pliegue. La otra versión de Weighing es la MPS series 10-14-16, sirve para todo tipo de productos, tienen la opción de elegir recipientes de doble tapa de 8 litros, además posee un cono central giratorio programable, que incluye la posibidad de mezclar productos.
En cuanto a la de MR series 8-10-12-16   procesa todo tipo de productos de hasta 65 mm de longitud y los rangos de dosificación varía entre 15, 1.000 g y hasta 2.500 g.
Además, la empresa trabaja con pesadoras lineales MCS series 8-12-14-16, es una pesadora semiautomática para productos adherentes, delicados o de carga fácil

Clasificadora de embutidos
Tavil que se dedica a ingenieria de encajado y equipos de manipulación de cárnicos, ha desarrollado un sistema integral para el llenado de cajas a peso unificado (todas con el mismo peso), el cual mediante una PCI, pesa y calcula combinaciones a partir de 16 básculas independientes en paralelo y no radiales.
Durante el proceso, se llena automáticamente las cajas a ambos lados, vaciando las bandejas con las piezas elegidas en cada combinación. La ventaja es que brinda la posibilidad de clasificar los productos en un margen de peso determinado.
Además, este tipo de pesadora combinada permite seleccionar el número de unidades por caja, permite pesar embutidos curados, productos frescos o congelados en longitudes y diámetros diferentes. La velocidad que imprime al proceso de trabajo permite procesar hasta 600 paquetes la hora.

 

Comercialización de instrumentos de pesaje

Mediante la Directiva 2004/22/CE, de 31 de marzo de 2004, se establecen los requisitos técnicos y metrológicos necesarios para la comercialización y puesta en servicio de diversos instrumentos, entre ellos de pesaje de funcionamiento automático. La norma incorporada en el Derecho Interno del Estado Español es válida para todos los países del entorno económico europeo.
Se contempla en la norma la conformidad de los instrumentos de pesaje de funcionamiento automático con los requisitos esenciales definidos en el anexo I que se comprobará mediante algunos de los módulos para la evaluación de la conformidad establecidos por la Decisión del Consejo 93/465/CEE, de 22 de julio de 1993. En el anexo MI-006 de la Directiva 2004/22/CE, se establecen los métodos de evaluación de la conformidad de los instrumentos de pesaje de funcionamiento automático.El anexo MI-006 se detalla los cinco grandes grupos en los que se pueden clasificar los instrumentos de pesaje de funcionamiento automático: seleccionadoras ponderales automáticas,  instrumentos gravimétricos de llenado de funcionamiento automático, totalizadores discontinuos, totalizadores continuos y básculas puente de ferrocarril.En cada uno de estos cinco grupos se encuentran definidas las características de funcionamiento requerido y sus correspondientes valores críticos de funcionamiento: categorías primarias y/o en clases de precisión, campos de medida, errores máximos permitidos (por categoría y/o clase de precisión), desviación típica máxima admisible, escalones de verificación, campo de medida (en función de la categoría y/o de la clase de precisión), funcionamiento bajo condiciones de influencia, entre otras.

 

Publicado en Tecnifood Nro. 62

Noticias relacionadas

Deja un comentario